miércoles, 25 de febrero de 2015

13 músicos que vencieron al cáncer

El cantante de Iron Maiden, Bruce Dickinson, ha sido el último músico en sumarse a la lista de los diagnosticados con el dichoso cáncer, esa terrible y traicionera enfermedad que aparece de la nada y ante la que no queda otra cosa que, una vez superada la sorpresa, luchar cuerpo a cuerpo.

La buena noticia del caso de Dicksinson es que los doctores detectaron el cáncer, de lengua en su caso, en una fase muy temprana, de manera que los pronósticos son muy positivos y apuntan a una recuperación total para finales de este próximo mes de mayo.

En caso de confirmarse tan deseable buena noticia, el vocalista de Iron Maiden, icono del heavy metal, se sumaría a otra lista, en este caso realmente agradable: la de los músicos que son capaces de vencer al cáncer y seguir adelante incluso más fortalecidos.

A continuación repasamos una decena de casos en los que la vida pudo más que la enfermedad, y en los que los protagonistas siguen dando guerra sobre los escenarios.

  • JOAN MANUEL SERRAT

Serrat (Barcelona, 1943) superó en 2004 un cáncer de vejiga que le mantuvo un tiempo alejado de los escenarios. La vida le puso en el brete de tener que hacer frente a la enfermedad en otras dos ocasiones en 2010 y 2013. Y ahora afronta pletórico un 2015 repleto de conciertos celebrando los 50 años de su primera actuación público.

  • LUZ CASAL

La gallega Luz Casal (Boimorto, A Coruña, 1958) superó en 2007 un cáncer de mama, que tuvo su continuación en 2011 en el otro seno. "No tengo miedos ni temores a que se vuelva a reproducir porque si los tuviera me quitarían mucha energía, y la energía hoy la tengo encauzada hacia la música", declaró tiempo atrás la cantante que, por cierto, acaba de actuar en China.

  • ROD STEWART

El cantante inglés (Londres, 1945) fue operado de un cáncer de tiroides en el año 2000. Su voz resultó afectada por el tratamiento previo y tuvo que volver a aprender a cantar. Desde entonces se mantiene en activo tanto musicalmente como en sus iniciativas benéficas contra el cáncer a través de The City of Hope Foundation.

  • MORRISSEY

"Me han raspado tejidos cancerosos en cuatro ocasiones ya, pero qué más da. Si me muero, pues me muero. Y si no, pues no. Ahora mismo me siento bien. Soy consciente de que en las últimas fotos que me han hecho salgo desmejorado, pero es lo que tienen las enfermedades. No me voy a preocupar por eso, ya descansaré cuando esté muerto". Esto declaró el músico británico (Davyhulme, Lancashire, 1959), al diario El Mundo el pasado otoño. Por supuesto, sigue de gira.

  • VIVIAN CAMPBELL (DEF LEPPARD)

"Ya esta completamente recuperado y todos esperamos que sea definitivo", ha declarado el cantante de Def Leppard, Joe Elliot, sobre el linfoma del guitarrista Vivian Campbell. El propio Vivian (Belfast, 1962) anunció en noviembre de 2013 que ya lo había superado, pero en junio de 2014 desveló que la enfermedad había regresado. Un mes después, en julio, volvió a asegurar que había remitido y desde entonces parece que todo va bien.

  • SHARON JONES

La diva del soul (Augusta, Georgia, 1956) tuvo que posponer el lanzamiento de su disco Give the people what they want por culpa de un cáncer de páncreas que le fue diagnosticado cuando, después de meses de dolores, finalmente decidió acudir al médico. El álbum terminó llegando a las tiendas en enero de 2014 y su correspondiente gira de presentación ha sido aún más feroz que de costumbre. Porque así hace las cosas ella, a lo grande.

  • PETER CRISS (KISS)

Peter Criss (Nueva York, 1945), baterista original de Kiss -ahora desligado del grupo- superó un cáncer de mama diagnosticado en diciembre de 2007, tras someterse a una tumorectomía y una mastectomía. Su caso sirvió para recordar que este tipo de dolencia no es exclusiva de las mujeres.

  • WILKO JOHNSON

Wilko Johnson (Essex, 1947) fue diagnosticado a finales de 2012 con cáncer de páncreas terminal. El doctor le propuso someterse a una operación pionera que, según el propio músico, le liberó de la enfermedad. Wilko nunca ha dejado de hacer música, ni en los momentos en los que declaraba que no sabía cuanto le quedaba de vida. Y en abril visitará España para actuar en Sevilla y Madrid.

  • CHARLIE WATTS

Al baterista de los Rolling Stones Charlie Watts (Londres, 1941) se le detectó en 2004 un cáncer de garganta que fue eliminado después de dos operaciones y sesiones de radioterapia. "Pensé que iba a morir", admitió a la BBC en una entrevista años después, pero ahora todos sabemos que no, pues el incombustible combo rockero sigue en los escenarios rockeando mejor que nunca.

  • ANASTACIA

Anastacia (Chicago, 1968) tuvo que pelear contra el dichoso cáncer de mama en 2004. Tras la experiencia creó una fundación para ayudar a otras personas en su situación. Lamentablemente, el cáncer reaparició en 2012, lo que la obligó a someterse a una doble mastectomía. Su último disco, editado en mayo de 2014, lleva por título Resurrection.

  • SHERYL CROW

Sheryl Crow (Kennett, Misuri, 1962) es otro de los rostros conocidos de la música que tuvo que pasar por el trance de batallar contra el cáncer, en su caso de mama. Fue en 2006 y no tardó mucho en volver a su actividad artística, eso sí, tan concienciada que dona parte de sus ganancias a la lucha contra la enfermedad.

  • OLIVIA NEWTON-JOHN

Olivia (Cambridge, 1948) fue diagnosticada en 1992 con cáncer de mama el mismo fin de semana que falleció su padre, y justo cuando preparada una gran gira mundial. Ahora está completamente recuperada y desde hace lustros es una trabajadora en favor de la investigación. Además, publicita el Liv-Kit, un producto de autoexamen de mamas.

  • KYLIE MINOGUE

Kylie (Melbourne, 1968) tuvo que cancelar su gira de 2005 tras conocer que padecía cáncer de mama. Después de pasar por el quirófano en mayo de aquel año, hizo su primera aparición pública en junio en el Hospital Infantil Real de su ciudad natal, en una visita a niños con cáncer. En la actualidad prosigue con su vida a pleno rendimiento.


