lunes, 30 de junio de 2014

La ayuda psicologica y el positivismo, claves para superar el cáncer

El psicólogo y vicepresidente de EuropaColon España, Carlos Hué, ha asegurado que la ayuda psicológica y una actitud positiva son fundamentales para ayudar a un paciente con cáncer a superar la enfermedad una vez ha pasado por la operación y empieza su proceso de recuperación.

"Una vez realizada la intervención y tras los resultados debemos ser muy positivos y apoyarnos en nuestros seres queridos, puesto que es una herramienta esencial en el proceso de recuperación tras la enfermedad".
En este sentido, el vicepresidente de EuropaColon España ha calificado la ayuda psicológica como "vital" para transmitir el positivismo y "para que vean que cada vez hay más supervivientes y que pueden uno de ellos", ha dicho Hué.

Pese a que en España se detectan 27.000 nuevos casos y se registran 14.000 defunciones por este tumor cada año, el cáncer de colon es uno de los que tiene más posibilidades de supervivencia, ya que hasta un 90 por ciento de los casos puede curarse si se detecta a tiempo, según EuropaColon España.

De este modo, el estado de ánimo de la persona es un aspecto muy importante a cuidar y en el que hay que estar encima todo lo que el paciente necesite para evitar recaídas. "Los estados de ánimo inciden en el aumento o disminución de las defensas del organismo y, por ello, los estados negativos provocan una recuperación más lenta, mientras que los positivos ayudan a una recuperación más rápida", ha señalado.

Si el enfermo así lo desea, también puede acudir a grupos de apoyo y asociaciones de pacientes, ya que cuentan con personas que ya han superado la enfermedad y pueden dar pautas y consejos a quien tienen todavía que recorrer ese camino. "Ante las dudas, la incertidumbre o la falta de información se puede acudir a este tipo de grupos para aceptarse a uno mismo tras superar la enfermedad. 

También puede ser beneficioso que los familiares que ayudan en el día a día a los pacientes estén presentes en la actividades de las asociaciones", ha indicado el vicepresidente de EuropaColon España.

Datos extraídos de Lainformación.com

 
Apoyo y positivismo factores vitales para la recuperación

viernes, 27 de junio de 2014

He perdido el miedo

7 horas duró la operación de cáncer de laringe y 6 la segunda, la de cáncer de próstata. Mi vida se amoldó a los resultados. No puedo hablar y tengo que orinar rápidamente. Es difícil saber hasta dónde puede aguantar el ser humano para vivir, yo mismo me asombro, con lo miedoso que soy y todo lo que me han hecho en el cuerpo. 

Una fuerza inmensa, ganas de vivir, rabia, odio y un montón de cosas más se apoderaron de mí, en las dos ocasiones, cuando con voz dulce me dijeron que tenía cáncer. Cariño, mucho cariño familiar. Tengo mujer y tres hijos, fe ciega en los médicos que me operaron y ni una sola queja del tratamiento. Y aquí estoy, pensionista y encargado de las tareas del hogar. 

No hablaba, me daba miedo, como tarea voy todos los días al mercado central de valencia y compro algo, he superado todos los miedos, y en esta ocasión estoy ganando a esa amiga que todos tenemos. Yo os diría sacar todas vuestras ganas de vivir, se puede hacer.

Vivo con mi mujer y mis hijos, se mis limitaciones y por lo tanto no sufro desengaños, me siento importante con lo que tengo y sobre todo he perdido el miedo.


Lo más importante: perder el miedo

jueves, 26 de junio de 2014

Cuidados del laringectomizado

Los cuidados que necesitamos los laringectomizados no son muchos ni imprescindibles pero si importantes. Se pueden dividir en dos partes, los que se necesitan inmediatamente después de la operación y durante la radioterapia  por una parte y los que debemos realizar posteriormente, se puede decir que para toda la vida.
 
CUIDADOS INMEDIATOS A LA OPERACIÓN
Hay dos partes que tenemos que cuidar y las dos están juntas. Se trata del estoma y del cuello. El estoma debemos tratarlo con mucho cuidado, mimo se puede decir. Al principio, cuando la herida aún está fresca, solo hay que limpiarla con un trapo húmedo y secarla bien. Después, según va cicatrizando, se le puede dar un poco de aceite para niños, Jhonson, por ejemplo. Con solo mojar el dedo y pasarlo por los bordes es suficiente. Ayudará, sobre todo, a que las mucosidades no se queden pegadas y evitará la tirantez de la piel. También ayudará a que la cánula entre y salga con más facilidad.
 
Para ayudar a que estas flemas no formen bolas y puedan salir fácilmente es muy conveniente beber bastante agua y mantener el ambiente húmedo con recipientes de agua sobre las calefacciones o incluso calentando agua a baja temperatura y dejar que se evapore. Y el problemas es importante se puede usar un humidificador. También se puede usar suero fisiológico, bien echando unas gotas en el estoma bien pulverizando un poco con spray.
 
El cuello también debemos cuidarlo continuamente. Hay dos cosas importantes para su cuidado. La primera es mantener la piel hidratada con cremas apropiadas y la segunda protegerla de los rayos de sol. No es que le vayan a hacer daño, es para evitar que la cicatriz se note demasiado. Por otra parte mientras nos dan la radioterapia debemos seguir lo consejos que nos de el personal médico o enfermero.
 
CUIDADOS POSTERIORES
Los cuidados que debemos tener permanentemente son básicamente continuación de los anteriores. El estoma cada vez necesitará menos cuidados, se habrá cicatrizado suficientemente y si los médicos no nos dicen lo contrario solo habrá que tenerlo hidratado con cremas y con ambientes húmedos. El uso de suero fisiológico puede seguir siendo útil o no, dependiendo de cada persona.
 
