Publicitat

jueves, 8 de mayo de 2014

Nacimiento y objetivos de la ABL

En el año 1969, por iniciativa de un otorrinolaringólogo catalán, el Dr. Jorge Perelló, hubo un encuentro en Barcelona de un grupo de laringectomizados, entre los que hay que citar a los Sres. Aspasch, Díaz y Botey como los más significativos, para su trabajo posterior. De aquellas reuniones nace la idea de crear una Asociación.
 
Mediante el Dr. Perelló se ponen en contacto con la Federación Francesa de Asociaciones de Laringectomizados que les apoyan en su intento e incluso se desplazan a Barcelona los Sres. Fermi y Bach los cuales ayuden al trabajo de constituir la nueva Asociación.

De esta forma nace la primera Asociación Española de Laringectomizados, actualmente Asociación Barcelonesa de Laringectomizados que por las condiciones de la época tramita y obtiene los correspondientes permisos a nivel nacional. Con esto se facilitaba la extensión geográfica a toda España, ya que todas las Asociaciones podían adoptar los estatutos de A.E.L. que ya fueron aprobados. También hemos de reconocer que entonces todo se centralizaba en Madrid. 

Seguidamente se formó la Asociación Guipuzcoana y después todas las otras, hasta el importante número actual de Asociaciones.

Desde nuestra fundación A.B.L. tomó como objetivos fundamentales los tres que seguidamente se indican;

1°. Recuperación de la voz.
2°. Información y visita al laringectomizado.
3°. Reinserción social y convivencia.

Estas continúan siendo nuestras principales actividades para favorecer a los laringectomizados actualmente.

No hace falta decir, que hemos apostado por la recuperación de la voz mediante la voz esofágica o "erigmofonía".

Se establecieron tres niveles de aprendizaje. En el primer nivel deben conseguir sonidos limpios de sílabas y palabras. En el segundo nivel se realizan frases cada vez más complicadas y por fin el tercer nivel, se considera de perfeccionamiento.

Para la información y visitas a Hospitales existe un grupo de Laringectomizados, ya totalmente recuperados, que realizan visitas periódicas a los Hospitales, con la finalidad de dar ánimos e información a los operados y a sus familiares; que la vida puede continuar como antes aunque no podremos chillar.

Su misión principal es servir de ejemplo a los nuevos operados y completar la información recibida del equipo médico. A veces es mas fácil entender al que ha vivido el mismo problema que al profesional, que aunque lo conozca más a fondo, no puede llegar al alma del enfermo.

Junta Directiva de A.B.L.



No hay comentarios:

Publicar un comentario