Publicitat

viernes, 29 de septiembre de 2017

Los 6 hábitos diarios que son tan malos como el tabaco

Desde la revista especializada Women's Health han revisado varios estudios que señalan hábitos cotidianos que pueden ser tan malos para nuestra salud como fumar y han querido destacar estos seis como los más perjudiciales pero también más usuales:

1. Estar sentados todo el día. Incluso si haces ejercicio regularmente, pasar mucho tiempo sentado, ya sea delante del ordenador o en el coche, se vincula a diversos problemas de salud. Según el Alberta Health Services-Cancer Care en Canadá, la inactividad se relaciona anualmente con casi 160.000 casos de cáncer de mama, de colon, de próstata y cáncer de pulmón. Y supuestamente, dos tercios de la mayor cantidad de casos de cáncer son causados por el tabaquismo.

La solución: Tómate descansos durante la jornada laboral. Levántate. Sal y camina unos minutos para ir al baño, a por una botella de agua… Pero no te quedes sentado hasta la hora de comer o la hora de salir. En casa, resiste la tentación de vegetar en frente del televisor. Sal a dar un paseo por el vecindario para relajarte, ve al gimnasio...

2. Comer mucha carne o queso. Las proteínas animales son ricas en IGF-1, una hormona que puede promover el crecimiento de células cancerígenas. Y un estudio de la Universidad del Sur de California publicado recientemente en el diario Cell Metabolism descubrió que las personas con edad media acostumbradas a dietas con un alto nivel de proteína animal tienen cuatro veces más probabilidades de morir de cáncer frente a las personas con una dieta baja en este tipo de proteína. Un riesgos de mortalidad comparable al del tabaquismo.

La solución: Reemplaza algunas de las proteínas animales con proteína vegetal. El mismo estudio descubrió que las dietas altas en proteínas de origen vegetal como los frijoles, que tienen niveles de proteína equivalentes a algunas carnes, y además no desencadenan el mismo impacto en las tasas de cáncer. En general, los adultos de mediana edad deben comer 0,8 gramos de proteína por cada 2 kilos de peso corporal al día. Curiosamente, el estudio constató que una vez se supera la edad de 65 años, comer mucha proteína animal no es tan perjudicial porque la producción de su cuerpo de IGF-1 comienza a disminuir.

3. Cocinar con gas natural. Aporta una dosis adicional de monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y formaldehído o metanal cada vez que se cocina. Tres contaminantes comunes en el humo del cigarrillo. Además, un estudio publicado en diciembre de 2013 en la revista Environmental Health Perspectives descubrió que estos tres compuestos presentes en los hogares en las estufas de gas, por ejemplo, superan las directrices de la sanidad pública norteamericana.

La solución: Usa la campana de ventilación cuando utilices el fuego o la estufa de gas (o de butano).

4. Cocinar con el aceite equivocado. Incluso si tienes fogones eléctricos en casa, no eres inmune los efectos contaminantes de la cocina. Hay estudios que han demostrado que la alta temperatura de cocción con manteca o aceite vegetal libera partículas, aldehídos e hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos que se encuentran en el humo del cigarrillo y que a su vez, están vinculados a la inflamación de las vías respiratorias.

La solución: Escoger el tipo de aceite de cocina que mejor se adapte a tu uso y tus necesidades. Por ejemplo, el aceite de oliva es el aliado perfecto bien para cocinar a baja temperatura o como aderezo para las ensaladas. El aceite de aguacate, en cambio, es ideal para cocinar a altas temperaturas. ¡Y no te olvides de encender la campana de ventilación!

5.Las cabinas de bronceado. Un estudio reciente de la Journal of the American Medical Association estimó que el bronceado artificial que se consigue en las cabinas provoca aproximadamente 420.000 casos de cáncer de piel en EE.UU. cada año. Por contra, fumar causa unos 226.000 casos de cáncer de pulmón.

La solución: Aprender a amar tu piel (pálida o con un poco de color natural) es el primer paso. Pero si realmente deseas un brillo natural, come más zanahorias y tomates, tal y como sugiere un estudio publicado en la revista Evolution and Human Behavior. Ambos alimentos son ricos en carotenoides, lo que aumentará su tono de piel. Así no tendrás que preocuparte de exponer tu piel a radiación artificial.