Serrat sigue dando guerra sobre los escenarios


lunes, 23 de febrero de 2015

Alcoholismo factor de aumento para padecer cáncer

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) un 30% de los cánceres están relacionadas con una alimentación deficiente, la vida sedentaria y falta de ejercicio, el sobrepeso es otro factor de riesgo, sin embargo otro grave riesgo es el consumo regular de alcohol aumenta el riesgo de presentar cáncer de la cavidad oral, de faringe y de laringe. También ha encontrado una relación directamente proporcional en el riesgo de contraer cáncer de esófago, hígado y de mama a mayor consumo de alcohol.

Según la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, los patrones de consumo de alcohol en México tienden a presentar abuso en uno de cada tres consumidores de 12 a 65 años que beben de forma regular. Esto representa un elevado riesgo de desarrollar cáncer en diferentes órganos, si además el consumidor regular de alcohol consume tabaco en cualquier forma, el riesgo de desarrollar cáncer se multiplica.

Ante ello, la Clínica del Tabaco S.C. ha puesto a disposición de la población una sencilla herramienta que en 10 preguntas con base en lineamientos del Manual Diagnóstico de Enfermedades Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría 5ª Edición, evalúa el grado de dependencia al alcohol (leve, moderado o severo) desarrollado por el paciente. Recordemos que el abuso del alcohol no es un gusto, es una enfermedad que padece 1 de cada 10 personas que consumen etanol.

El Socio Fundador de la Clínica del Tabaco, Eduardo Hernández, indicó que esta “herramienta brinda parámetros basados en evidencia científica para que quien sospeche tener un problema con la bebida, pueda hacer una evaluación simple y objetiva”, y que para acceder a la misma sin costo se puede entrar en la sección de Tratamiento de la página institucional de la clínica en www.clinicadeltabaco.org

Es un archivo en formato PDF que puede descargarse fácilmente a cualquier dispositivo, ya sea computadora, laptop, tablet o teléfono celular. Con ella, el paciente determina si ha padecido alguno de los 10 síntomas que la herramienta enlista. Con base en sus respuestas, puede determinar si el trastorno que padece es leve (de 2 a 3 respuestas afirmativas), moderado (de 3 a 4 respuestas afirmativas) o severo (6 o más respuestas afirmativas).

Cuando un paciente ha determinado por autoevaluación o por consulta con un profesional sanitario que padece de un grado de trastorno en el consumo de etanol, es conveniente buscar apoyo en instituciones como los Centros de Integración Juvenil, los Centros de Atención Primaria a las Adicciones o en todo caso, instituciones reconocidas que cumplan con los lineamientos de la Norma Oficial Mexicana 028-SSA2-2009 para la prevención y el tratamiento de las adicciones, como al alcohol y al tabaco.

 

El alcohol aumenta el riesgo de cáncer de boca, de faringe y de laringe.

jueves, 19 de febrero de 2015

Voces que se apagan

Lorenzo García tiene tan sólo cuatro años y tan sólo hace unos meses que una traqueotomía le despojó de su capacidad de hablar. Hoy es el miembro más joven de la Asociación de Laringectomizados de León y en apenas tres meses sus avances han sido tan notables que ha recuperado la capacidad de comunicarse con su entorno y volver al colegio junto a sus compañeros.

Cada tarde desde hace tres meses acude a la sede de la asociación leonesa donde un profesor especializado le enseña las técnicas necesarias para “recuperar su voz, así como el olor y el sabor que ese pierde tras la intervención”, relata su presidente. Un método pionero en León que cuenta con numerosos reconocimientos a nivel internacional, además de suponer un gran apoyo para afectados y familiares.

“Es un gran apoyo físico y moral, hay unos profesores estupendos que le enseñan a tener su propia voz y a que tú puedas disfrutar de que vuelva a hablar, a empezar otra vez a ir a clase, atener sus amigos, su vida, eso es una gran satisfacción”, asegura la madre de Lorenzo, Marta Álvarez.

Un futuro incierto

Pero el futuro de Lorenzo, al igual que los 1.003 miembros que integran la asociación está pendiente de un hilo, ya que la Asociación de Laringectomizados de León se verá abocada al cierre el próximo 27 de febrero al no poder hacer frente a los gastos, al no percibir las ayudas comprometidas por parte de la Junta y de la Diputación de León.
Una situación que pondrá en peligro todos los avances que se han conseguido hasta ahora como “seguir aprendiendo cosas nuevas que yo no le voy a poder enseñar. Yo con ellos he aprendido cosas que ni me imaginaba, porque mi hijo había perdido el olfato, había perdido el gusto, aparte de perder la voz lógicamente”, recuerda Marta Álvarez.

El caso del joven Lorenzo es uno de los que más preocupa a la asociación ya que “apenas ha comenzado su aprendizaje” y podría verse interrumpido si el colectivo finalmente no continúa con su importante labor y que en este caso, a pesar de haber cosechado importantes avances, necesita de una práctica constante que le permita desenvolverse por sí mismo y mejorar su calidad de vida, algo que Lorenzo ya ha conseguido.

“En el tema de relación sobre todo hacia los demás, no solamente conmigo porque él su vida no es hacia mí, es hacia todo el mundo, yo no soy su vida. Tiene que relacionarse con el resto del mundo y es triste que una madre nunca te pueda dar todo y eso sí que se lo pueden dar ellos, el poderse relacionar con el resto del mundo”, asegura su madre.

Sin ayudas públicas

Las cantidades comprometidas con la Diputación de León desde el año 2013 y que ascienden a 10.000 euros anuales, así como las ayudas de la Junta no acaban de llegar, provocando que el colectivo que haya visto obligado a sufragar los gastos directamente del bolsillo de su presidente. Una situación ya “insostenible” que ha provocado que la junta general convocada para el 27 de febrero, apruebe el cierre de la asociación, que pasará directamente a ser competencia de la Diputación de León. “El día 27 se va a acabar la pesadilla, vamos a ver como si toda la cantidad de técnicos y jefes que tienen en la Junta y la Diputación se encargan de esto, a ver cuántos rehabilitan y a ver qué hacen”, afirma el presidente, Sindo Rodríguez.

A pesar de que la Diputación de León ha convocado a Sindo Rodríguez para tratar la situación, no se ha llegado a ningún tipo de acuerdo, dado que la institución provincial argumenta que el retraso en la firma de los convenios se debe a que el colectivo no presentó en su momento toda la documentación financiera requerida. Un argumento que rechaza rotundamente, lamentando que la respuesta por parte de la jefa del área haya sido que “ni le importa, ni le preocupa” el futuro de la asociación.

Plazo hasta el 27 de febrero

En este sentido extiende su denuncia a la Junta de Castilla y León por dedicarse a “pagar sueldazos” a los funcionarios y repartir lo que quede para los ciudadanos, cuando “somos discapacitados y enfermos y estamos haciendo una labor que tenían que hacer ellos y que ni han hecho ni van a hacer nunca y que además de no colaborar con nada, lo único que hacen es ponernos trabajas y zancadillas y nos tratan como si fuéramos delincuentes”, denuncia.

