lunes, 30 de enero de 2017

El cáncer crece más de lo previsto en España y supera en 2015 los casos estimados para 2020

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) insiste en que las cifras de supervivencia de los pacientes con cáncer (un 53% a los cinco años) ha mejorado, aunque esta mejoría se debe, fundamentalmente, a los progresos obtenidos en algunos tumores como mama o colon

La incidencia del cáncer en España está creciendo «más de lo previsto» ya que en 2015 se produjeron un total de 247.771 casos, mil más de los que estimaba la Sociedad Española de Oncología Medica (SEOM) para 2020.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer que se celebrará el próximo 4 de febrero, esta sociedad científica ha presentado su informe anual «Las cifras del cáncer en España. 2017» y ha alertado de los problemas que puede generar este aumento de casos, dado que las nuevas terapias son cada vez más caras.

«Temo que no haya dinero para pagar todos los tratamientos», ha señalado el presidente de SEOM y jefe de servicio de Oncología Médica del Gregorio Marañón , Miguel Martín, que también ha destacado que más de la mitad de estos casos de acaban curando.

Martín ha insistido también las cifras de supervivencia de los pacientes con cáncer (un 53% a los cinco años) ha mejorado, aunque esta mejoría se debe, fundamentalmente, a los progresos obtenidos en algunos tumores como mama o colon.


Mejora la supervivencia, pero aumentan los casos

miércoles, 25 de enero de 2017

Comida el próximo 25 de febrero

El próximo día 25 de Febrero de 2017, aprovechando la convocatoria aquel día de la Asamblea General Anual de la Asociación Barcelonesa de Laringectomizados, se ha organizado una comida en el Restaurante Alaska sito en la calle Sant Antoni Maria Claret, nº 20 (esquina con Passeig de Sant Joan) de Barcelona.

El precio del menú es de 30 euros por persona

La comida está abierta a todo el mundo con inscripción previa en la sede social de ABL

¡Participa!

Fachada restaurante Alaska

martes, 24 de enero de 2017

Imaginación Terapéutica

Hay una frase muy parecida a la del título de este artículo que dice “imaginación al poder” y que, por ciento, gusta mucho a este que os escribe. El mundo de la imaginación tiene tanto o más campo de trabajo que la inteligencia. Una gran idea, un gran descubrimiento tiene que ir acompañada, necesariamente, de una manera de desarrollarla y para esta segunda parte creo que puede ser más efectiva la imaginación que la inteligencia.

¿Qué tiene que ver esto con la medicina?

Puede que no sea de demasiada utilidad para curar una enfermedad pero si para solucionar pequeñas o grandes secuelas a la hora de la recuperación, sobre todo a la hora en que las medicinas o no existen o pueden ser sustituidas con otro tipo de  terapias quizá menos rápidas en sus efectos pero casi siempre más eficaces a medio y largo plazo. Hay otros casos en que la medicina, o mejor dicho, los medicamentos nada o muy poco pueden hacer y ahí es donde la imaginación puede desarrollar toda su eficacia.

Puestos en el tema que más desarrollo en este blog, la laringectomía, me atrevería a decir que una vez superada la primera etapa de cirugía, quimio y radio los medicamentos y a veces los facultativos, poco o nada nos aportan para sobrellevar las secuelas más o menos graves o molestas que nos quedan. Estoy hablando de la tirantez en el cuello, la limpieza del estoma, los mocos resecos tan molestos, las flemas tan difíciles de controlar, la respiración, las comidas, aseo cotidiano, etc. etc.…

A casi todos nos afectan alguna de estas anomalías o molestias y a cada cual de manera y en grado distinto. La manera más usada y más eficaz de encontrar uno solución suele ser el consejo de otros compañeros con más años y experiencia. Pero no siempre se acomodan a nuestras necesidades las experiencias ajenas. Cada cual somos distinto y cada problema nos afecta de distinta manera. Y es ahí donde la imaginación puede desarrollar su inteligente manera de encontrar el mejor camino, el que más se acomode a nuestras molestias y necesidades. Para ser completo yo diría que si unimos las experiencias ajenas con la imaginación podremos encontrar solución para todo y de la mejor manera que posible.

Animo a todos a perder el miedo a experimentar tanto con consejos de “veteranos” como con imaginaciones nuestras. Muy poco mal nos pueden hacer y si no nos satisfacen siempre hay tiempo para corregir.

Y por encima de estos consejos están las opiniones de los facultativos, solo usaremos estas imaginaciones cuando ellos no sepan que decir por la sencilla razón de que han dejado de ser problemas de salud para pasar a ser molestias que solo necesitan una ayuda para sobrellevarlas. 



La imaginación, un aliado para los laringectomizados

lunes, 23 de enero de 2017

Tabaco de liar, el nocivo amigo de los jóvenes


Más de 5.000 menores fuman a diario en Aragón; una cifra que no se reduce desde 2014.

