Publicitat

viernes, 19 de diciembre de 2014

Agradecimiento de un socio

ASOCIACIÓN BARCELONESA DE LARINGECTOMIZADOS


La felicitación es portadora del genuino tributo de homenaje y gratitud a todos los componentes de esa maravillosa Asociación.

Cuando contemplas atónito que el mundo se desmorona con escasos valores sociales, morales y escasa humanidad y ves a mujeres y hombres que imparten su trabajo y profesión, usando el raro perfume de la distinción, hermanado con vocación, simpatía y altruismo, piensas que el mundo navega en demanda de un futuro mejor. Y el viejo, muy viejo, profundo observador de la vida, afirma el epitafio:


" Nacer y morir es algo ineluctable, pero es mejor vivir que no haber nacido "


NAVIDAD 214
 Pedro Planell


jueves, 18 de diciembre de 2014

El deporte o ejercicio protege frente al cáncer

El deporte que mejora la capacidad cardiorespiratoria protege frente al cancer

El ejercicio que mejora la capacidad cardiorespiratoria protege frente al cáncer.Un estudio norteamericano que siguió a 26.000 hombres durante diez años afirma que aquellos que hacen ejercicio de intensidad alta tienen un 55 por ciento menos de riesgo de morir por cáncer.

Según un estudio, los hombres que hacen ejercicio que les ayuda a mejorar su capacidad cardiorespiratoria son menos propensos a morir de cáncer, aunque otros estudios sólo relacionaban este beneficio con deportes de mayor intensidad. El estudio, publicado en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise midió la asociación entre ejercicio para mejorar la aptitud cardiorespiratoria con la mortalidad por cáncer en hombres, separando los casos de cáncer relacionados con el tabaco de los no relacionados.

Para ello, investigadores de la West Texas A&M University y el Instituto Cooper en Dallas, Estados Unidos, siguieron a casi 26.000 hombres de entre 30 y 87 años a los que se les hizo una evaluación médica previa, incluyendo un test de ejercicio y una entrevista sobre sus hábitos sanitarios. Después de diez años de seguimiento, 335 murieron de cáncer, de los que 133 fue por tipos de cáncer relacionados con el tabaco y 202 por tumores no relacionados con el tabaco.

Después de ajustar la edad, el consumo de tabaco, la ingesta de alcohol, el índice de masa corporal y la presencia o no de diabetes mellitus, este equipo de investigadores encontró que había una asociación inversa entre los niveles de ejercicio para mejorar la capacidad cardiorespiratoria y la mortalidad por cáncer, asociada y no asociada con el tabaco. Aquellos que hacían ejercicio de alta intensidad tenían un 55 por ciento menos posibilidades de morir por cáncer que aquellos que hacían menos deporte, mientras que aquellos hombres que hacían un ejercicio moderado, tenían un 38 por ciento menos posibilidades de fallecer por esta patología.

Así, los niveles de ejercicio moderado y alto se asociaban con un menor riesgo de morir por cáncer comparado con aquellos hombres que ejercitan menos su capacidad cardiorespiratoria. Su conclusión es que "este ejercicio puede proporcionar una protección contra la mortalidad por cáncer".

El ejercicio no contrarresta el tabaco

Por una persona que hace ejercicio moderado, este equipo entendió a una persona que corriera de 20 a 40 minutos, de tres a cinco veces a la semana. Mientras que las personas con ejercicio de gran intensidad estaban ya a un nivel cercano al competitivo.

En cuanto a los cánceres no asociados al consumo de tabaco, los hombres que participaron en el estudio que hacían ejercicio de intensidad alta tenían un 46 por ciento menos riesgo de sufrir esta patología, mientras que quienes hacían ejercicio moderado tenían un 34 por ciento menos riesgo.

Por lo que hace al riesgo de sufrir cánceres relacionados con el tabaco, como pulmón o laringe, aquellos más deportistas tenían un 66 por ciento menos de sufrirlos mientras que los deportistas moderados tenían un riesgo un 43 por ciento menor. Los sujetos más deportistas tienden a ser menos fumadores, pero aun así uno de cada diez de ellos, fumaba frente a dos de cada diez de los deportistas moderados y tres de cada nueve hombres sedentarios.

El estudio encontró que el hacer ejercicio también disminuía la mortalidad por cáncer en los más deportistas fumadores, aunque los autores subrayan que hacer más ejercicio no es en ningún caso una alternativa a dejar de fumar


El ejercicio puede proteger contra la mortalidad por cáncer

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Una guía ayuda a pacientes laringectomizados a adaptarse a su nueva vida

Ávila, 13 nov (EFE).- El Complejo Asistencial de Ávila ha publicado una guía dedicada a facilitar consejos a pacientes laringectomizados para ayudarles a adaptarse a su nueva vida.

La guía, presentada hoy, se constituye en una herramienta "asequible" que busca simplificar la información que los pacientes y sus familiares precisan una vez son dados de alta, según ha explicado exjefe del Servicio de Otorrinolaringología del centro, Gonzalo Martín.

Este manual es el fruto de una de las "prioridades" del servicio en relación con los tumores de cabeza y cuello, ya que el "cuarenta por ciento" de los pacientes que sufre cáncer de laringe requiere una cirugía "radical" mediante laringectomía, que puede implicar consecuencias psicológicas.

La guía, en este sentido, busca fomentar la confianza en el equipo médico y en el futuro del paciente intervenido, con el objeto de una recuperación que le permita reincorporarse lo antes posible a su vida social y laboral.

Los cuidados del estoma y el material que precisa, la alimentación, la rehabilitación del paciente, el ejercicio físico, las relaciones de pareja o el apoyo psicológico son algunos de los aspectos que contempla la publicación, que ha comenzado a repartirse entre los pacientes del centro.

El cáncer de laringe es el más frecuente de las vías aerodigestivas superiores y de los que más impacto psicológico y social producen.

Según el jefe del Servicio de Otorrinolaringología, además, la incidencia en la provincia de Ávila de esta enfermedad es superior a la media española, con ocho pacientes por cada cien mil habitantes y año.

Asimismo, se han registrado casos que se producen en edades "extremas", tanto avanzadas como tempranas, por lo que el especialista ha incidido en la necesidad de un diagnóstico temprano, así como evitar los hábitos tóxicos vinculados a este tipo de cáncer que registra 2,2 muertes por cada cien mil habitantes y año.