Así si la Diputación no lo impide el próximo 27 de febrero supondrá un punto y aparte para un colectivo con cerca de 25 años de historia que se ha ganado un puesto entre los mejores del mundo por sus técnicas de recuperación y al que tan sólo resta abonar “3.000 euros de hipoteca, cuando tenemos cinco avales por valor de 50.000 euros”, concreta su presidente.

El aprendizaje de Lorenzo pende de un hilo

martes, 17 de febrero de 2015

Una guía ayuda a pacientes laringectomizados a adaptarse a su nueva vida

El Complejo Asistencial de Ávila ha publicado una guía dedicada a facilitar consejos a pacientes laringectomizados para ayudarles a adaptarse a su nueva vida.

La guía se constituye en una herramienta "asequible" que busca simplificar la información que los pacientes y sus familiares precisan una vez son dados de alta, según ha explicado exjefe del Servicio de Otorrinolaringología del centro, Gonzalo Martín.

Este manual es el fruto de una de las "prioridades" del servicio en relación con los tumores de cabeza y cuello, ya que el "cuarenta por ciento" de los pacientes que sufre cáncer de laringe requiere una cirugía "radical" mediante laringectomía, que puede implicar consecuencias psicológicas.

La guía, en este sentido, busca fomentar la confianza en el equipo médico y en el futuro del paciente intervenido, con el objeto de una recuperación que le permita reincorporarse lo antes posible a su vida social y laboral.

Los cuidados del estoma y el material que precisa, la alimentación, la rehabilitación del paciente, el ejercicio físico, las relaciones de pareja o el apoyo psicológico son algunos de los aspectos que contempla la publicación, que ha comenzado a repartirse entre los pacientes del centro.

El cáncer de laringe es el más frecuente de las vías aerodigestivas superiores y de los que más impacto psicológico y social producen.

Según el jefe del Servicio de Otorrinolaringología, además, la incidencia en la provincia de Ávila de esta enfermedad es superior a la media española, con ocho pacientes por cada cien mil habitantes y año.

Asimismo, se han registrado casos que se producen en edades "extremas", tanto avanzadas como tempranas, por lo que el especialista ha incidido en la necesidad de un diagnóstico temprano, así como evitar los hábitos tóxicos vinculados a este tipo de cáncer que registra 2,2 muertes por cada cien mil habitantes y año.

Al respecto, Gonzalo Martín ha subrayado el hecho de que la mayoría de los pacientes sean hombres, con cáncer de laringe provocado por haber fumado, aunque "últimamente" también se están registrando casos de mujeres que padecen este tipo de cáncer como consecuencia de presentar el virus del papiloma humano.


Hacer ejercicio, uno de los consejos de la guía

viernes, 13 de febrero de 2015

Preguntas frecuentes sobre cirugía del cáncer de laringe

¿Se puede operar cualquier cáncer de laringe?

La posibilidad de operar cualquier tipo de cáncer de laringe dependerá del criterio del equipo terapéutico. Lo que hay que valorar es si la cirugía es el mejor procedimiento, es decir, si es el tipo de tratamiento que mayores probabilidades de curación le aporta al paciente con un menor coste sobre las funciones de las que se encarga la laringe: la voz, la respiración y la deglución.

¿En qué consiste la cirugía?
La cirugía consiste en resecar el tumor con márgenes de seguridad, para intentar evitar una posible recidiva. La técnica empleada depende del estadio de la lesión y de dónde esté localizada. La laringe tiene tres partes: supraglotis, glotis y subglótis. Dependiendo de en qué área esté localizado el tumor la cirugía será diferente y sus secuelas también. El problema en relación a  la supraglotis es que su extirpación condiciona la capacidad del paciente para volver a tragar bien. La epiglotis es un cartílago que protege la entrada de cuerpos en la tráquea cuando comemos o bebemos. Sin la epiglotis la comida puede pasar a la tráquea con el consiguiente riesgo de que se desarrolle una neumonía. Si se lleva a cabo una resección de la glotis, las cuerdas vocales, se produce fundamentalmente disfonía.

¿Hay diferentes formas de abordar el tumor? 

El tumor se puede abordar a través de la boca, lo que se conoce como cirugía transoral o endoscópica, o con cirugía abierta haciendo una incisión en el cuello. Hay ocasiones en las que el tumor de la laringe se puede extirpar de forma endoscópica, pero luego es necesario abrir el cuello para tratar posibles extensiones (metástasis) en los ganglios linfáticos.

¿Hay distintos tipos de cirugía?

Los tipos de cirugía en el cáncer de laringe se dividen en dos: parcial y radical. La cirugía parcial busca resecar el tumor, con márgenes de seguridad, a la vez que intenta conservar las funciones de la laringe (hablar, tragar y respirar), sin necesidad de practicar una traqueotomía. Por el contrario, la cirugía radical está indicada en aquellos casos en los que la resección del tumor exige la extirpación completa de la laringe y por tanto la necesidad de llevar un traqueostoma permanente.

¿La cirugía láser es igual de efectiva?

La cirugía láser permite, en aquellos casos en los que está indicada, extirpar la lesión a través de la boca. La recuperación del paciente es más rápida y por lo tanto la estancia hospitalaria más corta. La efectividad en cuanto a supervivencia debería ser similar a la cirugía abierta, si bien los resultados definitivos dependen de la experiencia de cada cirujano para evitar las recidivas.

¿En qué casos se deben extraer las cuerdas vocales o parte de la laringe?

En aquellos casos en los que, una vez confirmada la lesión mediante biopsia, la extirpación  lo exija para obtener los márgenes de seguridad oncológica necesarios.

¿Es largo el postoperatorio?

El postoperatorio puede durar 24 horas en el caso de la resección de un tumor pequeño de cuerda vocal con láser, o varias semanas en el caso de un tumor extenso con metástasis cervicales y necesidades de reconstrucción.

¿Qué cuidados hay que tener tras la operación?

Es fundamental que los pacientes intervenidos de un cáncer de laringe abandonen el consumo de tabaco y hagan un uso responsable del alcohol para evitar recidivas.

La readaptación a la vida después de la cirugía dependerá del tipo de cirugía que se haya practicado. Hay pacientes en los que la única adaptación necesaria será aceptar sus cambios en la voz. Otros necesitaran seguir estrategias de rehabilitación para adaptarse a una nueva forma de tragar los alimentos. Los pacientes que hayan recibido cirugía radical, portadores de un traqueostoma permanente, necesitarán rehabilitación para poder volver a hablar y cuidados para evitar los problemas respiratorios relacionados con el traqueostoma.