6.No dormir lo suficiente. Probablemente, esto te pondrá de mal humor: la privación crónica del sueño puede desencadenar una presión arterial alta, ataques al corazón, derrames cerebrales, obesidad y una serie de problemas de salud a tener en cuenta. Incluso, un estudio descubrió que el no descansar entre seis  y siete horas al día conduce a tasas de mortalidad similares a las observadas en personas fumadoras. Pero tan importantes son las horas que duermas como la calidad del sueño, porque cuando se interrumpe el ciclo propio del sueño profundo, el crecimiento de los tumores se puede acelerar.

La solución: No asumas que estar cansado es lo normal. Si te sientes decaída o eres consciente de que no duermes lo suficiente ni bien, habla con un profesional. Quizás sufres algún problema como apnea que interrumpe tus horas de descanso.



Hay hábitos corrientes que también tienen su peligro

jueves, 28 de septiembre de 2017

Cáncer de tiroides: un tumor en alza

Aunque el cáncer de tiroides se cura en más del 90% de los casos, no deja de ser un tipo de tumor cuya incidencia (el número de casos nuevos) progresa en su modalidad más común, el carcinoma papilar. En el Día Nacional del Cáncer de Tiroides, 28 de septiembre, los pacientes demandan mayor especialización y equidad en el acceso a los tratamientos

Según el informe “Las cifras del cáncer en España 2017” de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en el año 2015 se detectaron 2.442 nuevos casos de cáncer de tiroides en mujeres y 865 en varones.

Con esta baja aunque creciente incidencia –en la última década casi se ha multiplicado por dos-, en España se diagnostica una media de 3.000 casos cada año, lo que la sitúa en una posición intermedia entre los países europeos, señala la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECAT).

¿A qué se debe este aumento? El doctor Juan Carlos Galofré, consultor del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, explica que las causas son variadas.

“Desde nuevos factores cancerígenos -probablemente ambientales– aún poco conocidos, al avance en los métodos diagnósticos que están permitiendo detectar” casos de enfermedad indolente (no agresiva) que no eran localizados con métodos más simples y “que nos conducen al sobrediagnóstico del cáncer de tiroides”, indica el también coordinador del área de tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

“Debemos reconocer -precisa el endocrino- que el sobrediagnóstico actual del carcinoma de tiroides, también nos lleva en muchas ocasiones a sobretratarlo”, por lo que uno de los retos es “distinguir con certeza entre la enfermedad indolente y la agresiva”.

El cáncer de tiroides en unas pinceladas

En realidad, el cáncer de tiroides es un tumor raro ya que constituye en torno al 1% de las neoplasias malignas, aunque es el tumor endocrino más frecuente y la principal causa de muerte de todos los tumores endocrinos.

Más del 90 por ciento de los casos se cura y la mortalidad se mantiene estable con 315 fallecimientos en 2014, según datos de SEOM.

La tiroides es una glándula situada en el cuello, delante de la laringe, cuya función es la producción de hormonas que intervienen en el metabolismo. Cuando se produce un proceso cancerígeno este no suele producir síntomas, tan solo se observa un bulto o nódulo en la parte anterior del cuello, sobre la garganta.

La causa del cáncer de tiroides no se conoce pero se puede asociar a algunos factores de riesgo como la exposición a radiaciones ionizantes, especialmente durante la infancia: factores genéticos (en concreto en el tipo de carcinoma medular, el más raro); una dieta baja en yodo o la edad y el sexo ya que es más frecuente en mujeres entre 30 y 50 años, relacionado con la historia reproductiva y el uso de anticonceptivos orales.