Al respecto, Gonzalo Martín ha subrayado el hecho de que la mayoría de los pacientes sean hombres, con cáncer de laringe provocado por haber fumado, aunque "últimamente" también se están registrando casos de mujeres que padecen este tipo de cáncer como consecuencia de presentar el virus del papiloma humano.EFE


Una guía dedicada a facilitar consejos a pacientes laringectomizados


martes, 16 de diciembre de 2014

Bon Nadal i un Feliç Any Nou 2015!


Des de 
l'Associació Barcelonesa de Laringectomitzats,
 us volem desitjar un 
Bon Nadal i un Feliç Any Nou 2015



Desde la
Asociación Barcelonesa de Laringectomizados
 os deseamos una
Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2015




lunes, 15 de diciembre de 2014

La contaminación industrial multiplica los tumores en Cataluña, Huelva y Asturias

No todos los españoles tienen el mismo riesgo de contraer un cáncer. Aparte de los factores genéticos, de la predisposición familiar y de los hábitos saludables o insanos, la ciudad de residencia condiciona mucho más de lo que se pensaba la aparición de los tumores.

El primer Atlas municipal de mortalidad por cáncer en España, de 157 páginas, realizado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, que depende del Ministerio de Sanidad, ha destapado grandes aglomeraciones de casos en Cádiz, Huelva, Cataluña, Asturias o País Vasco, que sólo se explican por la contaminación industrial. En estas zonas, la probabilidad de contraer un cáncer de pulmón, laringe, tejido conjuntivo es hasta tres veces mayor que en el centro de la Península. El estudio fue presentado a los especialistas en unas jornadas el pasado mes de julio.

Otros tumores, como el de útero, aparecen con más frecuencia en zonas costeras del Mediterráneo, lo que los investigadores relacionan con la mayor promiscuidad sexual por el turismo. El de estómago es especialmente llamativo en Castilla y León. El estudio lo atribuye a la dieta, especialmente pobre en verduras y rica en carne, y también a la contaminación del agua por nitratos y nitritos, residuos de su enorme cabaña de cerdos.

El responsable del estudio, Gonzalo López Abente, sentencia con una frase sus hallazgos: "Los genes no explican estos patrones de distribución. Hay claras desigualdades ambientales". Aunque el reparto varía mucho según el tumor, "se observa que los casos siguen el patrón de la industrialización en España, con una concentración en polos como Asturias, Huelva, Cataluña o País Vasco", afirma.

El estudio está realizado tomando en cuenta todos los fallecidos en España por cáncer entre 1989 y 1998. Con esa información, y según la población de cada uno de los 8.077 municipios españoles, los investigadores han construido el riesgo relativo, la probabilidad que tiene una persona de desarrollar un cáncer en ese municipio. El mapa utiliza una escala que va de 0,5 al 1,5 (el 1 es la media nacional). Este último muestra el triple de probabilidades de tener un cáncer de ese tipo.

Los investigadores han desarrollado 21 mapas, uno por tumor. "Aunque puede parecer sencillo, cada mapa requiere más de un día de computación. Hay mucha artillería estadística en cada uno", señala López Abente.


La población de residencia condiciona la aparición de tumores

jueves, 11 de diciembre de 2014

¿Qué es una traqueotomía?

Es un procedimiento quirúrgico para crear una abertura a través del cuello dentro de la tráquea. Generalmente, se coloca un tubo o cánula a través de esta abertura para suministrar una vía aérea y retirar secreciones de los pulmones. Este tubo se llama cánula de traqueotomía o tubo traqueal.

Descripción

Se utiliza anestesia general, a menos que la situación sea crítica. Si esto sucede, se inyecta anestesia dentro del área para ayudar a que usted sienta menos dolor durante el procedimiento.

Se limpia y cubre el cuello con vendas de cirugía. Se hacen incisiones quirúrgicas para mostrar los anillos cartilaginosos duros que conforman la pared externa de la tráquea. Luego, el cirujano crea una abertura dentro de la tráquea e introduce la cánula de traqueotomía.
Por qué se realiza el procedimiento

Una traqueotomía se puede realizar si usted:

  • Tiene un cuerpo extraño grande que obstruye las vías aéreas.
  • Tiene una incapacidad para respirar por sí solo.
  • Tiene una anomalía hereditaria de la laringe o la tráquea.
  • Ha inhalado material dañino como humo, vapor u otros gases tóxicos que hinchan y bloquean las vías respiratorias.
  • Tiene cáncer del cuello, que puede afectar la respiración al ejercer presión sobre la vía respiratoria.
  • Presenta parálisis de los músculos que afectan la deglución.
  • Tiene lesiones graves en el cuello o la boca
  • Cirugía alrededor de la laringe que impide la respiración y deglución normales.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a medicamentos, incluso ataque cardíaco y accidente cerebrovascular

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Lesión a nervios, incluso parálisis
  • Cicatrización

Otros riesgos abarcan:

  • Daño a la glándula tiroidea
  • Erosión de la tráquea (infrecuente)
  • Punción del pulmón y atelectasia pulmonar
  • Tejido cicatricial en la tráquea que causa dolor o dificultad para respirar

Pronóstico

Si la traqueotomía es temporal, la cánula finalmente se retira. La curación ocurrirá rápidamente y dejará una cicatriz mínima. Algunas veces, puede ser necesario un procedimiento quirúrgico para cerrar el sitio (estoma).

Ocasionalmente, se puede presentar estenosis o estrechamiento de la tráquea, lo cual puede afectar la respiración.

Si la cánula de traqueotomía es permanente, el orificio permanece abierto.

Después del procedimiento

La mayoría de los pacientes necesita de 1 a 3 días para adaptarse a respirar a través de la cánula de traqueotomía y les tomará algún tiempo para aprender la forma de comunicarse con otros. Inicialmente, puede ser imposible para el paciente hablar o producir sonidos.

Con entrenamiento y práctica, la mayoría de los pacientes pueden aprender a hablar con una cánula de traqueotomía. Durante la hospitalización, los pacientes o miembros de la familia aprenden a cuidar la traqueotomía. Igualmente, es posible disponer del servicio de cuidados domiciliarios.

Usted debe estar en capacidad de regresar a sus actividades normales. Al salir, puede usar una prenda suelta, como una bufanda u otra protección, sobre el estoma (orificio) de la traqueotomía. Utilice precauciones de seguridad al exponerse al agua, los aerosoles, el polvo o las partículas de alimentos.


¿Qué es una traqueotomía?
 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Seguimiento y revisiones tras una laringectomía

Una vez finalizado el tratamiento es preciso realizar revisiones periódicas. Son necesarias para confirmar que el paciente sigue bien. También sirven para seguimiento y control de los efectos secundarios del tratamiento y para instaurar, en caso necesario, un tratamiento lo más rápidamente posible.

