jueves, 8 de octubre de 2015

Reunión anual de especialistas en cáncer de laringe en Ciudad Real

Otorrinolaringólogos de toda la región analizan en Ciudad Real los avances en diagnóstico y tratamiento del cáncer de laringe

Un diagnóstico precoz que permita aplicar técnicas para preservar la voz y el tratamiento multidisciplinar son las mejores herramientas para mejorar la calidad de vida del paciente con cáncer de laringe, así como el pronóstico de la enfermedad.

El 90% de los casos de cáncer de laringe están relacionados con el tabaquismo.


Ciudad Real, 2 de octubre de 2015.- El Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR), dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, acoge durante este fin de semana la XX Reunión de la Sociedad castellano-manchega de Otorrinolaringología para analizar los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de laringe y la poliposis nasosinusal.

El cáncer de laringe en España tiene una incidencia media alta con respecto a otros países del mundo, con una tasa de 7.8 por 100.000 habitantes. En el último año se diagnosticaron en nuestro país 3.737 nuevos casos  de los que corresponden 3.441 a hombres y 295 a mujeres. De ahí la importancia de “actualizar conocimientos sobre esta patología, así como incidir en medidas para un diagnóstico temprano y el tratamiento multidisciplinar de la enfermedad, explica Miguel Ángel Alañón, jefe de Otorrinolaringología (ORL) del Hospital de Ciudad Real y responsable del equipo organizador del evento.

En el caso de Ciudad Real, la incidencia del cáncer de laringe se ha mantenido en los últimos cinco años en una posición media-baja con respecto a la media nacional, siendo de 3,3 casos ala año por 100.000 habitantes para varones y 0,2 por 100.000 en mujeres, añade Alañón.

La laringe tiene funciones muy importantes en la vida como permitir hablar, comer y respirar. Cuando la laringe es afectada por un cáncer se verán alteradas en mayor o menor medida cualquiera de estas funciones. Dependiendo de la localización o sitio de implantación del tumor y sus dimensiones el pronóstico y el tratamiento es diferente.

Por ello, es importante trabajar en la prevención, ya que “aproximadamente el 90% de los casos de cáncer de laringe están directamente relacionados con el tabaquismo”, según explica el jefe de ORL. No obstante, existen otros factores de riesgo que se asocian con esta patología como son el alcohol, la papilomatosis laríngea crónica, la inhalación de diversas sustancias químicas y la irritación crónica por reflujo de ácido gástrico, entre otras.

En la actualidad, con los avances en el campo de la Otorrinolaringología se buscan nuevas fórmulas de diagnóstico precoz, que permite aplicar técnicas para preservar la voz, mejorando la calidad de vida del paciente, así como mejorar el pronóstico de esta enfermedad, concluye Alañón.

A día de hoy, el mejor tratamiento sigue siendo la detección temprana del cáncer y el tratamiento multidisciplinar. Con este objetivo desde el Hospital de Ciudad Real “se están promoviendo activamente la integración y la comunicación del otorrinolaringólogo con diferentes especialidades, especialmente Medicina de Familia y Comunitaria, Oncología, Radiología, Medicina Nuclear, tratando de conseguir una mejora en la calidad y supervivencia de nuestros pacientes”, explica el responsable del servicio de Otorrinolaringología.

Tumores benignos

Otro de los temas analizados en esta reunión anual de la especialidad, organizada por el servicio de ORL del Hospital de Ciudad Real y que ha congregado a más de un centenar de expertos, es la poliposis nasosinusal, unos tumores benignos que afectan al interior de la nariz y senos paranasales.

La Otorrinolaringología ha avanzado de forma vertiginosa en el diagnostico y tratamiento de esta enfermedad, beneficiándose de los últimos avances tecnológicos como fibras ópticas,  microcámaras o reconstrucción de modelos en 3D del propio paciente antes de la cirugía y/o tratamiento, que “nos permiten localizar exactamente donde se encuentran las lesiones, con el beneficio que reporta a los pacientes todos estos avances”, explica Alañón.

Esta patología altera de manera importante la calidad de vida del paciente, ya que provoca dificultad para respirar por la nariz, alteraciones o pérdida del olfato (anosmia), alteración en el sabor de alimentos (disgeusia), congestión nasal permanente y mucosidad nasal exagerada.  



Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario