Publicitat

viernes, 22 de septiembre de 2017

La incidencia de cáncer crece en España pero aumenta la tasa de supervivencia

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

21/09/2017 14:18

MENORCA, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

En el caso de los cánceres relacionados directamente con el consumo de tabaco, Sánchez ha apuntado que ha bajado la incidencia entre los hombres, pero, en cambio, ha aumentado entre las mujeres, aunque en general el número de casos entre ellas es más bajo que el de los hombres. Otros cánceres como el colorrectal siguen aumentando en ambos grupos de población.

En este punto, la presidenta de Redecan ha recordado que una tercera parte de los cánceres se podrían evitar con cambios en el estilo de vida porque están relacionados con factores como la alimentación, el consumo de alcohol o tabaco y la falta de ejercicio físico.

En la comparación con la tasa de supervivencia en Europa, España está muy próxima a la media europea en la mayoría de los tumores estudiados. Sin embargo, en cuanto la incidencia, se aprecia un factor geográfico muy claro y es que la mayoría de cánceres tienen más incidencia en los países del norte que en el sur de Europa, exceptuando algunos casos concretos como los de laringe, labio o vejiga. Sánchez ha añadido que incluso dentro de España se da la misma tendencia, con más cánceres en general en la zona norte que en el sur.

Por otro lado, en España se da una incidencia de cáncer infantil similar a la del resto de Europa. Esto implica 156 casos anuales por cada millón de niños, es decir, que se diagnostican cada año 1.100 nuevos casos de cáncer a niños de entre 0 y 14 años.

Según ha explicado el presidente del Registro Español de Tumores Infantiles Reto-Sehop, Rafael Peris-Bonet, "con los datos que tenemos no se aprecia un aumento significativo de la incidencia de cáncer infantil desde los años 90".

"Lo que sí se observa es una mejora importante de la supervivencia", ha dicho. En concreto, entre los años 80 y el 2000, la tasa de niños que sobreviven al cáncer ha pasado del 50 por ciento a un 78 por ciento, gracias a mejoras en los diagnósticos, clasificaciones de riesgo, tratamientos y protocolos.

Los registros poblacionales del cáncer son la principal fuente de información y sirven para orientar a las autoridades sanitarias a la hora de tomar medidas, pero deben adaptarse a las nuevas realidades y avances tecnológicos.

Con este objetivo se reúnen estos días numerosos expertos en el encuentro organizado por Redecan y la Dirección General de Salud Pública del Govern en la Escuela de Salud Pública de Menorca que se celebra en el Lazareto del puerto de Mahón.

"Los registros siempre han estado muy vinculados a la vigilancia epidemiológica pero debemos dar un paso más e incorporar más información sobre diagnósticos, tratamientos y marcadores para que sean de máxima utilidad para profesionales y pacientes", comenta Sánchez.

Las nuevas estrategias que se preparan contra el cáncer pasan también por consolidar los registros existentes y favorecer la creación de nuevos. Según ha recalcado la directora general de Salud Pública del Govern, Maria Ramos, algunas Comunidades Autónomas todavía no disponen de registro y otras tienen alguno que abarca sólo una zona.

Es el caso de Baleares, que tiene un registro poblacional de cáncer en Mallorca, pero aún no se ha ampliado a Menorca ni a Ibiza, a pesar de que ha habido intentos. En conjunto, los 15 registros que hay en España cubren los datos de una tercera parte de la población.


El tabaco es, una vez más, el gran enemigo a batir

jueves, 21 de septiembre de 2017

El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronarios

  • Los afectados por este tipo de ataques cardiacos son más jóvenes y la mitad mujeres
  • El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronariosMás de 30.000 especialistas, de 140 países, participan en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona 
El estrés emocional y las enfermedades psiquiátricas –depresión, ansiedad, etcétera– aumentan el riesgo de sufrir un infarto de miocardio con arterias coronarias normales y, además, empeoran su pronóstico, según un estudio del hospital Universitario de Getafe que se presentó ayer en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona. Según explicó en rueda de prensa el responsable del estudio, Joaquín Alonso, aunque la mayoría de ataques al corazón se producen por la obstrucción de las arterias del corazón a causa de un coágulo que se produce sobre un estrechamiento de las vías coronarias, hay otro tipo de infartos –que suponen entre el 5% y el 13% del total– que lo sufren personas sin lesiones obstructivas, y es entre estos pacientes en los que se ha detectado la influencia de la esfera psicológica.
  • Los infartos de miocardio con arterias sin lesiones obstructivas son un 5%-13% del total

El equipo del doctor Alonso ha comparado los aspectos sociales –estado civil, desempleo, trabajo nocturno o por turnos, consumo de drogas, práctica de deportes....– y emocionales –trastornos psiquiátricos, dolor de cabeza crónico, estrés emocional...– de todas las personas ingresadas con diagnóstico de infarto en el hospital de Getafe durante dos años. Y sus conclusiones son que, en el caso de los infartados sin problemas coronarios, el 29% tenía historia psiquiátrica previa y el 80% reconocía una situación de estrés emocional antes del ataque, mientras que entre los infartados con lesiones obstructivas estos porcentajes era el 11% y el 30%. El estudio también detectó que los primeros acostumbran a tener más dolor de cabeza crónico (11% frente al 3,5%), que la edad a la que se producen este tipo de ataques no obstructivos es más baja (61 años de media frente a 66) y que son más habituales entre mujeres (50% frente al 20% con infartos normales). En cambio, los investigadores han visto que los condicionantes sociales –el estado civil, el desempleo, el empleo precario, la práctica deportiva...– no son relevantes, no arrojan diferencias entre unos y otros infartados.

El doctor Alonso explicó que de momento es difícil saber por qué determinadas alteraciones psicológicas pueden hacer a una persona más proclive a sufrir un infarto aún sin tener problemas en las arterias, pero apuntó que una de las teorías podría ser el aumento de los niveles de adrenalina que provoca el estrés emocional, lo que a su vez aumenta el consumo de oxígeno, una disfunción del endotelio (capa interna de las arterias) y favorece la formación de coágulos. “Lo que sí confirmamos es la máxima de mens sana in corpore sano, la influencia de la esfera psicológica en otros órganos del cuerpo y su correcto funcionamiento, y la necesidad de realizar más estudios en este ámbito y de incidir en la prevención mediante la búsqueda de una vida emocional más saludable”, enfatizó.

En este sentido, el equipo de Alonso ha ampliado ahora su trabajo para analizar y cuantificar qué tipo de alteraciones emocionales o enfermedades psiquiátricas, y con qué intensidad, presenta cada paciente.

ELECTROCARDIOGRAMA
Barato y efectivo en jóvenes

El electrocardiograma (ECG) es una herramienta económica y efectiva para detectar enfermedades cardiovasculares y la muerte súbita, por lo que todos los jóvenes deberían someterse a esta prueba y repertirla cada dos años si se hace deporte (anualmente para alta competición). Así lo aseguró el responsable de cardiología del hospital Josep Trueta de Girona, Ramon Brugada, tras comentar los resultados del estudio sobre la eficacia del ECG para cribar la enfermedad cardiovascular que se realiza entre los alumnos de 4.º de ESO de Banyoles desde el 2012.

NUEVO BIOMARCADOR
Predecir infartos en un análisis

Teresa Padró, investigadora del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC), ha presentado en el congreso de cardiología un nuevo biomarcador que ayudará a predecir los infartos hasta tres años antes de que sucedan. Se trata de medir con un análisis de sangre el nivel de las microvesículas (partículas que se derivan de las células) en el plasma. Según el estudio realizado entre pacientes con hipercolesterolemia familiar, niveles altos de microvesículas circulantes indican más riesgo de infarto al margen de los niveles de colesterol del paciente.

FIBRILACIÓN AURICULAR
Mejor control de los pacientes

Es necesario ampliar el control de los pacientes con fibrilación auricular –la arritmia más frecuente– tratados con anticoagulantes porque tienen un alto riesgo de infarto, insuficiencia cardiaca y muerte cardiovascular, según el estudio realizado por Francisco Marín, del servicio de cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia). Marín enfatiza que los médicos se centran en prevenir el ictus en estos pacientes pero no se presta suficiente atención a otros factores –como peso, hipertensión, insuficiencia renal...– que disparan el riesgo cardiovascular.


La importancia de tener una vida sin estrés

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Cuanto más caro es un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil


  • Un estudio realizado en la Unión Euroepa confirma que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico

Cuanto más caro sea un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil asociada con el consumo de tabaco. Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en la revista «JAMA Pediatrics» que ha analizado cerca de 54 millones de nacimientos en 23 países de la Unión Europea entre 2004 y 2014 y que ha analizado si las diferencias entre el precio del tabaco se relacionaba con la mortalidad infantil.

Los investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido), han encontrado una asociación entre las tasas de mortalidad infantil y las diferencias en el precio entre cigarrillos. Los autores dicen que la eliminación de los cigarrillos más ‘económicos’ del mercado puede ayudar a reducir las muertes infantiles a nivel mundial. Gracias a las medidas fiscales e impuestos, los cigarrillos en los países de la Unión Europea son más caros que nunca; sin embargo, todavía hay en el mercado cigarrillos económicos disponibles. 

«En este estudio, encontramos que la disponibilidad de cigarrillos más baratos se asocia con más muertes infantiles», señala el coordinador de la investigación, Filippos Filippidis.

Durante los diez años que se prolongó el estudio, la mortalidad infantil disminuyó en todos los países de 4,4 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2004 a 3,5 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2014. Paralelamente, el precio de las cajetillas de tabaco aumentó durante este tiempo en todos los países estudiados. La diferencia entre los cigarrillos de precio medio y los económicos varió de 12,8 por ciento a un 26% durante el periodo de estudio.

Los resultados mostraron lo siguiente: el incremento en el precio de los cigarrillos se asoció con una reducción en la mortalidad infantil. Así, un incremento de 1 euro por paquete en el precio medio del cigarrillo se relacionó con 0,23 muertes menos por cada 1.000 nacidos vivos en el mismo año y 0,16 menos muertes por cada 1.000 nacidos vivos en el año siguiente. Sin embargo, una subida del 10% en el precio del tabaco se relacionó con 0,07 más muertes por cada 1.000 nacidos vivos al año siguiente. Esto significa que podrían haberse evitado 3.195 muertes infantiles si no hubiera habido diferencia de precio entre los diferentes productos de tabaco durante el tiempo de estudio.

Doble efecto

Se ha demostrado es que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida particularmente eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico. ¿Y la mortalidad infantil? Según los autores, la relación entre la menor mortalidad infantil y el aumento de precio en el tabaco se debe probablemente a una menor exposición al humo de ‘segunda mano’ o tabaquismo pasivo entre las mujeres embarazadas y los lactantes, especialmente en el hogar. También, sugieren, podría ser porque hay menos mujeres embarazadas fumadoras.

Pero el estudio también ha observado otro dato interesante. A pesar que los gobiernos de la UE han penalizado el consumo de tabaco con más impuestos haciendo que sean más caros, las compañías tabacaleras han respondido con diferentes estrategias de precios, gravando las cajetillas ‘premium’, lo que provoca una brecha de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio, una situación que permite a los fumadores la opción de cambiar a productos más baratos, haciendo que las subidas de impuestos sean menos eficaces.

«El aumento de la fiscalidad sobre el tabaco es una estrategia muy eficaz para proteger la salud infantil», afirma el investigador Christopher Millett. «Nuestros resultados sugieren que la política de impuestos sobre el tabaco debe diseñarse no solo para aumentar el precio promedio de los cigarrillos, sino también para eliminar la diferencia de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio», añade el investigador del estudio.


Cuanto más caro, menos se fuma y menos afecta a la infancia

lunes, 18 de septiembre de 2017

Por si había dudas: sí, el ocio beneficia seriamente la salud

  • ¿Renunciar a las vacaciones? Mejor no
  • Tener tiempo libre es crucial para el bienestar físico y psicológico
"No tengo vida" y «necesito desesperadamente unas vacaciones» son dos de las frases que con más frecuencia tuitean los famosos y los personajes públicos. Pero ojo: no se trata de una queja, sino más bien de un alarde de agenda. Silvia Bellezza, investigadora de la Universidad de Columbia (EEUU), denomina este tuiteo como humblebragging, un término anglosajón acuñado hace poco para aludir a la falsa modestia de las celebrities. Sin embargo, la carencia de tiempo libre se ha convertido en algo de lo que presumir, con independencia de si se es popular o no. «Si alguien nos pregunta '¿cómo estás?', ya es raro que contestemos 'bien, gracias'; solemos responder con un '¡ocupado!'», asegura Bellezza. 

Por eso hace un año inició una investigación junto a la Universidad de Harvard para averiguar si vivir con la agenda tan a rebosar influye positivamente en cómo nos ven los demás. La conclusión fue un rotundo sí. Han quedado atrás los días en los que vivir ocioso, sin nada que hacer excepto disfrutar del tiempo libre, era sinónimo de alto estatus; ahora despiertan admiración las personas superocupadas.

 «En Estados Unidos gozan de más prestigio las personas que trabajan todo el tiempo y no tienen ni un momento de respiro», explica Bellezza. «Cuanto más se asienta la creencia de que el trabajo duro es lo que nos da opciones de prosperar y ascender en el escalafón social, más valoramos a quienes renuncian al tiempo libre y trabajan a todas horas», añade. Según la investigadora, «percibimos que las personas muy ocupadas poseen dos rasgos humanos claves y envidiables: son ambiciosas y competitivas». Y claro está: queremos parecernos a ellas.

La paradoja es que ese ritmo de vida a ful que veneran las sociedades occidentales tiene consecuencias negativas para la salud. No disponer de tiempo libre nos aleja bastante de lo que entendemos por bienestar. Entre otras cosas, porque el corazón se resiente cuando nos hundimos bajo montañas de trabajo.

Un reciente estudio británico basado en más de un millón de trabajadores reveló que las personas que trabajan más de 55 horas semanales tienen un 33% más de riesgo de sufrir un infarto que quienes se limitan a una vida laboral de 35 ó 40 horas a la semana. Además, quienes renuncian a las vacaciones -la última ocurrencia de los trabajólicos- deben saber que el riesgo de sufrir un ataque cardíaco se duplica. En definitiva, llegar a viejo es bastante más difícil si vivimos para trabajar que si trabajamos para vivir. En Japón incluso tienen una palabra para eso: karoshi, que significa muerte por exceso de trabajo.

TRABAJAR MÁS DE 60 HORAS A LA SEMANA TRIPLICA LA APARICIÓN DE TUMORES

A esto hay que sumarle que el cuerpo en forma de manzana, un tipo de obesidad que fomenta la acumulación de grasa alrededor de órganos vitales, también está directamente relacionada con el exceso de curro y con la predisposición a enfermar. A ello se añade que somos más vulnerables a la diabetes, la artritis y el cáncer cuantas más horas pasamos trabajando. 

Dedicar más de 60 horas semanales a lo laboral triplica la incidencia de tumores, algo que los científicos atribuyen a que el exceso de estrés provoca cambios fisiológicos que reducen el número de las denominadas células asesinas o NK (por las siglas inglesas de natural killer). Sin ellas en primera línea de defensa, las células cancerosas lo tienen mucho más fácil para hacer de las suyas.

Desde el punto de vista de la neurociencia, la ausencia de tiempo libre es a todas luces insana. «El exceso de trabajo es un estresor crónico, y sabemos que el estrés continuado produce una elevación a largo plazo de los niveles de cortisol que es tóxica para el cerebro», explica Michael Valenzuela, investigador a la cabeza del Grupo de Neurociencia regenerativa de la Universidad de Sidney (Australia). «En esencia, conduce a la pérdida de neuronas y a fallos en la función cerebral», añade el investigador. De hecho, en su opinión, el equilibrio entre trabajo-ocio no debería considerarse una opción, ni siquiera un estilo de vida, sino un elemento indispensable para la salud cerebral.

ABURRIMIENTO.

 Y no sólo eso. Si pretendemos ser creativos e innovadores, no hay nada más contraproducente que ocupar todo nuestro tiempo. Es más, estudios recientes revelan que para dar rienda suelta a la creatividad es imprescindible aburrirse un poco. Cuando nos invade el hastío, o mientras soñamos despiertos, se activa en la sesera la red neuronal por defecto (RND), un entramado de células nerviosas vinculado con el ingenio y la inventiva. Por el contrario, cuando no tenemos tiempo ni para respirar la actividad de la RND se suprime casi por completo. Eso implica que viviendo para trabajar perdemos la capacidad de conectar experiencias pasadas, proyectar hacia el futuro e imaginar

Que infravaloramos el ocio se nota especialmente cuando, después de una estresante vida carente de tiempo libre, llega el momento de la jubilación. «En ese momento las actividades de ocio son aún más importantes, porque venimos de tener un nivel alto de estímulos sociales, mentales y físicos proporcionados por la actividad laboral», advierte Valenzuela. «Si esos estímulos desaparecen de golpe, nuestra sesera corre un serio peligro», añade. 

Al fin y al cabo, el cerebro, como los músculos, necesita acción y estimulación constantes para no debilitarse. Conociendo como conocemos nuestro órgano pensante, el investigador asegura que debería ser prioritario planificar lo que haremos al dejar de trabajar. Porque, reflexiona, «¿qué sentido tiene disfrutar de 20 ó más años de jubilación si nuestro cerebro deja de funcionar?».


El exceso de trabajo triplica la aparición de tumores cancerígenos

viernes, 28 de julio de 2017

¡Felices vacaciones! Bones vacances!

Al final han llegado las vacaciones de verano y en ABL nos tomamos unos merecidos días de descanso.
Este año cerramos desde el 29 de julio hasta el 3 de septiembre, ambos inclusive, por lo que seguiremos con nuestra tarea de informar sobre el cáncer, luchar contra el tabaco y de dar apoyo a tod@s l@s laringectomizad@s a partir del 4 de septiembre.
Esperamos que paséis unas buenas vacaciones.
¡Hasta septiembre! ¡Fins el setembre!


Associació Barcelonesa de Laringectomitzats
¡Feliz Verano! Bon Estiu!

jueves, 27 de julio de 2017

Tabaco y alcohol principales causas del cáncer de cabeza y cuello

(Ahora Córdoba-27/07/2017)- El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba recuerda que el consumo de tabaco y alcohol son factores de riesgo para desarrollar un cáncer de cabeza y cuello en el Día Mundial de estos tumores, que se conmemora hoy para atraer la atención social acerca del cuidado, control y prevención de los mismos.

El cáncer de cabeza y el cuello está constituido por aquellos tumores localizados en la cavidad oral, la faringe, la laringe, las glándulas salivales, los senos paranasales y el cuello. Constituye uno de los tumores más frecuentes del organismo (el quinto), es casi dos veces más habitual en hombres que en mujeres y suele aparecer a partir de los 40 años.

Dia Internacional del Cáncer de cabeza y cuello

Según explica la directora de la unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital Reina Sofía, Alicia Dean, “los principales factores de riesgo de estos tumores son el consumo de tabaco y alcohol, pero en los últimos años ha aumentado su relación con la infección del virus del papiloma humano (HPV). En este sentido, añade “una persona que fuma 20 cigarrillos al día durante 20 años presenta 20 veces más riesgo de padecer este cáncer que un no fumador. Y lo mismo ocurre en bebedores crónicos de alcohol”.

Sólo en un tercio de los pacientes la enfermedad se detecta en estadios tempranos, por lo que la mayoría se diagnostica en estadios avanzados. De hecho, las tasas de curación de estos tumores están entre un 75 y un 90% en los casos en los que se diagnostica en estadios iniciales y entre un 40 y 50% en estadios avanzados.

Por ello es importante conocer los posibles síntomas de alerta. Estos síntomas pueden ser disfonías prolongadas, dificultad para tragar, úlceras de la boca que no curan o ‘bultos’ en el cuello, por lo que se recomienda consultar al médico lo antes posible si aparece alguno. Además, el diagnóstico de estos tumores puede ser sencillo, simplemente explorando la boca, la garganta o el cuello. La detección precoz es un factor clave en el pronóstico y para reducir las secuelas de los tratamientos en estadios avanzados, según explica el especialista de la unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital, Rafael Arévalo.


27 de julio. Día mundial del cáncer de cabeza y cuello

miércoles, 26 de julio de 2017

El tratamiento experimental para el cáncer que le devolvió el color al cabello canoso de los pacientes

  • De los 52 pacientes con cáncer de pulmón, 14 sufrieron una transformación en la pigmentación de su cabello.
(BBC Mundo Ciencia)-De canoso a negro o marrón oscuro. Este fue el cambio que experimentó el cabello de un grupo de pacientes que participaba en un estudio que evalúa la efectividad de un tratamiento para el cáncer con nuevos fármacos de inmunoterapia.
Dado que la caída del cabello es uno de los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia, el cambio de pigmentación tomó por sorpresa a los investigadores.

De los 52 pacientes con cáncer de pulmón, 14 recuperaron el color que tenían de jóvenes.

"Fue un efecto secundario totalmente inesperado", le explica a BBC Mundo Noelia Rivera, dermatóloga de la Universidad Autónoma de Barcelona y coautora del estudio.

Cabello de la juventud

Cuando el primer paciente consultó a los investigadores por esta transformación, el equipo creyó que se trataba de un caso aislado.
  • Los investigadores aún no han logrado descubrir el mecanismo que da lugar a esta transformación.
Pero al conversar con otros pacientes y analizar fotos tomadas antes y después del tratamiento, concluyeron que los fármacos Keytruda, Opdivo y Tecentriq propiciaron un cambio.

En 13 pacientes el pelo se tornó de color marrón oscuro o negro y en uno solo se colorearon algunos sectores.

Del resto, en algunos no se pudieron constatar cambios porque no tenían canas en el momento del tratamiento y en otros que sí eran canosos no se registraron cambios.

Algo que resultó difícil verificar al 100% es si los pacientes que observaron un cambio de color recuperaron el color que tenían en su juventud o si se les volvió más oscuro.

"Los pacientes nos explican que es el color que tenían de jóvenes, pero como la mayoría de nuestra población (en España) tiene el pelo de color marrón oscuro o negro y no tenemos gente rubia en el estudio, no podemos decir con absoluta seguridad de que no se trate de un oscurecimiento inespecífico", explicó Rivera.

Remedio contra las canas

Un factor interesante asociado al cambio, es que parece indicar que el tratamiento está funcionando para el paciente.

Todos -excepto uno- de los 14 pacientes que manifestaron un cambio de pigmentación respondieron bien al tratamiento.

Sin embargo, Rivera aclara que esto por ahora entra en el terreno de la especulación, ya que el estudio aún no ha finalizado y el tratamiento se encuentra en plena fase de investigación.
  • Si se descubre el mecanismo del cambio de coloración, se podrían desarrollar otro tipo de fármacos para tratar las canas.
Lo que muchos se preguntan ahora es qué posibilidades hay de desarrollar un tratamiento para revertir las canas a partir de este hallazgo.

En principio, explica la investigadora, estos fármacos no pueden usarse en gente sana con con fines estéticos porque tiene efectos colaterales muy serios.

"El medicamento bloquea el mecanismo por el cual el cuerpo se defiende de las enfermedades autoinmunes, y si lo quitamos puede inducirlas", dice.

"Puede provocar todo tipo de enfermedades autoinmunes del sistema endocrino, puede alterar la tiroides y otros órganos, las glándulas suprarrenales, la hipófisis, puede afectar al hígado de forma autoinmune...".

No obstante, Rivera señala que si se descubre el mecanismo por el que se revierten las canas -algo que han intentado pero hasta ahora no han logrado descifrar- se podría "buscar alguna otra molécula, o alguna vía de administración con esta diana para desarrollar un fármaco más seguro con esta intención."


Un curioso efecto secundario del tratamiento contra el cáncer