Incluso tras el tratamiento más completo, existe un riesgo de reaparición de la enfermedad. Su diagnóstico precoz permite instaurar, de nuevo, un tratamiento rápido y por tanto puede ser más fácil lograr que desaparezca y por tanto mejorar los síntomas.

El riesgo de reaparición de la enfermedad disminuye con el paso del tiempo. Por ello, durante los 2- 3 primeros años tras el diagnóstico es aconsejable realizar revisiones cada 3-4 meses. Durante los años 4º y 5º las revisiones pueden espaciarse algo más y se realizan cada seis meses. A partir de 5º año las revisiones pueden hacerse anualmente.

Las pruebas que habitualmente se solicitan en las revisiones periódicas tras la realización de una exploración minuciosa del cuello y estoma suelen ser las siguientes:

  • Analítica completa: se determinan parámetros que nos indican el funcionamiento del hígado, del riñón y del resto de órganos.
  • Radiografía torácica: permite observar la zona donde estaba situada el tumor y valorar cómo están los pulmones.
  • Laringoscopia directa o indirecta: se visualiza la zona de origen del tumor para valorar su estado.

Es importante que refieras a tu médico, tanto en las revisiones como en cualquier otro momento, no sólo cambios relacionados con los tratamientos, sino cualquier otro síntoma como pérdida de apetito o peso, dificultad para hablar o tragar, aparición de dolor, cansancio, etc. El médico valorará la necesidad de realizar más pruebas.



Es preciso realizar revisiones periódicas

martes, 9 de diciembre de 2014

Cuidados del paciente laringectomizado


La laringectomía representa para el paciente una agresión importante que altera su aspecto físico, a la vez que repercute en su estado emocional y su relación social, por lo que siempre es fundamental un importante apoyo familiar.

Limpieza de la cánula:

  • Remojo en agua fría y agua oxigenada a partes iguales.
  • Utilización de cepillo.
  • Aclarado con agua abundante.
  • Secar con paño limpio.

Cuidados del estoma:

  • Limpieza diaria.
  • Lavarse las manos antes de tocar la traqueostomía.
  • Limpiar el estoma con un paño limpio y húmedo; no utilizar jabón.
  • Secar por contacto.
  • Si la piel está irritada: toques con povidona yodada.
  • Utilización de apósitos protectores.

Consejos generales:

  • Si hay presencia de tapón mucoso o de secreciones espesas: instilar 1-2 ml de suero fisiológico o mucolítico tópico mediante jeringa (retirando previamente la aguja). Hacer toser enérgicamente. Si no es efectivo, puede repetirse el proceso cada 1/2 - 1 hora.
  • Dieta rica en residuos e hiperproteica. Abundantes líquidos (salvo contraindicación médica).
  • Ducha diaria protegiendo el estoma, evitando la entrada de agua y jabón.
  • Al afeitarse o cortarse el pelo, cubrir el estoma con cubierta protectora o una toalla.
  • Limpiar la boca y los dientes al menos tres veces al día (utilización de colutorios).
  • Llevar una cobertura del estoma para calentar y filtrar el aire inspirado (pañuelos, jerseys de cuello alto, etc.) sin que produzcan obstrucción respiratoria.
  • Evitar el polvo, el humo, los aerosoles, etc.
  • Evitar el contacto con personas que padezcan infecciones del tracto respiratorio.
  • Utilizar humidificación adicional del aire.
  • Realizar ejercicio suave del cuello y hombros.
  • Iniciar rehabilitación de la voz (logopedas, foniatras, asociación de laringectomizados...).

Signos de alarma por los que debe acudir al medico:

- Del estoma:

  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Dolor
  • Drenaje (supuración)

- De secreciones:

  • Cambios en la cantidad, consistencia y color.

- Signos de distress respiratorio:

  • Disnea creciente
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Aumento de la temperatura
  • Cambios en el estado mental
  • Tos persistente



    Una higiene diaria es fundamental para el laringectomizado

jueves, 4 de diciembre de 2014

Cómo prevenir el cáncer con una buena alimentación

Comer bien para estar sano. Hay una relación directa entre la dieta que sigues y las posibilidades que tienes de padecer cáncer a lo largo de tu vida. Hasta el 30% de los cánceres se podrían evitar siguiendo una buena alimentación. ¿Qué alimentos son nocivos? ¿Cuáles son beneficiosos? Hablamos con varios doctores y recuperamos varios estudios médicos para contarte cómo prevenir el cáncer con una buena alimentación.

1 El cáncer y la dieta están relacionados.

Dieta y cáncer están relacionados. Una alimentación sana y equilibrada reduce tus posibilidades de sufrir esta enfermedad. Pero si comes mal, las aumentas. Según la Organización Mundial de la Salud, se podrían evitar el 30% de los casos de cáncer en todo el mundo con una dieta sana y equilibrada.

Hay muchas líneas de investigación abiertas sobre qué alimentos favorecen el cáncer y cuáles lo evitan. Está comprobado, por ejemplo, que un consumo excesivo de grasas saturadas puede provocar cáncer. También está demostrado que comer más fruta y verdura es beneficioso.

Pero un alimento no provoca, ni evita, el cáncer por sí sólo. Lo que influye es la dieta en su conjunto.

2 No existen los alimentos cancerígenos.

No hay ningún alimento que por sí mismo provoque cáncer. Lo que sí puede provocar esta enfermedad es una mala dieta mantenida durante mucho tiempo. "Es el conjunto de la alimentación lo que puede provocar un cáncer tumoral, no hay una lista cerrada de alimentos cancerígenos", explica la Dra. Graciela García , oncóloga de la Sociedad Española contra el Cáncer.

García da un ejemplo de una dieta que podría provocar cáncer. Habla de "Una alimentación muy rica en grasas de origen animal, en carne roja y en productos precocinados y pobre en fibra, verduras y fruta". Mantener este menú durante muchos años priva al organismo de muchos nutrientes. Es esta carencia la que puede provocar la enfermedad.

Pero comer mal también puede provocar cáncer a través de otra vía: la obesidad. "Determinados tumores sí están relacionados con un sobrepeso mantenido en el tiempo", comenta la Dra. García. Pero esto te lo explicamos en el siguiente paso de este practicograma.

3 El consumo excesivo de grasas saturadas es perjudicial.

No hay ningún alimento que provoque cáncer por sí mismo. Aún así, sí hay un nutriente que está implicado en muchos cánceres relacionados con la dieta: la grasa saturada. Está presente en alimentos como la leche entera, la mantequilla, la carne roja, el queso o el aceite de coco.