El cuello lo continuaremos cuidando con cremas hidratantes, puede valer perfectamente Nivea, que daremos todos los días. Es interesante que a la vez que se la extendemos aprovechemos para hacer unos masajes suaves por todo el cuello, insistiendo en movimientos de adelante hacia tras.
 
También es conveniente, e incluso diría que necesario, hacer ejercicios con el cuello. Son muy sencillos, solo mover la cabeza suavemente con movimientos hacia los lados y hacia delante-atrás. Todos los días unas cuantas veces nos ayudarán a mejorar esa tirantez que, por cierto, nos acompañará durante mucho tiempo.
Los que hayan tenido secuelas en los hombros también conviene que hagan ejercicios con los brazos y hombros.
 
En la Asociación facilitan un folleto con indicaciones sobre estos ejercicios.


Extraído de Asociación Vizcaína de Laringectomizados


Los cuidados no son muchos, pero sí importantes

miércoles, 25 de junio de 2014

Sobrevivir al cáncer

Hace unas fechas llamó una mujer a la puerta de mi casa y me pregunto algo así como que si creía en la otra vida o en la reencarnación, no recuero exactamente. En un reflejo de buen humor le contesté que yo ya la había tenido, que estaba en mi segunda vida. Se quedó un tanto perpleja, mi miró, se sonrió y no dijo nada. No creo que llegase a entender lo que quería decir. Seguro que al oír una voz tan extraña, a una persona con un agujero en el cuello, prefirió no intentar meterme la perorata que tuviese preparada.

Me ha venido a la memoria con relación a una noticia que ha visto en un periódico digital (al final pondré el enlace para poder verlo) en el que habla de la presentación de un libro que recoge 20 testimonios de personas que han superado el cáncer. Entre ellos un laringectomizado, que de eso sabemos un poco.

En estos días se cumple el quinto aniversario de mi operación de laringectomía y por lo que dicen es el cumplimiento de una etapa importante en la trayectoria de nuestra problemática. No sé hasta qué punto influye en las posibilidades de que este nuestro cáncer se haya apagado del todo, pero prefiero pensar que muchas. Siempre estaremos propensos a otros cánceres, pero si el que nos ocasionó lo que tenemos ha muerto no es mala noticia.

He repaso un poco mis notas escritas durante estos días hace esos 5 años y una de las consignas apuntadas era sobre la nueva vida que me tocaba empezar a vivir.  Esto escribí a los tres meses de la operación: “Hoy tres meses de la operación. Lo que ha cambiado mi vida en estos tres meses no lo sé ni yo, y no sé si lo sabré alguna vez”. Creo que pasados estos años las cosas se ven de otra manera, la vida ha cambiado pero bastante menos de lo que entonces me temía.

De lo celebrar cada año el cumpleaños de esta segunda vida está dentro de lo normal que muchos lo hagan. Conozco a uno que se salvó después de un accidente de helicóptero y toda la familia lo conoce como ‘el resucitado’, incluso el lo dice de sí mismo. Nuestro caso es algo similar pero con muy distintos matices. Cada vez que entramos en quirófano y nos duermen del todo siempre queda la duda de si despertaremos pero no es lo mismo. Aunque a la hora de valorar la extirpación de un cáncer si se puede considerar renacer, ya que si no lo hacen o no lo hacen tarde las consecuencias son más que peligrosas.

“SUPERAR EL CÁNCER ES RENACER” reza uno de los titulares que podéis ver en los enlaces mentados y creo que no es nada exagerado.

 
 
 
 
 
Unos auténticos ganadores

jueves, 19 de junio de 2014

Laringectomizado, presentador de radio y director de TV

A mis 37 años y con dos hijos pequeños se me diagnostica un tumor en la laringe. Con sólo oír nombrar que tenía Cáncer se me bajó el alma a los pies. 

Después de varias intervenciones con vaciamiento funcional incluido, me quedé muy desmoralizado, pero surgieron en mí unas ganas de luchar que desconocía.Yo me decía día tras día que no me podía rendir, por mis hijos, por mi mujer y sobre todo POR MI. De ahí que me decía, si me muero yo, se muere mi mejor amigo, por ello a luchar. 

Como laringectomizado, evidentemente tenía serias dificultades para expresarme con mi voz, siendo este otro handicap negativo para mí ¿porqué se preguntaran? Fácil, me gusta hablar muchísimo.

Los días transcurrieron y lo que antes era mi pasión, la montaña, era misión imposible, no llegaba ni a quinientos metros, pero con constancia y mucho esfuerzo poquito a poco fui consiguiendo objetivos. Tanto es así, que a día de hoy ya he ido dos veces a la cordillera del Himalaya, cuatro a los Andes, y haciendo cimas de cierta altitud.

Dedico mi tiempo a dar charlas en institutos y escuelas, hablando siempre del espíritu de superación, de lucha, de esfuerzo; vamos, son muchas las cartas, felicitaciones que recibo pues como yo digo, si con mis pequeñas cositas ayudo cada día a una sola persona a que cambie el CHIP, y piense que el CÁNCER no es sinónimo de muerte, ya estamos ganando otra batalla, amigos LUCHAD sin desfallecer. 

A pesar de ser laringectomizado, a día de hoy llevo varios programas de Radio y uno en la TV local en el que soy el director y presentador, en todos ellos se habla de esfuerzo lucha y superación y creo que es importante reflejarlo, pues querer es poder, podéis ver un trocito en el link que os adjunto. (Se advierte que el vídeo tiene un peso de 300 Megas)



Con esfuerzo y lucha, se consiguen todos los objetivos

miércoles, 18 de junio de 2014

¿Es posible prevenir los cánceres de laringe y de hipofaringe?

No es posible prevenir todos los casos de cáncer de laringe e hipofaringe, pero el riesgo de padecer estos tipos de cáncer se puede reducir significativamente al evitar ciertos factores de riesgo, como fumar o beber alcohol.

El consumo de tabaco es la causa más importante de estos cánceres. Evitar la exposición al tabaco (al no fumar y evitar el humo de segunda mano) reduce el riesgo de estos cánceres. El consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo por sí solo. También puede aumentar significativamente el efecto carcinogénico del humo del tabaco, por lo que es especialmente importante evitar la combinación de beber y fumar.

Para las personas que trabajan con sustancias químicas asociadas con estos cánceres, resulta importante adoptar medidas preventivas, tal como una buena ventilación en el lugar de trabajo y el uso de filtros industriales.

Por otro lado, una nutrición deficiente y las deficiencias vitamínicas se han asociado con el cáncer laríngeo e hipofaríngeo. Adoptar una alimentación balanceada y saludable puede que ayude a evitar estos cánceres (y muchos otros). La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos saludables, enfatizando en aquellos de fuente vegetal. Esto incluye comer al menos una cantidad de frutas y verduras equivalente a 2½ tazas todos los días. Escoger panes, pastas y cereales de granos enteros (productos integrales) en lugar de granos refinados, así como comer pescado, aves o habas en lugar de carnes rojas y procesadas puede que también sea útil para reducir su riesgo de cáncer. Por lo general, mantener una alimentación balanceada es mucho mejor que añadir suplementos vitamínicos a lo que, de lo contrario, sería una alimentación poco saludable.

Los médicos están actualmente estudiando si ciertos medicamentos o vitaminas podrían ayudar en la prevención de estos tipos de cáncer, especialmente entre personas que están en alto riesgo. Por ahora, no se ha logrado presentar resultados lo suficientemente exitosos para ser recomendado.

Evite la infección por el  Virus del Papiloma Humano (VPH)

El riesgo de infección por VPH de la garganta aumenta para las personas que tienen sexo oral y varias parejas sexuales. Los fumadores son más propensos a infecciones por VPH, probablemente porque el humo causa daños a sus sistemas inmunológicos o a las células que revisten la garganta. Estas infecciones son comunes y rara vez presentan síntomas. Aunque la infección por VPH está relacionada con algunos casos de cáncer de laringe o de hipofaringe, la mayoría de las personas con infecciones por VPH de la garganta no llegan a padecer este cáncer. Además, la mayoría de los cánceres de laringe e hipofaringe no están asociados con la infección por VPH.

En años recientes, han estado disponibles vacunas que reducen el riesgo de infección por ciertos tipos de VPH. Originalmente, estas vacunas fueron creadas para reducir el riesgo de cáncer de cuello uterino, aunque también han demostrado reducir el riesgo de otros cánceres asociados con el VPH, tal como cánceres de ano, vulva y vagina. Es posible que las vacunas contra el VPH también puedan reducir el riesgo de cánceres de garganta, aunque esto aún no ha sido confirmado.

Debido a que estas vacunas sólo son eficaces si se administran antes de que alguien se infecte con VPH, se aplican a una edad temprana, antes de que una persona tenga más probabilidades de estar activa sexualmente.



El tabaco, uno de los principales causantes de cáncer de laringe

martes, 17 de junio de 2014

Conexión entre obesidad y cáncer

Hay una asociación directa entre peso corporal y el riesgo (en términos de probabilidad) de desarrollar ciertos tipos de cáncer (de mama, de colon y recto, y del revestimiento interno del útero llamado endometrio-, entre otros). Esta conexión no ha sido completamente explicada. Las líneas actuales de interpretación son, básicamente, las siguientes:

La obesidad se acompaña de una serie de cambios en el organismo, principalmente, señales químicas circulantes por la sangre (hormonas y otras sustancias, llamadas "factores de crecimiento"), que favorecerían el desarrollo de tumores.

La obesidad podría ser un "marcador" de la exposición a sustancias carcinogénicas en la dieta, ligadas al consumo de grasa, y en especial, de grasa de origen animal. Siendo las grasas el "vehículo" que permite absorber otras sustancias grasas en el tubo digestivo, el consumo de una dieta rica en aquéllas favorecería la incorporación de carcinógenos presentes en la dieta.

La mayoría de los carcinógenos se vehiculiza bien en la grasa.La ingestión de grasas aumenta la secreción de sales biliares, y éstas podrían jugar un rol en la transformación maligna del tubo digestivo.En el tejido graso se producen reacciones bioquímicas que activan sustancias promotoras de cáncer. Este punto es absolutamente cierto para la conversión entre hormonas sexuales, que tiene lugar en la grasa corporal - entre otros tejidos. Actualmente, el tratamiento hormonal del cáncer de mama incorpora medicamentos orales, bien tolerados, que bloquean algunas de estas reacciones. La primera hipótesis cuenta con interesante evidencia indirecta en su apoyo:

Para el caso del cáncer de mama y del endometrio, es frecuente que las mujeres obesas tengan niveles de hormona femenina (estrógeno - particularmente, estradiol) más elevados en la sangre que las no-obesas, y se sabe que esta hormona juega un rol importante en promover el desarrollo de estos tumores.

En mujeres obesas con cáncer de mama se ha hallado niveles elevados de IGF-1, un "factor de crecimiento" emparentado con la insulina. Este factor es capaz de favorecer el desarrollo tumoral, por lo menos, el de células de cáncer de mama. En realidad, tanto la insulina como el IGF-1 son segregados a la sangre en respuesta a la ingestión de alimentos ricos en grasas y carbohidratos.

Comparando entre países del mundo, se nota que a mayor nivel de consumo de grasa por habitante, mayor incidencia (casos nuevos por año) de cáncer de mama.

Ninguna de las interpretaciónes es completamente satisfactoria, y como limitación importante, ninguna de ellas tiene suficientemente en cuenta la contribución de los factores genéticos. Pero algo queda claro:

El exceso de tejido graso es malo para la salud


Ejercicio, masa adiposa, y riesgos para la salud

Algunos estudios recientes aportan indicios que se hallan en línea con la primera hipótesis descrita arriba. El ejercicio físico regular, de moderada intensidad, disminuye el riesgo de cáncer de mama. No hay ningún inconveniente en recomendar un programa de ejercicio moderado, supervisado, a mujeres que buscan mantener una buena salud.

Precisamente, un nivel moderado de ejercicio ofrece beneficios para el esqueleto (previene la osteoporosis), el aparato circulatorio (disminuye el riesgo de infarto o ataque cardíaco), y ... ofrece una disminución en el riesgo de cáncer de mama. Es importante no tomar este comentario fuera de proporción, ya que hay riesgos: el ejercicio muy intenso tiene mayor probabilidad de causar daño en rodillas y tobillos, y en casos extremos (por ej, atletas profesionales) puede causar irregularidades en el ciclo menstrual. Además, se requiere una evaluación médica para saber qué nivel de ejercicio es seguro para cada persona. Muchas personas pueden caminar ágilmente sin mayores inconvenientes, e incluir este ejercicio en su rutina diaria.

La Organización Mundial de la Salud recientemente ha hecho pública una recomendación para realizar ejercicio en forma frecuente, y combatir el sedentarismo.

Notable contraste, el de este mundo nuestro, que proclama tanto progreso: parafraseando la letra de una antigua canción: "una mayoría se muere de hambre, y una minoría, de indigestión".

Buena salud, y buena calidad de vida para todos. 


 
La obesidad, un factor de riesgo para el cáncer

lunes, 16 de junio de 2014

Actitud positiva, clave contra el cáncer

Cuando un paciente con cáncer recibe la mala noticia de confirmación acerca de su enfermedad, por lo general lo considera una sentencia de muerte, sin embargo, es vital una actitud positiva que le permita aliviar el estrés que todo ello envuelve.

En este sentido, es necesario que los profesionales de la salud desde el inicio le expliquen la posible situación que vivirá y le den a conocer sus expectativas reales de recuperación, de esta manera comenzarán a construir una base edificada en la actitud positiva que los ayude a salir adelante.

Cuando un paciente se encuentra en esa situación, es muy complicado que logre procesar y comprender toda la información que requiere conocer, por lo que el médico debe formar parte activa en la toma de decisiones sobre el tratamiento a elegir, basado en la información veraz y honesta.

Enfrentar las malas noticias

En entrevista con Salud180, Olivier Bouyssi, autor del libro "Feliz contra todo pronóstico", cuenta su experiencia luego de haber recibido el diagnóstico de cáncer de pene y la actitud con la que lo enfrentó:

“Al recibir este tipo de malas noticias, los pacientes con cáncer suelen experimentar sentimientos negativos hacia sí mismos, como para la gente de su entorno, más aún si deben ser intervenidos quirúrgicamente para contrarrestar el cáncer”, explica Elías Mora Kumboz, especialista en urología oncológica de la Universidad de Caracas, Venezuela.

El proceso de sanación luego del diagnóstico de cáncer demanda mucho más que ciencia, requiere una movilización de la expectativa positiva de vida del paciente, que sea balanceada y realista, afirma el especialista.

Tratamiento multidisciplinario

Debido a que no todas las personas responder de igual manera, los pacientes afectados con cáncer deben recibir el apoyo de un equipo multidisciplinario que involucre al urólogo, oncólogo, enfermeras, técnicos, psicólogos, terapeutas de grupo y la familia.

En ese sentido, la terapia de grupo es una de las mejores estrategias para infundir la actitud positiva requerida para enfrentar el cáncer, ya que, como apunta el urólogo oncólogo, escuchar el testimonio de sobrevivientes, la forma cómo han podido superar la enfermedad, puede ayudar a recobrar la esperanza para superarlo.




La actitud positiva marca la diferencia

viernes, 13 de junio de 2014

La adopción de hábitos de vida saludables podría evitar 1 de cada 3 tumores

El jefe de Oncología Médica del Instituto de Técnicas Avanzadas contra el Cáncer (iTAcC), Pedro Aramburo, ha asegurado que la adopción de hábitos de vida saludable podría evitar la aparición de uno de cada tres tumores, por lo que ha destacado la importancia de los programas de cribado, detección precoz y de prevención.

"La generalización de los programas de cribado y la concienciación progresiva de la sociedad sobre la importancia que tiene la detección precoz han sido determinantes a la hora de reducir la tasa de mortalidad, ya que en la mayoría de los tumores el factor tiempo es determinante", ha recordado Aramburo, con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer, el próximo 4 de febrero.

De hecho, según el 'Informe de Salud 2013' sobre indicadores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la mortalidad por cáncer en España se redujo un 13 por ciento entre 1990 y 2011. En este sentido, el experto ha comentado que el acceso a los tratamientos "más eficaces" y la "generalización" de los llamados "tratamientos a la carta" están provocando un descenso de la mortalidad.

"La irrupción de la Oncología personalizada, dianas terapéuticas, la vacunación con células dendríticas, nos ha permitido afinar más en el tratamiento de una enfermedad en la que no se dan dos casos iguales", ha comentado Aramburo. Estas declaraciones han sido corroboradas por el jefe de Oncología Radioterápica de iTAcC, Rodrigo García Alejo, quien ha señalado que, además, la tecnología y los recursos actuales permiten afinar "mucho más" en el diagnóstico y aplicar tratamientos "mucho más precisos, más concentrados y sin apenas afectar a los tejidos sanos".

En concreto, según han analizado los expertos, la aparición del cáncer depende de una serie de factores de riesgo como, por ejemplo, los ambientales, los relacionados con el estilo de vida, con factores biológicos y con el componente hereditario.

Por todo ello, iTAcC ha recordado el 'Decálogo Europeo Contra el Cáncer' que recomienda no fumar; beber de forma moderada bebidas alcohólicas; evitar la exposición excesiva al sol; respetar las instrucciones profesionales de seguridad durante la producción, manipulación o utilización de toda sustancia cancerígena; comer frutas, verduras y cereales con alto contenido en fibra; limitar el consumo de grasas; consultar al médico en caso de detectar cambios en los lunares, cicatrices o bultos, así como trastornos persistentes o modificaciones en los hábitos intestinales; y, en el caso de las mujeres hacerse una frotis vaginal y mamografías.

"Las seis primeras recomendaciones configuran la prevención primaria, con las que tratamos de conseguir que no se produzca la enfermedad, por lo que es muy importante conocer los factores de riesgo que pueden incidir en la aparición y posterior desarrollo de la misma, y las cuatro últimas, prevención secundaria o diagnóstico precoz", ha zanjado Aramburo.

(EuropaPress)


Los hábitos saludables evitan tumores

jueves, 12 de junio de 2014

Caída del cabello y quimioterapia

Aunque parezca increíble, la caída del cabello (alopecia) causada por la quimioterapia es uno de los efectos secundarios más angustiantes de los tratamientos de quimioterapia.

La caída del cabello sucede porque la quimioterapia afecta a todas las células del cuerpo, no sólo a las células cancerosas. El tejido que recubre las paredes de la boca y del estómago, así como los folículos capilares, son especialmente sensibles, por cuanto son células que se multiplican rápidamente, como las células cancerosas. La diferencia es que las células normales se reparan a sí mismas, lo que hace que estos efectos secundarios sean temporales.

No todos los tratamientos de quimioterapia producen caída del cabello. Que el cabello se caiga, se debilite o mantenga su condición depende de los fármacos y las dosis.

La caída del cabello puede ocurrir desde el segundo o tercer día después del primer ciclo de quimioterapia, aunque es posible que no suceda hasta después del segundo ciclo de quimioterapia. 

• Puede suceder de forma repentina o lenta.
• Puede perder todo el pelo o sólo una parte.
• Con frecuencia se cae en mechones en lugar de seguir un patrón uniforme.
• Es común que también se caiga el pelo que crece en otras partes del cuerpo, como las pestañas, la cejas e incluso el vello púbico.

En casi todos los casos de caída del cabello causada por la quimioterapia, el cabello volverá a crecer después de los tratamientos.
Puede tomarse de tres a seis meses una vez finalizado el tratamiento o puede comenzar a crecer nuevamente mientras todavía recibe quimioterapia. Es posible que su “nuevo” cabello tenga un color o una textura diferente.

¿Es posible prevenir la caída del cabello durante los tratamientos de quimioterapia?
En la actualidad, no se conoce un método para prevenir la caída del cabello causada por la quimioterapia. A lo largo de los años, se han realizado intentos por reducir la caída del cabello utilizando cintas o pañuelos ajustados o bolsas de hielo. Se pensaba que estas técnicas reducían el flujo sanguíneo a los folículos capilares y de esta manera ayudaban a limitar la exposición a la quimioterapia. Desafortunadamente, estas técnicas no sirvieron más que para causar dolores de cabeza y se abandonaron en la mayoría de los ámbitos.

¿Qué puede hacerse para controlar la caída del cabello causada por la quimioterapia?
Dado que no es posible evitar la caída del cabello, el tratamiento se centra en sus sentimientos de comodidad o de incomodidad con respecto a la calvicie y en mantener la cabeza caliente si vive en un clima frío. 

Las siguientes son opciones que puede tener en cuenta; la mejor de todas es la que usted considere más cómoda:

Cabello corto:
Córtese el cabello corto si prevé que se le caiga durante la quimioterapia. Como generalmente el cabello no se cae de manera pareja, para algunas personas resulta menos angustiante la caída del cabello cuando éste es corto. Algunas personas prefieren rasurarse la cabeza cuando su cabello comienza a caerse.

Pelucas:
Si tiene interés en comprar una peluca, el mejor momento para hacerlo es antes de perder el cabello. De esta manera, el estilista podrá escoger mejor el color de la peluca de acuerdo con su propio color de pelo. Muchas compañías de seguro cubren el costo de una peluca, de manera que asegúrese de obtener de su médico una receta por escrito (usualmente se receta como “prótesis craneana”). Hay estilistas que se especializan en la creación de pelucas para la alopecia (caída del cabello). Consulte las páginas amarillas o pregunte en el consultorio de su médico.