El paciente tiene que acudir a revisión periódica para controlar que no haya recidivas. Las recidivas son más frecuentes en los primeros 18 meses tras la cirugía. Es por ello que durante los primeros dos años los pacientes acuden a revisión de forma mensual o bimensual. Ante cualquier cambio en el tono de la voz, o ante la presencia de un bulto en el cuello, se recomienda que el paciente acuda inmediatamente a consulta.




Siempre hay que valorar si la cirugía es el mejor procedimiento

jueves, 12 de febrero de 2015

El tabaco es más mortífero de lo que se creía


Un estudio demuestra que la adicción a la nicotina mata más de lo que se pensaba. Hay enfermedades que tienen relación con fumar que no se habían tenido en cuenta.

Será dentro de un mes, aproximadamente. El 17 de marzo de este año comienza en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) la Decimosexta Conferencia Mundial sobre Tabaco y Enfermedades Crónicas. Cinco días completos de presentaciones científicas, debates, denuncias y propuestas para tratar de bajar la enorme mortalidad que fumar causa cada año en el mundo.

Asistirá mucha gente importante y el evento tiene el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud. Se han presentado casi 1.000 trabajos. Habrá que estar atento a lo que dé de sí la reunión.

Mientras tanto, quizá hoy convenga fijarse en un extenso estudio que acaba de publicar en su último número el New England Journal of Medicine. En él se revisan las diferentes patologías que causa el tabaco, cómo buena parte de ellas acaban con la vida del fumador y, lo que es muy importante, se concluye que la adicción a la nicotina mata bastante más de lo que hasta ahora se pensaba, incluso debido a enfermedades que no han estado antes entre las que provocaba el cigarrillo.

Es un estudio impresionante, en el que se han seguido durante 11 años a 421.738 personas mayores de 55 años, en EEUU. Los autores proceden de las mejores instituciones del país: el Instituto Nacional del Cáncer, la Universidad de Harvard, la Sociedad Americana contra el Cáncer...

La conclusión es clara, el tabaco tiene mayor mortalidad de lo que se sospechaba. Y la tiene no porque se hayan ajustado al alza los números de muertos que producen las patologías asociadas hasta ahora al tabaco. No. Lo que ocurre es que hay otras enfermedades que no se habían tenido en cuenta aún, pero que también tienen una estrecha relación con fumar.

Por supuesto que el cáncer de pulmón, el de laringe, de esófago, la enfermedad pulmonar crónica y las trombosis que causan infartos de miocardio y cerebrales se llevan la palma de las muertes que produce el tabaco. Sin embargo, que la aterosclerosis de per se, el aneurisma de aorta, las infecciones, la hipertensión arterial, la miocardiopatia hipertensiva, la cirrosis y hasta el cáncer de mama -problemas que antes no habían sido asociados al tabaco- están ahora seriamente ligadas "al vehículo que transporta nicotina", como eufemísticamente se denomina al cigarrillo, era muy poco conocido.

Los autores opinan que su trabajo es una sólida prueba de que el tabaco es bastante más dañino de lo que se suponía, y que en EEUU causa 60.000 muertos más cada año que hay que añadir a los 437.000 fallecimientos debido a su consumo. Si extrapolamos a España, por ejemplo, -y aún reconociendo que aquí fumamos más que al otro lado del Atlántico- tendríamos que sumar, como poco, 6.000 muertos anuales más a nuestra lista, que es de 55.000.

Para el año 2020, no falta tanto, cada una de las 5 primeras causas de muerte en el mundo se deberá al tabaco, de acuerdo con un libro que se acaba de publicar. Para tenerlo en cuenta. 


El tabaco tiene mayor mortalidad de lo que se sospechaba

miércoles, 11 de febrero de 2015

El sexo oral, primer factor de riesgo de cáncer de garganta


Las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) relacionadas con el sexo oral son ya la primera causa de cáncer oral (tumores de boca y garganta) en EEUU. De esta manera, esta transmisión sexual supera al tabaco como primera causa de estas enfermedades en aquel país.

Así lo ha afirmado Maura Gillison, investigadora de la Universidad de Ohio (EEUU), en el trancurso de la reunión de la Asociación Americana de Adelantos Científicos (AAAS, en inglés) que estos días se está celebrando en Washington. Sus conclusiones coinciden con estudios anteriores, en los que se concluye que los ciudadanos que han practicado sexo oral con más de seis individuos tienen ocho veces más posibilidades de desarrollar esta enfermedad que los menos promiscuos.

Tal y como afirma Gillison, los investigadores han encontrado un incremento del 225% en los casos de cáncer oral derivados de la infección por VPH entre los años 1974 y 2007, sobre todo entre los hombres blancos. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que durante las últimas dos décadas se ha duplicado la cifra de contagiados por VPH en EEUU y pronostica que la mitad de la población estadounidense sexualmente activa contraerá el virus a lo largo de su vida.

En la mayoría de los casos, la infección cursa sin síntomas y el propio organismo humano es capaz de controlarla sin mayor problema. Sin embargo, en un porcentaje de los casos, la infección persiste de manera latente y puede llegar a ocasionar lesiones premalignas, primer paso hacia el cáncer (como ocurre en el caso de los tumores de cérvix en las mujeres).

Existen dos vacunas aprobadas por las autoridades sanitarias, tanto en EEUU como en Europa: Gadasil y Cervarix. Se les dio el visto bueno en 2006 para combatir el VPH en casos de cáncer de cuello de útero y las verrugas genitales, pero aún no se ha demostrado su eficacia en infecciones cancerígenas orales.

A pesar de ello, Gillison aboga por vacunar a los jóvenes varones ya que por ahora las chicas suelen estar inmunizadas con mayor frecuencia que los hombres. "Ellos tienen más riesgo de contraer cáncer de boca o garganta debido al sexo inseguro". Según el Instituto Nacional de Cáncer de EEUU, hay 150 tipos de VPH diferentes y 40 de ellos pueden ser trasmitidos sexualmente.

Las cifras también son alarmantes en otros países como Australia, Reino Unido, Suecia o Dinamarca. En España se diagnostican alrededor de 4.000 casos de cáncer oral al año y es uno de los pocos tipos de cáncer que no ha experimentado una reducción significativa de la tasa de mortalidad en las últimas décadas.

John Curtis es profesor de oncología ginecológica de la Universidad de Nueva York. "El cáncer oral se suele diagnosticar demasiado tarde y eso suele ser un escollo para la recuperación". Este especialista aboga por la prevención a la espera de obtener resultados más concluyentes con respecto a las vacunas.