El Estudio Europeo Sobre Cáncer y Nutrición establece una relación directa entre el consumo elevado de grasas y el cáncer de mama. Afirma que las mujeres que toman más de 35 gr de grasa saturadas al día tienen el doble de posibilidades de tener cáncer de mama que las que consumen menos de 10 gr. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura también advierte de este riesgo, y afirma que aumentan las posibilidades de padecer cáncer de colon.

Hay un condicionante muy importante en la relación que existe entre las grasas saturadas y el cáncer: la obesidad. Una ingesta muy elevada de este nutriente provoca sobrepeso, y esto a su vez puede causar la aparición de tumores cancerígenos. Según el Instituto Nacional del Cáncer de EE UU, el 4% de los nuevos cánceres que se registraron en hombres en Estados Unidos en 2007 estuvieron provocados por la obesidad. En las mujeres el porcentaje fue aún mayor: 7%.

4 Come más fruta, verduras y legumbres.

"Hay muchos estudios que ponen de relieve que las verduras, la fruta y las legumbres tienen un efecto protector frente al cáncer", explica la Dra. Irene Santacruz, de la Unidad de Coaching Nutricional del Hospital Nisa. "Sus compuestos tienen una acción directa para prevenir la enfermedad".

Estos alimentos aportan al organismo una gran cantidad de vitaminas, fibra y agentes fitoquímicos. Y son estos agentes los que tienen una acción protectora frente a los tumores cancerígenos (‘Guía de alimentación y salud’, UNED).

Santacruz resalta un aspecto en el que insistimos mucho en este reportaje: ninguna fruta ni verdura protege frente al cáncer por sí misma. "El brécol es muy beneficioso para prevenir esta enfermedad, pero no por comer sólo esta verdura se es inmune. Hay que tomarlo en el seno de una dieta sana y equilibrada", recalca la doctora.

5 La forma de cocinar influye.

La forma de cocinar los alimentos puede influir en la aparición del cáncer. La nutricionista Leticia Garnica, de Dietistaynutricionsita.com, explica por qué. "Cuando cocinas una hamburguesa a la parrilla o a la barbacoa la carne se quema. En esta parte dorada hay una gran concentración de unas moléculas llamadas aminas heterocíclicas, que son cancerígenas". Estos compuestos pueden estar presentes en cualquier tipo de carne que se quema: ternera, pollo, cerdo o pescado.

La nutricionista apunta que esto sólo afecta a las carnes que se hacen a la parrilla. "Cuando cocinas en la sartén no hay ningún riesgo, ya que no hay contacto directo con el fuego", comenta Leticia.

Pero no se puede generalizar. Es verdad que las aminas heterocílicas son cancerígenas. Pero las fuentes consultadas para este reportaje sobre alimentación y cáncer coinciden en que no afectan igual a todo el mundo. Hay personas que metabolizan estas moléculas mejor que otras.

6 El alcohol puede provocar cáncer.

Beber alcohol en grandes cantidades puede provocar cáncer. Cuanto más alcohol beba una persona, mayores son sus posibilidades de padecer esta enfermedad. Según el Instituto Nacional del Cáncer de EE UU, el 3,5% de las muertes por cáncer en ese país desde 2009 han estado relacionadas con el alcohol.

Queremos insistir mucho en que el riesgo está en la cantidad. Beber una cerveza o un vaso de vino no es peligroso. Lo que aumenta las posibilidades de padecer cáncer es consumir mucho alcohol todos los días.

Si el alcohol se consume junto con tabaco, las posibilidades de padecer cáncer se disparan. Son mucho mayores que si se bebe o se fuma por separado. En estos casos hay más posibilidades de padecer cáncer de boca, faringe, laringe o esófago.

7 ¿Cómo sería el menú ideal?

El menú ideal para evitar el cáncer parte de una dieta sana y equilibrada. Toma nota:

-Entre seis y diez raciones de legumbres, patatas o cereales al día.

-Entre dos y cuatro raciones de fruta o zumos de fruta.

-Entre tres y cinco raciones de hortalizas y fruta al día.

-Entre dos y tres raciones al día de leche o derivados lácteos.

-Entre una y dos raciones al día de huevos, pescado o carnes.

-Consume aceite y grasas con moderación. No pases de los 80 gramos al día.

8 Recomendaciones finales.

Hemos querido dedicar este último paso para recopilar unos consejos sobre alimentación y cáncer. Están sacados de la guía ‘Alimentos, nutrición, actividad física y la prevención del cáncer’, editada por la Organización Mundial de la salud.

-Evita el sobrepeso y la obesidad.

-Mantén un estilo de vida activo: haz deporte.

-Limita el consumo de bebidas azucaradas.

-Comes más verduras, frutas y hortalizas.

-Limita la ingesta de carnes rojas.

-Limita la ingesta de bebidas alcohólicas.


El 30% de los cánceres se podrían evitar siguiendo una buena alimentación

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Alcohol, una causa de cáncer

Traducció al castellà de la versió original en català consultable aquí.

 Cosas que hay que saber

El alcohol que es consumido por los humanos es el etanol que se metaboliza sobre todo en el hígado transformándose en acetaldehído.

Una unidad estándar corresponde a 10 gramos de etanol puro. Esto equivale a una copa de vino (95-115 ml), una jarra de cerveza (300-400 ml) o una copita de licor (30-35 ml), dependiendo de la graduación de cada bebida.

La media mundial de consumo oficial de alcohol en los adultos es de unos 4 litros al año que equivale a 9 gramos por día. Este consumo es muy variable; mientras que en algunos países el consumo se acerca a cero, en otros como algunos países del sur y del centro de Europa supera los 12 litros anuales.

El alcohol aumenta el riesgo de padecer, entre otras, alteraciones como hipertensión, gastritis, depresión y otros trastornos mentales, pancreatitis, cirrosis y varios efectos adversos en los fetos de las mujeres embarazadas.

También es causa de accidentes en el trabajo, en las carreteras y en la casa, así como de lesiones por violencia.

El cuerpo humano no necesita ninguna aportación de alcohol.


Los cánceres asociados al alcohol

En 1988, la Organización Mundial de la Salud incluyó el etanol del alcohol en la lista de sustancias carcinógenas y 2007 confirmó su relación con los cánceres de la cavidad oral, la faringe, la laringe, el esófago, el hígado, el colon, el recto y la mama.

• En general, el riesgo de cáncer está relacionado con la cantidad de alcohol consumido cada día.

