Publicitat

viernes, 19 de octubre de 2018

La dieta mediterránea reduciría un 30% el riesgo de cáncer de mama

  • Pescado, vegetales, legumbres, frutas y aceite tienen un "efecto protector"
  •     El trabajo apunta a que es más beneficiosa que una dieta baja en grasas
Un proyecto de investigación español ha demostrado, por primera vez, que el consumo de alimentos propios de la dieta mediterránea puede reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama hasta en un 30%.

Es una de las principales conclusiones del estudio coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, publicado el pasado mes de agosto en la revista científica British Journal of Cancer y presentado este martes en Madrid.

Realizado en mas de 2.000 mujeres, el estudio revela que el consumo de alimentos típicos de la dieta mediterránea, como pescado, vegetales, legumbres, frutas y aceite de oliva, muestra "un claro efecto protector" en un subtipo de tumor, el triple negativo, que generalmente es más agresivo.

En este sentido, Pollán ha indicado que el elevado consumo de pescado en España podría explicar, así, la baja incidencia de este subtipo de tumor en España -12% de los casos frente al 20% que se registra en otros países del entorno-.

El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes en las mujeres españolas y cada año se diagnostican aproximadamente 26.000 casos nuevos, el 30% de todos los cánceres detectados en mujeres en España.

Mejor que una dieta pobre en grasas

Los investigadores identificaron en la muestra tres tipos de dieta, la denominada 'occidental', que se caracteriza por un alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y bajo consumo de cereales; la dieta 'prudente', basada en un consumo de productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos; y la 'mediterránea', en la que se incluye la ingesta habitual de pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas, aceite y un bajo consumo de zumos y bebidas calóricas.

Una vez analizados y relacionados los tipos de dieta y el desarrollo de cáncer de mama, los investigadores llegaron a la conclusión de que el consumo de alimentos de la dieta mediterránea reduce el riesgo de desarrollar este tipo de tumor hasta en un 30%.

Por el contrario, la dieta occidental, que es la más frecuente en mujeres jóvenes, es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama.

En el caso de la dieta prudente, el trabajo no ha podido constatar que este tipo de alimentación esté relacionada ni con una mayor ni con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, a pesar de ser la dieta que menos grasa contiene de las tres.

El estudio EpiGeicam, que así se llama el trabajo, ha estado coordinado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y financiado por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

El presidente de Geicam, Miguel Martín, ha destacado la importancia de este estudio por su "aplicación inmediata" y ha afirmado que "puede marcar una antes y un después en el cáncer de mama en España".

La AECC ha recordado que el 57% de la población no consume a diario frutas y verduras, un 58% incluye en su dieta bollería, carnes grasas y embutidos de dos a tres veces a la semana y que el 75% no realiza actividad física regularmente.



El 57% de la población no consume a diario frutas y verduras

jueves, 18 de octubre de 2018

El estrés irrita el estoma

Uno de los principales problemas, o quizá esté mejor dicho molestias, para los laringectomizados es, a mi entender, los picores que se producen en el estoma, en el interior del estoma. Al principio, durante los primeros meses, los consideramos más o menos normales y aunque no nos adaptemos a ellos los aguantamos con cierta resignación. Cuando creemos que ya han desaparecido, de pronto, cuando menos lo esperamos, se presentan ahí, sin llamar, y las toses correspondientes se hacen molestas. He llegado a pensar que quizá sea una de esas cosas con las que tendremos que convivir durante toda nuestra vida. Cuando esas molestias van a más es imprescindible acudir al médico, al de asistencia primaria o al otorrino, porque es muy probable que sean consecuencia de alguna infección. A mi me ha ocurrido.

Hace tiempo que llevo pensando que muchos de esos picores que vienen y se van sin sentido se deben a nuestro estado psicológico, a momentos de estrés que nos atacan por donde más débil lo tenemos. He llegado a esta conclusión después de analizar algunos de esos momentos que me han atacado. Este fin de semana creo que ha sido uno de esos.

Ayer domingo, por la mañana, tuve uno de esos momentos sumamente molestos. Estaba haciendo cosas con el ordenador, nada especialmente difícil ni comprometido, y sentí esos fuertes picores con las correspondientes toses. Por más que me miraba el estoma e intentaba limpiarlo no vería nada especial, pero las molestias continuaban. Decidí dejarlo todo y marcharme al gimnasio a sudar un poco. Durante el tiempo que estuve haciendo un poco de ejercicio no sentí la menor molestia. Cuando ando en bici siempre me suele pasar lo mismo, todos los males desaparecen. Estuve una hora escasa. Volví a casa, me asee, y volví a lo que estaba haciendo en el ordenador. En pocos minutos empecé a sentir otra vez las molestias. Sin pensarlo dos veces me vestí y salí de casa. No volví a tener molestias en todo el día. Y sigo sin ellas.

No había razones aparentes para las dichosas molestias. Al menos razones médicas o físicas. Sin embargo se ve que mi mente no estaba al 100%, sea por el trabajo que estaba haciendo o por otras cosas que me hubiesen afectado. Lo que estaba haciendo consistía en organizar diversos vídeos que antes tenía en VHS y que los estoy pasando al ordenador para que no se pierdan. Es un trabajo bastante sencillo pero nuevo para mí y exige cierta dosis de concentración para que todo vaya bien. Hay que usar varios programas para adaptarlos y que no ocupen demasiado dentro del ordenador. Ya llevaba unos días haciéndolo y los problemas y contrariedades siempre salen y se ve que el cansancio, que yo no notaba, se iba acumulando.

Se pasó la tarde con tranquilidad, la noche también la he pasado bien, esta mañana he estado en la asociación recibiendo clases para aprender a hablar y todo ha sido normal, sin la menor molestia de los dichosos picores. No soy psicólogo ni nada por el estilo pero la conclusión que saco es que lo que me molestaba era el demasiado estrés que me producía esa atención constante sobre unos temas que en cierto modo quizá me estaban dominando. Como no ha sido la primera vez que me pasa corté a tiempo y el resultado ha sido bueno. Seguiremos aprendiendo. Cuando algo de esto me pasaba estando trabajando, las molestias se me ponían en la espalda, en la parte superior cerca de los hombros. No había duda, en cuanto empezaba a sentir cargazón en esa parte solo tenía que "levantar el pie del acelerador" y todo se solucionaba. No siempre era tan fácil, pero la solución sabía donde estaba. Ahora creo haber encontrado la solución a esto otro. A ver si es verdad. No voy a dejar de hacer lo que me estaba proponiendo, solo que habrá que dejar tiempo para el descanso.


El estrés ataca lo más debilitado que tenemos

miércoles, 17 de octubre de 2018

¿Cómo prevenir el cáncer de laringe?

Un factor de riesgo es cualquier agente que incrementa el riesgo de padecer una enfermedad determinada; es decir, la persona expuesta a este factor posee más probabilidades de padecer dicha enfermedad.

En la actualidad se conocen factores que parece que poseen una relación con el cáncer de laringe. Y entre ellos destacan: 

  • Tabaco: el consumo de tabaco, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, puros, pipa, tabaco de mascar…) incrementa el riesgo de padecer cáncer de laringe. Este riesgo aumenta a mayor cantidad de tabaco y tiempo de consumo de cada persona.

  • Alcohol: el consumo de bebidas alcohólicas es un factor que aumenta la probabilidad de padecer este cáncer.  Y cuando se asocia al tabaquismo, el efecto perjudicial se potencia en gran medida.

  • Edad: como en la mayoría de los tumores, a edad más avanzada mayor es el riesgo, tanto en hombres como en mujeres.

  • Sexo: los hombres tienen mayor incidencia de cáncer de laringe que las mujeres. Probablemente sea debido a que presentan importante consumo tabáquico y alcohólico, hábitos que en la actualidad  son más frecuentes que en la población femenina.

  • Dietas inadecuadas: existen evidencias que sugieren que dietas pobres en frutas y verduras incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de laringe. Se han implicado déficits nutricionales (falta de vitaminas, minerales…) como posible factor de riesgo. Con frecuencia, los pacientes con alto consumo de tabaco y alcohol tienen mala alimentación y dieta inadecuada.  Aunque es difícil de cuantificar la importancia de este factor.

  • Irritación de la vía aérea: también parecen suponer mayor riesgo para este cáncer diferentes factores que constituyen una agresión o irritación de la zona: (laringitis crónica, mal uso de la voz, reflujo gastroesofágico…).




El alcohol es un factor de riesgo en el cáncer de laringe

martes, 16 de octubre de 2018

Inicio de una nueva etapa

Que la vida es una autentica maravilla, creo que es evidente para todos. La de cosas bonitas que podemos disfrutar estando bien, con alegría, con ganas de disfrutar de las inmensas posibilidades que nos da. Pero esta es la parte bonita.

Por muchos motivos también tenemos que superar inmensidad de adversidades, ya sean laborales, familiares, desengaños, y por supuesto, enfermedades. Ahora la mayoría que estamos en esta Asociación, nos toca superar una enfermedad. Unos llevamos mas tiempo que otros, y ya sabemos hablar. Otros en cambio, llevan poco tiempo, y están en la parte en la que la fuerza de voluntad, ganas y esfuerzo son fundamentales para conseguir lo que han perdido al ser operados... el habla.

Desde luego, no tendremos la misma voz, pero tendremos la necesaria para poder comunicarnos. No es un camino fácil, por supuesto, pero si miran a su alrededor verán mucha gente que lo hace. Eso quiere decir que es posible. Algunos lo conseguirán rápidamente, y habrá quien necesite un año o mas. Pero esto no es obstáculo para no intentarlo y conseguirlo. Y paciencia, mucha paciencia.

Entiendo que al principio se nos hace un mundo todo lo ocurrido, pero el tiempo, poco a poco, va poniendo todo en su sitio. Un nuevo sitio, al que hay que acostumbrarse. Después de la operación, toca recuperación. Y de esto se encargan gente operada como ustedes los recién operados y los monitores, que le enseñaran de forma voluntaria las técnicas para conseguir hablar, comunicar.

Cada monitor tiene su estilo de enseñar y con eso quiero decir que el alumno coja la técnica que él entienda que es mejor. En la Asociación, no se viene a practicar, se viene a aprender, a estar atentos a lo que dice el monitor, a fijarnos no solo en como lo hace usted, sino también en como lo hacen los compañeros que tiene a su alrededor.

El monitor, corrige a todos los alumnos uno por uno, cuando les toca el ejercicio. De eso también se aprende, de estar atento a lo que se les dice a los demás. Y ahora viene la parte más importante de todo este proceso.

Como se ha dicho anteriormente, se viene a aprender las técnicas, no a practicar. Las prácticas tienen que hacerlas ustedes en sus casas, con toda la tranquilidad del mundo, aplicando lo que en la Asociación les enseñan a todos ustedes. Si piensan que solo van a la Asociación a practicar, van equivocados. Aquí es donde entra la voluntad de cada uno para hablar lo antes posible.

Hay los días de clase a la semana. Con que practicaran una hora al día durante la mañana, con toda tranquilidad del mundo, bien sentados, con serenidad, cerrando los ojos y visualizando lo que tienen que hacer, adelantarían mucho. Y claro está el fin de semana, que muchos creen que es fiesta para todos, incluso para practicar. No, no, no. Esto es una práctica diaria de ustedes en su casa, es la clave: PRACTICAR.

Y luego en la Asociación, les toca entender y mejorar la técnica. Pero la PRACTICA, fuera de la Asociación aunque también se puede ir practicando. Si no es así, no verán la mejoría y quedaran estancados en el primer nivel, cosa que les hará pensar si vale la pena esforzarse y muchos pensaran en el abandono.

Piensen que los monitores están para ayudar, y el esfuerzo que hacen en aplicar cada uno su técnica, tendría que ser recompensado con una buena predisposición suya, con algo que solamente le beneficia a usted...conseguir hablar.

El equipo monitor de la ABL

Es necesaria una buena predisposición

lunes, 15 de octubre de 2018

¡Ya hay lotería, oiga!

Os informamos que ya está a disposición de socios y simpatizantes de ABL las participaciones para el Sorteo de la Lotería Nacional correspondiente al 22 de diciembre de 2018 del número...



El precio de venta es de... 


  • Décimo: 24 € cada uno 
  • Papeletas: 6 € cada una 


Informaros también de que el precio incluye un recargo del 20% en concepto de ayuda a la asociación.

Sin otro particular, y con el deseo de que nos sonría la fortuna, aprovechamos la oportunidad para saludaros muy atentamente. 


ASOCIACIÓN BARCELONESA DE LARINGECTOMIZADOS


¡Este año, seguro que nos toca!

jueves, 11 de octubre de 2018

Así se deteriora tu cuerpo al pasar sentado 8 horas al día

  • Las personas que trabajan en esta postura sufren frecuentemente problemas de espalda y cervicales
Son muchos los trabajos que requieren pasar delante de un ordenador 8 horas o más. Las nuevas tecnologías y la informatización de los empleos han convertido a muchos profesionales en personas que pasan gran parte de su tiempo con la mente a todo trapo pero sin moverse, en la misma posición. Un sedentarismo no elegido que puede provocar que el cuerpo reaccione, y no de buenas maneras.

Según profesionales de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Zaragoza, permanecer en una oficina sentado durante toda la jornada laboral tiene sus consecuencias.

