Publicitat

martes, 26 de septiembre de 2017

Expertos alertan de que se puede morir antes por falta de sueño que de comida

  • Expertos de la Sociedad Española del Sueño (SES) han alertado de que se puede morir antes por falta de sueño que por falta de comida, como consecuencia de todos los procesos biológicos que se originan mientras se duerme
Expertos de la Sociedad Española del Sueño (SES) han alertado de que se puede morir antes por falta de sueño que por falta de comida, como consecuencia de todos los procesos biológicos que se originan mientras se duerme.

«El sueño es el número uno de la salud. No se puede vivir más de seis días durmiendo menos de cuatro horas», ha asegurado el presidente de la SES, Joaquín Terán Santos, con motivo de la celebración, el próximo viernes 17 de marzo, del Día Mundial del Sueño que, precisamente, lleva por lema 'Dormir profundamente, nutre la vida'.

Sin embargo, y pese a la importancia que tiene un buen descanso, se calcula que el 30 por ciento de los españoles duerme menos de siete horas al día. Una falta de sueño que puede aumentar el riesgo cardiovascular, la mortalidad e, incluso, la aparición de algunos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de mama.

De hecho, diversos estudios han mostrado que dormir menos de cuatro o cinco horas al día aumenta un 12 por ciento el riesgo de muerte, si bien el porcentaje es similar en los casos en los que se duerme más de 9 o 10 horas.

Aunque las apneas, insomnios o síndromes de piernas inquietas son los responsables de que el 45 por ciento de la población a nivel mundial tenga problemas de sueño, Terán Santos ha alertado de que la falta de sueño suele estar también provocada por la poca conciencia que hay sobre la importancia que tiene para la salud.

«Dormir bien es un derecho que suele estar violentado. El tiempo de sueño se suele atacar, hipotecar y reducir para hacer otras tareas, como por ejemplo trabajar o realizar actividades ociosas, pero al día siguiente se produce un impacto en la salud cardiometabólica y neurocognitiva», ha recalcado el presidente de la SES.

De la misma opinión se ha pronunciado la doctora de la Unidad Multidisciplinar de Medicina del Sueño de la Clínica Vistahermosa de Alicante, Paula Giménez, quien ha avisado de que las consecuencias de la pérdida de sueño «no se recuperan».

Ahora bien, en situaciones normales, el reloj biológico es el que marca las horas de sueño que se necesitan, lo que explica que los niños necesiten dormir muchas más horas que las personas mayores, quienes, además, suelen echarse una siesta para compensar la falta de sueño durante la noche.

En este punto, y en relación a la importancia de las siestas, el doctor del Instituto Universitario Quirón Dexeus y del Hospital General de Catalunya en Barcelona, Francisco Javier Segarra, ha alertado de que, a nivel general, las siestas «nunca» deben ser un mecanismos compensar del sueño que se roba durante la noche. «Las siestas son recomendables siempre y cuando se hagan en el momento adecuado y no se prolonguen mucho», ha enfatizado.

Por ello, y con el objetivo de ayudar a las personas a tener una óptima calidad del sueño, el experto ha aconsejado tener horarios regulares; realizar rutinas previas antes de acostarse; hacer ejercicio físico de forma regular; evitar cenas copiosas y ricas en tirosina y comer alimentos ricos en triptófano; y dormir en silencio, con una oscuridad absoluta y con una temperatura entre los 18 y 21 grados.

Además, el doctor Segarra ha destacado la importancia de no utilizar dispositivos electrónicos antes de dormir porque la luz que emiten puede alterar el sueño. En el caso en el que se utilicen, ha aconsejado utilizar aplicaciones que filtren la luz azul, «la más dañina», y las vuelvan anaranjadas.

Finalmente, y con el objetivo de aumentar la concienciación social sobre la importancia que tiene dormir bien, el presidente de la SES ha solicitado a las autoridades sanitarias aumentar los recursos y la investigación sobre el impacto que tiene el sueño en la calidad de vida de las personas y, por tanto, en la productividad del país.

«La política sanitaria ligada al sueño está en deuda en España. Y es que, por ejemplo, no hay ni un hospital donde se reconozca el derecho al sueño, por lo que es algo sobre lo se necesita mejorar, desarrollar políticas activas y aumentar los recursos», ha zanjado Terán Santos.

El insomnio puede ser un peligro para la salud

viernes, 22 de septiembre de 2017

La incidencia de cáncer crece en España pero aumenta la tasa de supervivencia

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

21/09/2017 14:18

MENORCA, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), María José Sánchez, ha afirmado este jueves en Menorca que se observa un aumento de la incidencia en muchos tipos de cáncer pero, por otra parte, también se aprecia una mejora de las tasas de supervivencia entre los afectados lo que, según ha destacado, se debe a mejoras de diagnóstico, calidad asistencial y tratamientos.

En el caso de los cánceres relacionados directamente con el consumo de tabaco, Sánchez ha apuntado que ha bajado la incidencia entre los hombres, pero, en cambio, ha aumentado entre las mujeres, aunque en general el número de casos entre ellas es más bajo que el de los hombres. Otros cánceres como el colorrectal siguen aumentando en ambos grupos de población.

En este punto, la presidenta de Redecan ha recordado que una tercera parte de los cánceres se podrían evitar con cambios en el estilo de vida porque están relacionados con factores como la alimentación, el consumo de alcohol o tabaco y la falta de ejercicio físico.

En la comparación con la tasa de supervivencia en Europa, España está muy próxima a la media europea en la mayoría de los tumores estudiados. Sin embargo, en cuanto la incidencia, se aprecia un factor geográfico muy claro y es que la mayoría de cánceres tienen más incidencia en los países del norte que en el sur de Europa, exceptuando algunos casos concretos como los de laringe, labio o vejiga. Sánchez ha añadido que incluso dentro de España se da la misma tendencia, con más cánceres en general en la zona norte que en el sur.

Por otro lado, en España se da una incidencia de cáncer infantil similar a la del resto de Europa. Esto implica 156 casos anuales por cada millón de niños, es decir, que se diagnostican cada año 1.100 nuevos casos de cáncer a niños de entre 0 y 14 años.