• Los cánceres de la cavidad oral, la faringe, la laringe y el esófago son los más fuertemente asociados al alcohol. En los fumadores el riesgo es mucho más elevado.

El cáncer de hígado está fuertemente ligado al alcohol en los bebedores importantes. En algunos países europeos podría ser la principal causa de este cáncer.

El consumo de alcohol provoca un incremento moderado del riesgo de cáncer de mama en mujeres, tanto en las fumadoras como en las no fumadoras. Su riesgo aumenta un 7% por cada unidad estándar de alcohol ingerida por día respecto al riesgo de las no bebedoras. Dada la alta incidencia de este cáncer, el alcohol provoca más cánceres de mama que de cualquier otro tipo de cáncer en las mujeres.

El consumo de alcohol también podría estar asociado un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón.



Consejos


1. Vigila. El alcohol es una droga que crea adicción.

2. Evita el alcohol si quieres minimizar el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas. El consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria, pero en cuanto al cáncer no hay ninguna cantidad segura.

3. Si no quieres evitar el consumo, recuerda que la cantidad máxima recomendada es:
- Dos unidades estándar en los hombres
- Una unidad estándar en las mujeres



Cosas a tener en cuenta

Hay personas que por cuestiones genéticas son menos susceptibles al alcohol que otras. Incluso en estas personas el alcohol causa cáncer, de ahí la importancia de controlarlo.

El alcohol es uno de los factores de riesgo modificables del cáncer de mama más importantes. Es necesario que las mujeres conozcan qué nivel de consumo no conlleva un incremento excesivo del riesgo de sufrir este cáncer.

Diversos estudios sugieren que el consumo moderado de alcohol (hasta dos unidades día) reduce el riesgo de enfermedad isquémica coronaria y accidente cerebrovascular isquémico. Sin embargo, a dosis superiores a las máximas recomendadas, los efectos negativos del alcohol superan claramente los positivos.

La Organización Mundial de la Salud estimó que, teniendo en cuenta el balance entre las muertes provocadas y evitadas por el alcohol, éste provocó la muerte de 1.804.000 personas en 2000 (un 3,2% de todas las muertes de ese año).


Recuerda


Puede que una cantidad pequeña de alcohol toma regularmente proteja contra la enfermedad cardíaca pero también es muy fácil que, al ser una droga, no nos demos cuenta y esta cantidad llegue a ser demasiado grande.

No olvidemos que los efectos negativos del alcohol superan los positivos.


Evita el alcohol si quieres minimizar el riesgo de cáncer

martes, 2 de diciembre de 2014

El tabaco y el fumador pasivo

El humo pasivo (a veces también conocido como "humo de segunda mano") es, en realidad, el humo generado por los cigarrillos y el humo exhalado por los fumadores. No siempre se puede ver u oler, pero puede permanecer suspendido en el aire hasta unas 2 horas y media. Los efectos del humo pasivo pueden resultar tan dañinos como si se fumase directamente. Por ello, se considera peligroso para los no fumadores, especialmente para los niños. Las consecuencias sobre la salud de la exposición pasiva al humo son la razón por la cual cada vez son más los países que prohíben fumar en espacios públicos.

¿Cuáles son los efectos del tabaco en el fumador pasivo?

Ha de saber que -por cada cigarrillo que se fuma- se está inhalando hasta 4000 productos químicos dañinos. Los no fumadores, al recibir el humo de segunda mano, pueden inhalar también esos mismos productos tóxicos. Algunos de los efectos que pueden producir el humo pasivo en los no fumadores son:

Problemas cardiovasculares y efectos negativos en el sistema circulatorio, los cuales pueden incrementar el riesgo de problemas de corazón incluso un ataque.

Cáncer: El humo pasivo puede hacer incrementar el riesgo de cáncer. Los cánceres asociados al humo pasivo son: cáncer de pulmón, cáncer de pecho en mujeres, cáncer renal y tumores cerebrales.

Problemas respiratorios así como problemas en los oídos, nariz y garganta. Desde asma a hasta tos continuada, falta de aire o nariz congestionada.

En el caso de las mujeres embarazadas puede producirles el nacimiento prematuro del bebé o que tenga bajo peso al nacer o incluso afectar negativamente en el desarrollo del feto.

Aunque hay pruebas contundentes de estos, el tabaquismo pasivo se ha relacionado con la apoplejía, cáncer de mama, linfoma y leucemia.

Efectos en niños

Mientras el humo pasivo produce un efecto significativo en los adultos, es todavía más perjudicial para los niños. La razón por la que el tabaco afecta mucho más a los niños es básicamente porque están creciendo y desarrollándose y son todavía más sensibles a los efectos tóxicos de humo pasivo. Los niños son más sensibles al humo pasivo y les puede producir:

  • Asma
  • Retrasos en el desarrollo y dificultades de aprendizaje
  • Infecciones pulmonares
  • Infecciones del oído medio
  • Síndrome de muerte súbita infantil

A pesar de que ya tengan conocimiento de los efectos del tabaco en los fumadores pasivos, hay fumadores que podrían estar teniendo dificultades para dejar de fumar. Para ello puedes visitar nuestra página de consejos para dejar de fumar y obtener información útil para empezar o nuestra página acerca de los efectos secundarios de fumar que muestra los efectos que el fumar produce en su cuerpo.


Los niños son mucho más sensibles al humo pasivo
 

lunes, 1 de diciembre de 2014

Reflujo ácido aumentaría el riesgo de cáncer de laringe.

Las personas con reflujo ácido estomacal crónico tendrían más riesgo de desarrollar cáncer de laringe, sugirió un estudio. El reflujo gastroesofágico (RGE) siempre fue considerado un factor posible de riesgo del cáncer de laringe, en gran parte porque el RGE es frecuente entre las personas con ese cáncer.

Algunos estudios relacionaron el trastorno gastroesofágico con el cáncer de laringe, pero tenían limitaciones metodológicas, indicaron los autores de la nueva investigación. Para el nuevo estudio, publicado en American Journal of Medicine, los expertos compararon a 96 hombres y mujeres con cáncer de laringe con un grupo de adultos sin la enfermedad y con la misma edad, género y etnia, tres factores importantes en el riesgo de cáncer de laringe.

El estudio halló que las personas con RGE eran dos veces más propensas que aquellas sin la enfermedad a tener cáncer de laringe.

El riesgo fue independiente del tabaquismo, un factor de riesgo conocido del cáncer. Los fumadores del estudio corrieron seis veces más riesgo que los no fumadores de desarrollar cáncer de laringe.