Gorros y pañuelos:
Para algunas personas, los gorros y pañuelos son las opciones más cómodas y sencillas. Pueden utilizar desde los gorros y pañuelos que ya tiene hasta productos personalizados, realizados expresamente para personas que reciben quimioterapia.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.
 

Estos efectos secundarios son temporales

miércoles, 11 de junio de 2014

El mar y la ducha

En un pequeño pueblo marítimo de Noruega había un hombre laringectomizado y la gente estaba conmocionada porque se comentaba que si se caía al mar se hundiría por entrarle el agua por el agujero del cuello.

Evidentemente, no es recomendable que una persona traqueotomizada se caiga a una piscina y mucho menos al mar o a un río. Y no por el agua que le pueda entrar por la nariz o la boca, que no es preocupante; y que, en todo caso, si es marina, puede serle buena para las fosas nasales y purgante para el estómago.

La que entre por el estoma, en cambio, va directamente a los bronquios y a los pulmones, y hay que expulsarla inmediatamente. Y si resulta necesario, también a un traqueotomizado se le puede aplicar respiración mecánica e incluso la “boca a boca”: para ello, sólo hay que tener en cuenta que la “boca” respiratoria del paciente es el estoma
 
En manuales y guías para laringectomizados se aconseja que en las personas traqueotomizadas esta circunstancia sea fácilmente perceptible ante cualquier imprevisto o accidente, y que éstas lleven algún signo visible –una placa en la muñeca, en el cuello...– que lo advierta. 

Sin embargo, quienes lo deseen pueden sumergirse en el agua. Un amigo, que antes de la operación era aficionado al buceo, me dijo que tuvo una gran alegría al lograr sumergirse en una piscina; para ello sólo había tenido que ayudar a la apnea obturándose el estoma con un dedo. Y sé de otro operado que logró adaptar un tubo respiratorio de inmersión al agujero del cuello. 

Pero dejando estos casos especiales, hay que tener en cuenta que los traqueotomizados tenemos que enfrentarnos al agua en la higiene diaria. En esto sólo se precisa un poco de precaución. Pasadas las primeras semanas, más o menos según los casos, en los que el operado por falta de movilidad suficiente principalmente en los brazos, necesita de ayuda para el baño y la ducha, pronto puede desenvolverse con toda normalidad y sin mayores complicaciones. 

Para poder ducharse tranquilamente existe un adminículo de goma con unos agujeros en la parte inferior para poder respirar, que se sujeta al cuello y el agua se desliza sin entrar en el estoma. Al menos, para eso está diseñado. Supongo que hay que cogerle el aire y acostumbrase a él. Yo intenté usarlo y no me convenció. Prefiero, primero, arrodillado en la bañera y la cabeza bajada jabonarla y enjuagarla bajo el agua del grifo y después lavar el resto del cuerpo usando la alcachofa –que más bien se tendría que llamar regadera–, cuyo chorro no me resulta nada difícil de controlar y hasta el momento no ha intentado entrar por la tráquea. 

Cuando haga mejor tiempo haré la prueba de inmersión en piscina. Veremos cómo va.
 

Protección de ducha para laringectomizados

viernes, 6 de junio de 2014

La contaminación atmosférica puede provocar cáncer

La contaminación atmosférica en ámbitos urbanos, así como la exposición a sustancias como el amianto, el benceno, el arsénico, el cadmio, el óxido de etileno, el benzopireno y el sílice, entre otras, puede tener una incidencia directa en la aparición del cáncer.

Así lo ha asegurado la Clínica La Luz (Madrid) que, con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer, ha elaborado un “Decálogo para la Prevención del Cáncer”, con el objetivo de remarcar, "de forma clara y sencilla", cuáles son los factores clave para minimizar el riesgo de sufrir cáncer en el futuro.

Esta enfermedad causa la muerte de más de 100.000 personas al año en España. No obstante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres muertes por cáncer se podrían evitar corrigiendo una serie de factores de riesgo como son el sobrepeso, el consumo de tabaco y alcohol, el consumo insuficiente de frutas y verduras o el sedentarismo.

Por ello, la Clínica La Luz ha recordado la importancia que tiene no fumar tabaco para prevenir el cáncer, dado que su consumo causa el 22% de las muertes por cáncer y, el 71% de los fallecimientos por cáncer de pulmón. Además, este tipo de tumor es, a su vez, el responsable de más 20.000 fallecimientos sólo en España.

Asimismo, ha destacado la necesidad de reducir al máximo el alcohol porque favorece la aparición del cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto, y mama; extremar las precauciones al exponerse al sol; llevar a cabo una dieta rica en frutas y verduras; realizar ejercicio físico diario; y combatir el sobrepeso y la obesidad.

La prevención de infecciones, tales como las causadas por los virus de las hepatitis B y C y el del papiloma humano; la protección ante las radiaciones ionizantes -pueden provocar leucemia-; y acudir al médico en el caso en el que en una misma familia se hayan producido varios casos de cáncer, son otros de los consejos que la Clínica La Luz ha señalado para conseguir prevenir la aparición de esta enfermedad.


 
La contaminación, también ayuda a contraer cáncer de laringe

jueves, 5 de junio de 2014

Olor a hierba recién cortada

¡Qué placer sentir un olor agradable al salir de casa! 
Un olor natural, el olor a hierba recién cortada


Esto dicho así, sin más, parece una cursilada o algo parecido. Y quizá lo sea, pero ¡qué más da! Lo importante es saber apreciar las pequeñas cosas, es donde dicen que está la felicidad. A tanto no aspiro, me conformo simplemente con sentirlas.

Esta mañana, como tantas otras, al atravesar el parque junto a mi casa, estaban cortando la hierba como tantas veces. Lo cortan muy a menudo, está bien cuidado. Pero algo he sentido que otras veces no lo había notado. O al menos no con esa intensidad.

Enseguida lo cuento, pero antes permitidme hacer un paréntesis para que los que no me conocen bien entiendan mejor este artículo. Estoy laringectomizado, operado de laringe, y una de las consecuencias de estas intervenciones es que el aire deja de pasar de forma habitual por la nariz, lo que ocasiona que el olfato deja de estimularse y puede llegar a perderse. Y desde luego se huele muy poco, con muy poca intensidad.

Normalmente es algo a lo que no le damos demasiada importancia, otros problemas más importantes le quitan protagonismo y lo alejan al último puesto de la cola.

Dicho esto se entenderá mejor el porqué de este artículo. El olor a hierba recién cortada es muy característico y agradable. No es el mismo olor el de nuestros parques urbanos que el de la hierba del campo abierto. Entre otras cosas quizá porque a la hierba de los parques no la dejan crecer ni desarrollarse como pasa e los prados.

Pues a pesar de lo que sea el caso es que esta mañana, creo que por primera vez, he sentido ese olor enaltecido por el frescor y la humedad de la mañana acompañados con un sol aún no demasiado alto. Un olor fresco y suave que me ha gustado, lo he saboreado, me ha alegrado el día.

Me han venido a la memoria algunos recuerdos relacionados con el olor, como la primera vez que sentí uno muy nítido, en los servicios recién aseados Olfato de una estación de tren. Si, aunque parezca mentira. O el agradable olor del vino que salió de una botella recién abierta. Esto referente a los olores agradables. De los desagradables mejor ni hablar.

Me gustaría que este comentario sirviese para que los laringectomizados diésemos más importancia de la recuperación del olfato. Como he dicho, en la mayoría de los casos lo tenemos relegado a última fila, pero no deja de ser un bien que es nuestro y que con muy poco esfuerzo y un poco de constancia se puede recuperar si no del todo si al menos en parte. Y así podremos sentir esos olores tan maravillosos que nos brinda la naturaleza.

No voy a hablar sobre métodos y aparatos para ayudar a recuperar y desarrollar el olfato pero si os dejo un link para poder ver uno de los artículos escritos por Josep María Miró Llull en su blog Aarón Ben Yusef y que a la vez os llevará a otros del mismo blog.


Lo importante es saber apreciar las pequeñas cosas

miércoles, 4 de junio de 2014

Hablar con el esófago

Otra voz. Miles de personas que pierden la capacidad de hablar a causa de la extirpación de la laringe, y, por consiguiente, de las cuerdas vocales, deben aprender a comunicarse usando la vía digestiva. De qué se trata este mecanismo.


Dante Ongaro tiene una voz ronca y pausada, pero clara. Esta es la voz que lo acompaña y lo caracteriza desde hace 38 años, cuando se quedó sin sus cuerdas vocales a causa de un cáncer de laringe. Como él, miles de personas debieron aprender a hablar con el esófago, es decir a través de la vía digestiva.

“Fue muy duro quedarme mudo de un día para el otro, sobre todo porque era muy joven cuando me ocurrió. Pero días después de que me extirparan la laringe empecé a practicar la voz esofágica y, con la ayuda e insistencia de mis hijas, que en ese momento eran muy pequeñas, en cuatro meses pude volver a hablar. A veces uno no se imagina lo que la vida tiene deparado, pero lo importante es no bajar los brazos jamás”, asegura Dante, quien no sólo se comunica con normalidad, sino que además forma parte de un coro de laringectomizados.

Un nuevo comienzo. 

Gustavo Corball, especialista en cirugía de cabeza y cuello, afirma que la gran mayoría pacientes laringectomizados llegaron a esa situación por un cáncer de laringe y que en el 98% de los casos la causa fue el hábito de fumar. En cuanto al género, Corball dice que esta patología es más frecuente en hombres, en una relación de 3 a 1 con respecto a las mujeres, pero destaca que en otras épocas, esta relación era aún más amplia: entre 7 y 9 a 1.

Luego de que estos pacientes ingresan a quirófano para que se les extirpe el tumor, y con él la laringe, comienza el proceso para volver a hablar. ¿Y cómo se logra esto?

El ser humano habla gracias a que respira, porque es el aire expulsado por los pulmones el que, en su trayecto hacia el exterior, pasa por las cuerdas vocales (ubicadas en el interior de la laringe) y, al chocarlas, las hace vibrar, vibración que produce la voz. Al no tener la laringe, los pacientes laringectomizados no podrán volver a respirar por la nariz ni podrán volver a hablar utilizando la vía aérea, es decir, las cuerdas vocales.

La función respiratoria se sustituye con un traqueostoma (orificio creado quirúrgicamente para comunicar la tráquea con la piel) que se les realiza en el cuello, entre el segundo y tercer anillo traqueal: el aire ingresa por allí, va a los pulmones y vuelve a salir por el mismo orificio. La función fonatoria, en cambio, se realiza a través de la vía digestiva, por el esófago.

Otra vibración. 

La erigmofónica o esofágica es la sustituta de la voz laríngea. “En la parte donde termina la faringe y empieza el esófago hay un músculo que se llama cricofaríngeo y que es como una tapa que siempre está cerrada. Cuando ingresa comida, este músculo se abre para que el alimento pase hacia el estómago, y luego se cierra”, explica Silvia Abraham, jefa del Servicio de Fonoaudiología del Hospital Córdoba (Argentina), quien desde hace 28 años enseña la voz esofágica a pacientes laringectomizados.