Según ha explicado el presidente del Registro Español de Tumores Infantiles Reto-Sehop, Rafael Peris-Bonet, "con los datos que tenemos no se aprecia un aumento significativo de la incidencia de cáncer infantil desde los años 90".

"Lo que sí se observa es una mejora importante de la supervivencia", ha dicho. En concreto, entre los años 80 y el 2000, la tasa de niños que sobreviven al cáncer ha pasado del 50 por ciento a un 78 por ciento, gracias a mejoras en los diagnósticos, clasificaciones de riesgo, tratamientos y protocolos.

Los registros poblacionales del cáncer son la principal fuente de información y sirven para orientar a las autoridades sanitarias a la hora de tomar medidas, pero deben adaptarse a las nuevas realidades y avances tecnológicos.

Con este objetivo se reúnen estos días numerosos expertos en el encuentro organizado por Redecan y la Dirección General de Salud Pública del Govern en la Escuela de Salud Pública de Menorca que se celebra en el Lazareto del puerto de Mahón.

"Los registros siempre han estado muy vinculados a la vigilancia epidemiológica pero debemos dar un paso más e incorporar más información sobre diagnósticos, tratamientos y marcadores para que sean de máxima utilidad para profesionales y pacientes", comenta Sánchez.

Las nuevas estrategias que se preparan contra el cáncer pasan también por consolidar los registros existentes y favorecer la creación de nuevos. Según ha recalcado la directora general de Salud Pública del Govern, Maria Ramos, algunas Comunidades Autónomas todavía no disponen de registro y otras tienen alguno que abarca sólo una zona.

Es el caso de Baleares, que tiene un registro poblacional de cáncer en Mallorca, pero aún no se ha ampliado a Menorca ni a Ibiza, a pesar de que ha habido intentos. En conjunto, los 15 registros que hay en España cubren los datos de una tercera parte de la población.


El tabaco es, una vez más, el gran enemigo a batir

jueves, 21 de septiembre de 2017

El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronarios

  • Los afectados por este tipo de ataques cardiacos son más jóvenes y la mitad mujeres
  • El estrés emocional eleva el riesgo de infarto sin tener problemas coronariosMás de 30.000 especialistas, de 140 países, participan en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona 
El estrés emocional y las enfermedades psiquiátricas –depresión, ansiedad, etcétera– aumentan el riesgo de sufrir un infarto de miocardio con arterias coronarias normales y, además, empeoran su pronóstico, según un estudio del hospital Universitario de Getafe que se presentó ayer en el congreso europeo de cardiología que se está celebrando en Barcelona. Según explicó en rueda de prensa el responsable del estudio, Joaquín Alonso, aunque la mayoría de ataques al corazón se producen por la obstrucción de las arterias del corazón a causa de un coágulo que se produce sobre un estrechamiento de las vías coronarias, hay otro tipo de infartos –que suponen entre el 5% y el 13% del total– que lo sufren personas sin lesiones obstructivas, y es entre estos pacientes en los que se ha detectado la influencia de la esfera psicológica.
  • Los infartos de miocardio con arterias sin lesiones obstructivas son un 5%-13% del total

El equipo del doctor Alonso ha comparado los aspectos sociales –estado civil, desempleo, trabajo nocturno o por turnos, consumo de drogas, práctica de deportes....– y emocionales –trastornos psiquiátricos, dolor de cabeza crónico, estrés emocional...– de todas las personas ingresadas con diagnóstico de infarto en el hospital de Getafe durante dos años. Y sus conclusiones son que, en el caso de los infartados sin problemas coronarios, el 29% tenía historia psiquiátrica previa y el 80% reconocía una situación de estrés emocional antes del ataque, mientras que entre los infartados con lesiones obstructivas estos porcentajes era el 11% y el 30%. El estudio también detectó que los primeros acostumbran a tener más dolor de cabeza crónico (11% frente al 3,5%), que la edad a la que se producen este tipo de ataques no obstructivos es más baja (61 años de media frente a 66) y que son más habituales entre mujeres (50% frente al 20% con infartos normales). En cambio, los investigadores han visto que los condicionantes sociales –el estado civil, el desempleo, el empleo precario, la práctica deportiva...– no son relevantes, no arrojan diferencias entre unos y otros infartados.

El doctor Alonso explicó que de momento es difícil saber por qué determinadas alteraciones psicológicas pueden hacer a una persona más proclive a sufrir un infarto aún sin tener problemas en las arterias, pero apuntó que una de las teorías podría ser el aumento de los niveles de adrenalina que provoca el estrés emocional, lo que a su vez aumenta el consumo de oxígeno, una disfunción del endotelio (capa interna de las arterias) y favorece la formación de coágulos. “Lo que sí confirmamos es la máxima de mens sana in corpore sano, la influencia de la esfera psicológica en otros órganos del cuerpo y su correcto funcionamiento, y la necesidad de realizar más estudios en este ámbito y de incidir en la prevención mediante la búsqueda de una vida emocional más saludable”, enfatizó.

En este sentido, el equipo de Alonso ha ampliado ahora su trabajo para analizar y cuantificar qué tipo de alteraciones emocionales o enfermedades psiquiátricas, y con qué intensidad, presenta cada paciente.

ELECTROCARDIOGRAMA
Barato y efectivo en jóvenes

El electrocardiograma (ECG) es una herramienta económica y efectiva para detectar enfermedades cardiovasculares y la muerte súbita, por lo que todos los jóvenes deberían someterse a esta prueba y repertirla cada dos años si se hace deporte (anualmente para alta competición). Así lo aseguró el responsable de cardiología del hospital Josep Trueta de Girona, Ramon Brugada, tras comentar los resultados del estudio sobre la eficacia del ECG para cribar la enfermedad cardiovascular que se realiza entre los alumnos de 4.º de ESO de Banyoles desde el 2012.

NUEVO BIOMARCADOR
Predecir infartos en un análisis

Teresa Padró, investigadora del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC), ha presentado en el congreso de cardiología un nuevo biomarcador que ayudará a predecir los infartos hasta tres años antes de que sucedan. Se trata de medir con un análisis de sangre el nivel de las microvesículas (partículas que se derivan de las células) en el plasma. Según el estudio realizado entre pacientes con hipercolesterolemia familiar, niveles altos de microvesículas circulantes indican más riesgo de infarto al margen de los niveles de colesterol del paciente.