El RGE ocurre cuando el músculo en la base del esófago no se contrae adecuadamente, lo que permite que los ácidos estomacales pasen al esófago.

La condición está relacionada con un trastorno llamado esófago de Barrett, que puede transformarse en cáncer esofágico.

En cuanto a si el RGE es un factor de riesgo del cáncer de laringe, "quedan estudios definitivos por hacer", dijo el autor principal del estudio, el doctor Michael Vaezi, gastroenterólogo del Centro Médico de la Vanderbilt University en Nashville.

Aun así, con los nuevos resultados, cada vez más evidencia indica que el RGE favorecería la aparición del cáncer.

Vaezi dijo a Reuters Health que en un estudio previo realizado junto a su equipo halló que los pacientes con cáncer de laringe que habían tomado medicamentos contra el ácido gástrico tuvieron menos probabilidades de recurrencia tumoral.

Esta es una señal de que el RGE favorecería no sólo el inicio del cáncer de laringe, sino también su reaparición, destacó el investigador.


El reflujo puede favorecer la aparición de cáncer de laringe

viernes, 28 de noviembre de 2014

¿Qué relación existe entre el sexo oral y el cáncer de garganta?

El 26,7 por ciento de los cánceres de garganta detectados en España está causado por el virus del papiloma humano

El Actor Michael Douglas nos sorprendía al asegurar que el sexo oral había sido el causante de su cáncer de garganta, descartando otros factores como el alcohol y el tabaco. Por mucho que la afirmación nos pueda parecer extraña, numerosos estudios parecen darle la razón al actor, por lo menos en parte.

Así lo recoge, por ejemplo, la investigación realizada por el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. publicado en la revista Journal of Clinical Oncology.

La investigación ha estado dirigida por la profesora Maura Gillison junto a un equipo de Universidad Estatal de Ohio, y concluye que la infección con el virus del papiloma humano (VPH), un virus de transmisión sexual, ha superado como causante de cáncer oral al tabaco y el alcohol. En concreto, el virus de papiloma humano puede ser el causante del conocido como cáncer de cabeza y cuello, que en el caso de Michael Douglas, le habría provocado un tumor debajo de la lengua.

Afirma la doctora que «la relación entre el VPH y el cáncer de cabeza y cuello cambia totalmente nuestra idea de quién está en riesgo, cómo tratar el cáncer, su pronóstico y la prevención».

Estudios similares se ha realizado también en España. Y las conclusiones van en el mismo sentido. El 26,7 por ciento de los cánceres de garganta detectados en España está causado por el virus del papiloma humano (VPH) transmitido por vía sexual oral, según un estudio realizado conjuntamente por cuatro hospitales de Madrid, que por primera vez cuantifican la afectación del virus con los tumores de orofaringe.

Según la jefa del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital La Princesa de Madrid, Laura Cerezo, con los datos extraídos de la investigación realizada sobre 102 pacientes entre el año 2000 y el 2008 en los hospitales La Princesa, Puerta de hierro, Ramón y Cajal y Doce de Octubre, «es relevante analizar la incidencia del cáncer de orofaringe inducido por VPH porque estos tumores, que generalmente se dan en pacientes más jóvenes, de 40 a 55 años, responden mejor a la quimioterapia y radioterapia».

Según la Doctora Cerezo, «hasta fecha reciente el virus del papiloma sólo se relacionaba con los cánceres de cuello uterino y de ano», si bien el resto de casos siguen teniendo como causa principal el tabaco y el alcohol, y el cambio de hábitos sexuales y el mayor número de parejas han influido en esta irrupción.

Aún así, Laura Cerezo insiste en que «es mucho peor el tabaco que el sexo oral, y además, en el caso del actor Michael Douglas, no se puede determinar qué porcentaje de su cáncer es debido al tabaco y qué porcentaje es debido a la práctica del sexo oral». Es más, nos recuerda que en el estudio realizado por los hospitales madrileños «un alto porcentaje de los pacientes eran fumadores».

«Es mucho peor el tabaco que el sexo oral»

El tumor causado por el papiloma afecta más a hombres, porque las mujeres tienen mayor carga viral en sus genitales que los hombres. Como dato más positivo respecto a este tipo de cáncer, la supervivencia es mayor en los tumores causados por el virus del papiloma que los relacionados con el consumo de alcohol o tabaco.

Según el estudio, sobreviven un 67,4% de los pacientes con tumor infectados por el virus del papiloma, frente a un 49,7% de enfermos con el mismo tumor causados por alcohol o tabaquismo.

Tras la introducción en España de la vacuna para prevenir el carcinoma de cuello uterino en niñas de 9 a 14 años, los investigadores confían en que el nivel de la infección disminuya al tiempo que se espera que lo haga también el cáncer, pero estos resultados se verán dentro de 15 ó 20 años.

Tanto es así que los expertos del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (TTCC) han planteado la posibilidad de extender la vacunación universal contra el virus del papiloma humano también a los niños para erradicar una de las causas de estos tipos de cáncer.

Desde esta asociación, la oncóloga médico del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, la doctora Yolanda Escobar, considera que vacunar a todos los menores «podría disminuir la incidencia de la enfermedad». Además, indica que así, «no sólo quedarían cubiertas las mujeres heterosexuales y homosexuales, sino que también lo harían los hombres homosexuales que pueden infectar a través del sexo anal y el oral».

Desde el Hospital de La Princesa, la Doctora Laura Cerezo también se refiere a la vacunación como una de las recomendaciones «que actualmente se están realizando en Los Estados Unidos, no solo para las chicas, sino también para las chicas». En la actualidad, en España, el calendario de vacunaciones incluye la vacunad el papiloma para las niñas de 14 años, por lo que «también deberíamos pensar si incluir en este calendario a los niños».

Parte de la prevención vendría también ligada a las prácticas sexuales, por lo que es fundamental mantener las precauciones habituales.

Sabiendo ya la importancia del virus del papiloma en este tipo de cáncer, la duda surge ahora a la hora de prevenir, detectar y diagnosticar. La doctora Laura Cerezo nos cuenta que «no existe un test que nos permita saber con antelación si va a haber cáncer o no, por lo que lo fundamental es realizar un diagnóstico precoz». Y para ello, debemos de estar pendientes de determinados síntomas que, cuando hacen acto de presencia, nos deben de llevar a la consulta del médico. Síntomas como «el dolor intenso de garganta, la aparición de sangre en la garganta, o si encontramos algún bulto».