"Las personas que trabajan así tendrán el doble de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares porque se sobrecarga al corazón, lo que significa tener alto riesgo de un infarto cardíaco, colesterol elevado e hipertensión arterial", destacan en un informe como una de las peores consecuencias. Las probabilidades de padecer algún tipo de dolencia del corazón suben hasta un 125%, según expertos médicos, por lo que realizar actividad física después de la jornada laboral es algo esencial para acabar con la sombra del sedentarismo y sus resultados.

Pero permanecer quieto tanto tiempo no solo afecta al corazón. Según el informe de UPRL, "como no hay movilidad durante grandes periodos de tiempo se corre el riesgo de generar enfermedades como la diverticulitis, que provoca dolor e infección en el colon, y que también está asociada al cáncer de colon y problemas de constipación (estreñimiento)". Esto es lo que se denomina estitiquez, o lo que es lo mismo, una alteración del intestino debido a la gran retención de agua en el mismo.

No es la única causa del sedentarismo habitual. "Hay una condición médica de resistencia a la insulina que lleva al desarrollo de diabetes, obesidad y problemas con los triglicéridos. Estar quieto impide que la insulina funcione adecuadamente", señalan desde el informe.

Además, existen estudios médicos que asocian el sedentarismo a mayores riesgos de padecer cáncer de colon, mama y endometrio. "La razón no está clara, pero una teoría es que el exceso de insulina estimula el crecimiento celular. Otra es que el movimiento regular aumenta los antioxidantes naturales que matan las células perjudiciales y potencialmente causantes de cáncer, los radicales libres. Por tanto, la falta de ejercicio produce todo lo contrario", aseveran desde UPRL.

Por otro lado, la mala circulación y los problemas de espalda y cervicales son muy frecuentes en las personas que realizan sus tareas diarias sentados. Al igual que tener un trabajo en el que estar de pie es la tónica general, a la hora de permanecer en la misma posición mucho tiempo se corre el riesgo de que aparezcan las tan temidas, dolorosas y antiestéticas varices. Esto es por causa de la acumulación de líquidos. En un caso más extremo, "se puede producir trombosis venosa profunda, ya que la sangre líquida se transforma a estado sólido dentro de las venas y las tapa. La sangre no circula. Por eso se recomienda cambiar de posición, cruzar las piernas y mover los tobillos".

En cuanto a la pérdida muscular, es una de las causas que más se notan cuando se trabaja sentado todo el día. Las zonas más afectadas: los abdominales, los glúteos y las lumbares, haciendo que a la larga se adquieran malas posturas en el escritorio. "Aparte, los músculos del cuello y hombros se ven repercutidos. Se contracturan y se vuelven rígidos, y con el paso del tiempo van perdiendo su flexibilidad provocando, a veces, dolores en cuello y nuca que se puede irradiar a la cabeza y que la persona lo sentirá como una cefalea", desgranan en el informe.
La falta de actividad también produce un ablandamiento de los huesos, principal causa de la osteoporosis, por lo que salir a correr y andar después del trabajo, por mucho que cueste, es primordial.

Pensamiento más lento

En cuanto a la psique y la memoria, también se ven afectados por el sedentarismo. Investigadores de UCLA querían ver cómo el comportamiento sedentario influye en la salud del cerebro, especialmente en las regiones del mismo que son fundamentales para la formación de la memoria.

Así pues, tras realizar una muestra con 35 personas, el sedentarismo puede ser un precursor del deterioro cognitivo y la demencia en adultos de mediana edad y adultos mayores. Esto quiere decir que afecta a la memoria y al funcionamiento adecuado del cerebro. "Cuando los músculos están en movimiento, bombean sangre fresca y oxígeno a todos los órganos. En este intercambio, en el cerebro se liberan todo tipo de productos químicos para mejorar el estado de ánimo y del cerebro pero, en modo sedentario, se ralentizará la función cerebral", concretan desde UPRL.

Consejos para evitar el sedentarismo en la oficina

  •     Caminar durante la jornada laboral: Levantarse del asiento y estirar las piernas es clave, además de dar pequeños paseos por la oficina.
  •     Evitar los ascensores: Subir hasta el centro de trabajo por las escaleras es sumar minutos de ejercicio al cuerpo.
  •     Rebajar la tensión de los hombros: Si se entrelazan los dedos y se elevan los brazos sobre la cabezase rebaja la tensión sobre la espalda. Hay que mantener la postura durante 14 segundos.
  •     Elevar los pies. Mantener las piernas en alto es bueno para que no aparezcan dolores de columna. Tener un reposapiés ayuda.
  •     Estiramientos al empezar y acabar.: Antes de sentarse en el lugar de trabajo y al acabar es idóneo hacer estiramientos para desbloquear los músculos y prepara el cuerpo.
  •     Buena postura: Tener una postura idónea a la hora de estar sentado es algo importante si se quieren evitar contracturas.
  •     Caminar.: En los tiempos muertos, después del trabajo... aprovechar los ratos libres para dar un paseo suma salud a nuestro cuerpo y mente.