Alicia Betrián, zaragozana de 22 años, fuma tabaco de liar desde que tenía 16. "Es mucho más barato y, cuando eres adolescente, piensas que no es tan nocivo porque eres tú quien crea el cigarro", dice.

Se trata, según advierte, de "un pensamiento cada vez más común entre los menores de edad", y los últimos datos conocidos le dan la razón. Un 8,9% de los aragoneses de entre 14 y 18 años fuma a diario, unos 5.100 en total.

Rodrigo Córdoba, delegado de Aragón del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, mantiene que se trata del mismo porcentaje registrado en 2014 y explica que este dato supone una ruptura con respecto a la caída progresiva en los años anteriores.

"En 2004, el porcentaje de menores fumadores en la Comunidad era del 20%; en 2012, del 12,5%; y en 2014, del 8,9%", apostilla. En los dos últimos años, "la cifra se ha mantenido, en gran parte, por la popularidad del tabaco de liar entre los jóvenes", ya que "lo perciben como barato y poco perjudicial para la salud".

Alfonso Pérez, neumólogo del hospital Clínico de Zaragoza, explica que puede resultar incluso más nocivo. "Cuando una persona fuma este tipo de tabaco, mete menos cantidad y consume de forma más continuada, ya que el grosor del cigarro es inferior".

Por su consulta pasan "un mínimo de dos personas" menores de 30 años cada día. El cáncer y las enfermedades respiratorias, advierte, se dan "cada vez a edades más tempranas" en Aragón.

Más posibilidad de cáncer

Diferentes análisis realizados hasta la fecha indican que también la composición de este tipo de tabaco es más perjudicial. Según publicó el Instituto Nacional de Consumo en su informe ‘Tabaco de liar: una prioridad de salud pública y de consumo’, "algunos estudios comparativos han encontrado en él mayores concentraciones de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono".

Unas sustancias, continúa el informe, que suponen un aumento significativo del riesgo de contraer cáncer de boca, laringe, faringe y pulmón con respecto a los cigarrillos convencionales.

Rodrigo Córdoba explica que los aditivos de este tipo de tabaco superan en un 50% a los del tabaco convencional. "Así lo advirtió Nueva Zelanda cuando exigió a las tabacaleras información sobre los componentes de esta sustancia en 2014", comenta.

Alerta, asimismo, de que "el 15% de su peso está compuesto por entre 400 y 600 componentes aditivos que son añadidos de forma artificial en el proceso de fabricación".

Demasiada libertad para actuar

Pérez denuncia la libertad de la que disfrutan las multinacionales del tabaco. "En el paquete de tabaco normal te pone la cantidad y en el de liar, no. El Gobierno no está tan encima de este producto, quizá porque, hasta ahora, era minoritario".

Córdoba va más allá y critica la falta de intervención gubernamental cuando estas empresas infringen la ley. "El grupo Unidad Editorial imparte un máster financiado, entre otros, por la principal empresa de tabaco, Philips Morris, que también cubre las becas de los estudiantes en la Universidad de La Laguna".

"Son actuaciones -dice- que vulneran la ley 28-2005 y el artículo 5.3 del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco", que prohíben los patrocinios de estos negocios en productos dirigidos al público joven.

Estas ilegalidades, detalla, demuestran desinterés por controlar sus actuaciones. "La legislación está hecha para proteger a las industrias y no a los ciudadanos". Si no fuese así, "poco le importarían al Estado los secretos industriales a la hora de regular la fabricación del tabaco".

Positividad a largo plazo

De 2004 a 2014, explica Córdoba, "se redujo el consumo de nicotina en todas las edades", y Aragón pasó de tener 300.000 a 270.000 fumadores debido "al cambio en la percepción social y a la aplicación de las leyes de 2006 y 2010".

Según el estudio ‘El gasto en tabaco, alcohol y juego en España 2016’, elaborado por la Escuela de Administración de Empresas, la cantidad de dinero media anual que los aragoneses destinan a la compra de cigarros ha disminuido todos los años desde hace seis –191,7 euros (2010), 190,6 (2011), 174,1 (2012), 166,3 (2013), 158,8 (2014), y 144,5 (2015)–.

El consumo de tabaco, resalta Córdoba, se ha reducido una media de medio punto anual en la Comunidad, de forma que en "un futuro no muy lejano se situará por debajo del 5%". Está seguro de que alcanzaremos esa cifra, ya que "hace 20 años, el porcentaje de fumadores en Aragón era del 34% y ahora es del 25%". 

Pero concluye que es necesario hacer campañas en los medios de comunicación y no limitarse a encarecer el tabaco cada cierto tiempo, como ocurrió hace una semana,  para acelerar un proceso que "países como Australia o Suecia comenzaron 15 años antes".


Los aditivos del tabaco de liar superan en un 50% el de los cigarrillos

jueves, 19 de enero de 2017

El sedentarismo hace que nuestras células envejezcan de forma acelerada

Las células de las mujeres mayores que realizan poco ejercicio y pasan muchas horas sentadas tienen una edad biológica hasta ocho años superior a lo que les correspondería

La práctica de ejercicio, no cabe ninguna duda, es muy buena para la salud. Una realidad constatada por multitud de estudios que han demostrado que las personas con una buena condición física tienen un menor riesgo de desarrollar numerosas enfermedades, entre otras las cardiovasculares, la obesidad, la diabetes o el cáncer. Además, el beneficio del ejercicio es patente a todas las edades, también en las más avanzadas. Y ahora, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) suma una nueva evidencia a las bondades del ejercicio: las personas que permanecen muchas horas sentadas y no lo compensan con la práctica de ejercicio experimentan un envejecimiento celular acelerado. O así sucede, cuando menos, en las mujeres longevas.

Como explica Aladdin Shadyab, director de esta investigación publicada en la revista «American Journal of Epidemiology», «nuestros hallazgos muestran que las células envejecen de forma más rápida con un estilo de vida sedentario. El resultado es que la edad cronológica no siempre coincide con la edad biológica».

Edades ‘desincronizadas’

Los telómeros, esto es, las regiones de ADN situadas en los extremos de los cromosomas, juegan un papel esencial en la estabilidad del material genético –protegen a los cromosomas frente a la degradación– y en el mantenimiento de la juventud de las células y, por ende, del organismo. El problema es que con cada división celular –o lo que es lo mismo, según envejecemos–, los telómeros se acortan. Un aspecto crucial dado que cuanto menor es la longitud del telómero, menor es la capacidad de la célula para dividirse. Y a todo ello se aúna que numerosas investigaciones han constatado la relación existente entre la longitud de los telómeros y, por una parte, las enfermedades asociadas a la edad como las cardiovasculares, el cáncer y la diabetes tipo 2 y, por otra, una mayor mortalidad.

En este contexto, y si bien no podemos parar ni ralentizar el paso del tiempo, ¿hay alguna manera de evitar que nuestros telómeros se vayan acortando? Pues sí. Básicamente, tenemos que evitar fumar y coger un peso excesivo. Y de acuerdo con las evidencias alcanzadas, por primera vez, en este nuevo estudio, tenemos que mantenernos físicamente activos. Como refiere Aladdin Shadyab, «según nuestros datos, este es el primer trabajo en el que se ha cuantificado de manera objetiva cómo la combinación entre el sedentarismo y el ejercicio pueden impactar sobre el biomarcador del envejecimiento».

"Nuestros resultados muestran que las células envejecen de forma más rápida con un estilo de vida sedentario" Aladdin Shadyab

Concretamente, el estudio fue llevado a cabo con la participación de cerca de 1.500 mujeres con edades comprendidas entre los 64 y los 95 años que cumplimentaron distintos cuestionarios sobre su actividad física y portaron un acelerómetro –un dispositivo que registra los movimientos– en sus caderas durante siete días consecutivos –en todo momento, no solo cuando caminaban, sino también cuando dormían.

Los resultados mostraron que los telómeros de las mujeres que permanecían sentadas durante más de 10 horas diarias y apenas practicaban ejercicio eran notablemente más cortos que los de aquellas físicamente activas. Y esta menor longitud de los telómeros, ¿en qué se traduce? Pues en que las células de estas mujeres tienen de media hasta ocho años más que lo que corresponde a su edad cronológica.

Hay que levantarse

Por tanto, permanecer sentado muchas horas parece que acelera nuestra edad biológica. Por lo menos en el caso de las mujeres mayores. Así, y en caso de que, por la razón que sea, tenemos que estar sentados durante largos períodos de tiempo, ¿qué podemos hacer para evitar este efecto deletéreo? Pues simple y llanamente, dedicar unos minutos diarios a la práctica de ejercicio.

Como indica el director de la investigación, «en nuestro trabajo hemos observado que los telómeros de las mujeres que permanecen sentadas durante periodos más largos no tienen una menor longitud en caso de que se realice ejercicio al menos 30 minutos al día, tal y como recomiendan las sociedades médicas. La práctica de ejercicio debe iniciarse cuando somos jóvenes, y la actividad física debe mantenerse como parte de nuestra rutina diaria según vamos envejeciendo, incluso una vez alcanzada la edad de 80 años».

Pero, ¿qué sucede en el caso de los varones? Es decir, ¿puede predecirse que, de una manera similar a como ocurre en las mujeres mayores, el sedentarismo excesivo también conlleva un envejecimiento celular acelerado? Pues, en teoría, sí. Pero dado que el estudio ha sido llevado a cabo exclusivamente con mujeres, deben llevarse a cabo más investigaciones para confirmar qué es lo que pasa en la población masculina.

Como concluye Aladdin Shadyab, «de cara al futuro, los estudios evaluarán la relación entre el ejercicio físico y la longitud de los telómeros en poblaciones más jóvenes y en varones».



La importancia del ejercicio para no envejecer prematuramente

martes, 17 de enero de 2017

El tabaquismo altera elementos genéticos del ADN ligados a aparición cáncer

El tabaquismo altera elementos genéticos móviles del ADN vinculados con la aparición y evolución de del cáncer, según una investigación de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

La investigación abre un nuevo camino para obtener nuevas dianas terapéuticas, desarrollar nuevos fármacos y también para realizar una clasificación del cáncer desde una perspectiva más genética.

El cáncer de pulmón, a pesar de los avances de los tratamientos quimioterápicos, continúa siendo la causa más frecuente de muerte por cáncer en el mundo, con una tasa de supervivencia a los 5 años de aproximadamente el 16%.

Uno de los factores más influyentes para la aparición del cáncer de pulmón es el tabaquismo, y poco a poco los investigadores van vislumbrando los mecanismos que hacen que fumar favorezca el cáncer de pulmón.

Uno de ellos parece ser la modificación química del genoma producida por el consumo de tabaco que podría alterar la regulación de los elementos genéticos móviles.

"Esta investigación demuestra que muchos compuestos que aparecen en el tabaco ejercen una acción directa sobre los elementos móviles del ADN, y que estos a su vez intervienen tanto en el origen del cáncer como, especialmente, en su evolución", ha explicado la neumóloga del SEPAR, Macarena Arroyo Varela.

"Tanto en el cáncer como tras la respuesta a la exposición de productos tóxicos, se ha observado una clara hipometilación de los elementos LINE L1 y de los SINE Alu", ha añadido Arroyo.

Los transposones son secuencias de ADN capaces de moverse de manera autosuficiente de un lugar a otro en el genoma y el simple hecho de moverse, puede acabar rompiendo genes e incluso cromosomas.

Cuando se pierde el control epigenético de los transposones, estos se reactivan, mecanismo que se ha descrito en numerosas enfermedades, entre ellas el cáncer.

"Gracias al desarrollo progresivo de las tecnologías de secuenciación conocemos hoy el genoma humano completo, y con ello sabemos cada vez más sobre la estructura, función e importancia de los transposones", ha detallado Arroyo .

"Asimismo, -ha añadido la neumóloga- se ha observado que contribuyen a que determinados tratamientos contra el cáncer, como la inmunoterapia, dejen de ser eficaces".

Según la especialista, actualmente, aún se sabe poco sobre los elementos móviles del genoma debido a la dificultad tanto a la hora de secuenciarlos como a la hora de procesarlos, por lo que todavía existen muchos interrogantes tanto de su activación como de las consecuencias que tienen, así como de la importancia de los distintos tipos de elementos móviles que existen, lo que indica que aún queda mucho trabajo por realizar.

"Sin embargo, conforme las técnicas de secuenciación y de análisis van evolucionando, vamos descubriendo que los elementos móviles del ADN cobran cada vez mayor importancia en el abordaje del tabaquismo y del cáncer de pulmón", según Arroyo.

La investigación desvela aspectos clave tanto para el diagnóstico como en la obtención de nuevas dianas terapéuticas con el objetivo de disminuir al mínimo las consecuencias del cáncer con un diagnóstico más precoz y un tratamiento con métodos menos invasivos.

"La investigación en esta dirección es fundamental para seguir avanzando en las mejoras de los tratamientos y el diagnóstico del cáncer de pulmón. También permitirá desarrollar nuevos fármacos que actúen de forma más selectiva para frenar cada tipo de cáncer. Incluso pueden hacernos cambiar la forma de ver y clasificar el cáncer, tomando más peso la parte genética sobre la histológica", ha concluido Arroyo. EFE



El fumar altera el genoma humano

lunes, 16 de enero de 2017

Qué hacer y qué no hacer cuando tienes la gripe

Las recomendaciones de los expertos para superar, de la mejor manera posible, el incómodo episodio vírico

Aunque los primeros síntomas de la gripe puedan confundirse con un resfriado común, dicen los expertos —y quien la ha pasado lo corrobora— que la fase aguda del episodio vírico no deja lugar a dudas: quien está pasando una gripe, lo sabe. Fiebre alta, dolor muscular, cansancio, dolor de cabeza, tos seca… Y así, durante cinco o siete días.

Llegados a ese punto en el que el diagnóstico está más que claro, lo que realmente resulta complejo es superar, de la mejor manera posible y sin contagiar a todo el que se acerque, esa semana de gripe. Qué hacer, qué tomar, qué cosas evitar. El jefe de epidemiología del hospital Clínic de Barcelona, Toni Trilla, señala las claves para sortear, como buenamente se pueda, el episodio vírico.