Es peor el tabaco, pero el riesgo no es despreciable
 

jueves, 27 de noviembre de 2014

El laringectomizado y la sociedad

Cuando a una persona se le detecta un cáncer de laringe y el médico se lo comunica la primera impresión es que el mundo entero se le cae encima. Es quizá uno de los traumas más duros que, como pacientes, tenemos que soportar. Cualquier comunicación de que tenemos cáncer es muy dura pero si además de eso te dicen que vas a perder el habla no hay manera de encajarlo sin trauma. No solo el paciente sino todos los que le rodean, empezando por la familia más cercana y terminando por los simplemente conocidos, vecinos y demás.

La reacción posterior a la primera impresión dependerá mucho de cada persona. Pero lo que voy a tratar de explicar es la reacción de las personas que directa o indirectamente tienen relación con el paciente y del paciente hacia ellas. Familiares, parientes, amigos, vecinos, conocidos, etc. etc.

La primera reacción de los más allegados es similar a la del paciente, es decir, un trauma muy difícil de digerir. Cáncer y perdida del habla a la vez es demasiado para tolerar en poco tiempo. Después vienen los comentarios de los que conocen o han conocido a alguien con el mismo problema, alguien que ha sido laringectomizado. Y automáticamente empiezan a dar consejos de tranquilidad al paciente, contándole las experiencias que antes les han contado a ellos. Como si al paciente le sirviesen de consuelo los males ajenos.

La espera entre el aviso de que te van a laringectomizar y la operación en sí suele ser bastante corto. El cáncer de laringe suele estar muy localizado y si se opera pronto las posibilidades de que se reproduzca son escasas, de ahí esa premura. Es una de las pocas cosas positivas con las que contamos. En este corto periodo de tiempo los familiares y amistades más cercanas no dejan de darnos ánimos y tratar de consolarnos. Pero no saben que nos damos cuenta fácilmente de que ellos necesitan tanto o más que nosotros de ese consuelo.

Llega la operación y con resignación mal disimulada todos, paciente y allegados, tratan de que el trauma se note lo menos posible. A partir de los primeros días, cuando el laringectomizado empieza a tener la mínima fuerza moral y física, es cuando empieza el duro camino de aprender a relacionarse con los demás.

Al principio solo hay una opción, la escritura. Hacerse con una libreta, un bolígrafo y a escribir. Con lo poco que escribimos hoy en día enseguida se nos quita la pereza. A partir de la salida del hospital, cuando la relación con los demás empieza a extenderse, tanto en número de personas como en la cantidad de relación, es cuando empiezan a verse las diferencias entre personas a la hora de relacionarse con el enfermo. Me refiero, sobre todo, al modo como cada uno afronta con el laringectomizado. Y es que enseguida el ‘mudo’ empieza a intentar relacionarse no solo con escritura sino también con balbuceos y vocalizaciones, intentando hablar sin voz, pronunciando las palabras sin sonido.

Las reacciones de los demás, ante este modo de expresarse, se pueden diferenciar de dos maneras: los que sin complejos se molestan en intentar interpretar lo que intentas decir y los que poniendo cara de circunstancias miran para otro lado sin ni siquiera poner atención a lo que les intentan decir.

Dentro de los primeros los hay que tienen una tremenda facilidad para entendernos a la primera y en cambio otros lo tienen mucho más difícil. Con el tiempo también estos aprenden a leer los labios. Porque en buena parte se trata de eso, de leer nuestros labios para saber lo que decimos. Este sistema de comunicación se hace, cada día que pasa, más rutinario y ayuda muchísimo al laringectomizado. Con el paso de los meses y con el aprendizaje de la voz esofágica, preferentemente, el entendimiento se hace cada vez más completo.

En cuanto a los segundos, los que parecen desinteresarse por nuestro mal, los hay que incluso nos hablan con señas y vocalizaciones. Como si fuésemos sordos. No se puede decir, ni mucho menos, que lo hagan con mala intención, ni siquiera por falta de interés. Más bien creo que lo hacen por despiste y por miedo a no estar a nuestra altura. Parece como si se pusiesen nerviosos ante una situación anómala y desconocida para ellos. Con el tiempo también se acostumbran a la nueva relación aunque les cueste mucho más.

Para el laringectomizado es bastante duro la integración en una sociedad de la que no ha salido pero que las circunstancias, de algún modo, le han marginado. Este es un punto donde nosotros más tenemos que trabajar para que esta marginación sea mínima e incluso no llegue a existir.

Cuando termina la recuperación física de la operación enseguida vienen las sesiones de radio y a veces de quimio. No da tiempo a empezar una vida normal. Pero una vez terminada la recuperación total debemos hacer todo lo posible por no caer en un estado de languidez que nos aparte de nuestro mundo anterior. No es tarea fácil. Por una parte nos alejamos del trabajo, lo que significa el primer aislamiento con respecto a nuestra anterior vida. Si además de esos dejamos de frecuentar nuestras anteriores costumbres y a nuestros viejos amigos nos veremos avocados al aislamiento psicológico del que debemos huir.

No es tarea fácil. A mi entender es importante que desde el principio tratemos de ser lo más independientes que podamos a la hora de hacer las tareas más corrientes como hacer alguna compra, pasear cerca de casa, etc. Eso no significa que no nos apoyemos en la familia o los amigos pero siempre que ese apoyo no se convierta dependencia.

Otra de las cosas que debemos hacer es ponernos en contacto con la asociación de laringectomizados de nuestra ciudad o provincia. Ellos nos darán los primeros ánimos y consejos. Ver cómo hablan y se desenvuelven será nuestro mejor aliciente para seguir luchando por nuestra adaptación. Una vez que empecemos las clases poco a poco iremos viendo como empiezan a salir sonidos de nuestra boca. Primero muy elementales y con mucha dificultad pero enseguida empezarán a salir palabras que empezarán a tener sentido. Hay otros métodos para empezar a hablar, pero la mayoría aprendemos con voz esofágica. Los otros métodos los comentaré en otro apartado.

Resumiendo, para terminar, pienso que el conseguir seguir siendo los mismos que antes de la laringectomía es la principal o una de las principales tareas que debemos acometer cuanto antes después de la intervención y una vez hayamos pasado los primeros meses de recuperación. Conseguir que los demás nos vean como antes de la operación, con nuestra deficiencia, pero nada más. Y eso solo nosotros podemos conseguirlo.