"Es cierto que queda mucho por recorrer y que aún no se han hallado evidencias de que la vacunación sea capaz de dar protección contra el papilomavirus en infecciones orales. Aún así me muestro optimista y creo que han de ser más accesibles a la gente [su precio ronda los 400 euros], así se conseguirá que cada vez haya más personas protegidas". La higiene y las visitas anuales al dentista siguen siendo, según el profesor, una manera efectiva para controlar posibles infecciones.

Curtis afirma que los últimos resultados que muestran este incremento en los casos de cáncer oral por VPH con respecto al tabaco, son preocupantes. "Las conclusiones suponen un mensaje claro: el sexo oral tiene los mismos riesgos que por vía vaginal o anal, por lo tanto hace falta concienciar a la juventud para que esté prevenida".


Un riesgo creciente a tener en cuenta

martes, 10 de febrero de 2015

El tratamiento foniátrico de un laringectomizado

El ser sometido a una cirugía como una laringectomía total, cambia la vida de las personas en diferentes aspectos, tales como: familiar, social, sexual, económico y cultural. Para conocer más a fondo este tema veamos primero qué es una laringectomía total: se llama así al procedimiento quirúrgico por el cual se extirpa la laringe en su totalidad, ocasionando la alteración de dos funciones muy importantes: la respiración y la fonación; sin mayor perturbación de la función digestiva. Durante el acto operatorio, el cirujano practica una traqueotomía permanente mediante la desviación de los últimos anillos traqueales hacia el exterior a la altura de la base del cuello asegurando con esto la respiración.

Como consecuencia de esta operación la función fonatoria desaparece, por lo cual se debe dar inicio a la rehabilitación de la voz, sin esperar demasiado tiempo ya que esto pudiera ocasionar un periodo depresivo y de ansiedad. Como resultado de la evaluación inicial, tendremos la decisión definitiva del método a usar para adquirir la “nueva voz”. Entre los más conocidos tenemos:

1) Voz erigmofónica: Voz producida por la vibración de la boca del esófago al paso del aire que fué previamente introducido en el tercio superior del mismo.Este aire sonorizado será empujado hasta la boca donde se producirá el habla.

2) Voz alaríngea con prótesis fonatoria: Emisión fonatoria producida por la vibración de la boca esofágica gracias al aire proveniente de los pulmones, y que entra a través de una válvula que comunica la tráquea con el esófago.

3) Voz alaríngea producida con laringe eléctrica: Producción fonatoria emitida con la ayuda de un aparato electrónico apoyado en la parte anterior del cuello y que en el momento del contacto produce una vibración que es transmitida a través de los tejidos blandos hasta el interior de la boca donde se produce el habla.

Para un tratamiento exitoso se debe considerar todos los factores que condicionan el entorno de cada individuo y su familia. Esto será posible mediante una buena anamnesis y los exámenes clínicos necesarios para determinar la adecuada funcionalidad de los órganos que van a intervenir en la fonación.

Sólo queda recordar la importancia que tiene el enfoque multidisciplinario para la rehabilitación integral y la posterior reincorporación a la sociedad del laringectomizado.


lunes, 9 de febrero de 2015

El laringectomizado trabaja por hablar con una voz nueva

La operación del cáncer de laringe deja al afectado sin cuerdas vocales y con una cánula en el cuello a través de la que respira. Entre los retos de los intervenidos están volver a articular el habla y concienciar contra el tabaquismo.

El filósofo Aristóteles afirmaba que el ser humano es un animal social por naturaleza, y lo que lo diferencia del resto de animales es la palabra (el logos). El discurso entendido como vehículo que posibilita confluir con otros semejantes. Los laringectomizados no tienen cuerdas vocales. Tras la operación con la que extirpan su cáncer de laringe estas personas curan, pero a cambio pierden la voz que durante sus vidas les ha permitido hablar, reír, gritar, en definitiva, comunicarse. Además, a la pérdida sonora se suma una marca indiscutible, un orificio en el cuello donde llevan implantada la cánula de traqueotomía que les permite respirar. Sin embargo, estos seres humanos, porque son sociales por naturaleza, aprenden a hablar de una forma nueva y a utilizar todos sus recursos para lograr la comunicación eficaz con el otro. Todo sea por no quedar en el silencio de la enfermedad.

"El cáncer de laringe está producido en un 99% por factores externos, principalmente por el tabaco unido a la ingesta de alcohol", explica el especialista Serafín Sánchez Gómez, jefe de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. Sólo un 1% quedaría para la excepción genética. Según el doctor, hace unos años era una enfermedad que afectaba a mayores de 50 años, sin embargo, ahora aparece a edades más tempranas. Además, si bien era un cáncer típicamente masculino "la proporción en la que está afectando a mujeres asciende. Hasta el momento hay 15 hombres afectados por cada mujer", apunta.

A Juan Violanta lo operaron en 1989, no le daban más de seis meses de vida. "En la operación me abrieron de hombro a hombro", describe con la curva melódica que caracteriza la voz esofágica de los intervenidos. Ningún pañuelo ni camisa cerrada en su primer botón tapan su cánula. "Tras 18 meses de baja me incorporé en mi trabajo como celador de hospital. Aprendí a hablar y a utilizar todos los recursos posibles. Cuando silbaba mis compañeros sabían que necesitaba ayuda". En 1993 Juan fundó junto a otros dos afectados la Asociación de Laringectomizados de Huelva (Aslahu). Un lugar de encuentro que actualmente preside y desde donde da clases gratuitas para que los recién operados aprendan a hablar, " se enseña a modular el aire que viene del esófago, a utilizar el eructo para decir las vocales, los números...Hasta que por fin verbalizan frases enteras. El tiempo en el que se aprende a hablar con voz esofágica es de unos seis meses aunque depende del alumno", cuenta Juan. Y es que tal y como defiende Antonio Sánchez, operado en 1998 y secretario de la asociación, "lo importante es que el laringectomizado hable para que deje de ser un enfermo".

Si bien a Juan y Antonio los años y las ganas han hecho que puedan controlar el aire y exponer un buen discurso, los alumnos que esa mañana asisten a las clases de habla se comunican con grandes esfuerzos y a gestos. La mayoría apenas hace seis o nueves meses que fueron traqueotomizados. Ginés Olivero, fumador durante más de 60 años, explica que "se te cae el mundo encima porque entras a la sala de operaciones hablando y sales de ella sin poder decir nada, en apenas unas horas has perdido la voz".