QUÉ HACER

Ventilar la casa o la habitación donde esté el enfermo. Una buena ventilación de la estancia donde más tiempo pase el paciente con gripe es fundamental para mantener correctamente las medidas higiénicas que recomiendan las autoridades sanitarias. “Si hay aire muy concentrado y no circula, aumenta el riesgo de contagio. La ventilación se lleva las partículas con el virus”, señala Trilla.

Taparse la boca al toser o estornudar. Y a ser posible, con cualquier cosa que no sea la mano. El virus de la gripe se contagia por vía aérea, a través de pequeñas gotas que se expulsan al toser o al estornudar, por lo que es preciso taparse para evitar el contagio de más personas. Los expertos señalan que lo mejor es cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo de un solo uso y luego tirarlo. A falta de esto, mejor la manga del brazo que la mano. “Si te tapas con las manos tienes que ir rápidamente a lavártelas con agua y jabón”, apostilla el epidemiólogo del Clínic.

Beber muchos líquidos. Es imprescindible mantenerse perfectamente hidratado, sobre todo porque el paciente con gripe suele tener fiebre y se deshidrata con más facilidad. Los expertos recomiendan especialmente beber mucha agua, aunque también es saludable ingerir caldos, zumos, etc. “Y no hay que esperar a tener sed, hay que forzarse a hidratarse y beber a menudo”, apunta Trilla, que aconseja vigilar especialmente la hidratación en bebés y ancianos.

Fármacos para paliar los síntomas. Si no hay ninguna indicación específica que diga lo contrario, los únicos fármacos que paliarán los síntomas de la gripe —porque no la curarán de repente— son los antitérmicos para mantener a raya la fiebre, como el paracetamol y los antiinflamatorios. Estos últimos y los analgésicos también funcionan contra el incómodo dolor articular que acompaña al paciente durante todo el episodio vírico. Para la tos, Trilla asegura que “todo vale”, desde remedios naturales como la leche con miel hasta fármacos antitusígenos.

Descansar. “Guardar cama”, dice el epidemiólogo, es lo apetecible en esos casos y lo recomendable, según los expertos. Pero en el lecho, advierte Trilla, hay que estar “confortable”: ni pasar frío ni taparse con muchas mantas. “Si estás muy tapado, generas más calor, que favorece la deshidratación más rápido”, sostiene.

QUÉ NO HACER

Contacto con los demás. En las fases más agudas de la gripe, los expertos recomiendan evitar un contacto cercano con personas no infectadas. De hecho, se considera necesaria una distancia prudencial de 1,5 o dos metros —el recorrido que alcanzan las partículas— entre el enfermo y los demás. “Si alguien duerme a su lado, es mejor que se aleje o duerma en otra cama porque hay más riesgo de contagio”, apunta Trilla. Por descontado, hay que evitar también compartir cubiertos o vasos con el enfermo si éstos no se lavan previamente.

Ir a trabajar. Ni al trabajo, ni al colegio, ni a la guardería, ni a la calle. “Hasta que no desaparezca la fiebre y lleves dos días recuperando, es mejor no ir porque todavía puedes escretar virus y contagiar a más personas”, advierte Trilla.

Ni tabaco ni alcohol. Aunque el imaginario popular sirviese un lingotazo de coñac para apurar el malestar, los médicos desaconsejan el consumo de bebidas alcohólicas. “El alcohol puede ayudar a perder la sensación de frío y de calor, no ayuda a controlar la temperatura corporal”, señala Trilla. El tabaco, si ya es perjudicial en una persona sana, más todavía en un enfermo de gripe. “Los grandes fumadores pierden la capacidad de usar unos mecanismos de defensa que hay en los pulmones para expulsar las partículas del virus al exterior. Así, es más fácil que lleguen los virus a los pulmones”, alerta el epidemiólogo.

Tomar antibióticos. Los facultativos son tajantes: “el antibiótico es inútil ante el virus de la gripe”. La gripe es una infección vírica y estos fármacos sólo funcionan con infecciones bacterianas. Trilla explica que si un médico receta antibióticos a un paciente con gripe es para tratar “posibles complicaciones” detectadas. “Si el médico ve que un paciente lleva más de 10 días con fiebre o que la infección vírica puede haberse complicado con una infección bacteriana, una bronquitis por ejemplo, se puede dar antibiótico. Pero hay que tener en cuenta que se da para tratar posibles complicaciones cuando aparecen, no por si acaso”, matiza el epidemiólogo.

Usar pañuelos textiles. Por una cuestión de higiene, los médicos recomiendan recurrir a los pañuelos de papel, de un solo uso, durante estos episodios víricos. En los pañuelos textiles, los mocos se quedan impregnados y son un foco de contagio mayor. Lo mejor es emplear pañuelos desechables.



Consejos para poder sobrellevar la gripe correctamente

viernes, 13 de enero de 2017

La inhibición de un único gen reduce las metástasis tumorales en un 75%

Un estudio demuestra que la eliminación del gen ‘Spns2’ en ratones disminuye hasta cuatro veces la expansión de las células de distintos tipos de cáncer a otros órganos

Las enfermedades oncológicas representan a día de hoy la primera causa de deceso en la población de nuestro país. Una elevada mortalidad que se explica no tanto por la aparición de un cáncer, sino por la capacidad de los tumores para migrar e invadir otros órganos –la consabida ‘metástasis’–. De hecho, se estima que las metástasis son responsables de cerca de un 90% de los fallecimientos por cáncer. Por tanto, la prevención de estas migraciones constituye uno de los principales retos de la medicina actual. De ahí la importancia de un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Wellcome Trust Sanger en Cambridge (Reino Unido), en el que se identifican 23 genes implicados en las metástasis. Y lo que es más importante, se muestra cómo la inhibición de uno de estos genes –el gen ‘Spns2’– reduce en hasta tres cuartas partes la expansión tumoral a otros órganos. O así sucede, cuando menos, en modelos animales –ratones.

Como explica David Adams, director de esta investigación publicada en la revista «Nature», «la pérdida del gen ‘Spns2’ ocasiona la mayor reducción en la formación de colonias tumorales y representa una nueva diana terapéutica. En nuestro trabajo hemos hallado que los ratones sin este gen tienen una tasa de células inmunes distinta de lo normal, lo que parece promover la eliminación del cáncer por el sistema inmunológico. Así, los fármacos que actúen sobre esta nueva diana podrían reducir, o incluso prevenir, la expansión de los tumores a través del organismo».

Migraciones tumorales

Para llevar a cabo el estudio, los autores utilizaron modelos animales –ratones– de cáncer de piel a los que manipularon genéticamente para eliminar un único gen. En total, los investigadores se centraron en 810 genes diferentes. Y de acuerdo con los resultados, 23 de los mismos estaban implicados en la metástasis del tumor, ya fuera aumentando o reduciendo la expansión de las células del cáncer de piel a los pulmones.

"Los fármacos que actúen sobre el gen ‘Spns2’ podrían reducir, o incluso prevenir, la expansión de los tumores a través del organismo" David Adams

Y exactamente, ¿de qué manera influyen estos genes sobre las metástasis? Pues en su gran mayoría, y básicamente, causando alteraciones en el sistema inmune, caso de la modificación de la capacidad del organismo para combatir la infección.

Es más; los resultados también mostraron que la eliminación del gen ‘Spns2’ provocó el mayor efecto sobre las metástasis, reduciendo en cerca de cuatro veces la expansión de las células tumorales a los pulmones. Y este beneficio de la eliminación del gen ‘Spns2’, ¿es exclusivo del cáncer de piel? Pues no. Los autores repitieron el experimento con otros tipos de cáncer –entre otros, de colon, de pulmón y de mama–, observando que la ‘anulación’ del gen ‘Spns2’ conllevaba igualmente una disminución de las metástasis.

Como destaca Justine Alford, de Cancer Research UK, organismo británico dedicado a la investigación del cáncer y responsable de la financiación de este estudio, «este estudio con ratones ofrece una nueva visión sobre los genes que juegan un papel en las metástasis tumorales y muestra una vía potencial para el tratamiento del cáncer en el futuro. Los tumores que se han diseminado por el organismo son muy difíciles de tratar, por lo que investigaciones como esta son vitales en la búsqueda de nuevas estrategias para abordar este proceso».

Transporte clausurado

A día de hoy ya se sabía que el gen ‘Spns2’ estaba implicado en funcionamiento del sistema inmune. Sin embargo, se desconocía que, de la misma manera, participaba también en la diseminación de los tumores. Concretamente, el gen codifica una proteína que transporta un lípido denominado ‘esfingosina-1-fosfato’ (S1P) que actúa como una señal para la activación del sistema inmune. En consecuencia, y en ausencia de la proteína transportadora, la señalización no se lleva a cabo correctamente, lo que conlleva una alteración en la proporción de las diferentes células inmunes en el organismo.

Como concluye Anneliese Speak, co-autora del estudio, «nuestro trabajo refuerza la investigación en el área de la inmunoterapia, en la que los sistemas inmunes de los propios organismos afectados son aprovechados para combatir el cáncer. Podemos desarrollar fármacos para inhibir el transportador de S1P, previniendo así que lleve a cabo su función y, en consecuencia, provocando alteraciones beneficiosas para el sistema inmune. La investigación de posibles dianas en la vía del gen ‘Spns2’ o de otras dianas identificadas en nuestro trabajo podrían ayudar al desarrollo de terapias potenciales frente al cáncer».