FIBRILACIÓN AURICULAR
Mejor control de los pacientes

Es necesario ampliar el control de los pacientes con fibrilación auricular –la arritmia más frecuente– tratados con anticoagulantes porque tienen un alto riesgo de infarto, insuficiencia cardiaca y muerte cardiovascular, según el estudio realizado por Francisco Marín, del servicio de cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia). Marín enfatiza que los médicos se centran en prevenir el ictus en estos pacientes pero no se presta suficiente atención a otros factores –como peso, hipertensión, insuficiencia renal...– que disparan el riesgo cardiovascular.


La importancia de tener una vida sin estrés

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Cuanto más caro es un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil


  • Un estudio realizado en la Unión Euroepa confirma que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico

Cuanto más caro sea un paquete de cigarrillos, menos mortalidad infantil asociada con el consumo de tabaco. Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en la revista «JAMA Pediatrics» que ha analizado cerca de 54 millones de nacimientos en 23 países de la Unión Europea entre 2004 y 2014 y que ha analizado si las diferencias entre el precio del tabaco se relacionaba con la mortalidad infantil.

Los investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido), han encontrado una asociación entre las tasas de mortalidad infantil y las diferencias en el precio entre cigarrillos. Los autores dicen que la eliminación de los cigarrillos más ‘económicos’ del mercado puede ayudar a reducir las muertes infantiles a nivel mundial. Gracias a las medidas fiscales e impuestos, los cigarrillos en los países de la Unión Europea son más caros que nunca; sin embargo, todavía hay en el mercado cigarrillos económicos disponibles. 

«En este estudio, encontramos que la disponibilidad de cigarrillos más baratos se asocia con más muertes infantiles», señala el coordinador de la investigación, Filippos Filippidis.

Durante los diez años que se prolongó el estudio, la mortalidad infantil disminuyó en todos los países de 4,4 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2004 a 3,5 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2014. Paralelamente, el precio de las cajetillas de tabaco aumentó durante este tiempo en todos los países estudiados. La diferencia entre los cigarrillos de precio medio y los económicos varió de 12,8 por ciento a un 26% durante el periodo de estudio.

Los resultados mostraron lo siguiente: el incremento en el precio de los cigarrillos se asoció con una reducción en la mortalidad infantil. Así, un incremento de 1 euro por paquete en el precio medio del cigarrillo se relacionó con 0,23 muertes menos por cada 1.000 nacidos vivos en el mismo año y 0,16 menos muertes por cada 1.000 nacidos vivos en el año siguiente. Sin embargo, una subida del 10% en el precio del tabaco se relacionó con 0,07 más muertes por cada 1.000 nacidos vivos al año siguiente. Esto significa que podrían haberse evitado 3.195 muertes infantiles si no hubiera habido diferencia de precio entre los diferentes productos de tabaco durante el tiempo de estudio.

Doble efecto

Se ha demostrado es que el aumento del precio de los cigarrillos reduce el consumo de tabaco en la población general y es una medida particularmente eficaz para fomentar a los jóvenes el abandono tabáquico. ¿Y la mortalidad infantil? Según los autores, la relación entre la menor mortalidad infantil y el aumento de precio en el tabaco se debe probablemente a una menor exposición al humo de ‘segunda mano’ o tabaquismo pasivo entre las mujeres embarazadas y los lactantes, especialmente en el hogar. También, sugieren, podría ser porque hay menos mujeres embarazadas fumadoras.

Pero el estudio también ha observado otro dato interesante. A pesar que los gobiernos de la UE han penalizado el consumo de tabaco con más impuestos haciendo que sean más caros, las compañías tabacaleras han respondido con diferentes estrategias de precios, gravando las cajetillas ‘premium’, lo que provoca una brecha de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio, una situación que permite a los fumadores la opción de cambiar a productos más baratos, haciendo que las subidas de impuestos sean menos eficaces.

«El aumento de la fiscalidad sobre el tabaco es una estrategia muy eficaz para proteger la salud infantil», afirma el investigador Christopher Millett. «Nuestros resultados sugieren que la política de impuestos sobre el tabaco debe diseñarse no solo para aumentar el precio promedio de los cigarrillos, sino también para eliminar la diferencia de precios entre los cigarrillos de mayor y menor precio», añade el investigador del estudio.


Cuanto más caro, menos se fuma y menos afecta a la infancia

lunes, 18 de septiembre de 2017

Por si había dudas: sí, el ocio beneficia seriamente la salud

  • ¿Renunciar a las vacaciones? Mejor no
  • Tener tiempo libre es crucial para el bienestar físico y psicológico
"No tengo vida" y «necesito desesperadamente unas vacaciones» son dos de las frases que con más frecuencia tuitean los famosos y los personajes públicos. Pero ojo: no se trata de una queja, sino más bien de un alarde de agenda. Silvia Bellezza, investigadora de la Universidad de Columbia (EEUU), denomina este tuiteo como humblebragging, un término anglosajón acuñado hace poco para aludir a la falsa modestia de las celebrities. Sin embargo, la carencia de tiempo libre se ha convertido en algo de lo que presumir, con independencia de si se es popular o no. «Si alguien nos pregunta '¿cómo estás?', ya es raro que contestemos 'bien, gracias'; solemos responder con un '¡ocupado!'», asegura Bellezza. 

Por eso hace un año inició una investigación junto a la Universidad de Harvard para averiguar si vivir con la agenda tan a rebosar influye positivamente en cómo nos ven los demás. La conclusión fue un rotundo sí. Han quedado atrás los días en los que vivir ocioso, sin nada que hacer excepto disfrutar del tiempo libre, era sinónimo de alto estatus; ahora despiertan admiración las personas superocupadas.

 «En Estados Unidos gozan de más prestigio las personas que trabajan todo el tiempo y no tienen ni un momento de respiro», explica Bellezza. «Cuanto más se asienta la creencia de que el trabajo duro es lo que nos da opciones de prosperar y ascender en el escalafón social, más valoramos a quienes renuncian al tiempo libre y trabajan a todas horas», añade. Según la investigadora, «percibimos que las personas muy ocupadas poseen dos rasgos humanos claves y envidiables: son ambiciosas y competitivas». Y claro está: queremos parecernos a ellas.

La paradoja es que ese ritmo de vida a ful que veneran las sociedades occidentales tiene consecuencias negativas para la salud. No disponer de tiempo libre nos aleja bastante de lo que entendemos por bienestar. Entre otras cosas, porque el corazón se resiente cuando nos hundimos bajo montañas de trabajo.

Un reciente estudio británico basado en más de un millón de trabajadores reveló que las personas que trabajan más de 55 horas semanales tienen un 33% más de riesgo de sufrir un infarto que quienes se limitan a una vida laboral de 35 ó 40 horas a la semana. Además, quienes renuncian a las vacaciones -la última ocurrencia de los trabajólicos- deben saber que el riesgo de sufrir un ataque cardíaco se duplica. En definitiva, llegar a viejo es bastante más difícil si vivimos para trabajar que si trabajamos para vivir. En Japón incluso tienen una palabra para eso: karoshi, que significa muerte por exceso de trabajo.

TRABAJAR MÁS DE 60 HORAS A LA SEMANA TRIPLICA LA APARICIÓN DE TUMORES

A esto hay que sumarle que el cuerpo en forma de manzana, un tipo de obesidad que fomenta la acumulación de grasa alrededor de órganos vitales, también está directamente relacionada con el exceso de curro y con la predisposición a enfermar. A ello se añade que somos más vulnerables a la diabetes, la artritis y el cáncer cuantas más horas pasamos trabajando. 

Dedicar más de 60 horas semanales a lo laboral triplica la incidencia de tumores, algo que los científicos atribuyen a que el exceso de estrés provoca cambios fisiológicos que reducen el número de las denominadas células asesinas o NK (por las siglas inglesas de natural killer). Sin ellas en primera línea de defensa, las células cancerosas lo tienen mucho más fácil para hacer de las suyas.

Desde el punto de vista de la neurociencia, la ausencia de tiempo libre es a todas luces insana. «El exceso de trabajo es un estresor crónico, y sabemos que el estrés continuado produce una elevación a largo plazo de los niveles de cortisol que es tóxica para el cerebro», explica Michael Valenzuela, investigador a la cabeza del Grupo de Neurociencia regenerativa de la Universidad de Sidney (Australia). «En esencia, conduce a la pérdida de neuronas y a fallos en la función cerebral», añade el investigador. De hecho, en su opinión, el equilibrio entre trabajo-ocio no debería considerarse una opción, ni siquiera un estilo de vida, sino un elemento indispensable para la salud cerebral.

ABURRIMIENTO.

 Y no sólo eso. Si pretendemos ser creativos e innovadores, no hay nada más contraproducente que ocupar todo nuestro tiempo. Es más, estudios recientes revelan que para dar rienda suelta a la creatividad es imprescindible aburrirse un poco. Cuando nos invade el hastío, o mientras soñamos despiertos, se activa en la sesera la red neuronal por defecto (RND), un entramado de células nerviosas vinculado con el ingenio y la inventiva. Por el contrario, cuando no tenemos tiempo ni para respirar la actividad de la RND se suprime casi por completo. Eso implica que viviendo para trabajar perdemos la capacidad de conectar experiencias pasadas, proyectar hacia el futuro e imaginar

Que infravaloramos el ocio se nota especialmente cuando, después de una estresante vida carente de tiempo libre, llega el momento de la jubilación. «En ese momento las actividades de ocio son aún más importantes, porque venimos de tener un nivel alto de estímulos sociales, mentales y físicos proporcionados por la actividad laboral», advierte Valenzuela. «Si esos estímulos desaparecen de golpe, nuestra sesera corre un serio peligro», añade. 

Al fin y al cabo, el cerebro, como los músculos, necesita acción y estimulación constantes para no debilitarse. Conociendo como conocemos nuestro órgano pensante, el investigador asegura que debería ser prioritario planificar lo que haremos al dejar de trabajar. Porque, reflexiona, «¿qué sentido tiene disfrutar de 20 ó más años de jubilación si nuestro cerebro deja de funcionar?».


El exceso de trabajo triplica la aparición de tumores cancerígenos

viernes, 28 de julio de 2017

¡Felices vacaciones! Bones vacances!

Al final han llegado las vacaciones de verano y en ABL nos tomamos unos merecidos días de descanso.
Este año cerramos desde el 29 de julio hasta el 3 de septiembre, ambos inclusive, por lo que seguiremos con nuestra tarea de informar sobre el cáncer, luchar contra el tabaco y de dar apoyo a tod@s l@s laringectomizad@s a partir del 4 de septiembre.
Esperamos que paséis unas buenas vacaciones.
¡Hasta septiembre! ¡Fins el setembre!


Associació Barcelonesa de Laringectomitzats
¡Feliz Verano! Bon Estiu!

jueves, 27 de julio de 2017

Tabaco y alcohol principales causas del cáncer de cabeza y cuello

(Ahora Córdoba-27/07/2017)- El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba recuerda que el consumo de tabaco y alcohol son factores de riesgo para desarrollar un cáncer de cabeza y cuello en el Día Mundial de estos tumores, que se conmemora hoy para atraer la atención social acerca del cuidado, control y prevención de los mismos.

El cáncer de cabeza y el cuello está constituido por aquellos tumores localizados en la cavidad oral, la faringe, la laringe, las glándulas salivales, los senos paranasales y el cuello. Constituye uno de los tumores más frecuentes del organismo (el quinto), es casi dos veces más habitual en hombres que en mujeres y suele aparecer a partir de los 40 años.

Dia Internacional del Cáncer de cabeza y cuello

Según explica la directora de la unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital Reina Sofía, Alicia Dean, “los principales factores de riesgo de estos tumores son el consumo de tabaco y alcohol, pero en los últimos años ha aumentado su relación con la infección del virus del papiloma humano (HPV). En este sentido, añade “una persona que fuma 20 cigarrillos al día durante 20 años presenta 20 veces más riesgo de padecer este cáncer que un no fumador. Y lo mismo ocurre en bebedores crónicos de alcohol”.

Sólo en un tercio de los pacientes la enfermedad se detecta en estadios tempranos, por lo que la mayoría se diagnostica en estadios avanzados. De hecho, las tasas de curación de estos tumores están entre un 75 y un 90% en los casos en los que se diagnostica en estadios iniciales y entre un 40 y 50% en estadios avanzados.

Por ello es importante conocer los posibles síntomas de alerta. Estos síntomas pueden ser disfonías prolongadas, dificultad para tragar, úlceras de la boca que no curan o ‘bultos’ en el cuello, por lo que se recomienda consultar al médico lo antes posible si aparece alguno. Además, el diagnóstico de estos tumores puede ser sencillo, simplemente explorando la boca, la garganta o el cuello. La detección precoz es un factor clave en el pronóstico y para reducir las secuelas de los tratamientos en estadios avanzados, según explica el especialista de la unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital, Rafael Arévalo.


27 de julio. Día mundial del cáncer de cabeza y cuello

miércoles, 26 de julio de 2017

El tratamiento experimental para el cáncer que le devolvió el color al cabello canoso de los pacientes

  • De los 52 pacientes con cáncer de pulmón, 14 sufrieron una transformación en la pigmentación de su cabello.
(BBC Mundo Ciencia)-De canoso a negro o marrón oscuro. Este fue el cambio que experimentó el cabello de un grupo de pacientes que participaba en un estudio que evalúa la efectividad de un tratamiento para el cáncer con nuevos fármacos de inmunoterapia.
Dado que la caída del cabello es uno de los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia, el cambio de pigmentación tomó por sorpresa a los investigadores.

De los 52 pacientes con cáncer de pulmón, 14 recuperaron el color que tenían de jóvenes.

"Fue un efecto secundario totalmente inesperado", le explica a BBC Mundo Noelia Rivera, dermatóloga de la Universidad Autónoma de Barcelona y coautora del estudio.

Cabello de la juventud

Cuando el primer paciente consultó a los investigadores por esta transformación, el equipo creyó que se trataba de un caso aislado.
  • Los investigadores aún no han logrado descubrir el mecanismo que da lugar a esta transformación.
Pero al conversar con otros pacientes y analizar fotos tomadas antes y después del tratamiento, concluyeron que los fármacos Keytruda, Opdivo y Tecentriq propiciaron un cambio.

En 13 pacientes el pelo se tornó de color marrón oscuro o negro y en uno solo se colorearon algunos sectores.

Del resto, en algunos no se pudieron constatar cambios porque no tenían canas en el momento del tratamiento y en otros que sí eran canosos no se registraron cambios.

Algo que resultó difícil verificar al 100% es si los pacientes que observaron un cambio de color recuperaron el color que tenían en su juventud o si se les volvió más oscuro.

"Los pacientes nos explican que es el color que tenían de jóvenes, pero como la mayoría de nuestra población (en España) tiene el pelo de color marrón oscuro o negro y no tenemos gente rubia en el estudio, no podemos decir con absoluta seguridad de que no se trate de un oscurecimiento inespecífico", explicó Rivera.

Remedio contra las canas

Un factor interesante asociado al cambio, es que parece indicar que el tratamiento está funcionando para el paciente.

Todos -excepto uno- de los 14 pacientes que manifestaron un cambio de pigmentación respondieron bien al tratamiento.

Sin embargo, Rivera aclara que esto por ahora entra en el terreno de la especulación, ya que el estudio aún no ha finalizado y el tratamiento se encuentra en plena fase de investigación.
  • Si se descubre el mecanismo del cambio de coloración, se podrían desarrollar otro tipo de fármacos para tratar las canas.
Lo que muchos se preguntan ahora es qué posibilidades hay de desarrollar un tratamiento para revertir las canas a partir de este hallazgo.

En principio, explica la investigadora, estos fármacos no pueden usarse en gente sana con con fines estéticos porque tiene efectos colaterales muy serios.

"El medicamento bloquea el mecanismo por el cual el cuerpo se defiende de las enfermedades autoinmunes, y si lo quitamos puede inducirlas", dice.

"Puede provocar todo tipo de enfermedades autoinmunes del sistema endocrino, puede alterar la tiroides y otros órganos, las glándulas suprarrenales, la hipófisis, puede afectar al hígado de forma autoinmune...".

No obstante, Rivera señala que si se descubre el mecanismo por el que se revierten las canas -algo que han intentado pero hasta ahora no han logrado descifrar- se podría "buscar alguna otra molécula, o alguna vía de administración con esta diana para desarrollar un fármaco más seguro con esta intención."


Un curioso efecto secundario del tratamiento contra el cáncer

martes, 25 de julio de 2017

Un juez avala el derecho a faltar al trabajo por el cáncer de un familiar

La empresa Privalia debe readmitir a un empleado al que despidieron por los frecuentes permisos que tomaba para acompañar a su esposa al hospital
Un juzgado de Barcelona ha condenado a la empresa Privalia a readmitir a un trabajador al que despidieron debido a los frecuentes permisos que tomaba para acompañar a su esposa, enferma terminal de cáncer, en el hospital, así como a indemnizarle con 15.625 euros y pagarle 92.781 de atrasos.

El titular de Juzgado Social número 21 de Barcelona, en su sentencia, ha declarado nulo el despido, que se produjo en 2015, por "vulnerar el derecho fundamental a la no discriminación" del trabajador, que se ausentaba a menudo debido a la grave enfermedad de su esposa, una circunstancia personal que "en ningún caso puede ser causa de despido".

En la sentencia también se estipula que la empresa, dedicada a la venta en línea de artículos de moda a precios reducidos, deberá readmitir al trabajador, defendido por el bufete Colectivo Ronda, a abonarle una mensualidad, una liquidación de vacaciones y 669 días de sueldo desde su despido a la anulación de éste, lo que asciende a 89.157 euros, además de pagar una indemnización de 15.625 euros por daños y perjuicios a causa de la vulneración de un derecho fundamental.

El hombre fue despedido en julio de 2015, aunque recibió un preaviso con cuatro meses de antelación, en una carta donde se le comunicaba un "despido disciplinario" debido al supuesto "rendimiento por debajo de los parámetros mínimos de calidad" por su parte.

La esposa del trabajador había sido diagnosticada de una neoplasia en la mama izquierda el año 2011 y la empresa tenía conocimiento de su enfermedad, por lo que el demandante hacía uso frecuente, bajo autorización, de permisos para acompañarla durante sus visitas e ingresos hospitalarios.

Según el juzgado, los motivos de la empresa para despedir al trabajador fueron "una causa aparente" y sin "justificación objetiva y razonable", teniendo en cuenta que los informes y un testigo bajo el que trabajaba el demandante confirmaron que su rendimiento era "correcto".

Asimismo, la sentencia reconoce que "no encaja en parámetros lógicos" que al trabajador se le concediera un preaviso de cuatro meses, si en la carta de la empresa se decía que la disminución de su rendimiento era "continuada y voluntaria", por lo que se determina que el despido fue "en base a una discriminación".


Acompañar un familiar enfermo de cáncer no es motivo de despido

lunes, 24 de julio de 2017

Com protegir la gola a l'estiu

A l'estiu la gola es descuida més a causa del canvi de rutina i d'hàbits, de manera que, si es volen evitar patologies que afectin a l'òrgan de la veu, és recomanable no beure coses fredes, "tot i que vingui de gust", ja que això "podria irritar la mucosa orofaríngia, indispensable per a la ressonància i la transmissió del so ", segons la responsable de l'àrea de rehabilitació de la veu de la Unitat de Logopèdia de l'Hospital Quirónsalud Sant Josep, Judith Wuhl de Carli.

Per òrgan de la veu s'entenen "tots els sistemes que treballen coordinadament per produir sons i parla: músculs respiratoris i sistema respiratori amb els seus mucoses, productor de so (laringe) i sistema articulatori i ressonador", ha explicat l'experta.

Precaucions

Hem de tenir cura per evitar "sorpreses desagradables" o alguna patologia indesitjada. És important portar sempre un fulard o un abric lleuger per pal·liar els canvis de temperatura que de vegades, i de manera imprevista, es produeixen d'una manera natural, sobretot en zones de costa; així com cuidar-se dels aires condicionats, la temperatura no hauria de baixar dels 24/26 graus.

"És en els canvis bruscos de temperatura quan els virus aguaiten. D'aquí que calgui evitar posar-se davant d'un ventilador durant un lapse de temps prolongat, com dormir amb un de estàtic, ja que produirà sequedat de mucoses. Això no només ocasiona molèsties a la hora de parlar i canvis en el timbre de la veu, sinó que impedeix que la coberta de l'aparell fonador faci de barrera natural contra els virus i els bacteris ", ha destacat Wuhl de Carli.

A més, l'especialista ha recomanat que, si es va a piscines molt transitades o en les quals no s'estigui molt segur la seva desinfecció o mars que poguessin estar contaminats, "resulta molt beneficiós fer gàrgares i netejar les fosses nasals amb aigua o aigua temperada i sal, almenys abans d'anar a dormir, per eliminar qualsevol sediment no desitjat ".


Cal protegir la gola dels aires condicionats

jueves, 20 de julio de 2017

Un paso hacia las vacunas del cáncer

Investigadores de EE UU y Alemania desarrollan dos antídotos personalizados que demuestran ser viables y seguros en humanos - Atacan directamente a los tumores

La idea de las vacunas contra el cáncer recobra fuerza. No solo una. Habría un fármaco personalizado para cada cáncer y persona. Esa es la terapia viable y con resultados esperanzadores, que plantea ahora la élite científica, con nuevos datos bajo el brazo.

La revista Nature acaba publicar los resultados de dos estudios iniciales en humanos que muestran las posibilidades de crear vacunas para tipos de cáncer concretos en personas específicas. Esta idea ha sido estudiada de manera independiente por dos equipos de investigación, uno liderado por el hospital oncológico Dana Farber de Boston y la Escuela de Medicina de Harvard, en EE UU, y el otro por la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz, en Alemania. Ambos han desarrollado vacunas similares, las han ensayado por primera vez en pacientes y han obtenido resultados parecidos. tanto el equipo de EE.UU. "Nuestro estudio demuestra que las mutaciones individuales pueden ser explotadas, abriendo así un camino a la inmunoterapia personalizada para pacientes con cáncer", aseguran los científicos en el ensayo en Nature. Ambos equipos, tanto el alemán como el norteamericano han creado compañías de biotecnología para desarrollar dichas vacunas.

En el caso del cáncer, las vacunas que se buscan no son preventivas, sino terapéuticas y el objetivo es el tumor. "Están pensadas para enfermos con cáncer avanzado; persiguen lograr que el sistema inmune del individuo reaccione contra las células del cáncer que están presentes", explica la oncóloga gallega y experta en terapias Isabel Lorenzo. "No sabemos a donde llegará este camino. Se han investigado diferentes vacunas para diversos tumores a lo largo de dos décadas: se han probado en cáncer de mama, de próstata, de riñón , melanoma, tumores cerebrales...", relata la doctora. "Estos ensayos muestran la mejora progresiva en todo el proceso de elaboración de estas vacunas, que cada vez son más selectivas y más inmunogénicas", asegura algo escéptica la experta. "Llevamos unos 20 años trabajando en ese mismo sentido en diversos tipos de tumores, si bien cada vez las vacunas conseguidas se perfeccionan más".

Volviendo a los estudios recientes, el primero de ellos, liderado por Catherine Wu en EE UU, creó vacunas con hasta 20 neoantígenos diferentes asociados a las mutaciones en melanomas de seis pacientes. Se llama NeoVax. "El melanoma es un tumor excelente para probar vacunas de este tipo porque reacciona muy bien ante tratamientos inmunológicos de muchos tipos", añade la oncóloga gallega. Y así fue: tras 25 meses de seguimiento, cuatro de los pacientes tratados no habían sufrido una recaída. En dos de ellos, el cáncer había regresado, pero los investigadores lograron hacer retroceder del todo la enfermedad empleando una de las inmunoterapias más convencionales, un fármaco que ataca a las proteínas PD1 con que las células de cáncer se protegen de los linfocitos.

Pero Catherine Wu también está probando en dos pequeños ensayos con pacientes de glioblastoma, el cáncer cerebral más agresivo y difícil de tratar con NeoVax.