Por otro lado, el agujero en la garganta que les provoca la traqueotomía puede provocar rechazo social, "incluso en el ámbito familiar o íntimo como es el sexual. A través de la cánula se expulsa mucosidad y eso no es agradable". Pese a ello, los laringectomizados aprenden a vivir con este orificio que les permite el paso del aire a las vías respiratorias, "cuidamos de que no nos entre polvo, agua o arena", dice Pepe Domínguez operado en 1995 y capitán de pesca durante 36 años. Además, intentan que este cambio en sus cuerpos lo comprendan y acepten los demás, "cuando los chiquillos se me quedan mirando les explico porque tengo este agujero en la garganta y el motivo por el que hablo así", sonríe Pepe. Por todo, los catorce afectados que asisten a la clase de habla de la asociación onubense hacen hincapié en la importancia de controlar los factores externos que provocan la enfermedad. "Salvo nuestro compañero Gonzalo todos los que estamos aquí somos laringectomizados porque hemos sido fumadores a lo largo de nuestras vidas". Andalucía Occidental (Sevilla, Huelva, Cádiz) "tiene la mayor incidencia de cáncer de laringe de España junto a Vizcaya. Afecta a 5 de cada 10.000 habitantes", señala el doctor Sánchez.

Desde las asociaciones de afectados dirigen sus esfuerzos hacia dos objetivos. Por un lado, a que el laringectomizado no se cierre en su enfermedad y aprenda a hablar de nuevo. Y por otro, "hacia la concienciación social de que la adicción al tabaco origina enfermedades tan graves como el cáncer de garganta", concluye serio con su mensaje Juan Violanta.


Las asociaciones luchan por que el laringectomizado hable de nuevo

viernes, 6 de febrero de 2015

Si tienes cáncer: ¿te conviene vacunarte contra la gripe?

Si tienes o has tenido cáncer, es importante que trates de evitar la gripe, ya que esta enfermedad puede ser más fuerte para ti y provocarte complicaciones más serias  que a las personas sanas. Pero ¿conviene vacunarte contra la gripe o influenza (flu)? Sigue leyendo y descubre más sobre este tema, para que puedas cuidarte mejor.

En muchos lugares llegó el invierno, y con los días fríos hay más posibilidades de enfermarse de gripe o influenza (también conocido como “el flu”). Esto es así para todas las personas, sin importar el sexo ni la edad, ya sean hombres, mujeres, niños, adultos o ancianos. Sin embargo, hay personas que tienen más posibilidades de sufrir complicaciones si se enferman. Entre ellas, por ejemplo, se encuentran las mujeres embarazadas, las personas con asma, diabetes o problemas del corazón, quienes tienen o han tenido cáncer y todos aquellos que tengan su sistema de defensas (el sistema inmunológico) debilitado.

En esos casos, una gripe o influenza (que no es igual a un resfriado o catarro común) puede volverse en una enfermedad seria que incluso es capaz de provocar la muerte. Por eso es tan importante evitarla, y para eso hay varias cosas que puedes poner en práctica. Toma nota de estos consejos y haz que tu propósito de año nuevo sea protegerte a ti y a tu familia contra la gripe:
  •     Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo desechable  cuando tosas o estornudes y bota el pañuelo usado a la basura.
  •     Lávate las manos frecuentemente con agua corriente y jabón, y lleva siempre contigo limpiadores de manos a base de alcohol, para cuando no tengas agua y jabón.
  •     Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, así como el contacto cercano con personas enfermas.
  •     ¡Vacúnate contra la gripe!  Además, quienes te cuiden o convivan contigo también deberían hacerlo, para evitar enfermarse y contagiarte.

Muchas personas con cáncer creen que la vacuna contra la gripe o influenza (flu) puede interferir con sus tratamientos, pero esto es un error que sólo puede complicar las cosas. Si tienes o has tenido cáncer, no dejes de vacunarte contra la gripe.

Las personas con cáncer suelen necesitar la vacuna contra la gripe que se coloca mediante una inyección. Ya que existen distintos tipos de vacunas contra la gripe o influenza (algunas se aplican a través de atomizadores por la nariz) y muchos planes de salud las cubren, otras pueden ser gratuitas a través del Departamento de Salud. Averigua en tu país o localidad cuáles son las vacunas disponibles y cuál es la apropiada para tu situación. Tu médico te puede asesorar y también puede indicarte en dónde puedes aplicártela.

La mejor época para recibir la vacuna contra la gripe es durante el otoño, antes de que lleguen los días más fríos del invierno. Ten en cuenta que el cuerpo necesita alrededor de dos semanas para producir los anticuerpos contra la gripe o influenza. De todos modos, nunca es tarde, aun puedes consultar con tu médico para ver si estás a tiempo de colocarte la vacuna contra la gripe, y desde luego, siempre puedes tener los cuidados que describimos anteriormente para protegerte de la gripe o influenza y de otras enfermedades infecciosas.

Ten en cuenta que, ocasionalmente, la vacuna puede provocar una fiebre ligera por unas cuantas horas. Esto no es un signo de alarma ni significa que tengas gripe. Incluso, quiere decir que las defensas de tu cuerpo están funcionando.

Si te has vacunado y tienes fiebre, es más posible que se deba al tratamiento contra el cáncer que a gripe. Si eso ocurre, no te descuides y consulta cuanto antes a tu médico.

Recuerda que la gripe o influenza es una infección respiratoria causada por un tipo de virus (hay varios tipos de virus de la gripe o influenza) que se transmite por el aire e ingresa al cuerpo a través de la nariz o la boca. Los síntomas aparecen de repente y son peores que los del resfrío común, incluyen:
  •     Dolores en el cuerpo y los músculos
  •     Escalofríos
  •     Tos
  •     Fiebre
  •     Dolor de cabeza
  •     Dolor de garganta
  •     Moqueo o congestión nasal
  •     Fatiga severa

No está comprobado que las personas con cáncer tengan más posibilidades de enfermarse que las personas sanas pero sí se sabe que si se enferman pueden tener más complicaciones y que, en esos casos, la vacuna puede disminuir los síntomas y hacer que la enfermedad sea menos grave.

Si crees que tienes gripe o influenza y en el último mes ha recibido tratamiento para el cáncer -como quimioterapia o radiación- o si tienes cáncer de la sangre (leucemia) o de los linfáticos, llama a tu médico inmediatamente y sigue sus indicaciones.

Mientras tanto, quédate en casa,  alejado de los demás, tanto como sea posible, a menos que necesites ir a recibir atención médica o a atender otras necesidades importantes. Y si tienes que ir al médico, a la sala de emergencias o a cualquier otro centro de salud, cúbrete la nariz y la boca con una mascarilla facial, si no te molesta, o hazlo con un pañuelo desechable cuando tosas o estornudes. Al llegar al lugar, alerta al personal médico que tu consulta es porque crees que tienes gripe o influenza.