Tipos de cáncer de tiroides, según SEOM

  •     Carcinoma papilar: del 80 al 90% de los casos. Se presenta como un nódulo tiroideo solitario, aunque en 35-45 % de los casos se puede asociar a metástasis de los ganglios linfáticos. Su incidencia es mayor en la mujer y en pacientes con antecedentes de irradiación cervical. Sólo en fases avanzadas, después de años de evolución, suele producirse invasión de estructuras vecinas y metástasis a distancia.
  •     Carcinoma folicular : representa entre el 5 y el 10 % de los tumores de tiroides, su comportamiento es más agresivo que el papilar, pudiendo metastatizar hasta en el 30 % de los casos. Es también más frecuente en mujeres. La edad de aparición es un poco más alta siendo típico de lugares donde existe bocio endémico.
  •     Carcinoma medular: supone alrededor del 5 % de los tumores de tiroides. Es un tumor neuroendocrino que deriva de las células C, productoras de calcitonina. Esta hormona se encarga de la regulación de los niveles de calcio en sangre. El 80 % son esporádicos, sin embargo, un 20 % de los tumores de este tipo se asocian a un síndrome hereditario que se asocia a otros tumores endocrinos (Neoplasia Endocrina Múltiple o MEN 2). Su forma de presentación más común es como nódulo solitario tiroideo. En la mayoría de los pacientes, la enfermedad ya se ha diseminado en el momento del diagnóstico.
  •     Carcinoma anaplásico: es el subtipo más raro y se asocia a mal pronóstico y rápida evolución. Ocurre con una frecuencia del 5-10 % de todas las neoplasias tiroideas y menos del 10 % de los pacientes tratados sobreviven a largo plazo. Aparece entre la séptima y la octava década de la vida. Es más frecuente en mujeres. Se caracteriza por una masa en la región anterior del cuello de rápido crecimiento acompañado de síntomas de compresión de las vías digestivas y aéreas superiores produciendo dolor cervical, disfonía y disfagia por invasión tumoral difusa de estas estructuras.


Tratamientos

La cirugía es el principal tratamiento para el cáncer de tiroides localizado, además de tratamiento con yodo radiactivo y tratamiento hormonal para suprimir la secreción de la hormona TSH que puede actuar como factor estimulantes de las células cancerígenas.

En el caso de cáncer no operable o metastásico, se utiliza quimioterapia y radioterapia pero su efectividad es limitada, a diferencia de otros tipos de cáncer.

Pero lo más novedoso son las terapias dirigidas para el tratamiento del carcinoma diferenciado de tiroides resistente a yodo radiactivo. El grupo más desarrollado hasta el momento es el de los inhibidores de tirosin-kinasa.

Lo que reclaman los pacientes

Desde la Asociación Española del Cáncer de Tiroides, al hilo de la celebración del día mundial de este tumo endocrino, reclama para el abordaje de esta enfermedad:

  •  Unidades de referencia multidisciplinar con las especialidades implicadas (oncología, endocrinología, medicina nuclear, cirugía, anatomía patológica) en todos los centros sanitarios con una mayor especialización y unificación de criterios.
  •     Acceso igualitario a todas las opciones terapéuticas en todo el territorio español.
  •   Que el paciente reciba toda la información sobre las diferentes opciones de abordaje del cáncer para que pueda ser protagonista en el manejo de su enfermedad.


En este VI Día Nacional del Cáncer de Tiroides, hoy, la AECAT, además de unirse a la campaña mundial “No es un cáncer bueno”, anima a los afectados a compartir su foto en las redes sociales con la etiqueta #CarasDelCáncerDeTiroides.



Un cáncer desgraciadamente cada vez más extendido

miércoles, 27 de septiembre de 2017

¡Ya tenemos la Lotería de Navidad del 2017!

Os informamos que, como cada año, ya están a disposición de socios y simpatizantes de ABL los décimos y las participaciones para el Sorteo de la Lotería Nacional correspondiente al 22 de diciembre de 2017 del número...

El precio de venta es de...

  • Décimo: 24 € cada uno
  • Papeletas: 6 € cada una

Informaros también de que el precio incluye un recargo del 20% en concepto de ayuda a la asociación.

Sin otro particular, y con el deseo de que nos sonría la fortuna, aprovechamos la oportunidad para saludaros muy atentamente.


ASOCIACIÓN BARCELONESA DE LARINGECTOMIZADOS


¡Que tengamos suerte!

martes, 26 de septiembre de 2017

Expertos alertan de que se puede morir antes por falta de sueño que de comida

  • Expertos de la Sociedad Española del Sueño (SES) han alertado de que se puede morir antes por falta de sueño que por falta de comida, como consecuencia de todos los procesos biológicos que se originan mientras se duerme
Expertos de la Sociedad Española del Sueño (SES) han alertado de que se puede morir antes por falta de sueño que por falta de comida, como consecuencia de todos los procesos biológicos que se originan mientras se duerme.

«El sueño es el número uno de la salud. No se puede vivir más de seis días durmiendo menos de cuatro horas», ha asegurado el presidente de la SES, Joaquín Terán Santos, con motivo de la celebración, el próximo viernes 17 de marzo, del Día Mundial del Sueño que, precisamente, lleva por lema 'Dormir profundamente, nutre la vida'.

Sin embargo, y pese a la importancia que tiene un buen descanso, se calcula que el 30 por ciento de los españoles duerme menos de siete horas al día. Una falta de sueño que puede aumentar el riesgo cardiovascular, la mortalidad e, incluso, la aparición de algunos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de mama.

De hecho, diversos estudios han mostrado que dormir menos de cuatro o cinco horas al día aumenta un 12 por ciento el riesgo de muerte, si bien el porcentaje es similar en los casos en los que se duerme más de 9 o 10 horas.

Aunque las apneas, insomnios o síndromes de piernas inquietas son los responsables de que el 45 por ciento de la población a nivel mundial tenga problemas de sueño, Terán Santos ha alertado de que la falta de sueño suele estar también provocada por la poca conciencia que hay sobre la importancia que tiene para la salud.

«Dormir bien es un derecho que suele estar violentado. El tiempo de sueño se suele atacar, hipotecar y reducir para hacer otras tareas, como por ejemplo trabajar o realizar actividades ociosas, pero al día siguiente se produce un impacto en la salud cardiometabólica y neurocognitiva», ha recalcado el presidente de la SES.

De la misma opinión se ha pronunciado la doctora de la Unidad Multidisciplinar de Medicina del Sueño de la Clínica Vistahermosa de Alicante, Paula Giménez, quien ha avisado de que las consecuencias de la pérdida de sueño «no se recuperan».

Ahora bien, en situaciones normales, el reloj biológico es el que marca las horas de sueño que se necesitan, lo que explica que los niños necesiten dormir muchas más horas que las personas mayores, quienes, además, suelen echarse una siesta para compensar la falta de sueño durante la noche.

En este punto, y en relación a la importancia de las siestas, el doctor del Instituto Universitario Quirón Dexeus y del Hospital General de Catalunya en Barcelona, Francisco Javier Segarra, ha alertado de que, a nivel general, las siestas «nunca» deben ser un mecanismos compensar del sueño que se roba durante la noche. «Las siestas son recomendables siempre y cuando se hagan en el momento adecuado y no se prolonguen mucho», ha enfatizado.

Por ello, y con el objetivo de ayudar a las personas a tener una óptima calidad del sueño, el experto ha aconsejado tener horarios regulares; realizar rutinas previas antes de acostarse; hacer ejercicio físico de forma regular; evitar cenas copiosas y ricas en tirosina y comer alimentos ricos en triptófano; y dormir en silencio, con una oscuridad absoluta y con una temperatura entre los 18 y 21 grados.

Además, el doctor Segarra ha destacado la importancia de no utilizar dispositivos electrónicos antes de dormir porque la luz que emiten puede alterar el sueño. En el caso en el que se utilicen, ha aconsejado utilizar aplicaciones que filtren la luz azul, «la más dañina», y las vuelvan anaranjadas.

Finalmente, y con el objetivo de aumentar la concienciación social sobre la importancia que tiene dormir bien, el presidente de la SES ha solicitado a las autoridades sanitarias aumentar los recursos y la investigación sobre el impacto que tiene el sueño en la calidad de vida de las personas y, por tanto, en la productividad del país.

«La política sanitaria ligada al sueño está en deuda en España. Y es que, por ejemplo, no hay ni un hospital donde se reconozca el derecho al sueño, por lo que es algo sobre lo se necesita mejorar, desarrollar políticas activas y aumentar los recursos», ha zanjado Terán Santos.

El insomnio puede ser un peligro para la salud

viernes, 22 de septiembre de 2017

La incidencia de cáncer crece en España pero aumenta la tasa de supervivencia

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

21/09/2017 14:18

MENORCA, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

En el caso de los cánceres relacionados directamente con el consumo de tabaco, Sánchez ha apuntado que ha bajado la incidencia entre los hombres, pero, en cambio, ha aumentado entre las mujeres, aunque en general el número de casos entre ellas es más bajo que el de los hombres. Otros cánceres como el colorrectal siguen aumentando en ambos grupos de población.

En este punto, la presidenta de Redecan ha recordado que una tercera parte de los cánceres se podrían evitar con cambios en el estilo de vida porque están relacionados con factores como la alimentación, el consumo de alcohol o tabaco y la falta de ejercicio físico.

En la comparación con la tasa de supervivencia en Europa, España está muy próxima a la media europea en la mayoría de los tumores estudiados. Sin embargo, en cuanto la incidencia, se aprecia un factor geográfico muy claro y es que la mayoría de cánceres tienen más incidencia en los países del norte que en el sur de Europa, exceptuando algunos casos concretos como los de laringe, labio o vejiga. Sánchez ha añadido que incluso dentro de España se da la misma tendencia, con más cánceres en general en la zona norte que en el sur.

Por otro lado, en España se da una incidencia de cáncer infantil similar a la del resto de Europa. Esto implica 156 casos anuales por cada millón de niños, es decir, que se diagnostican cada año 1.100 nuevos casos de cáncer a niños de entre 0 y 14 años.

Según ha explicado el presidente del Registro Español de Tumores Infantiles Reto-Sehop, Rafael Peris-Bonet, "con los datos que tenemos no se aprecia un aumento significativo de la incidencia de cáncer infantil desde los años 90".

"Lo que sí se observa es una mejora importante de la supervivencia", ha dicho. En concreto, entre los años 80 y el 2000, la tasa de niños que sobreviven al cáncer ha pasado del 50 por ciento a un 78 por ciento, gracias a mejoras en los diagnósticos, clasificaciones de riesgo, tratamientos y protocolos.

Los registros poblacionales del cáncer son la principal fuente de información y sirven para orientar a las autoridades sanitarias a la hora de tomar medidas, pero deben adaptarse a las nuevas realidades y avances tecnológicos.

Con este objetivo se reúnen estos días numerosos expertos en el encuentro organizado por Redecan y la Dirección General de Salud Pública del Govern en la Escuela de Salud Pública de Menorca que se celebra en el Lazareto del puerto de Mahón.

"Los registros siempre han estado muy vinculados a la vigilancia epidemiológica pero debemos dar un paso más e incorporar más información sobre diagnósticos, tratamientos y marcadores para que sean de máxima utilidad para profesionales y pacientes", comenta Sánchez.

Las nuevas estrategias que se preparan contra el cáncer pasan también por consolidar los registros existentes y favorecer la creación de nuevos. Según ha recalcado la directora general de Salud Pública del Govern, Maria Ramos, algunas Comunidades Autónomas todavía no disponen de registro y otras tienen alguno que abarca sólo una zona.

Es el caso de Baleares, que tiene un registro poblacional de cáncer en Mallorca, pero aún no se ha ampliado a Menorca ni a Ibiza, a pesar de que ha habido intentos. En conjunto, los 15 registros que hay en España cubren los datos de una tercera parte de la población.


El tabaco es, una vez más, el gran enemigo a batir

jueves, 21 de septiembre de 2017

El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronarios

  • Los afectados por este tipo de ataques cardiacos son más jóvenes y la mitad mujeres
  • El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronariosMás de 30.000 especialistas, de 140 países, participan en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona 
El estrés emocional y las enfermedades psiquiátricas –depresión, ansiedad, etcétera– aumentan el riesgo de sufrir un infarto de miocardio con arterias coronarias normales y, además, empeoran su pronóstico, según un estudio del hospital Universitario de Getafe que se presentó ayer en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona. Según explicó en rueda de prensa el responsable del estudio, Joaquín Alonso, aunque la mayoría de ataques al corazón se producen por la obstrucción de las arterias del corazón a causa de un coágulo que se produce sobre un estrechamiento de las vías coronarias, hay otro tipo de infartos –que suponen entre el 5% y el 13% del total– que lo sufren personas sin lesiones obstructivas, y es entre estos pacientes en los que se ha detectado la influencia de la esfera psicológica.
  • Los infartos de miocardio con arterias sin lesiones obstructivas son un 5%-13% del total

El equipo del doctor Alonso ha comparado los aspectos sociales –estado civil, desempleo, trabajo nocturno o por turnos, consumo de drogas, práctica de deportes....– y emocionales –trastornos psiquiátricos, dolor de cabeza crónico, estrés emocional...– de todas las personas ingresadas con diagnóstico de infarto en el hospital de Getafe durante dos años. Y sus conclusiones son que, en el caso de los infartados sin problemas coronarios, el 29% tenía historia psiquiátrica previa y el 80% reconocía una situación de estrés emocional antes del ataque, mientras que entre los infartados con lesiones obstructivas estos porcentajes era el 11% y el 30%. El estudio también detectó que los primeros acostumbran a tener más dolor de cabeza crónico (11% frente al 3,5%), que la edad a la que se producen este tipo de ataques no obstructivos es más baja (61 años de media frente a 66) y que son más habituales entre mujeres (50% frente al 20% con infartos normales). En cambio, los investigadores han visto que los condicionantes sociales –el estado civil, el desempleo, el empleo precario, la práctica deportiva...– no son relevantes, no arrojan diferencias entre unos y otros infartados.

El doctor Alonso explicó que de momento es difícil saber por qué determinadas alteraciones psicológicas pueden hacer a una persona más proclive a sufrir un infarto aún sin tener problemas en las arterias, pero apuntó que una de las teorías podría ser el aumento de los niveles de adrenalina que provoca el estrés emocional, lo que a su vez aumenta el consumo de oxígeno, una disfunción del endotelio (capa interna de las arterias) y favorece la formación de coágulos. “Lo que sí confirmamos es la máxima de mens sana in corpore sano, la influencia de la esfera psicológica en otros órganos del cuerpo y su correcto funcionamiento, y la necesidad de realizar más estudios en este ámbito y de incidir en la prevención mediante la búsqueda de una vida emocional más saludable”, enfatizó.

En este sentido, el equipo de Alonso ha ampliado ahora su trabajo para analizar y cuantificar qué tipo de alteraciones emocionales o enfermedades psiquiátricas, y con qué intensidad, presenta cada paciente.

ELECTROCARDIOGRAMA
Barato y efectivo en jóvenes

El electrocardiograma (ECG) es una herramienta económica y efectiva para detectar enfermedades cardiovasculares y la muerte súbita, por lo que todos los jóvenes deberían someterse a esta prueba y repertirla cada dos años si se hace deporte (anualmente para alta competición). Así lo aseguró el responsable de cardiología del hospital Josep Trueta de Girona, Ramon Brugada, tras comentar los resultados del estudio sobre la eficacia del ECG para cribar la enfermedad cardiovascular que se realiza entre los alumnos de 4.º de ESO de Banyoles desde el 2012.

NUEVO BIOMARCADOR
Predecir infartos en un análisis

Teresa Padró, investigadora del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC), ha presentado en el congreso de cardiología un nuevo biomarcador que ayudará a predecir los infartos hasta tres años antes de que sucedan. Se trata de medir con un análisis de sangre el nivel de las microvesículas (partículas que se derivan de las células) en el plasma. Según el estudio realizado entre pacientes con hipercolesterolemia familiar, niveles altos de microvesículas circulantes indican más riesgo de infarto al margen de los niveles de colesterol del paciente.

FIBRILACIÓN AURICULAR
Mejor control de los pacientes

Es necesario ampliar el control de los pacientes con fibrilación auricular –la arritmia más frecuente– tratados con anticoagulantes porque tienen un alto riesgo de infarto, insuficiencia cardiaca y muerte cardiovascular, según el estudio realizado por Francisco Marín, del servicio de cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia). Marín enfatiza que los médicos se centran en prevenir el ictus en estos pacientes pero no se presta suficiente atención a otros factores –como peso, hipertensión, insuficiencia renal...– que disparan el riesgo cardiovascular.


La importancia de tener una vida sin estrés

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Cuanto más caro es un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil


  • Un estudio realizado en la Unión Euroepa confirma que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico

Cuanto más caro sea un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil asociada con el consumo de tabaco. Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en la revista «JAMA Pediatrics» que ha analizado cerca de 54 millones de nacimientos en 23 países de la Unión Europea entre 2004 y 2014 y que ha analizado si las diferencias entre el precio del tabaco se relacionaba con la mortalidad infantil.

Los investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido), han encontrado una asociación entre las tasas de mortalidad infantil y las diferencias en el precio entre cigarrillos. Los autores dicen que la eliminación de los cigarrillos más ‘económicos’ del mercado puede ayudar a reducir las muertes infantiles a nivel mundial. Gracias a las medidas fiscales e impuestos, los cigarrillos en los países de la Unión Europea son más caros que nunca; sin embargo, todavía hay en el mercado cigarrillos económicos disponibles. 

«En este estudio, encontramos que la disponibilidad de cigarrillos más baratos se asocia con más muertes infantiles», señala el coordinador de la investigación, Filippos Filippidis.

Durante los diez años que se prolongó el estudio, la mortalidad infantil disminuyó en todos los países de 4,4 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2004 a 3,5 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2014. Paralelamente, el precio de las cajetillas de tabaco aumentó durante este tiempo en todos los países estudiados. La diferencia entre los cigarrillos de precio medio y los económicos varió de 12,8 por ciento a un 26% durante el periodo de estudio.

Los resultados mostraron lo siguiente: el incremento en el precio de los cigarrillos se asoció con una reducción en la mortalidad infantil. Así, un incremento de 1 euro por paquete en el precio medio del cigarrillo se relacionó con 0,23 muertes menos por cada 1.000 nacidos vivos en el mismo año y 0,16 menos muertes por cada 1.000 nacidos vivos en el año siguiente. Sin embargo, una subida del 10% en el precio del tabaco se relacionó con 0,07 más muertes por cada 1.000 nacidos vivos al año siguiente. Esto significa que podrían haberse evitado 3.195 muertes infantiles si no hubiera habido diferencia de precio entre los diferentes productos de tabaco durante el tiempo de estudio.

Doble efecto

Se ha demostrado es que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida particularmente eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico. ¿Y la mortalidad infantil? Según los autores, la relación entre la menor mortalidad infantil y el aumento de precio en el tabaco se debe probablemente a una menor exposición al humo de ‘segunda mano’ o tabaquismo pasivo entre las mujeres embarazadas y los lactantes, especialmente en el hogar. También, sugieren, podría ser porque hay menos mujeres embarazadas fumadoras.

Pero el estudio también ha observado otro dato interesante. A pesar que los gobiernos de la UE han penalizado el consumo de tabaco con más impuestos haciendo que sean más caros, las compañías tabacaleras han respondido con diferentes estrategias de precios, gravando las cajetillas ‘premium’, lo que provoca una brecha de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio, una situación que permite a los fumadores la opción de cambiar a productos más baratos, haciendo que las subidas de impuestos sean menos eficaces.

«El aumento de la fiscalidad sobre el tabaco es una estrategia muy eficaz para proteger la salud infantil», afirma el investigador Christopher Millett. «Nuestros resultados sugieren que la política de impuestos sobre el tabaco debe diseñarse no solo para aumentar el precio promedio de los cigarrillos, sino también para eliminar la diferencia de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio», añade el investigador del estudio.


Cuanto más caro, menos se fuma y menos afecta a la infancia

lunes, 18 de septiembre de 2017

Por si había dudas: sí, el ocio beneficia seriamente la salud

  • ¿Renunciar a las vacaciones? Mejor no
  • Tener tiempo libre es crucial para el bienestar físico y psicológico
"No tengo vida" y «necesito desesperadamente unas vacaciones» son dos de las frases que con más frecuencia tuitean los famosos y los personajes públicos. Pero ojo: no se trata de una queja, sino más bien de un alarde de agenda. Silvia Bellezza, investigadora de la Universidad de Columbia (EEUU), denomina este tuiteo como humblebragging, un término anglosajón acuñado hace poco para aludir a la falsa modestia de las celebrities. Sin embargo, la carencia de tiempo libre se ha convertido en algo de lo que presumir, con independencia de si se es popular o no. «Si alguien nos pregunta '¿cómo estás?', ya es raro que contestemos 'bien, gracias'; solemos responder con un '¡ocupado!'», asegura Bellezza. 

Por eso hace un año inició una investigación junto a la Universidad de Harvard para averiguar si vivir con la agenda tan a rebosar influye positivamente en cómo nos ven los demás. La conclusión fue un rotundo sí. Han quedado atrás los días en los que vivir ocioso, sin nada que hacer excepto disfrutar del tiempo libre, era sinónimo de alto estatus; ahora despiertan admiración las personas superocupadas.

 «En Estados Unidos gozan de más prestigio las personas que trabajan todo el tiempo y no tienen ni un momento de respiro», explica Bellezza. «Cuanto más se asienta la creencia de que el trabajo duro es lo que nos da opciones de prosperar y ascender en el escalafón social, más valoramos a quienes renuncian al tiempo libre y trabajan a todas horas», añade. Según la investigadora, «percibimos que las personas muy ocupadas poseen dos rasgos humanos claves y envidiables: son ambiciosas y competitivas». Y claro está: queremos parecernos a ellas.