“El aire que las personas ingresamos por la boca, va al esófago y, si no lo volvemos al exterior, sigue su ruta hacia el estómago. Y es este aire el que utilizan los pacientes laringectomizados para producir sonido. La voz esofágica se logra tomando aire por la boca y, en el momento que ingresa al esófago, el paciente inmediatamente lo vuelve. Entonces, en su camino hacia el exterior, el aire choca contra esa tapa (cricofaríngeo) que se había cerrado y la vibración produce el sonido”, agrega.

Esto quiere decir que aquella vibración que normalmente producen las cuerdas vocales, ahora es producida por un músculo cerrado de la vía digestiva.

Cómo se enseña. 

“Hablar de corrido en estos pacientes es poder emitir entre cuatro o cinco palabras con una sola toma de aire. Lo máximo que se puede emitir es entre 10 y 11 palabras”, explica Abraham.
Y cuenta que existen tres métodos para enseñar esta voz: inhalación, deglución e inyección. Este último es el que se conoce como “método holandés”, porque se trata de inyectar aire al esófago utilizando las consonantes explosivas características de este idioma. “Se aprende usando los tres métodos, pero el de deglución es el último que enseño”, agrega.

En este aprendizaje existen sonidos más fáciles de pronunciar que otros. “Los sonidos facilitadores son aquellos producidos por las letras t, ch, c y p, que son consonantes explosivas. Los más difíciles son los que utilizan las letras r, m, luego s, b, f”, afirma.

La mayoría de los pacientes pueden hablar un año después del inicio de la ejercitación, pero hay quienes en tres meses pueden comunicarse con absoluta normalidad. Esto depende de muchos factores: el tipo de cirugía, la flexibilidad muscular, la cantidad de aire que puedan tomar, entre otros. Los pilares esenciales para aprender esta nueva voz son la relajación, la tranquilidad y la respiración.

El tratamiento termina cuando el habla lograda sirve a estas personas para manejarse socialmente, para lo que ellos necesitan. “Volver a compartir una charla con los seres queridos, a salir de compras solos, volver a trabajar y comunicarse con el habla, no tiene precio”, finalizó Abraham.

 

Coro de pacientes rehabilitados, ejemplo de voluntad y perseverancia (Martín Baez/La Voz).

martes, 3 de junio de 2014

Excursión de monitores a las Minas de Cercs

Museo de las Minas de Cercs
El pasado día 31 de mayo de 2014, nuestra asociación organizó una de las actividades que para los monitores y familiares se vienen preparando regularmente. En este caso, la excusa para pasar un buen día en buena compañía y con buen humor, fue el visitar las Minas de Carbón de Cercs (Berguedà).

Saliendo de la sede de la ABL, actualmente en la calle Provença 327 de Barcelona, 38 expedicionarios cogimos el autocar fletado para la ocasión destino el Museu de les Mines de Cercs, un pequeño pueblecito a 115 kms de la capital catalana que dista 8 kms de la capital de comarca, Berga.

Este museo aprovecha antiguas minas de carbón para explicar al público el funcionamiento de la minería de esta materia prima, que fue base de la industria de la comarca hasta bien entrado el siglo XXI.
Restaurant Sta. Bàrbara

Después de esta interesante visita, nos dirigimos hacia el restaurante Santa Bàrbara, en Sant Corneli de Cercs, donde disfrutamos de un espléndido ágape que llegó a superar las expectativas de los comensales más exigentes.

Acabada la jornada y con la satisfacción de haber pasado un gran día, regresamos hacia el punto de partida en la Ciudad Condal, deseando poder repetir pronto tan agradable experiencia.


Redacción ABL



lunes, 2 de junio de 2014

La veu muda

Hi ha qui diu que la vida dóna moltes voltes, però en realitat els que donem moltes voltes som nosaltres i gairebé sempre acabem en el mateix lloc. Ens queixem perquè les coses no canvien, però no canviem nosaltres. Ens queixem perquè els demés no ajuden, però no ajudem nosaltres. Som impacients perquè el que esperem no arriba, però nosaltres no sabem arribar... fins que te n'adones que un cop de puny anomenat dolor et colpeja tan durament en l'anima, en els sentiments, que arribes a veure-ho tot perdut, llunyà, fosc, sense una sortida a l'abast de la mà, perquè la vols ja!

Però aprens, aprens a aixecar-te, amb ajuda, encara que el teu orgull sigui molt fort. Aprens a pensar, a veure més enllà del racó obscur del teu esperit i coneixes, coneixes la veritat; que encara que crua, és la que t'ha tocat viure i al final esbrines que per molt dura que sigui i difícil que sembli o que ens la facin veure, la vida, el dia a dia té un gran significat. Significa família, muller, fills, nets... significa paciència i sacrifici, significa esforç i unió, unió de cor.

I per fi deixes de donar voltes i voltes, et detens i mires, observes i descobreixes el que t'estaves perdent o el que podries haver deixat de guanyar. Recapacites, t'omples interiorment i despertes al món, a la fe, despertes al saber. Saber que sempre i incondicionalment, per molt que busquis i busquis, no trobaràs un pilar més fort i valuós com aquell que t'embolcalla i t'omple d'amor i estima, pilar sagrat, pilar savi... família.

Mauricio Rico Ortíz i Sheila García Puig


El entorno familiar clave para salir adelante