Con estos sencillos cuidados todos pueden estar más protegidos. Habla con tu familia al respecto y no se queden con dudas, siempre pueden hablar sobre este tema con el médico y hacer las preguntas necesarias, para sentirse bien durante todo el año y despreocuparse de la gripe o influenza, sus síntomas y sus complicaciones. Por cierto, la vacuna contra la gripe o influenza se prepara cada año y por eso nos la debemos aplicar cada año.



Si tienes o has tenido cáncer, no dejes de vacunarte contra la gripe


jueves, 5 de febrero de 2015

Causas del cáncer de laringe

El cáncer de laringe es más prevalente en los varones, y el 97% de los pacientes diagnosticados eran fumadores. Una detección temprana es clave para la calidad de vida y la supervivencia del enfermo.

Las causas del cáncer de laringe, como es habitual en este tipo de patologías, siempre son múltiples, y entre ellas podemos destacar:
  • Infecciones virales como el virus herpes del papiloma (VPH) y el virus de Ebstein Barr (se ha aislado ADN del virus hasta en el 50% de los casos); parece ser que estos virus inhiben ciertos genes supresores de tumores como el p53 y el pRb (del retinoblastoma).
  • Uso y abuso de bebidas alcohólicas (sobre todo en tumores supraglóticos, donde se ha comprobado que hasta el 88% de los pacientes tenían antecedentes de ingesta alcohólica importante). Aunque no se sabe muy bien cómo actúa el alcohol, parece que ejerce una acción irritante a la que el tabaco ejerce su acción carcinógena.
  • Una dieta alta en grasas animales y pobre en fruta y verdura (ricos en vitamina A y beta carotenos). La ingesta elevada de ahumados, carnes rojas, fritos, también se considera que incrementa el riesgo.
  • Algunos factores ocupacionales y hormonales (es más frecuente en varones) e inmunológicos.
  • El más importante es el hábito de fumar cigarrillos. Hay estudios epidemiológicos que demuestran que hasta el 97% de los pacientes diagnosticados de un tumor de laringe eran fumadores (esto no quiere decir que el 97% de los fumadores tendrán cáncer de laringe).
  • Sabemos que un consumo mayor de 40 cigarros/día aumenta 13 veces el riesgo con respecto a los no fumadores, y si este hábito se ha iniciado antes de los 15 años, este número se duplica. Al igual que en el cáncer de pulmón, este riesgo permanece hasta diez años después de abandonar el tabaquismo; los fumadores pasivos también tienen riesgo aumentado de desarrollar cáncer de laringe. El tabaco produce un aumento del grosor de la capas de queratina, con posterior hiperplasia, metaplasia, edema e inflamación crónica de la submucosa. Se han identificado varios agentes químicos promotores presentes en el humo del tabaco, y que además inducen mutaciones en estos genes supresores de tumores que hemos visto.

El 97% de los pacientes diagnosticados eran fumadores

miércoles, 4 de febrero de 2015

Presentan una aplicación para que los laringectomizados puedan llamar al 112

Telefónica y el Departamento de Interior han firmado un convenio con la Asociación provincial de laringectomizados y mutilados de la voz de Lleida para distribuir entre sus miembros una aplicación para que estos enfermos puedan, de forma autónoma, contactar con los servicios de emergencia del 112.

El presidente de Telefónica, Kim Faura, ha explicado que trabajan para que la innovación tecnológica facilite la vida a las personas y ha explicado que la nueva aplicación se basa en el mismo método se utilizaba ya con personas sordas, pero adaptado y modificado ahora para los mutilados de voz.

Según el conseller de Interior, Ramón Espadaler, la firma del convenio supone una paso en aquello que debe de ser un objetivo "que todas las personas tenga acceso a los servicios en igualdad de condiciones".

Espadaler ha destacado que los laringectomizados no son mutilados de derechos y, en este sentido, se ha felicitado por el paso que supone poner en marcha esta aplicación, gratuita para las personas con una extracción de laringe.

La subdirectora técnica de la asociación, Alba Querol, ha explicado que la aplicación deberá darse a conocer entre los usuarios y que ellos mismos le den el uso que requieran.

Lleida ha sido la primera ciudad dónde se ha presentado la aplicación en España y, según el director general de Telefónica, Kim Faura, ya existe interés por implantarla en todo el país. 



martes, 3 de febrero de 2015

Cáncer de garganta: tratamientos y robótica

Detectado en un estadio temprano, el cáncer de garganta se puede tratar eficazmente, incluso sin operación. Cuando la ablación total o parcial de la laringe es necesaria -laringectomía- las nuevas técnicas asistidas por robot ofrecen muchas ventajas a los pacientes.

El cáncer de garganta afecta sobre todo a los hombres, pero el número va en aumento entre las mujeres en paralelo con el aumento del tabaquismo femenino. El tabaco al igual que el consumo excesivo de alcohol son los principales factores de riesgo de de este cáncer no hereditario.


En España, el cáncer de laringe ocupa el sexto lugar en la mortalidad por cáncer en los varones y el cuarto puesto en años potenciales de vida perdidos. Es una enfermedad que predomina en el sexo masculino por su mayor exposición a carcinógenos como el tabaco. El 94 % de los pacientes diagnosticados con cáncer de laringe son fumadores.


La mejor prevención es una buena higiene de vida. En cuanto a los tratamientos, varían según el tipo de cáncer de garganta.


Faringe y laringe: cánceres y tratamientos diferentes


Los tumores cancerosos de la garganta e afectan la faringe, que contiene las amígdalas (en un 60  %  de casos), o la laringe, que se compone entre otras partes, de las cuerdas vocales (en un 40  % de casos). Según el tamaño del tumor y su localización, el tratamiento puede variar. A veces un tratamiento de radioterapia o de radioterapia y quimioterapia es suficiente mientras que en otros casos se necesita una intervención quirúrgica. "Como en todos los cánceres, cuanto antes se detecte el tumor más suave será el tratamiento. De ahí la importancia de un diagnóstico precoz", afirma el doctor Patrick Aidan, otorrinolaringólogo del Hospital americano de París.


Cáncer de garganta: síntomas


A veces leves, los síntomas de cáncer de garganta tienen la particularidad de persistir y empeorar con el tiempo. No hace falta consultar a un especialista a la mínima molestia en la garganta, pero si dolor, ronquera, angina duradera, ganglios en el cuello, esputos sangriento, duran más de dos semanas, es conveniente ver al médico. La disfonía es el principal signo del cáncer localizado en las cuerdas vocales.


El médico de familia recomendará un examen a fondo con un médico otorrino. Una endoscopia bajo anestesia general sería necesaria con el fin de tomar muestras de los tejidos o biopsia.