La paradoja es que ese ritmo de vida a ful que veneran las sociedades occidentales tiene consecuencias negativas para la salud. No disponer de tiempo libre nos aleja bastante de lo que entendemos por bienestar. Entre otras cosas, porque el corazón se resiente cuando nos hundimos bajo montañas de trabajo.

Un reciente estudio británico basado en más de un millón de trabajadores reveló que las personas que trabajan más de 55 horas semanales tienen un 33% más de riesgo de sufrir un infarto que quienes se limitan a una vida laboral de 35 ó 40 horas a la semana. Además, quienes renuncian a las vacaciones -la última ocurrencia de los trabajólicos- deben saber que el riesgo de sufrir un ataque cardíaco se duplica. En definitiva, llegar a viejo es bastante más difícil si vivimos para trabajar que si trabajamos para vivir. En Japón incluso tienen una palabra para eso: karoshi, que significa muerte por exceso de trabajo.

TRABAJAR MÁS DE 60 HORAS A LA SEMANA TRIPLICA LA APARICIÓN DE TUMORES

A esto hay que sumarle que el cuerpo en forma de manzana, un tipo de obesidad que fomenta la acumulación de grasa alrededor de órganos vitales, también está directamente relacionada con el exceso de curro y con la predisposición a enfermar. A ello se añade que somos más vulnerables a la diabetes, la artritis y el cáncer cuantas más horas pasamos trabajando. 

Dedicar más de 60 horas semanales a lo laboral triplica la incidencia de tumores, algo que los científicos atribuyen a que el exceso de estrés provoca cambios fisiológicos que reducen el número de las denominadas células asesinas o NK (por las siglas inglesas de natural killer). Sin ellas en primera línea de defensa, las células cancerosas lo tienen mucho más fácil para hacer de las suyas.

Desde el punto de vista de la neurociencia, la ausencia de tiempo libre es a todas luces insana. «El exceso de trabajo es un estresor crónico, y sabemos que el estrés continuado produce una elevación a largo plazo de los niveles de cortisol que es tóxica para el cerebro», explica Michael Valenzuela, investigador a la cabeza del Grupo de Neurociencia regenerativa de la Universidad de Sidney (Australia). «En esencia, conduce a la pérdida de neuronas y a fallos en la función cerebral», añade el investigador. De hecho, en su opinión, el equilibrio entre trabajo-ocio no debería considerarse una opción, ni siquiera un estilo de vida, sino un elemento indispensable para la salud cerebral.

ABURRIMIENTO.

 Y no sólo eso. Si pretendemos ser creativos e innovadores, no hay nada más contraproducente que ocupar todo nuestro tiempo. Es más, estudios recientes revelan que para dar rienda suelta a la creatividad es imprescindible aburrirse un poco. Cuando nos invade el hastío, o mientras soñamos despiertos, se activa en la sesera la red neuronal por defecto (RND), un entramado de células nerviosas vinculado con el ingenio y la inventiva. Por el contrario, cuando no tenemos tiempo ni para respirar la actividad de la RND se suprime casi por completo. Eso implica que viviendo para trabajar perdemos la capacidad de conectar experiencias pasadas, proyectar hacia el futuro e imaginar

Que infravaloramos el ocio se nota especialmente cuando, después de una estresante vida carente de tiempo libre, llega el momento de la jubilación. «En ese momento las actividades de ocio son aún más importantes, porque venimos de tener un nivel alto de estímulos sociales, mentales y físicos proporcionados por la actividad laboral», advierte Valenzuela. «Si esos estímulos desaparecen de golpe, nuestra sesera corre un serio peligro», añade. 

Al fin y al cabo, el cerebro, como los músculos, necesita acción y estimulación constantes para no debilitarse. Conociendo como conocemos nuestro órgano pensante, el investigador asegura que debería ser prioritario planificar lo que haremos al dejar de trabajar. Porque, reflexiona, «¿qué sentido tiene disfrutar de 20 ó más años de jubilación si nuestro cerebro deja de funcionar?».


El exceso de trabajo triplica la aparición de tumores cancerígenos