Publicitat

martes, 30 de junio de 2015

Cuidados tras una laringectomía

En determinados casos, tras un tumor de laringe, es preciso realizar una extirpación total de la misma  (laringectomía total) de tal forma que se independiza la función deglutoria de la respiratoria.
  
A partir de ese momento, la respiración pasa a efectuarse por el orificio que se abre en el cuello denominado traqueostoma o estoma, que carece de capacidad de filtrado y acondicionamiento del aire inhalado, por lo que es aconsejable que esté cubierto para evitar la entrada de cuerpos extraños directamente al pulmón.

La cánula es un tubo que sirve para que la comunicación creada entre la tráquea y la piel no se cierre o se deforme. Pueden ser de distintos materiales como plata, poliuretano o silicona. Las cánulas de plata tienen dos partes: una externa que se introduce directamente en el estoma y se sujeta al cuello para evitar que se salga y una parte interna que entra en la anterior y se fija con una pestaña.  

El otorrinolaringólogo será el que te indique el tipo de cánula que precisas en cada momento tras la intervención.

Cura e higiene del estoma 

Material necesario:
  • 2 juegos de cánulas
  • 1 bol o taza grande
  • Cintas de algodón para sujetar la cánula
  • Jabón neutro
  • Escobillones o cepillos del grosor de la cánula
  • Gasas grandes y pequeñas
  • Tijeras
  • Lubricante

Es muy importante que la zona periestomal (alrededor del estoma) se mantenga limpia y seca.

Mientras la piel que rodea el estoma no esté cicatrizada totalmente, se debe realizar limpieza de la zona 4 veces al día y la cánula interna tantas veces como sea necesario para mantenerla libre de secreciones. Una vez que la zona está completamente cicatrizada es suficiente dos veces al día y aprovechar una de ellas para cambiar la cánula completa.

Cómo hacer la limpieza diaria de la piel:
  • Tras retirar la cánula, se debe limpiar la zona con una gasa humedecida con solución jabonosa, empezando en la parte más cercana al orificio hacia el exterior.
  • Es importante insistir en los puntos de sutura, si los hubiera, ya que es muy frecuente que se de el alta médica con los puntos, con una gasa mojada en suero fisiológico, para evitar que se acumule secreciones en ellos.
  • A continuación se debe secar muy bien la zona dando suaves toques sin frotar para evitar que la piel de la zona se irrite.
  • Es habitual que la piel del escote, barba, hombros e incluso espalda necesite un aporte de hidratación extra, pregunta a tu médico o tu enfermera qué crema es la más adecuada.

Cambio de cánula
El lugar más adecuado para limpiar y cambiar la cánula es el baño, ante un espejo y con buena iluminación.  El material con que esté hecha la cánula no afecta a la forma de limpiarla.
  • Reúne el material necesario
  • El cambio de cánula ha de realizarse con unas condiciones mínimas de higiene, por lo que es importante que antes te laves las manos con agua y jabón. 
  • Comprueba que la cánula interna del juego de recambio se desliza sin problemas y prepara la cinta de algodón para sujetarla al cuello.
  • Reitra la cánula externa y la cánula interna usadas y limpia la piel alrededor del estoma, tal como explicamos en el apartado anterior. 
  • Inserta la cinta de algodón e introduce la cánula externa con el extremo lubricado en el estoma. Ata la cinta alrededor dle cuello.
  • Es conveniente que entre la pletina de la cánula y el estroma, se coloque un apósito para proteger la piel de las secreciones.
  • Por último, coloca la cánula interna (esta puede limpiarse tantas veces como sea necesario sin necesidad de repetir toda la operación).

Limpieza de la cánula usada
  • Una vez separadas las piezas de la cánula (parte interna y externa) colócalas en un recipiente con agua y jabón.
  • Limpia la cánula por dentro y por fuera con un cepillo, hasta que quede limpia de secreciones (si la cánula es de plata y se ennegrece, recuperará el brillo propio frotando con bicarbonato sódico).
  • Si la secreciones están muy pegadas a la cánula, déjala en remojo en agua y jabón hasta que se ablanden.
  • A continuación aclárala abundantemente con agua.

Humidificación de las secreciones 

El aire que respiramos a través de las fosas nasales se humidifica y calienta en la boca y la nariz. Al respirar por el estoma el aire entra directamente a los pulmones, por lo que es necesario humidificarlo y templarlo siempre que sea posible.

Recomendaciones:
  • Bebe abundante líquido (agua, zumos, infusiones,…)
  • Utiliza un humidificador ambiental siempre que estés en casa, especialmente en el dormitorio (mantenlo muy limpio para evitar la propagación de bacterias)
  • Realiza instilaciones de solución salina (suero fisiológico) directamente a la tráquea, con el fin de mantener húmeda la vía aérea. Si no sabes cómo hacerlo, pregunta a tu enfermera. 
  • En invierno coloca recipientes de agua junto a los radiadores para mantener un nivel de humedad óptimo en el ambiente.

Consejos generales 

  • Duerme con el tórax y la cabeza elevados por varias almohadas, ya que facilita la respiración.
  • Los accesos de tos repentinos, se alivian tragando saliva y realizando una respiración profunda.
  • La mucosidad se expulsa mejor si expectoras con el torso inclinado hacia delante. 
  • La mucosidad se expulsa más eficazmente con un soplido brusco, en vez de toser. Se incremente la cantidad de aire para el soplido al realizar una inspiración profunda con expansión del diafragma. 
  • Es recomendable que utilices un nebulizador para sustituir las instilaciones y mantener húmedas y limpias las vías respiratorias. Este sistema tiene varias ventajas: su uso es más sencillo y además permite, si es necesarios, la inhalación de medicamentos fluidificadores.
  • Es importante que evites en la medida de lo posible inhalar polvo, humo, perfumes o cualquier otra sustancia irritante
  • El babero de tejido de punto es una buena opción para proteger el estoma ya que calienta y filtra el aire inspirado.
La musculatura y nervios tanto del cuello como de los hombros necesitan recuperarse tras la cirugía y la radioterapia, para ello es recomendable que realices giros, inclinaciones laterales y flexiones hacia delante y atrás de la cabeza de forma suave, para flexibilizar y relajar el cuello.

Para movilizar los hombros, sitúate de cara a una pared y desde la cintura sube las manos trepando con los dedos. Cada movimiento se debe repetir entre cinco y diez veces en cada serie y las series se repetirán con frecuencia durante el día.

Puedes ducharte tranquilamente utilizando la ducha fija, aunque es recomendable que inclines el cuello hacia delante y abajo para evitar la entrada de agua en el estoma; no obstante será más seguro y controlable que utilices la ducha de mano.

Es importante que tengas en cuenta que tu cuerpo ha experimentado un cambio tras la cirugía tanto en la manera de respirar como de hablar y de comer. Es conveniente que aprendas a cuidarte y a desenvolverte por ti mismo en la vida diaria.



lunes, 29 de junio de 2015

12 consejos de la OMS para la prevención del cáncer

La OMS define el cáncer como  un término genérico para un gran grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo. Dichas enfermedades también son nombradas por los especialistas como neoplasias y tumores malignos.

Una de las características del cáncer es la generación rápida de células anormales que crecen más allá de sus límites normales y pueden invadir zonas adyacentes del cuerpo y propagarse a otros órganos. Este proceso es conocido como metástasis y es la principal causa de muerte por cáncer.

Ante el progresivo aumento del porcentaje en los indicadores de esta enfermedad,  la OMS se ha dado a la  misión de llevar a cabo un Programa de Control del Cáncer donde se  promueven políticas de control del cáncer, planes y programas integrados a las enfermedades no transmisibles y otros problemas relacionados. Con éstos se establecen normas y estándares, se suscita la vigilancia, se  fomentan la prevención, la detección temprana, el tratamiento y paliativos adaptados a los diferentes contextos socioeconómicos.

En los últimos dos años han aumentado a más del 60% los nuevos casos en todo el mundo teniendo mayor representación África, Asia y América Central y del Sur. Y las autoridades en el tema han decretado que el 30% de los cánceres podrían prevenirse, siguiendo estos consejos y manteniéndolos  como estilo de vida.

Evitar el consumo de tabaco

Primeramente se debe evitar el consumo de tabaco, ya que es el mayor factor riesgo para la mortalidad por cáncer en todo el mundo, causando un estimado de 22% de las muertes por cáncer al año. El tabaquismo causa muchos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y cuello uterino. Alrededor del 70% de la carga del cáncer de pulmón se puede atribuir al consumo de tabaco por sí solo.

El humo que respiran los fumadores pasivos, también conocido como humo de tabaco ambiental, se ha demostrado que causa cáncer de pulmón en adultos no fumadores, los llamados fumadores pasivos. El tabaco sin humo, el tabaco de mascar como también se puede conocer, provoca cáncer de esófago y cáncer de páncreas.

Evitar la inactividad física

La inactividad física, la obesidad y el sobrepeso son aspectos a tener en cuenta, por lo que se recomienda mantener un peso adecuado en el rango de lo saludable para cada persona, realizar ejercicios físicos durante al menos 30 minutos y evitar el sedentarismo es muy importante. Existe una relación entre el sobrepeso, la obesidad y muchos tipos de cáncer como el de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón.

Evitar ingerir bebidas azucaradas y limitar el consumo de alimentos ricos en energía y las frituras es otra medida para evitar padecer de cáncer,  no es que esos alimentos causen directamente cáncer, pero el exceso en el consumo de alimentos que aporten energía tiene que ir aparejado con la manera de quemarlas porque de lo contario se convierten en la grasa que hace aumentar el tejido adiposo. Lo ideal es comer frutas, verduras, legumbres y granos enteros, que pueden tener un efecto protector contra muchos tipos de cáncer. Mientras más variada y colorida sea la elección de estos será mejor para nuestra  salud.

Consumo de carnes rojas

El consumo de carnes rojas (res, cerdo, cordero) y de carnes procesadas tiene que ser moderado, es mejor  hacer una dieta a base de pollo, mariscos, o legumbres en lugar de las carnes rojas. Éstas pueden estar asociadas con un mayor riesgo de enfermar de cáncer colorrectal. Además, los hábitos alimenticios saludables que impiden el desarrollo de los cánceres también pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Consumo de bebidas alcohólicas

Limitar  las bebidas alcohólicas y  beber con moderación es algo que está en nuestras manos. Su consumo está asociado al  cáncer de la cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colorrectal y mama. El riesgo de enfermar de cáncer aumenta con la cantidad de alcohol ingerido y se acrecienta sustancialmente si la persona es también un fumador excesivo.

Las fracciones atribuibles varían entre hombres y mujeres para ciertos tipos de cáncer relacionados con el alcohol, principalmente debido a las diferencias en los niveles medios de consumo. Por ejemplo, el 22% de los cánceres de la boca y orofaringe en los hombres son atribuibles al alcohol, mientras que en las mujeres la carga atribuible cae a 9%. Existe una diferencia de sexo similar para los cánceres de esófago y de hígado.

Los agentes infecciosos son responsables de casi el 22% de las muertes por cáncer en el mundo en vías de desarrollo y el 6% en los países industrializados. Hepatitis virales B y C causan cáncer de hígado; la infección por el virus del papiloma humano causa el cáncer de cuello uterino; la bacteria Helicobacter pylori aumenta el riesgo de cáncer de estómago. En algunos países la infección parasítica esquistosomiasis aumenta el riesgo de cáncer de vejiga y en otros países la duela hepática aumenta el riesgo de colangiocarcinoma de los conductos biliares. Las medidas preventivas incluyen la vacunación y la prevención de la infección e infestación.

Bajos niveles de sal

Las comidas deben poseer bajos niveles de sal, es importante evadir el consumo de alimentos elaborados con sodio, es decir los que se presentan en conserva,  ​​que representan la mayor ingesta de sodio en la actualidad por parte de las personas. Sobre todo, lo mejor es no agregar sal adicional a los alientos ya elaborados, esta práctica es muy dañina para los seres humanos.

Contaminación ambiental

La contaminación ambiental del aire, del agua y del suelo con sustancias químicas cancerígenas representa el 1-4% de todos los cánceres.  Más de 40 agentes, mezclas y circunstancias de exposición en el entorno de trabajo son cancerígenos y están clasificados como carcinógenos ocupacionales.  Y estos se encuentran causalmente relacionados con el cáncer de pulmón, vejiga, laringe y de la piel, la leucemia y el cáncer nasofaríngeo. La  mesotelioma (cáncer del revestimiento exterior de la cavidad del pulmón o pecho) es en gran parte causada por la exposición laboral al amianto.

Los cánceres ocupacionales se concentran en grupos específicos de la población activa, para los que el riesgo de desarrollar una forma particular de cáncer puede ser mucho mayor que para la población en general. Cerca de 20-30% de los hombres y 05.20% de la población femenina en edad de trabajar pueden haber estado expuestos a carcinógenos pulmonares durante su vida laboral, lo que representa aproximadamente el 10% de los cánceres de pulmón en todo el mundo. Alrededor del 2% de los casos de leucemia en todo el mundo son atribuibles a la exposición laboral.

La radiación ionizante es carcinogénica para los humanos, puede inducir leucemia y varios tumores sólidos, los mayores riesgos los tienen las personas que se exponen en edad joven.
La exposición residencial al gas radón del suelo y materiales de construcción se estima que causa entre el 3% y el 14% de todos los cánceres de pulmón, por lo que es la segunda causa de cáncer de pulmón después del tabaco. Los niveles de radón en los hogares pueden reducirse mejorando la ventilación y sellado de suelos y paredes.

La radiación ionizante es una herramienta de diagnóstico y terapéutica  esencial, pero los médicos las deben prescribir de manera adecuada y correcta para reducir las dosis de radiación innecesarias, especialmente en los niños. De esta forma se podrá garantizar que los beneficios superen los riesgos potenciales.

Protección contra el sol y los rayos UV

Protegerse del sol y sus radiaciones ultravioletas (UV), también ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como, el cáncer de piel, el carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas y el melanoma. Evitar la exposición excesiva, el uso de protector solar y ropa protectora son medidas preventivas eficaces contra estas enfermedades. Aparatos de bronceado UV  y emisores están también clasificados como carcinogénicas para los seres humanos sobre la base de su asociación con el cáncer de piel y melanoma ocular.

Consumo de vitamina D

Por último tomar suplementos de vitamina D puede disminuir el riesgo de cáncer colorrectal y otros tipos de cáncer. No obstante los expertos dicen que no es necesario que se utilicen suplementos  para proteger contra el cáncer.  No es que estos sean  malos,  pueden ser muy valiosos para otras deficiencias, pero no existen pruebas concretas de que puedan protegen contra el cáncer, a excepción de la vitamina D, como ya hemos explicado.


El 30% de los cánceres podrían prevenirse

viernes, 26 de junio de 2015

Cuando los tatuajes se confunden con un cáncer


Un tatuaje de grandes dimensiones provocó un falso diagnóstico de cáncer, informan los expertos

Un tatuaje de grandes dimensiones provocó un falso diagnóstico de cáncer. En un artículo, los investigadores del Centro Médico Irvine de la Universidad de California (Estados Unidos) relatan la confusión y alertan de que este problema puede darse con el uso de determinadas pruebas de imagen radiológica.

Según describe el artículo en la revista 'Obstetrics and Gynecology', el caso se produjo con una paciente de 32 años que tenía un cáncer de cuello de útero a la que, durante una prueba de seguimiento, se decidió someter a una tomografía computarizada (TC) y otra por emisión de positrones (PET) para ver si el tumor se había diseminado.

Para la prueba es necesario que la paciente reciba una inyección con un trazador radiactivo que hace que los tumores aparezcan como puntos brillantes en la exploración.

De este modo, al someterse a la exploración detectaron áreas brillantes en sus ganglios linfáticos de la pelvis que sugerían que el tumor se había extendido, como consecuencia de una posible metástasis.

Sin embargo, hasta después de la cirugía los médicos no se dieron cuenta de que el verdadero motivo de esos puntos brillantes era "el pigmento del tatuaje", según ha explicado a la BBC Ramez Eskander, oncólogo que trató a la paciente.

En la intervención extirparon el útero, el cuello de útero, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos pélvicos. Fue cuando los médicos examinaron las células de los ganglios linfáticos bajo un microscopio cuando vieron que las células contenían depósitos de tinta de tatuaje, no tumorales.

Eskander ha destacado la necesidad de que los médicos sean conscientes de que tatuajes muy grandes pueden confundirse con cáncer en imágenes tomográficas. "Queremos asegurarnos de que la gente entienda que estos falsos positivos podrían potencialmente producirse en pacientes con tatuajes", ha explicado.


Los peligros de los tatuajes y la radiología

jueves, 25 de junio de 2015

El perro que olió un cáncer y salvó la vida de su dueña

La generosidad de las mascotas no tiene límites. Cada poco tiempo conocemos una nueva historia asombrosa sobre algún animal doméstico que demuestra ser mucho más que un compañero y un amigo, convirtiéndose en héroe. A menudo los protagonistas son los perros, capaces de salvar a una persona de un incendio o del ataque de un criminal. Lo que no sabíamos es que quizá puedan también «oler» enfermedades.

En el blog «Tech Times» encontramos el relato de la increíble hazaña de Ted, un border collie propiedad de Josie Conlan, una madre de familia de 46 años residente en Stockton (Inglaterra). El perro era tímido y poco dado a las muestras de afecto, probablemente consecuencia de los malos tratos que sufrió siendo cachorro, antes de que su actual dueña le adoptase. Ella le dio una vida mejor y él le ha devuelto todo ese cariño avisándole de que algo fallaba en su organismo.
 
Los problemas de salud de Josie provocan que de vez en cuando aparezcan pequeños bultos en su pecho. Y por eso no dio mayor importancia al que le salió hace un par de meses, en apariencia idéntico a los anteriores. Lo que le puso en alerta fue la actitud de Ted, que insistía en acercarse a esa zona de su cuerpo olfateando y gimiendo sin parar.

Tal era la preocupación que parecía querer expresar el cánido que la mujer decidió consultar con su médico. Las pruebas desvelaron que sufría un cáncer de pecho, felizmente detectado con margen suficiente para actuar gracias a la intervención de Ted. Con el tratamiento adecuado, Josie podrá superar su problema y continuar con su vida junto a su marido y sus dos hijas, de 26 y 14 años.

«Ted es el mejor regalo que la vida ha podido hacernos. La gente dice que yo le salvé y ahora él me ha salvado a mí. Ha salvado a mi familia», explica emocionada Josie Conlan, agradecida para siempre a su leal amigo. Pero aunque lo parezca, no se trata de un milagro: fundaciones como InSitu se dedican a entrenar a perros para detectar cáncer en seres humanos.


La insospechada capacidad detectora de los perros


martes, 23 de junio de 2015

Bona Revetlla de Sant Joan!


Des de ABL volem desitjar-vos una Bona Revetlla de Sant Joan!

Desde ABL queremos desearles una Feliz Verbena de San Juan!


¡Ojo con los excesos!

lunes, 22 de junio de 2015

Comer sano para luchar contra el cáncer

Prevenir el cáncer es uno de los grandes retos de la medicina actual por el gran número de nuevos casos y de muertes que causa cada año y porque en estadios avanzados se asocia con un gran sufrimiento físico y psíquico en el paciente y familiares con un importante impacto social, económico y laboral. Más aun, en el contexto económico en que nos encontramos cada caso de cáncer que se evite no solo supone una vida ganada sino muchos recursos sanitarios ahorrados.

La concienciación que la sociedad ha tomado en los últimos años en relación con la necesidad de llevar una vida sana para combatir el cáncer ha quedado patente en la gran aceptación que ha tenido el libro, Comer para vencer al cáncer de Ediciones Nobel, que hemos escrito, Belén, Química especialista en nutrición y yo, Paula, Oncóloga Médica. De dicho libro los beneficios económicos que reciba como autora irán donados íntegramente para la lucha contra el cáncer.

A continuación se recoge un resumen de lo tratado en la 1ª parte: Consejos Alimenticios para pre venir el cáncer. En la 2ª parte se dan Consejos Alimenticios para pacientes con cáncer.

Es importante conocer que 2 de cada 3 tumores se generan por causas evitables y que estos podrían evitarse:
  •     Abandonando el tabaco y reduciendo el consumo de alcohol que se asocian con más del 50% de todos los cánceres.
  •     Siguiendo una dieta equilibrada, dado que una mala alimentación se asocia directamente con más del 35% de las neoplasias e influye en otro 25%.
  •     Haciendo ejercicio físico, caminando unos 30 minutos al día y 2 días a la semana realizando otros deportes como gimnasia, natación, Pilates, yoga, golf.
  •     Utilizando una adecuada protección solar.
  •     Evitando o tratando las infecciones, sobre todo víricas.

También es fundamental conocer las bebidas o alimentos carcinógenos y los cánceres con los que se asocian que son:
  •     alcohol, principal agente causal de cáncer de cabeza y cuello, esófago y de hepatocarcinoma, también se asocia con cáncer de mama y colorrectal.
  •     conservas, ahumados y alimentos en salazón, principal causa de cáncer de estómago, también se asocian con cáncer de cabeza y cuello, esófago y colorrectal.
  •     carne o pescado a la brasa o parrilla, se asocian con cáncer de estómago, cabeza y cuello, esófago, colorrectal, mama y próstata.
  •     las dietas hipercalóricas ricas en grasas saturadas y en azúcares refinados o bollería industrial, favorecen el cáncer de colon, recto, mama, endometrio, próstata, páncreas, vía biliar y riñón.

La obesidad se asocia especialmente con tumores hormonodependientes como el cáncer de mama, endometrio y próstata porque modifica el perfil hormonal favoreciendo el disbalance a favor de los estrógenos, carcinógenos confirmados.

El cáncer de estómago, el de mayor incidencia a nivel mundial, ha pasado a ser el 9º en España y ha reducido su frecuencia en la mayoría de países occidentales gracias a una modificación de los hábitos alimenticios de dichos países. La aparición de los sistemas frigoríficos ha permitido consumir todo el año alimentos frescos en buen estado y ha reducido la ingesta de alimentos en salazón que favorecen, al ingerirse y llegar al estómago, la liberación de nitrosaminas, potentes carcinógenos. Si modificando qué comemos, cómo lo conservamos y lo cocinamos hemos reducido de forma muy marcada la incidencia de cáncer de estómago en el mundo, debe ser un objetivo lograr esto en otros tumores asociados con una inadecuada alimentación.

Si tenemos en cuenta que a lo largo de nuestra vida ingerimos millones de toneladas de alimentos, es lógico pensar en el importante papel que juegan en mantener una buena salud. Así, el Código Europeo Contra el Cáncer en el punto 4 recoge la siguiente recomendación:
  •     “Aumenta el consumo de frutas, verduras y hortalizas variadas: coma al menos 5 raciones al día.
  •     Limita el consumo de alimentos que contienen grasas de origen animal.”

Las frutas y verduras son los productos estrella de nuestra alimentación y las que han demostrado mayor efecto antitumoral se recogen en el libro Comer para vencer al cáncer como Top 10 y son:
  •     Coles por ser ricas en flavonoides, glucosinatos, índoles e isotiocianatos (brócoli, coles de Bruselas, coliflor, rábanos, nabos y lombarda).
  •     Ajo y cebolla, por sus múltiples propiedades anticarcinógenas pero también antiinflamatorias, antisépticas, antihipertensivas y protectores frente a enfermedades cardiovasculares, neurológicas y articulares.
  •     Verduras rojizas que son ricas en carotenoides como el licopeno (tomate, calabaza, zanahoria, pimiento rojo). Un estudio médico ha demostrado, en varones mayores de 65 años, que el consumo diario mantenido de 2 tomates disminuye el riesgo de hiperplasia benigna y de cáncer de próstata.
  •     Cítricos por su alto contenido en vitamina C y antioxidante (limón, kiwi, naranja, pomelo y piña).
  •     Verduras de hoja verde que contienen clorofila (repollo, espinacas, lechuga, acelga, escarola, apio, berros, canónigos, puerros).
  •     Frutas rojas y frutas silvestres que son hipocalóricas, ricas en vitaminas antioxidantes: A, C, E, vitaminas que previenen el envejecimiento y en betacarotenos y polifenoles que les dan su color característico (granada, melocotón, albaricoque, papaya, cerezas, uvas, ciruelas, sandía, mora, arándanos, frambuesa y la fresa).
  •     Setas (hongos comestibles) como shitake y maitake que contienen sustancias que potencian el sistema inmune.
  •     Pescado azul que además de minerales como yodo, selenio y proteínas de alta calidad contiene grasas poliinsaturadas y omega 3 que ayudan a regular los niveles de colesterol (sardina, boquerón, anchoa, trucha, atún, bonito, caballa, salmón, anguila, arenque, cazón, congrio, chicharro, emperador, pez espada, lambrea, palometa) que debemos consumir unas 3 veces a la semana.
  •     Yogur o queso fresco y pan integral, base de nuestra alimentación.
  •     Aceite de oliva, imprescindible para el aliño de verduras crudas y para cocinar carne o pescado. Debemos ingerir unas 3-5 cucharadas día.

La mayoría de los alimentos incluidos en el Top 10 son ricos en fibra lo que incrementa la masa fecal y acelera el tránsito intestinal disminuyendo el contacto de las toxinas de las heces con el tubo digestivo y. por tanto, disminuyendo el estreñimiento, lo que previene sobre todo el cáncer colorrectal.

Son ricos en fibra: el pan integral y los cereales (3-5 raciones/día); la pasta integral, arroz y legumbres (5 raciones/semana, un día lentejas, otro garbanzos, otro alubias estofadas, otro arroz y otro pasta) además de las fruta, verdura (alcachofa, guisantes) y hortalizas (mínimo de 5 raciones/día, un  plato en comida y cena de verduras, hortalizas o ensalada y 2-3 piezas de fruta/día).

Además, debemos recordar que el agua es el mejor laxante y aunque es una bebida, es fundamental para regular las digestiones, limpiar el intestino y para muchas otras funciones del intestino.

Los alimentos con bifidobacterias o probióticos favorecen el crecimiento de la flora bacteriana intestinal con lo que se previene la colonización por bacterias con poder carcinógeno por lo que debemos consumir 2 yogures desnatados enriquecidos en vitamina D y calcio al día y 2 porciones (100 g) de queso preferiblemente fresco. Los alimentos ricos en calcio y vitamina D disminuyen el riesgo de pólipos intestinales y son: el huevo (unos 3/semana), los lácteos (3 raciones/día), el champiñón, la alubia y las sardinas de pequeño tamaño consumidas con espinas.

A pesar de todo lo anterior, debe evitarse la percepción extendida de que si una cosa es buena cuanto más se tome de sus extractos mejor, como sucede con los complejos polivitamínicos. Al contrario, no debe aconsejarse la ingesta de suplementos vitamínicos si la dieta es equilibrada. Lo adecuado es concienciar a la población de lograr un equilibrio y variedad en el consumo de frutas, verduras y cereales integrales que se mantenga en el tiempo, es decir, que las dietas saludables no deben ser esporádicas sino de por vida.

Además, el seguir una dieta saludable no solo reduce un 35% nuestro riesgo de padecer un cáncer sino que ayuda a prevenir otras enfermedades que pueden deteriorar nuestra calidad de vida.Y si a esto unimos el consumo de alimentos frescos de temporada en buen estado y conservados siempre fríos en frigoríficos, el cocinado al vapor, en olla exprés o a la plancha y limitar el consumo de alimentos precocinados o en conserva estaremos aplicando el refrán, incluido en el libro como otros dichos populares y rimas creadas por las autoras, “Quien bien come y bien digiere solo de viejo se muere”.

En definitiva, comer bien contribuye a sentirse mejor, a mantener la salud, a prevenir el cáncer y otras muchas enfermedades por lo que, sí, podemos reducir nuestro riesgo de padecer cáncer con una adecuada alimentación.



Dra. Paula Jiménez Fonseca
Sº Oncología Médica
Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo



Comiendo bien reducimos el riesgo de padecer cáncer


viernes, 19 de junio de 2015

Padres y madres ante el cáncer infantil

El cáncer infantil alcanza una serie de tumores diferentes que en su conjunto es de muy bajo volumen.

Los cánceres más frecuentes son las leucemias (25%), las neoplasias del Sistema Nervioso Central (SNC) (20%) y los linfomas (14%).
Se estima que en Cataluña se diagnostican entre 170 y 200 casos nuevos anuales (0-14 años). A pesar de este bajo volumen el cáncer es, en Cataluña, la primera causa de mortalidad en niños y niñas de 5 a 14 años y la segunda causa de los 15 a los 24 años, después de los accidentes.

La supervivencia ha llegado al 77% a los 5 años en los últimos años en España y es similar a la media europea.

Ante el diagnóstico de cáncer de un hijo pueden aparecer reacciones emocionales intensas y variadas (rabia, tristeza, culpa, miedo...) que son normales por la situación.

Hay que darse tiempo para que la intensidad de estas emociones disminuya y a la vez irse haciendo a la idea de lo que está pasando. Este tiempo puede variar en función de cada persona. Es importante permitirse diferentes momentos para expresar y compartir los sentimientos y las emociones.

Es conveniente que solicite a los equipos médicos que tratan a su hijo, la información necesaria para entender la enfermedad y los tratamientos, tantas veces como necesite. En los momentos de fuerte impacto emocional es difícil captar toda la información o cuesta más entender lo que se explica.

Tener conocimiento de las pruebas que se deben hacer, cuánto tardarán los resultados, etc. le ayudará a tener más control de la situación y, por lo tanto, a disminuir la angustia.

Es recomendable que la información que necesite le sea facilitada por los profesionales sanitarios. Si consulta páginas web u otras fuentes de información, no dude en comentarlas con su equipo asistencial para que pueda disponer en todo momento de la información lo más fidedigna posible.

Su equipo asistencial le podrá orientar sobre cómo puede colaborar en la atención al niño. Su participación activa en el tratamiento le ayudará a familiarizarse con la enfermedad.

Es importante hablar con el hijo enfermo y con los hermanos de la enfermedad tan pronto como pueda. Puede ser que el hecho de explicarle a su hijo lo que tiene le angustie, pero una comunicación abierta y sincera aumentará la confianza de sus hijos.

Esto hará que disminuya el miedo, lo que ayudará a seguir más fácilmente los tratamientos, los ingresos y, muy especialmente, que puedan compartir las emociones; de este modo no se sentirán solos o incomprendidos. Fomentar con los hijos la expresión emocional, los miedos o las preocupaciones, que pueden ir surgiendo en todo el proceso, le ayudará a adaptarse a la nueva situación.

Durante los ingresos e idas y venidas al hospital es recomendable que considere algunos aspectos que pueden afectar su vida diaria y a los aspectos emocionales, tanto a usted mismo como a los hermanos, si tiene más hijos:
  • Reorganización familiar. Se debe intentar, dentro de lo posible, que las rutinas y actividades familiares continúen. Contar con la ayuda de familiares, amigos y otros cuidadores será positivo.
  • Es importante que pueda estar y tenga cuidado de sus hijos o hijas enfermos, pero esto no impide que se deban mantener los límites y las pautas educativas que lleve a cabo habitualmente. Esto les tranquilizará.
  • En este proceso es normal que la atención se centre en el niño enfermo; pero si tiene más hijos, es importante no aislar a los hermanos del proceso de enfermedad: es necesario que, en la medida de lo posible, los hermanos puedan ir al hospital, que mantengan la comunicación con el hermano enfermo y que se sientan partícipes del proceso.
  • Informar a la escuela de la situación. Se debe buscar la forma de mantener la relación entre el niño enfermo y los compañeros. Si se puede de forma directa mejor; si no, hay que aprovechar las nuevas tecnologías para minimizar el aislamiento (SMS, Messenger...).
  • Cuidarse para poder cuidar. Es muy importante alimentarse bien, descansar, tener ratos de recreo, etc. El cuidador que se cuida puede ser más efectivo. 
En todo momento, haga todas las preguntas que considere, incluso si ya las había hecho antes. Si necesita asesoramiento para cualquier situación consúltelo con su equipo asistencial.

Durante todo este proceso las emociones son diversas y de diferente intensidad como, por ejemplo, tristeza, angustia, desaliento, etc. Generalmente, pasado un tiempo suelen estabilizarse y no deben incapacitarle para continuar con su vida. Si considera que la intensidad o persistencia de estas emociones le afecta de forma negativa o reducen sus capacidades, consulte con su equipo asistencial para valorar la mejor opción terapéutica según sus circunstancias como, por ejemplo, el apoyo profesional de un psicooncólogo.


 
Es importante hablar con el niño enfermo

jueves, 18 de junio de 2015

En cáncer de garganta, la ubicación es importante

Dependiendo del lugar donde se desarrolle, algunos tumores quedan aislados, crecen sin dar síntomas y otros se dispersan rápidamente
       
Los tipos de cáncer que afectan a la boca y garganta del ser humano pueden tener un comportamiento radicalmente diferente sólo por el hecho de haber surgido en lugares diferentes, con apenas un centímetro de distancia. Mientras algunos de estos cánceres quedan aislados, no crecen y no dan síntomas, otros se dispersan rápidamente a los ganglios linfáticos y además impiden que el paciente coma y respire.

Lo anterior fue explicado en entrevista con SUMEDICO por el doctor Snehal Patel, uno de los diez cirujanos más prestigiados de Estados Unidos en el tratamiento de tumores de garganta, apoyado en rayos láser.

El doctor Patel visitó México, invitado por la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Ante ellos explicó los avances en cirugías mínimamente invasivas de cáncer de laringe, las cuales ya pueden ser realizadas en este país.

El término cáncer de cabeza y cuello es muy extenso. Abarca una variedad de enfermedades y tejidos diferentes que están involucrados en funciones respiratorias, digestivas, nerviosas y de circulación de la sangre. Son decenas de tejidos diferentes  agrupados en una sola área.

Dependiendo de dónde empieza el cáncer, se comporta de manera muy distinta y afecta también diferentes funciones. Una distancia mínima, de apenas un centímetro puede implicar una diferencia radical que justifica o no una cirugía.

“Por ejemplo, un cáncer de la boca, si empieza en el paladar o techo de la boca, por lo general no produce metástasis, es decir que no sale de una pequeña área de influencia. Se distingue también porque tarda en detectarse ya que no produce tantos síntomas porque está oculto en el domo vestibular, a menos que se agrande que es cuando sí empieza a presentar síntomas”, indicó a SUMEDICO el doctor Patel, quien es también profesor en la Universidad de Cornell, localizada en el poblado de Ithaca, en el estado de Nueva York, Estados Unidos.

“Pero si el cáncer de boca estuviera localizado en la lengua, en lugar del paladar, sería descubierto mucho antes, porque entonces sí produciría muchos síntomas tempranos. Además, un cáncer de lengua seguramente se diseminará hacia los ganglios linfáticos muy rápido. Este es un comportamiento muy diferente, aunque se haya originado a unos pocos centímetros del otro cáncer que está en el paladar”, añadió

Este mismo cambio de comportamiento biológico entre dos tumores, con apenas una separación de unos centímetros, se presenta en los cánceres que son detectados en el cuello, como indica el doctor Patel. 

Los cánceres del cuello se pueden agrupar en dos grandes conjuntos: los que afectan a la laringe y a las funciones respiratorias, y los que afectan a la faringe y funciones digestivas. La mayoría de estos cánceres están relacionados con fumar y beber, particularmente los de la laringe.

“Si un cáncer empieza en las cuerdas vocales, obviamente afecta la voz de la persona, desarrollando una ronquera y por eso se podría detectar de manera temprana si la persona va al doctor. Pero si el cáncer está apenas un centímetro arriba de las cuerdas vocales, seguramente esa persona nunca verá a un doctor, hasta que el tumor esté muy grande y le afecte la respiración y la deglución. Nuevamente vemos que una distancia de sólo un centímetro dentro de la garganta resulta en dos desenlaces muy diferentes.

¿Virus Papiloma en la garganta?

El doctor Snehal Patel, explicó que en Estados Unidos la mayoría de los cánceres de cuello se presentan en la faringe y están relacionados con el hábito del tabaquismo, pero que actualmente se puede ver una tendencia nueva y muy preocupante, de aparición de tumores en la faringe, que es la parte trasera de la garganta.

“Hay muchos jóvenes que están presentando tumores en la garganta, en particular en la faringe y hoy tenemos una buena cantidad de evidencia científica acumulada para decir que este tipo de tumores es el resultado de una infección prolongada con el Virus de Papiloma Humano, el cual era conocido por provocar el cáncer cérvico uterino.

“Se trata de tumores que tienen un origen infeccioso, no como otros cánceres que tienen origen desconocido, pero esto nos permite ver que el cáncer en el cuello no es una sola enfermedad sino una colección de enfermedades con orígenes, procesos de evolución y tratamientos diferentes”, sostuvo.

El doctor Patel insistió en que los casos de cáncer de garganta relacionados con VPH han sido conocidos por datos muy recientes pero añadió que son datos tan sólidas que sí sería recomendable comenzar a pensar que esas infecciones de VPH en la garganta podrían estar relacionadas por prácticas sexuales diferentes que deberían ser hablados e incluidos en la educación de los jóvenes.

“Hay que educar a los jóvenes, a los profesores y a los padres de familia, para que conozcan la posible relación entre VPH y cáncer de faringe”, explicó.

A pesar de que el número de casos de cáncer de garganta no es tan elevado como otros tipos de cáncer, sí es posible decir que es uno de los que causa mayor daño a la calidad de vida de las personas porque les afecta la manera de hablar, respirar y comer.

Para la mayoría de estos cánceres de laringe y faringe el tratamiento tradicional incluye cirugía, radiación y quimioterapia. Esta última, la quimioterapia, no se usa como tratamiento primario, generalmente se usa combinándola con radiación.



Un centímetro puede justificar o no una cirugía

miércoles, 17 de junio de 2015

A la garganta también le puede dar cáncer: ¡cuídala!

¿Cada cuánto piensas en tu garganta? ¿Cuándo te acuerdas de ella? Tengo algunas respuestas que quizás encajen con las tuyas. Muchas personas piensan en su garganta cuando tienen gripe y sienten malestar o garraspera. Otras se acuerdan de su garganta cuando han ido a conciertos o a eventos deportivos en donde han gritado tanto que al día siguiente amanecen sin voz y con un fuerte dolor de garganta. Pero te apuesto a que muy pocas veces has pensado que el cáncer también puede dar en la garganta. Aquí te cuento más sobre el cáncer de la garganta.

La garganta es como los pies: sólo te acuerdas de ella cuando aparece un dolor u otra molestia como tos, o dificultad para tragar. ¿Qué tal que la molestia se tratara de cáncer de la garganta? Si fumas, tomas alcohol, eres hombre, y tienes más de 50 años, estás en alto riesgo de desarrollar cáncer de la garganta.

Es probable que no conozcas a mucha gente que lo padezca, pero eso no significa que el cáncer de la garganta no exista.

Como con cualquier otro tipo de cáncer, el cáncer de la garganta se desarrolla cuando se da una mutación genética que ocasiona un crecimiento descontrolado de las células de la garganta. ¿El resultado? La acumulación de células y formación de tumores. Esto puede estar propiciado por algunos de los factores mencionados anteriormente (fumar, beber, etc.).

Pero antes de entrar en materia, es bueno aclarar qué es la garganta. Seguro piensas que es ese tubo que está adentro de tu cuello, pero ¡te equivocas! La garganta es mucho más grande: es un músculo en forma de tubo que se extiende desde la parte trasera de la nariz hasta la parte final del cuello. El cáncer de la garganta puede afectar diferentes partes, teniendo en cuenta que la garganta se extiende por aproximadamente 5 pulgadas. Es por eso que cuando se habla del cáncer de la garganta, se hace referencia a diferentes tipos de cáncer, de acuerdo con la parte afectada:
  •     Cáncer nasofaríngeo: este cáncer se sitúa justo detrás de la nariz, al inicio de la garganta.
  •     Cáncer orofaríngeo: este se refiere al cáncer que comienza en la mitad de la garganta desde las amígdalas hasta donde termina la caja que contiene las cuerdas vocales.
  •     Cáncer hipofaríngeo: se da origen en el inicio del esófago y la tráquea.
  •     Cáncer glótico: se enfoca en las cuerdas vocales.
  •     Cáncer supraglótico: afecta particularmente la epiglotis, esa parte de tu garganta que te ayuda a que los alimentos sigan su camino y no se vayan a la tráquea. Este tipo de cáncer, como su nombre lo indica, comienza en la parte superior de la laringe.
  •     Cáncer subglótico: se localiza en la parte inferior de  las cuerdas vocales.

¿Cuáles son los posibles síntomas del cáncer de garganta?

Toma nota. Estas señales son una alerta que te puede indicar que puede haber cáncer en la garganta:
  •     Tos persistente
  •     Dolor de garganta que no se va
  •     Dolor de oído
  •     Dificultad para tragar y dolor al tragar
  •     Pérdida de peso
  •     Quistes o bolitas en la parte de atrás de la boca, el cuello o la garganta
  •     Dificultad para respirar o cambios en la voz
  •     Sangrado en la garganta

Como siempre, no me canso de repetir que la mejor medicina para cualquier enfermedad, es la prevención. Para prevenir el cáncer de garganta, sigue estos consejos:
  •     Lleva una dieta saludable, especialmente abundante en frutas y verduras.
  •     Si estás expuesto a químicos en tu trabajo, usa las protecciones recomendadas para evitar estar en contacto directo con ellos.
  •     Uno de los consejos mas sencillos es: evita el cigarrillo. Si no has empezado a fumar, no empieces. No sólo ahorrarás dinero, olerás mejor, y, como por si fuera poco, evitarás la aparición del cáncer en tu garganta y en la de aquellos que amas.
  •     Si eres fumador, deja el cigarrillo. No sólo te ayudará a reducir el riesgo del cáncer de la garganta en  ti, sino en aquellos que viven contigo.
  •     Si te gusta el alcohol, bébelo, pero con moderación o, de ser posible elimínalo de tu dieta.

Otros factores de riesgo para desarrollar cáncer de la garganta y que debes considerar son: el consumo de yerba mate (popular especialmente en Argentina, Uruguay y Brasil) y el tener el virus del papiloma humano (VPH).

El cuidado de la salud de tu garganta está en tus manos. No te esperes a que se presenten síntomas para acordarte de ella. La garganta es una parte muy importante de tu cuerpo que merece tu atención.

Y como siempre, consulta con tu médico si tienes dudas sobre este tema.


¿Cada cuánto piensas en tu garganta?

martes, 16 de junio de 2015

Cáncer: Factores de riesgo

El cáncer es en gran medida prevenible y tiene un carácter multifactorial ya que no se genera por una sola causa. Es importante adoptar hábitos de vida saludables, realizar controles regulares de salud y evitar la exposición a elementos tóxicos que predisponen al desarrollo de tumores.

 
  • Factores genéticos

En algunas personas, la información genética familiar puede ser un factor de riesgo que aumente la predisposición a padecer cáncer. Este riesgo es muy variable y no necesariamente significa una certeza de aparición de la enfermedad. La mayoría de las veces, los casos con mayor carga genética aparecen a edades tempranas y en varios individuos de la misma familia. Es muy importante detectar los casos de cáncer hereditario por las medidas preventivas que pueden aplicarse a todo el grupo familiar.

 
  • Factores ambientales

La contaminación del aire, el agua y el suelo por productos químicos carcinógenos también incide en la ocurrencia del cáncer. La exposición a estos productos  puede producirse a través del agua o el aire, también a través de alimentos contaminados con sustancias químicas, como aflatoxinas o dioxinas.

Muchos estudios han demostrado que la exposición al asbesto, benceno, bencidina, cadmio, níquel y cloruro de vinilo puede causar cáncer.


 
  • Factores relacionados con hábitos y estilos de vida

El consumo de tabaco y alcohol, las dietas ricas en grasas y la inactividad física son los principales factores de riesgo.

Los fumadores tienen mayor probabilidad que quienes no fuman de tener distintos tipos de cáncer tales como los de pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y cuello del útero.  Asimismo, el consumo de alcohol en exceso puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, colon y recto, hígado o mama.

Por otra parte, diferentes estudios  han demostrado un nexo entre sobrepeso y obesidad  y diversos tipos de tumores como los de esófago, colorrectal, mama, endometrio y riñón.

Una dieta saludable y actividad física regular pueden ayudar a disminuir el riesgo de cáncer.


 
  • Factores infecciosos

Está demostrada la asociación entre infecciones ocasionadas por diferentes virus y cáncer.  En los países subdesarrollados, el Virus del Papiloma Humano (VPH) que se transmite por relaciones sexuales es el principal factor de este grupo asociado con la ocurrencia de cáncer de cuello de útero. De todos modos, es importante aclarar que la infección por VPH aunque es condición necesaria no es suficiente para desarrollar este tipo de cáncer.

Por otra parte, el Virus de la Hepatitis B  (VHB) puede provocar cáncer hepático. A nivel mundial se estima que un 25% de los adultos con infección crónica adquirida en la infancia mueren de cirrosis o de cáncer hepático relacionados con el VHB. Este virus se transmite entre las personas por contacto directo de sangre a sangre o a través del semen o las secreciones vaginales de una persona infectada. Los modos de transmisión son los mismos que los del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), pero el VHB es entre 50 y 100 veces más infeccioso. A diferencia del VIH, el VHB puede sobrevivir fuera del organismo durante más de 7 días. La principal medida preventiva de la Hepatitis B es la vacuna que en nuestro país está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación (es obligatoria y gratuita) y se aplica una dosis a los recién nacidos dentro de las primeras 12 horas de vida y tres dosis más a los 2, 4 y 6 meses (junto con la Pentavalente). También se complementan o inician esquemas de vacunación a los niños y niñas de 11 años que no recibieron las dosis correspondientes.

 
  • Radiaciones

El principal factor de riesgo es la radiación ultravioleta de los rayos solares, que puede producir en las personas cáncer de piel. Está demostrado que el riesgo de este tipo de cáncer es más alto en aquellas personas que se exponen al sol sin los cuidados adecuados.

Los exámenes radiológicos como radiografías, mamografías y tomografías emplean rayos X que son radiaciones ionizantes, es decir que tienen la potencialidad de dañar a las células. Recientemente los expertos han manifestado preocupación por el empleo excesivo de procedimientos radiológicos y sus posibles efectos carcinogénicos, especialmente en niños y jóvenes.

La ecografía y la resonancia magnética no emplean radiaciones ionizantes.




Los rayos ultravioleta son un factor de riesgo

lunes, 15 de junio de 2015

Sortida de Germanor dels Monitors ABL, Rupit 2015

El pasado día 15 de junio de 2015, se organizó la habitual salida de los monitores de habla esofágica que habitualmente imparten sus clases en el local social de la Asociación Barcelonesa de Laringectomizados.

Esta ocasión el sitio de visita fue la bonita villa de Rupit (Barcelona) y en un restaurante de la localidad se efectuó el ameno acto, en que se agradeció la desinteresada tarea de los monitores y donde se hizo Presidente de Honor a uno de los socios más antiguos.

Como testimonio del buen ambiente, adjuntamos un reportaje fotográfico del encuentro, gentileza del socio Federico Miñana.

Visitando una tienda de embutidos

Vista de Rupit y su puente colgante

Abriendo la gana antes de llegar al restaurante
Un paseo por la pintoresca villa

Federico Miñana, autor de estas fotos

Una comida de lo más animada

Vista general de los participantes

Vista general de los participantes

Vista general de los participantes

Vista general de los participantes

Acto de nombramiento del nuevo Presidente de Honor

El Presidente de Honor

Un animado bailoteo no podía faltar


viernes, 5 de junio de 2015

Cáncer y sexo oral, ¿riesgo real o temor infundado?

Existe un vivo debate en la comunidad científica ligado al aumento de tumores de garganta —fundamentalmente orofaríngeos, situados entre el final de la cavidad bucal y el principio de la garganta— causados por el virus del papiloma humano (VPH). Y sobre todo, por su relación con el sexo oral, un vínculo sobre el que cada vez hay menos dudas.

En unas horas, el actor Michael Douglas ha trasladado esta cuestión del ámbito académico y los laboratorios a la calle. The Guardian publicó el domingo unas palabras del estadounidense en las que culpaba del cáncer de garganta que ya ha superado al virus del papiloma humano (VPH) y sugería que el contagio del agente patógeno fue a través de sexo oral, en concreto, practicando cunnilingus. Su representante se apresuró a desmentir las declaraciones del actor, a lo que el rotativo británico respondió reafirmándose y haciendo pública la grabación con las palabras del actor norteamericano. Incluso, ha intervenido en el debate la exmujer de Douglas, Diandra, que ha negado que ella fuera el punto de partida de la infección.

Voces a favor de vacunar también a los niños


El arranque de la vacunación del papiloma fue polémico. Por un lado, por las dudas que surgieron por el coste de la medicación (500 euros las tres dosis) cuando el cáncer de cérvix suele detectarse precozmente mediante citologías (el test de Papanicolau). Por otro, por las dudas de seguridad que surgieron a raíz de algunos supuestos efectos adversos registrados (algunos graves, como dos niñas de Valencia que sufrieron convulsiones).

Ahora, cada vez son más las voces que plantean que no solo se administre a niñas, sino también a niños por su capacidad inmunológica frente a tumores anales o de pene. Pero también orofaríngeos, a raíz de los estudios que destacan el aumento de casos. El Comité Asesor para la Inmunización en Adultos de EE UU recomendó en febrero del año pasado inmunizar a los varones entre 11 y 21 años. La agencia sanitaria estadounidense (la FDA) aprobó las indicaciones de la vacuna para niños el pasado octubre. Australia ya protege de forma gratuita a niñas y niños.

La vacuna entró en el calendario español en 2008, solo para niñas entre 11 y 14 años, para prevenir el cáncer de cuello de útero. Los compuestos en el mercado protegen frente a los genotipos 6 y 11 (ligados a las verrugas genitales) y 16 y 18 (responsables del 70% de estos tumores). Desde entonces, distintos trabajos han apuntalado la eficacia de la medida y su seguridad. “Claro que tiene efectos secundarios, el riesgo cero no existe en ningún fármaco”, comenta Xavier Castellsagué.