El sedentarismo puede pasar una cara factura a nuestro cuerpo

miércoles, 10 de octubre de 2018

La radioterapia contra el cáncer más avanzada llega a España

  • Quironsalud y la Clínica Universidad de Navarra tendrán en Madrid los primeros centros de protonterapia del país. Los primeros pacientes se tratarán el año próximo
El próximo año acabará el peregrinaje de enfermos oncológicos españoles por Alemania, Suiza o República Checa en busca de un tratamiento de protones, la radioterapia más precisa contra el cáncer. Esta tecnología se hizo popular en 2014 por el caso del niño Ashya King, afectado por un tumor cerebral, al que sus padres sacaron sin permiso del Reino Unido para proporcionarle una terapia menos agresiva que la que recibía en Londres.

Desde entonces la evidencia científica de la protonterapia no ha hecho más que crecer. Menos lesiva y eficiente que la radioterapia convencional, está especialmente pensada para tratar enfermos infantiles y zonas muy sensibles porque la radiación de protones actúa con total precisión en el tumor, sin dañar el tejido sano. En el mundo hay 24 unidades, ninguna de ellas está en España, aunque el vacío durará poco tiempo. Dos centros sanitarios privados -Quirón Salud y Clínica de la Universidad de Navarra- están construyendo en Madrid las instalaciones que albergarán los primeros equipos de terapia de protones del país.

La previsión es que el primer paciente se pueda tratar durante el último trimestre del próximo año en un edificio que el grupo Quirónsalud construye en la localidad madrileña de Pozuelo, donde cuenta con un hospital. El Consejo de Seguridad Nuclear ya ha dado su aval a estas instalaciones que ya han entrado en la última fase de su construcción. «El centro de protonterapia es ya una realidad que se ve y se toca», asegura Leticia Moral, directora general de Asistencia y Calidad de Quirónsalud, quien defiende su inversión «como parte de la apuesta continua del grupo por la innovación en los tratamientos».

Para los cánceres más difíciles

Las instalaciones de la Clínica de Navarra (CUN) en la capital tardarán algo más y estarán en condición de ver a sus primeros enfermos a principios de 2020, según confirmó a ABC José Andrés Gómez Cantero, director general de la CUN. Esta unidad formará parte del edificio de radioterapia que ya está funcionando en las instalaciones de la clínica y ocupará una superficie de 3.600 metros cuadrados. El equipo que lidera el proyecto está dirigido por Felipe Calvo y Rafael Martínez Monge, codirectores de Oncología Radioterápica de las sedes de madrid y Pamplona junto a otros 15 profesionales.

Los tumores pediátricos y sobre todo los localizados en el sistema nervioso y cercanos a tejidos y órganos delicados como los ojos, la cabeza, la médula espinal, el corazón y los pulmones, son los principales candidatos a recibir este tratamiento. «Al principio, la terapia de protones se reservará para tratar los cánceres más difíciles de curar pero creemos que modificará el tratamiento tan intensamente como hicieron los aceleradores lineales que desplazaron hace años a las unidades de cobaltoterapia. El progreso técnico es un salto de calidad tan relevante que se extenderá a una práctica clínica generalizada cuando la tecnología sea más accesible», explica el doctor Felipe Calvo.

Con cuentagotas


Se calcula que podrían ser candidatos a este tratamiento el 2% de los pacientes con cáncer, pero la sanidad pública está enviando a estos pacientes a tratarse a Alemania, Italia, Francia Chequia y Suiza con «cuentagotas» por su elevado coste. El tratamiento cuesta unos 200.000 euros por enfermo, según la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (Seor).

La construcción de los dos centros de Madrid acabará con el traslado de enfermos al extranjero si se realizan conciertos con la Sanidad pública, aunque no es suficiente para asumir toda la demanda. Carlos Ferrer, presidente de Seor, considera que dos-tres salas de tratamiento solo harían frente «mínimamente» a las necesidades del país.


Un nuevo tipo de radioterapia menos lesivo para los pacientes