En un segundo ensayo alemán, liderado por Ugur Sahin, de la empresa Biopharmaceutical New Technologies (BioNTech), los investigadores crearon vacunas dirigidas a hasta diez mutaciones en 13 pacientes con melanoma. Con una técnica de empaquetamiento de ARN para provocar la respuesta inmune, lograron que ocho de los pacientes permaneciesen libres de tumores tras 23 meses de seguimiento. Cinco de los pacientes sufrieron recaídas antes de comenzar con la vacunación, dos de ellos tuvieron alguna respuesta después de recibirla y uno experimentó una regresión total después de combinar la vacuna con una terapia anti PD1. "La muerte específica de neoantígenos de células tumorales autólogas se mostraron en las metástasis resecadas después de la vacunación de dos pacientes", concluyen los autores del ensayo en fase III:

Los ensayos con vacunas terapéuticas comenzaron en la década de los 80 y usaron diversas formas. Entrenaron en el laboratorio células de defensa que luego se introducían en los pacientes; se probó con fragmentos de proteínas tumorales e incluso con ADN que recogiera información de los tumores y permitiera a las defensas lanzarse contra ellos. Se ensayaron los más variados adyuvantes, sustancias acompañantes que estimulan al sistema inmunitario.

Eso sí, si estas vacunas personalizadas confirman que son eficaces y seguras en próximos ensayos clínicos, el coste podría ser un obstáculo.


El cáncer, cada vez más acorralado

miércoles, 19 de julio de 2017

El estrés emocional crónico puede iniciar el proceso de un cáncer

  • El doctor Pere Gascón ha demostrado que existe una estrecha relación entre la inflamación, el sistema nervioso y el tumor maligno
  • Las personas que se hunden durante meses en una depresión a causa de una muerte cercana están en riesgo
Pere Gascón (Barcelona, 1949), es uno de los máximos exponentes internacionales en la investigación que vincula sistema nervioso –las neuronas, el cerebro– y cáncer. Ejerce en el servicio de Oncología del Hospital Clínic. Fue su responsable hasta el 2015.

Usted ha estudiado la relación entre sistema inmunológico y cáncer.
–Soy inmunólogo tumoral y siempre he investigado el microambiente que rodea al tumor: los linfocitos, los macrófagos... con el fin de atacar al cáncer. Por desgracia, hemos visto que cuando un tumor se ha aposentado bien, las células de su microambiente, que son parte del sistema inmunológico, cambian de chaqueta y se ponen de parte del tumor.

Vaya.
–Sí. Los macrófagos, que estaban para defendernos, se pasan al bando del cáncer. Los fibroblastos, que daban consistencia al tejido conectivo, apoyan al tumor, que las compra y lo favorecen. Así en todos los cánceres.

¿Y en las metástasis? [Diseminación de un cáncer a varios órganos]
–Sabemos que cuando se produce una metástasis existe un nido celular previo que se aprovecha de procesos inflamatorios crónicos asintomáticos, que tenemos en diferentes partes del cuerpo sin saberlo. El cáncer crece en núcleos inflamatorios.

¿Siempre?
-Si. Esto es muy importante. El cáncer siempre surge de un proceso inflamatorio, y crece más en ese ambiente. Es su microambiente.

¿Un ejemplo?
–Fácil: ¿qué hace el tabaco? Causa una inflamación crónica en los pulmones. Fumas e irritas constantemente los bronquios. Eso es un campo abonado –no todos los fumadores lo sufrirán– para que una célula cancerosa anide allí. Para que se produzca una mutación.

¿Qué ocurre en una inflamación?
–Las células del propio tejido inflamado se van multiplicando, con intención de repararlo, hasta que hay un error. La inflamación indica que hay células activadas por un virus, el tabaco, asbestos… No hablo de la inflamación que surge cuando te tuerces un tobillo. Esa no es cancerosa.

¿La solución del cáncer vendrá del propio sistema inmunológico?
–Es uno de los futuros más actuales. Se han identificado las células que impedían actuar al sistema inmunológico que debe defendernos. Esto es una revolución de hace cinco años. Hay fármacos específicos para tratar metástasis por melanoma, cáncer de riñón, y otros. Esas personas, antes morían en pocas semanas y ahora están viviendo hasta cinco años.

"La línea inmunológica puede ser la respuesta al cáncer en la primera mitad del siglo XXI"

¿Es la línea definitiva anticáncer?
–Con el cáncer nunca existirá una línea definitiva. La línea inmunológica, combinada con otras, puede ser la respuesta al cáncer en la primera mitad del siglo XXI. Pero la célula cancerosa se las sabe todas. Se hace resistente. Yo ya no estoy ahí.

¿Y en qué está usted?
–En el desarrollo de algo que identifiqué hace 20 años, cuando trabajaba en EEUU. Descubrí que células del cáncer de mama tenían un receptor [enlace] que es un neurotransmisor [mensajero químico entre neuronas]. Yo siempre he tenido la neurología en la cabeza, y la he estudiado muchísimo. Entonces pensé: si un producto de las neuronas libera una sustancia que se une a un receptor de la célula cancerosa, eso significa que existe una comunicación entre sistema nervioso y cáncer.

¿Lo confirmó?
–Si. Un investigador de Sevilla, Miguel Muñoz, siguió mis publicaciones y demostró que prácticamente en todas las células cancerosas que él estudió existía aquél receptor neuronal que yo encontré. Lo detectó en tumores de colon, próstata, pulmón, cerebro y leucemias.

¿Y qué ocurrió?
–Vimos que esos cánceres también tienen receptores de otro neurotransmisor, la adrenalina. Luego, si en las células cancerosas existen receptores de neurotransmisores, eso significa que el sistema nervioso está dialogando con el cáncer. Y ahora viene lo fuerte.

Adelante.
–Últimamente, hemos demostrado que el sistema nervioso, en general, propicia el crecimiento del cáncer, forma parte de la tumorogénesis, es decir, de la formación y el crecimiento del tumor. Varios investigadores de EEUU han aludido a esa relación en sus publicaciones.

¿Adónde lleva todo esto?
–Hace 20 años que voy detrás de demostrar que existe una conexión entre el sistema nervioso y el cáncer. Y es lógico, porque el sistema nervioso nos regula el rítmo cardiaco, la respiración, el intestino. Todo. La sustancia que yo he estudiado es un neurotransmisor inflamatorio: he observado la conexión entre inflamación, cáncer y sistema nervioso.