En un pronunciamiento del Centro Europeo de Control de Enfermedades, el organismo alentó en septiembre a elevar las tasas de vacunación entre las niñas, aún muy bajas en los 19 países estudiados.

Respecto al debate de incluir a los varones, la agencia europea pidió tiempo para decidirse: “Pese a los beneficios, los modelos económicos actuales indican que incluir a los niños no parece que sea coste efectivo. Sin embargo, el asunto puede retomarse cuando haya más datos y, sobre todo, si las vacunas se abaratan”.

Entre las voces críticas contra la vacuna está Juan Gérvas, médico de familia y coordinador del grupo de estudios CESCA. Fue uno de los impulsores de un manifiesto que pidió al Ministerio de Salud una moratoria en la vacunación del papiloma hasta tener más evidencias de su eficacia y sigue manteniendo esta opinión: “Extender la vacuna es absurdo, es innecesaria e ineficaz”.

La investigación sobre el peso del virus en los tumores de garganta es relativamente reciente, y arranca de la paradoja detectada por científicos estadounidenses a mitad de la década pasada de que mientras cada vez había menos población fumadora, la incidencia de algunos tumores orales, en lugar de caer, ascendía. Además, el aumento tenía lugar entre pacientes relativamente jóvenes, de menos de 45 o 50 años y, sobre todo, en población blanca. La atención, entonces, se centró en el cáncer —carcinoma de células escamosas— de orofaringe —amígdala, paladar blando, base de la lengua—, al detectar que un número creciente tenían su origen en una infección del VPH. Tradicionalmente, este tipo de tumores se relacionaba con el consumo de alcohol y tabaco. De hecho, no hay que perder de vista que estos dos factores siguen siendo los principales responsables los tumores en la boca y garganta en España.

Para comprobar en qué medida se podía asociar el VPH a estas neoplasias, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio y el Instituto Nacional del Cáncer (INC) estadounidense se propuso analizar tejidos de tumores de orofaringe almacenados en el banco del Residual Tissue Repository Program del INC y buscar la presencia del virus en las muestras seleccionadas. El trabajo, coordinado por Maura Gillison, y publicado en 2011 en el Journal of Clinical Oncology, analizó 274 biopsias obtenidas entre los años 1984 y 2004. Y observó que el número de tumores relacionados con el VPH se había disparado durante estas dos décadas. En el periodo de tiempo analizado, el virus del papiloma había pasado de estar en —y ser causante de— el 16% de los tumores archivados en 1984 a detectarse en el 71% 20 años más tarde. Estudios similares en Estados Unidos rebajan al 60% el origen vírico de este tumor y en Dinamarca al 30%, mientras que en Suecia se eleva al 80%.

Apenas existen estudios que midan la presencia del virus del papiloma entre estos tumores de garganta en España. “Nosotros presentamos uno hace un año”, explica Laura Cerezo, jefa del servicio de oncología radioterápica del hospital La Princesa. Como sus colegas estadounidenses, echaron la vista atrás y analizaron las biopsias de 93 pacientes obtenidas entre los años 2000 y 2008 en La Princesa y los hospitales Ramón y Cajal, Puerta de Hierro y 12 de Octubre, todos de Madrid. Encontraron que en el 26% de los casos los tumores tenían relación con el VPH, muy por debajo del 70% del estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology y próximo al 30% de Dinamarca.

De continuar la tendencia al alza de la presencia del virus en Estados Unidos, Gillison advirtió de que los tumores de orofaringe originados por el virus del papiloma se convertirían en el primer tipo de tumor de cabeza y cuello en EE UU, y que en 2020 superarían la incidencia del cáncer de cuello de útero, el más numeroso entre los provocados por el virus. En España, se detectan unos 2.000 tumores (más de 700 muertes) de cérvix uterino al año (Informe Globocan 2008). Los relacionados con el virus de papiloma en orofaringe y en la cavidad bucal —un pequeño porcentaje, según algunos investigadores— no alcanza el millar, según apunta Cerezo. Son muy pocos los 200.000 tumores que se diagnostican al año, pero podrían crecer notablemente de cumplirse las predicciones de la investigadora estadounidense y aplicarse en el escenario español.

Los estudios dejan claro que cada vez hay más tumores orales causados por el virus del papiloma. Pero, ¿cómo llega el patógeno al final de la boca?

En el 90% de los casos, la infección de VPH desaparece a los dos años

Gilligan, al presentar los resultados de su trabajo ya sugirió la respuesta: “Puede que estos aumentos reflejen cambios en el comportamiento sexual, como un incremento del sexo oral”. Un año antes, en un editorial del British Medical Journal, varios investigadores apuntaban al sexo oral como la causa más probable de contagio. Estudios epidemiológicos lo refrendan. Así como el hecho de que el tipo de virus que está en la garganta es el máximo responsable de los tumores de cuello de útero: como apunta Juan José Vilata, catedrático de Dermatología y Venereología de la Universidad de Valencia, y Xavier Castellsagué, investigador del Instituto Catalán de Oncología (ICO), la pista buena está en el genotipo 16.

Hay más de un centenar de variantes genéticas del virus del papiloma humano. Todos atacan la piel y las mucosas. Pero ni son igual de agresivos ni actúan en la misma zona. El genotipo 1 es el responsable de las verrugas de las manos y los pies. Hay unos 30 relacionados con la zona anogenital que se transmiten sexualmente. El 6 y el 11 están detrás de los papilomas venéreos —el principal motivo de las consultas de venereología, en torno a una de cada tres—. Hay dos tipos de virus del papiloma especialmente oncogénicos: el 16 y el 18, responsables del 70% de los tumores causados por el VPH. Son estos la causa principal del cáncer de cérvix. Pero también de la mayoría de los tumores de ano (70%), o de vulva y pene (50%), como señala Vilata, que también es jefe clínico de dermatología del hospital General de Valencia. En todos estos casos, el contagio es sexual.

Un estudio español encontró el virus en el 26% de tumores de orofaringe

Hasta aquí, todo normal. Pero ¿cómo accede el virus de la zona genital al principio de la garganta? “Lo lógico es pensar que el contagio es también por vía sexual a través de cunilingus o fellatio”, indica Vilata. “No puede ser de otra forma”, añade Castellsagué, que subraya que el genotipo que se suele encontrar en la garganta es el 16, el predominante en el cáncer anogenital: todo encaja. “Es el mismo genotipo y comparten el patrón de transmisión sexual”, añade Castellsagué.

Hay facultativos, sin embargo, que no aceptan la opinión mayoritaria entre los especialistas consultados, que relacionan el sexo oral con estos tumores. Como Álvaro Vives, responsable del departamento de infecciones de transmisión sexual de la Fundación Puigvert de Barcelona. “No cuadra”, comenta este especialista, “el virus necesita contacto directo para el contagio, y este no existe con la zona de la orofaringe, las infecciones deberían estar en los labios y en la lengua, no al final de la boca”. “No está nada claro cómo llega el virus allí”, añade. “Asegurar que es a través del sexo oral es una animalada”. De hecho, considera que el sexo oral “es el más seguro, en especial el cunnilingus”.

Asegurar que es a través del sexo oral “es una animalada” dice un médico

Cerezo responde a algunos de los interrogantes que plantea Vives. Explica que la mucosa de la boca o la parte móvil de la lengua es distinta, “más resistente”. El tejido de la base de la lengua y las amígdalas es linfoide, “más blando, con cavidades”, por eso el virus tiene más facilidades para encontrar resguardo, después de atravesar la boca de camino a la garganta.

Quedarían otras cuestiones pendientes por responder. Por ejemplo, ¿Por qué cada vez hay más tumores de boca provocados por el VPH? Gilligan ya adelantó la contestación al aludir al cambio de prácticas sexuales. “Hay estudios epidemiológicos que relacionan el número de parejas sexuales con la infección”, añade Castellsagué. La extensión de prácticas de sexo oral en las últimas décadas tendría su reflejo ahora, dado el lento desarrollo de este tipo de tumores de origen vírico.

En todo caso, si se trata de buscar culpables entre los factores de riesgo del cáncer de garganta, el tabaco es “mucho peor” que el sexo oral, como insiste la investigadora del hospital La Princesa. Distintos investigadores apuntan que los cigarrillos, así como el alcohol, actúan, además, como desencadenantes de la actividad neoplásica del papiloma.