Si se trata de cáncer, una tomografía computarizada o una resonancia magnética ayudarán a determinar el tratamiento. "Algunas lesiones llamadas precancerosas pueden causar síntomas similares a los del cáncer de garganta. Cuando estas lesiones se eliminan de forma temprana hay menos probabilidades de que se transformen en cáncer, así que no hay que dudar en controlarse", recomienda el doctor Aidan.


El tratamiento del cáncer de garganta: operaciones menos invasivas con la tecnología robótica


Algunos tipos de cáncer de laringe requieren la eliminación parcial o total de este órgano (laringectomía), la cual se hace por medio de cirugías convencionales. En el caso de ablación parcial por operación no robótica, los pacientes experimentan una traqueostomía temporal (la apertura de las vías respiratorias al nivel de la tráquea) y una sección del hueso de la mandíbula. El proceso de cicatrización es largo y puede ser doloroso.


Con la tecnología robótica (robot Da Vinci) que proviene de los Estados Unidos, la laringectomía se realiza a través de la boca lo que evita la sección del hueso y limita los problemas de cicatrización. "La duración de la hospitalización de un paciente operado a través de la boca también se reduce: de cinco a seis días, contra dos a tres semanas para una persona operada de forma tradicional", dice el doctor Aidan.


En España, según la empresa Palex Medical que los comercializa, "existen 21 robots Da Vinci , con los que se realizan más de 2.000 intervenciones al año en diversas especialidades", informa el diario El Mundo.es. A pesar del precio del robot, cuentan con él los Servicios de Cirugía de 11 hospitales públicos (Virgen del Rocío, Carlos Haya, Clínico de Madrid, Bellvitge, Vall d’Hebrón, Txagorritxu, Basurto, Donostia, Marqués de Valdecilla y Móstoles) y de 10 centros privados (HM Hospitales, Fundación Puigvert, Zarzuela, Ruber Internacional, Policlínica de Guipúzcoa, Virgen Blanca, Clínica Universitaria de Navarra, Quirón, Teknon y Torrevieja).



El cáncer de garganta se puede tratar eficazmente, incluso sin operación.

lunes, 2 de febrero de 2015

El cáncer en los meses de invierno

El paciente de cáncer, al igual que las personas sin cáncer, debe prepararse para prevenir las enfermedades y las condiciones que pueden ocurrir durante los meses de invierno.

Los pacientes con cáncer o que lo han padecido pueden ser más propensos a complicaciones serias si no se cuidan durante los meses más fríos del año. Las siguientes sugerencias pueden ayudarte a evitar problemas que pueden requerir hospitalización.

Previene o reduce el riesgo de contraer la gripe o influenza (flu, en inglés)

 

Ponte la vacuna.
 
La influenza o gripe es una enfermedad contagiosa común durante el invierno. Los pacientes con cáncer o que lo han sobrevivido no suelen contagiarse más fácilmente que las personas sin cáncer, pero pueden sufrir de complicaciones más serias que pueden requerir hospitalización o causar la muerte.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomiendan que las personas que tienen o han tenido algún tipo de cáncer se pongan la forma inyectada de la vacuna contra la gripe, pero no la forma aerosol que se administra por la nariz.

Consulta la opinión de tu médico antes de ponerte la vacuna.

El virus de la influenza se contrae al estar cerca de una persona infectada, en particular cuando tose, habla o estornuda. Los virus viajan por el aire y entran en el cuerpo de otras personas por la nariz o la boca.

Puedes minimizar el contagio manteniéndote a una distancia de por lo menos seis pies (dos metros) de las personas enfermas. Esto puede ser difícil, por lo que la vacuna se recomienda.

Lávate las manos con frecuencia.

 

La influenza también puede contraerse al tocar una superficie contaminada con los virus, como la perilla de una puerta o las manos de una persona infectada. El virus pasa al cuerpo cuando la persona se toca la nariz o la boca.
Lávate las manos con agua y jabón con frecuencia. También puedes usar líquidos desinfectantes para las manos.

Evita temperaturas extremadamente frías.

 

Durante el tratamiento del cáncer es posible que el cuerpo sea más propenso a sufrir de hipotermia. Hipotermia ocurre cuando la temperatura del cuerpo baja por debajo del nivel normal y si esto no se corrige apropiadamente puede causar la muerte.

Si el cuerpo está expuesto a temperaturas extremadamente bajas es posible que el tejido en la superficie de los dedos, la nariz o las orejas se congele, lo cual causa la muerte del tejido si no se trata a tiempo. Algunos tratamientos de cáncer pueden causar la pérdida de la sensibilidad a temperaturas extremas (llamado neuropatía periférica), por lo que es importante tomar precauciones.

Puedes evitar la hipotermia o que se te congelen los dedos, la nariz o las orejas tomando las siguientes precauciones:
  • Toma fluidos en abundancia
  • Cuando salgas al aire libre, vístete con varias capas de ropa, y ponte guantes, una bufanda sobre la cabeza, el cuello y la cara, y un sombrero o gorro. Es importante que te cubras la cabeza especialmente si tu tratamiento ha causado la caída del cabello
  • Si tu tratamiento te hace sudar, cámbiate la ropa mojada al igual que las sábanas. Mantente seco y a una temperatura apropiada
  • Limita el tiempo que pasas a aire libre cuando la temperatura está cerca del punto de congelación (32° F o 0°C), o si hace mucho viento o está lloviendo

¿Cómo está tu vitamina D?

 

Algunos tipos de cáncer o tratamientos pueden aumentar el riesgo de padecer complicaciones en los huesos. Los huesos necesitan vitamina D para poder absorber el calcio que los mantiene fuertes y la principal fuente natural de vitamina D la produce el cuerpo cuando absorbe los rayos del sol. Durante el invierno nos exponemos menos al sol y por lo tanto el cuerpo produce menos vitamina D.

Consulta con tu médico sobre cuánta vitamina D necesitas y cuál es la mejor fuente para ti.

Cuida tu piel.

 

Durante el invierno la humedad baja y la piel se seca más. Si estás recibiendo radioterapia tu piel puede sentirse seca, irritada o picar y estos efectos colaterales del tratamiento pueden empeorarse durante el invierno.

Protege tu piel de las siguientes maneras:
  • Protege la piel del frio con ropa
  • Evita baños o duchas largos
  • Usa jabón suave para tu cuerpo y detergentes delicados para tu ropa
  • Aplica cremas humectantes en tu piel y en los labios con frecuencia
  • Toma líquidos en abundancia
  • Usa un humidificador si el clima es muy seco
  • Evita exponerte al sol y al frio por mucho tiempo
  • No te expongas excesivamente al sol y siempre aplica protector solar


El cáncer no hace más propenso a la gripe, pero sí más sensible