Un paso para la erradicación de la metástasis

miércoles, 11 de enero de 2017

Las muertes ligadas al consumo de tabaco aumentarán hasta los 8 millones en 2030

El informe de la OMS y el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. aboga por que los gobiernos actúen de manera decidida e intervengan para luchar contra esta adicción

Si se endurecieran las medidas fiscales y las políticas de control del consumo del tabaco los gobiernos podrían ahorrarse alrededor de un trillón de dólares anuales, según una monografía publicada hoy, de manera conjunta, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

La carga sanitaria del tabaco en el mundo es enorme. Se calcula que unos seis millones de personas mueren cada año a causa del tabaco, a pesar de las políticas que intentan combartir su consumo y, en 2030, esta cifra podría alcanzarán ocho millones. Por otro lado, las víctimas anuales del tabaquismo pasivo se calculan en unas 600.000 personas.

Su consumo continua aumentando, debido al crecimiento demográfico, siendo en los países en desarrollo donde ocurren la mayoría de las víctimas mortales, alrededor del 80% del total. Una amplia gama de productos derivados del tabaco ya sea a base de inhalación -como cigarillos, pipas, habanos o pipas de agua- o sin ella se consumen en todos los países del mundo.

Mark Goodchild, economista y experto en sistemas fiscales en la OMS, explicó a este diario que no se puede considerar que el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), en vigor desde 2003, haya sido un fracaso en la lucha contra su consumo porque en algunos países se han conseguido éxitos aumentando las tasas sobre tabaco.

Goodchild citó el caso de Francia donde entre 1990 y 2004 se consiguió dividir por dos el número de personas afectadas por cáncer de pulmón gracias al aumento del precio de venta. También en Filipinas, entre 2013 y 2015, el aumento en un 300% del precio de la cajetilla logró recaudar 1,5 billones de dólares en impuestos que fueron luego inyectados en inversiones sanitarias.

El experto de la OMS comentó que «con sólo un aumento de 0.80 dólares del precio de la cajetilla se pueden conseguir anualmente 140 billones de dólares más en impuestos sobre el tabaco, lo que aumentaría los ingresos por estas tasas en un 47%, que se sumarían a los 269 billones de dólares que se colectan anualmente en el mundo por las tasas sobre tabaco.

Según del informe de la OMS, el problema está en que la mayoría de los gobiernos invierten solo una pequeña cantidad del total recaudado a través de este tipo de impuestos indirectos. De los 269 billones de dólares recaudados, en 2013 y 2014, menos de un billon de dólares fue destinado a programas de prevención contra el consumo de tabaco.



Los gobiernos han de luchar decididamente contra el tabaco

martes, 10 de enero de 2017

Demostrada la eficacia de un antidiabético y un antihipertensivo en el tratamiento del cáncer

La administración de metformina y syrosingopina es eficaz y segura en el tratamiento de distintos tipos de tumores

La metformina es, muy probablemente, el fármaco más utilizado en todo el mundo para la prevención y el tratamiento de la diabetes. No en vano, este medicamento de administración oral no solo es capaz de reducir los niveles de glucosa en sangre al mismo nivel que la insulina, sino que es el único fármaco que ha demostrado prevenir las enfermedades cardiovasculares asociadas a la diabetes. Tal es así que la metformina es uno de los dos antidiabéticos orales incluidos en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero aún hay más: la metformina también tiene efectos anticancerígenos. Y según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza), la eficacia antitumoral de la metformina puede incluso potenciarse cuando se administra en combinación con un fármaco para la hipertensión arterial denominado ‘syrosingopina’.

Como explica Don Benjamin, co-autor de esta investigación publicada en la revista «Science Advances», «por ejemplo, y partiendo de muestras obtenidas de pacientes con leucemia, hemos demostrado que este cóctel farmacológico mata casi todas las células tumorales y a una dosis que no resulta tóxica para las células normales. De hecho, el efecto queda exclusivamente limitado a las células cancerígenas, pues las células sanguíneas donadas por voluntarios sanos son insensibles al tratamiento».

‘Apagón energético’

La dosis de metformina que se utiliza para tratar la diabetes tipo 2 no es lo suficientemente alta como para inducir un efecto anticancerígeno. En consecuencia, puede suponerse que el ansiado beneficio antitumoral se consiga con la mera elevación de la dosis farmacológica. El problema es que cuando se administra en cantidades elevadas, la metformina no solo combate las células cancerígenas, sino que también se acompaña de unos efectos secundarios que resultan, simple y llanamente, intolerables. Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues encontrar un fármaco que potencie las cualidades antitumorales de la metformina sin aumentar sus efectos adversos. Y para lograrlo, los autores del nuevo estudio combinaron la metformina con más de un millar de fármacos ya disponibles.

Los resultados mostraron que la combinación de metformina y syrosingopina resulta muy efectiva frente a muchos tipos de cáncer. Por ejemplo, logró curar completamente el tumor en muchos modelos animales –ratones– con cáncer de hígado. Y en aquellos casos en los que no se logró una erradicación total de la enfermedad, el tratamiento combinado se asoció con una reducción muy significativa tanto del volumen tumoral como del número de nódulos tumorales.