Solo el 1% de las infecciones deriva en una lesión cancerosa o precancerosa

El VPH genital es muy común. El 80% de las personas sexualmente activas se infectará a lo largo de su vida por alguna —o varias— de sus variantes, lo que no quiere decir que ello se traduzca en lesiones o patologías. “En 9 de cada 10 mujeres infectadas en el cuello del útero, el virus desaparece con el tiempo”, apunta Castellsagué. “Se resuelve en uno o dos años sin tratamiento”, añade Vilata. “Solo el 10% se convierten en portadoras crónicas y únicamente un 1% tendrá una lesión precancerosa o cancerosa”, comenta el investigador del ICO. Todo este proceso es largo, y desde el contacto con el virus hasta la aparición de la enfermedad pueden transcurrir entre 10 o 15 años. Es decir, ser portador de los virus carcinógenos no es, ni de lejos, sinónimo de desarrollar la enfermedad.

Es probable que lo mismo suceda en los tumores originados por el virus de papiloma en la garganta. “De momento, hay pocos estudios sobre la historia natural de la infección, datos como la incidencia, persistencia o la tasa de limpieza”, apunta el investigador catalán. Vilata insiste en los factores asociados que potencian la carcinogénesis. Y no solo en el alcohol o el tabaco. “También se ha comprobado que el virus del papiloma humano es más agresivo en pacientes inmunodeprimidos”.

Además de la poca prevalencia actual, las bajas probabilidades de que la infección acabe en una neoplasia o la probable necesidad de que tengan que intervenir otros factores además del VPH para que haya una lesión tumoral, existe otro factor a favor en estos procesos frente a los tumores clásicos que tienen su origen en el tabaco o el alcohol. Las tasas de supervivencia a los cinco años de los afectados por tumores de orofaringe asociados al papiloma es del 55% al cabo de los cinco años, superior al 46% de los otros tumores. “Ello permite tratamientos menos agresivos”, añade Cerezo.

Castellsagué y otros investigadores están a punto de publicar nuevos trabajos sobre el VPH y los tumores de cavidad bucal y orofaringe que arrojarán más luz sobre esta relación descubierta hace apenas 10 años.





El VPH es más agresivo en pacientes inmunodeprimidos


miércoles, 3 de junio de 2015

¿Qué es la metástasis?

Cuando el cáncer se propaga desde la parte del cuerpo donde comenzó (sitio primario) a otras partes del cuerpo se le llama metástasis. La metástasis puede ocurrir cuando las células se desprenden de un tumor canceroso y se desplazan a otras áreas del cuerpo a través del torrente sanguíneo o los vasos linfáticos. (Los vasos linfáticos se parecen mucho a los vasos sanguíneos con la diferencia que transportan un líquido claro llamado linfa de regreso al corazón). Las células cancerosas que se trasladan a través de los vasos sanguíneos o linfáticos se pueden propagar a otros órganos o tejidos en partes distantes del cuerpo.

Muchas de las células cancerosas que se desprenden del tumor original mueren sin causar ningún problema. Algunas, sin embargo, se establecen en una nueva área. En este nuevo sitio, pueden continuar creciendo y formar nuevos tumores. Cuando el cáncer se propaga, decimos que se metastatizó. Si existe un solo tumor, a esto se le llama una metástasis o un tumor metastásico. Cuando existen dos o más tumores metastásicos, le llamamos metástasis.

Algunas veces los tumores metastásicos se detectan mediante estudios que se hacen cuando el cáncer primario se diagnostica inicialmente. En otros casos, primero se encuentra la metástasis, lo que hace que el médico busque el lugar donde se originó la enfermedad.

Algunas veces, no se observan metástasis cuando el cáncer se encuentra por primera vez, sino que se encuentran posteriormente, después que el paciente recibió tratamiento y se pensó que ya no tenía cáncer. Cuando un cáncer regresa después del tratamiento, a esto se le llama recurrencia. La recurrencia no es lo mismo que metástasis (puede también ocurrir en o cerca del lugar donde el cáncer se originó). Cuando regresa como metástasis, se le llama recurrencia a distancia. Para que un cáncer recurra como enfermedad metastásica, algunas células cancerosas tuvieron que haberse desprendido del tumor primario y haber sobrevivido el tratamiento inicial. Estas células se desplazaron por el cuerpo y comenzaron a crecer en nuevos sitios.

Los diferentes cánceres tienden a propagarse a distintos sitios, pero los sitios más comunes de recurrencia a distancia incluyen los huesos, el hígado, el cerebro y los pulmones.



Cuando el cáncer se propaga, decimos que se metastatizó

martes, 2 de junio de 2015

¿Es hereditario el cáncer?

Cuando se habla de cáncer hereditario debe aclararse que los especialistas se refieren a la predisposición a sufrir la enfermedad en el caso de que el padre o la madre padezcan un determinado tipo de tumor. Pero eso no significa que la persona esté condenada a tener la afección.

Existen muchos tipos de cáncer, y en algunos de ellos hay una relación clara con factores ambientales, como el cáncer de pulmón y el hábito de fumar, o el cáncer de piel y la exposición excesiva al sol. Otros, en cambio, están vinculados a cuestiones hereditarias. En el caso del cáncer de mama, por ejemplo, las hijas de mujeres que lo han padecido tienen mayor predisposición a padecerlo.

Cabe señalar que el cáncer es un amplio grupo de enfermedades que se caracterizan por el crecimiento descontrolado de células anormales. Mientras que las células normales se reproducen de manera ordenada y crecen con un propósito –como, por ejemplo, cerrar heridas-, las células cancerosas crecen sin una razón especial. Se multiplican sin control destruyendo tejidos normales y pueden diseminarse a diversas partes del cuerpo.

En el hombre, los tumores más comunes son los de piel, próstata, pulmón y colon o recto. En las mujeres, los de piel, mama, colon, recto, pulmón y útero. Para ambos sexos combinados, los tipos más comunes son los de pulmón, colón, recto y piel.

La importancia del medio ambiente

Algunos tipos de cáncer pueden prevenirse, pero no todos. La mayoría de los tumores de pulmón pueden prevenirse si no se fuma cigarrillos. Y los de piel pueden prevenirse si se evita la excesiva exposición al sol o se emplean pantallas solares. Asimismo, ciertos tipos de tumores producidos por factores ocupacionales o ambientales pueden evitarse eliminando o reduciendo el contacto con los elementos carcinógenos.

Prevenir es evitar que algo ocurra; en cambio, cuando se habla de detección precoz, los médicos se refieren a la posibilidad de enterarse con tiempo de que algo está ocurriendo para poder hacer algo al respecto. Si un cáncer puede ser detectado antes de que avance desde su lugar de origen, es mucho más sencillo realizar un tratamiento con éxito. Por ejemplo, un cáncer de mama detectado precozmente en su estadio local tiene una tasa de sobrevivencia del 91 por ciento. Pero esta tasa baja al 69 por ciento si se detecta una vez que se ha diseminado a los ganglios de la axila.

Por otro lado, los especialistas identificaron algunos casos puntuales en que se ha demostrado que existe un factor hereditario vinculado con la enfermedad. Se observo, en el caso de mujeres que han hecho tratamiento con estrógenos en altas dosis, que sus hijas desarrollaron cáncer de vulva. Es una relación vista frecuentemente y está bien establecida con estudios de gran número de pacientes en los Estados Unidos. Estos tratamientos con altas dosis de estrógenos se realizaban en el pasado; ahora se los dejo de lado.

Genética predictiva

Otra enfermedad que se hereda es la denominada poliposis múltiple, que ataca a personas jóvenes y que es una manifestación temprana del cáncer de colon. Se trata de una variedad muy agresiva y de muy difícil tratamiento.

Con respecto al cáncer de próstata, que es uno de los más comunes en el hombre y está en aumento, no se ha establecido una relación directa con la herencia. Sin embargo, en los casos en que hay antecedentes familiares, los especialistas recomiendan iniciar los controles periódicos en una edad más temprana, a partir de los 45 años. Este tipo de tumor tiene la ventaja de que, si se detecta en forma temprana, permite el control de la enfermedad.

Estos casos son los más conocidos; sin embargo, a medida que se avance en el conocimiento del genoma humano, se podrá saber con mayor precisión qué enfermedades se pueden llegar a padecer por cuestiones genéticas. De este modo, será posible anticiparse varios años al desarrollo de un tumor, sobre todo en aquellas familias donde hay una predisposición a padecerlo, dado que lo que se hereda es una predisposición.

Se prevé que en un futuro próximo la realización de estudios genéticos permitirá establecer casi con precisión quién va a padecer cada tipo de cáncer.



Tener antecedentes no significa que se vaya a padecer