Hay que seguir siendo el mismo antes y después de la operación

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Respirar y oler la brisa del mar

O la del monte o la de la campiña o la del bosque… Me refiero a la del mar porque es la que tengo cerca, en la ribera del dique de poniente, a pocos metros sobre las rocas que baten las olas, unos días suaves y otras levantiscas y con fuerza. ¡Qué limpio y lenitivo el aire salobre para la tráquea, los bronquios y los pulmones!, y mucho mejor si la respiración es la diafragmática. ¡Y cómo huele la brisa marina y las aromáticas oleadas de hinojo, de matas, y de pino tierno que crece en las breves tierras abruptas del litoral.

Sé que todavía habrá laringectomizados (o si lo preferís: personas laringectomizadas) que abrirán unos ojos como platos al oír que el olfato funciona perfectamente. En cuanto a la respiración, ya habrán notado que no es lo mismo hacerlo en un parque con buena vegetación que en unas calles con abundante circulación. Si se usa filtro MHE, se puede comprobar como en el parque se mantiene limpio y se pone sucio en el andar urbano. Y si se usa un cubre estoma blanco, al respirar en una zona contaminada se formará un círculo oscuro en torno a la entrada de la tráquea.

Y, sin embargo, qué fácil resulta volver a oler normalmente, con su repercusión en el disfrute del gusto. Como he explicado en anteriores artículos, sólo hay que hacer circular aire por la nariz que, siempre, mejor o peor según sea alta o baja la densidad de moléculas olorosas que transporte, activará y regenerará la función del epitelio olfativo que estaba atrofiándose por falta de estímulo.

Con sólo generar un hueco en la cavidad bucal –una depresión– ésta se llenará de aire por la presión atmosférica exterior, y el aire que entre usará la vía nasal. No hay más que ejercitar lo que se conoce como ‘bostezo educado’. Manguitos para conectar la tráquea con la boca y así respirar por la nariz, son útiles para acelerar la reactivación del sistema pituitario, pero no imprescindibles. Y los manómetros sirven para comprobar que se hace la acción correcta, que se manifiesta en el desplazamiento de la columna de líquido.

Para confirmar la eficacia del juego depresión/presión en el circuito buco-nasal, puedo manifestar que quienes vienen a clase de habla esofágica conmigo, están aumentado su capacidad olfativa, y que quienes están siguiendo el método explicado en mis artículos y con los que comentamos realización por internet, me manifiestan su mejoría olfativa.


El olor del hinojo, un placer al alcance de los laringectomizados

martes, 25 de noviembre de 2014

El habla en los laringectomizados

Como la mayoría de nosotros podemos hablar, prestamos poca atención a la naturaleza del habla o cómo se produce. El habla es nuestra forma habitual de comunicación. Con ella somos capaces de transmitir, y sin ella nuestra vida sería más complicada. Al pensar en cómo se produce el habla, la mayoría de la gente piensa inmediatamente en los labios y la lengua, pero participan varios órganos más del cuerpo: centros y vías nerviosas, pulmones, tráquea, laringe (que contiene las cuerdas vocales), faringe, nariz y boca.

La voz se produce cuando el aire, al ser exhalado de los pulmones, hace vibrar las cuerdas vocales. Este sonido es modificado por la lengua, labios, mejillas y paladar. El sistema nervioso central estructura las palabras y el lenguaje.

¿Qué pasa si la laringe sufre alguna alteración?

La laringe puede ser extirpada por diferentes motivos, y una de las causas más frecuentes es por un tumor. La extirpación puede ser total o parcial, pero en ambos casos se suele practicar también una traqueotomía: un orificio practicado en la parte baja y anterior del cuello que comunica la traquea con el exterior. El laringectomizado tiene que respirar de por vida por el traqueostoma, por lo que respira aire que no está ni filtrado, ni calentado, ni humedecido.

Aunque los laringectomizados totales no pueden hablar de forma natural, los parciales sufren una extirpación incompleta que les permite el paso del aire por vías naturales, en mayor o menor grado. En este caso, para hablar suele bastar con poner el dedo sobre el orificio traqueal, aunque sólo pueden hacerlo durante poco tiempo.


Métodos para recuperar el habla

Los laringectomizados recurren a su esófago para inyectar el aire, y así poder hablar. Existen varios métodos para mejorar el habla, desde la voz esofágica hasta los aparatos electrónicos.

Voz esofágica: es el método más antiguo y consiste en la producción de la voz introduciendo aire en el tercio superior del esófago. Es una voz ronca y con muy poco tono, y no es posible gritar. Para hacer esto y para evitar el soplo traqueal, es necesario un proceso de aprendizaje, con la asistencia de un logopeda.

Laringes electrónicas: son aparatos, generalmente tubulares, con control de encendido, volumen y tono, que producen vibraciones gracias a la fuerza de las baterías incorporadas. Al entrar en contacto con la musculatura del cuello, se produce un sonido que es llevado al interior de la boca para producir una articulación normal.

Válvula fonatoria: son unas cánulas que cuentan en su extremo exterior con una membrana oscilante que se desplaza con la respiración y permite hablar sin necesidad de ocluir el traqueoestoma con el dedo. Se consigue una producción de voz similar a la de la esofágica.

La voz esofágica no es melodiosa, aunque algunos laringectomizados consiguen cierta fluidez en sus voces, tras cierta práctica, y con ayuda de un logopeda. Es imprescindible estar motivado para aprender a hablar con voz esofágica, ya que puede resultar un proceso lento en algunos casos. A pesar de que hay personas que aprenden a hablar casi enseguida después de la operación, otros pueden necesitar hasta un año para desarrollar una voz comprensible. De todas formas, si no hay progreso, entonces el uso del laringófono será lo más recomendable.


Consejos para enfrentar una laringectomía

Generalmente, el primer problema es enfrentar el diagnóstico del tumor, por lo que se aconseja intentar conocer la naturaleza de la enfermedad y de los procedimientos quirúrgicos. Es importante hablar sobre lo que se siente, y especialmente, sobre los temores relacionados. El enfermo necesita siempre el apoyo de sus seres queridos. Demuéstrale que le importas.

Cuando comienza el proceso de aprendizaje de la voz esofágica, hay que procurar no interrumpir al larigectomizado, y no intentar hablar por él, para darle la oportunidad de aprender este nuevo habla. Asimismo, el que le cueste hablar no quiere decir que le cuesta oír, por lo que hay que hablarle con intensidad normal. A veces, apoyarse con papel y lápiz puede ser útil, ya que el ver limitada la expresión puede causar frustración. Como método para llamar la atención, el laringectomizado puede aplaudir o tocar un silbato.

Por último, si el afectado se muestra intolerante o se irrita con facilidad, intenta comprender cómo se siente. Es importante mostrarse comprensivo y paciente para permitirle que se exprese.



El enfermo necesita siempre el apoyo de sus seres queridos