"Este cóctel farmacológico mata casi todas las células de la leucemia y a una dosis que no resulta tóxica para las células sanas" Don Benjamin

Y este efecto anticancerígeno ‘potenciado’, ¿cómo se explica? Pues porque la metformina no solo reduce los niveles de glucosa en sangre, sino que también bloquea la cadena respiratoria de las mitocondrias –esto es, los orgánulos responsables de dotar de energía a las células–. Y a todo ello se aúna que la syrosingopina, entre otras muchas funciones, inhibe la degradación de los azúcares. En consecuencia, esta combinación farmacológica interrumpe los procesos vitales que proporcionan la energía a la célula. Un aspecto fundamental en el caso de las células cancerígenas, mucho más susceptibles a los ‘cortes energéticos’ dado que su actividad metabólica incrementada y su rápido crecimiento requieren de un consumo muy elevado de energía. Así, y una vez su fuente energética se ve reducida, las células tumorales no tienen más remedio que activar su programa de muerte programada –o ‘apoptosis’.

Mejor en compañía

Es más; el estudio no solo muestra la eficacia de este nuevo cóctel farmacológico, sino que constata que la inhibición de la cadena respiratoria mitocondrial es un mecanismo clave en el crecimiento tumoral. Y si esta disminución de la proliferación de las células cancerígenas se ve potenciado con la administración de un fármaco antihipertensivo, mejor que mejor.

Como concluye Don Benjamin, «en nuestro trabajo hemos sido capaces de demostrar que dos fármacos ya conocidos inducen un efecto más profundo sobre la proliferación de las células tumorales que cada fármaco por separado. Así, nuestros resultados apoyan el desarrollo de enfoques combinados para el tratamiento de los pacientes con cáncer. Además, nuestro estudio puede tener implicaciones para la aplicación clínica futura de tratamientos combinados dirigidos a las necesidades energéticas de las células tumorales».


Una combinación de fármacos esperanzadora

lunes, 9 de enero de 2017

¿Cuál es la mejor manera de hacer deporte tras las fiestas?

Que el deporte es bueno para la salud nadie lo duda. Y que es el propósito más escuchado cada 1 de enero tampoco: “este año, de verdad, voy a hacer ejercicio y me voy a apuntar al gimnasio”. Pero a medida que pasan los meses esa promesa se va diluyendo. Lo más importante, indican los expertos, es plantearse qué tipo de entrenamiento queremos realizar, a qué punto vamos a llegar y si es el más adecuado para nuestra edad, características y estilo de vida.

La proliferación de gimnasios, de carriles bici y de zonas habilitadas para correr facilita la decisión. Y así, muchos deciden apuntarse a competiciones y a maratones, lanzándose a una nueva aventura. Sin embargo, “hay muchas personas que ni siquiera obtienen beneficios cuando hacen deporte porque lo que están haciendo es dañino para su salud”, asegura el Dr. Calabuig, cardiólogo de la Clínica Universidad de Navarra. ”Los cardiólogos queremos que las personas hagan deporte porque es muy recomendable, pero el ejercicio mal hecho, sin control médico y sin los conocimientos necesarios, puede ser muy perjudicial a largo plazo”, añade. Todas aquellas personas que practiquen deporte “deberían hacerse un chequeo deportivo para conocer su situación, analizar riesgos, descartar enfermedades, como patologías coronarias, y establecer un entrenamiento individual para obtener el máximo rendimiento deportivo, indica el Dr. Calabuig.

Los profesionales del Área de Medicina Deportiva de la Clínica valoran diariamente a todo tipo de deportistas, desde los que se inician hasta los deportistas de élite. El chequeo médico deportivo está dirigido a las personas que hagan deporte de manera regular, tanto profesionales para mejorar el rendimiento con seguridad, como niños, para diseñar una actividad deportiva que no afecte a su crecimiento, personas que empiezan a practicar deporte, para que puedan hacerlo de manera saludable, o enfermos crónicos (por ejemplo obesos) para evitar riesgos. Se les informa de su situación real y los parámetros que deben trabajar para mejorar.

La valoración médica deportiva incluye una prueba de esfuerzo cardiopulmonar con análisis de gases, para determinar el estado de forma y el rango óptimo de frecuencia cardíaca para el entrenamiento; un electrocardiograma para descartar arritmias y otras alteraciones cardíacas (en caso de detectarse alteraciones, se incluye la consulta con un cardiólogo de la Clínica), análisis de la pisada, para cuantificar las presiones en la superficie del pie y determinar si existe sobrecarga en alguna zona del mismo, así como recomendaciones del nivel y tipo de trabajo aeróbico para una práctica deportiva segura, con el objetivo de retrasar la aparición del umbral anaeróbico y lograr por lo tanto un mejor rendimiento deportivo.



Resulta importante hacer un deporte adaptado a cada necesidad