¿Esto relaciona al cáncer con los choques emocionales fuertes?
–Por ahí puede ir la cosa. Pero, yo he dicho por activa y por pasiva que las emociones no causan cáncer. El cáncer es consecuencia de un proceso lento, y el organismo tiene una capacidad de regeneración brutal. No es fácil generarlo. Surge de la rotura de muchos sistemas corporales.

"Hay personas de 50 y pocos años que pierden el trabajo y año y medio después les surge un cáncer"

De múltiples coincidencias.
–Si. Cada vez tenemos más evidencias de que cuando una persona sufre estrés crónico, de meses –por la muerte de una persona que te rompe la vida o la pérdida de un hijo–esas emociones conducen a un estrés en el que se liberan citoquinas inflamatorias, sustancias que crean un ambiente proinflamatorio del que no se es consciente. Esto lo hemos visto en personas de 50 y pocos años que pierden el trabajo y año y medio después les surge un cáncer.

¿Si ese parado encuentra otro empleo el proceso maligno se detiene?
–Imposible saberlo. Si el estrés emocional ha durado muchos meses, es posible que el proceso canceroso ya vaya por libre. Lo importante es la cronificación del conflicto.

¿El sistema nervioso potencia las defensas inmunológicas?
–Claro. Cuando el sistema nervioso está equilibrado, las defensas están óptimas. Esto se ha demostrado. Un buen sistema nervioso que permite dormir bien, estar equilibrado y hacer ejercicio físico potencia el sistema de defensas. Y a la inversa, sabemos que los estados estresantes, deprimentes y crónicos, son estados proinflamatorios.

Riesgo de cáncer.
–Lo que causa el cáncer no es la emoción, sino el proceso que conduce a un ambiente celular inflamatorio, que es esa situación personal negativa. El estrés emocional crónico puede poner en marcha el proceso que inicia un cáncer.

¿Qué tipo de estrés es maligno?
–El contínuo, que va ligado a una depresión e impide dormir. Puede tener su origen en el trabajo o en una vida familiar infernal.

¿El control mental de cada persona en esas circunstancias límite es determinante?
– Si.El control mental de cada cual es determinante. Se suma a su predisposisición genética.



La depresión puede determinar el desarrollo de un cáncer

martes, 18 de julio de 2017

Los peores enemigos del cáncer

Los nuevos tratamientos contra el cáncer están cambiando el sino de la batalla contra esta enfermedad, logrando mayores tasas de curación, de supervivencia y de calidad de vida de los pacientes

El cáncer no es una única enfermedad. Bajo este nombre se engloban más de 200 enfermedades. Actualmente es la segunda causa de mortalidad global y, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue responsable en 2015 de 8,8 millones de muertes. Es decir, cerca de uno de cada seis fallecimientos que se producen en el mundo es causado por el cáncer. Aproximadamente el 77% de los casos de cáncer se diagnostican en personas mayores de 55 años. En España, en ese mismo año se diagnosticaron 247.771 nuevos casos.

Sin embargo, los nuevos tratamientos contra el cáncer han cambiado el escenario: el porcentaje de pacientes con cáncer que sobrevive a día de hoy cinco años tras el diagnóstico es de un 70%, %, aunque las tasas de supervivencia pueden variar según el tipo de cáncer que se aborde. Gracias a la investigación biomédica, la mortalidad asociada a la gran mayoría de tumores y al cáncer en general se ha reducido de forma muy significativa en las últimas décadas. Los avances en el abordaje de las enfermedades oncológicas han posibilitado que en los últimos 30 años se hayan salvado más de cuatro millones de vidas solo en Europa.

Y aunque el número de muertes por cáncer crece cada año como consecuencia del aumento de la población y el progresivo envejecimiento poblacional, el porcentaje de pacientes que desarrollan un tumor y fallecen a causa del mismo es cada vez menor. La razón está directamente relacionada con los avances logrados en el campo de la investigación oncológica.

¿Cómo se trata el cáncer?

Básicamente, los distintos tipos de tratamiento frente al cáncer disponibles en la actualidad son:

Cirugía: la extirpación del tumor en el quirófano por un cirujano continúa siendo la base fundamental del tratamiento de la mayoría de los tumores.

Radioterapia: consiste en la utilización de radiaciones ionizantes para destruir las células malignas y hacer desaparecer el tumor o disminuir su tamaño.

Quimioterapia: consiste en la utilización de una serie de medicamentos que, denominados ‘citostáticos’, tienen la capacidad de inhibir la evolución de los tumores malignos restringiendo ciertos mecanismos bioquímicos específicos de la multiplicación de sus células, dificultando así el proceso de división. Estos fármacos constituyen un grupo heterogéneo de compuestos muy diversos que se utilizan de forma preferente, aunque no exclusiva, en el tratamiento del cáncer.

Terapias personalizadas: los avances en el campo de la biología molecular y el desarrollo de novedosas pruebas diagnósticas ha facilitado el desarrollo en las últimas dos décadas de terapias personalizadas –caso, entre otras, de las terapias biológicas y de las inmunoterapias– para muchos tipos de cáncer que han posibilitado una mejora de la esperanza y la calidad de vida de los pacientes.

El coste del cáncer

El abordaje del cáncer representa en torno al 6% del coste de toda la atención sanitaria en los países europeos. El coste de los fármacos antitumorales supuso en 2014 solo el 23% del gasto total de la asistencia sanitaria dedicada al cáncer en la Unión Europea. Es cierto que este porcentaje resulta ligeramente superior al registrado en 2010 –de un 20%–. Sin embargo, este incremento relativo no obedece a un aumento real en la inversión en medicamentos antitumorales, sino a una moderación del crecimiento e, incluso, a la caída de otros capítulos del gasto vinculado al cáncer, como la reducción del tiempo de hospitalización.

De hecho, y por lo que respecta al caso específico de España, el gasto en medicamentos innovadores contra el cáncer se ha mantenido estable desde 2009 hasta la actualidad en términos relativos –en torno a un 10% del gasto farmacéutico total–. Todo ello a pesar de, por una parte, el aumento de la incidencia de los distintos tipos de enfermedades oncológicas registrado en todos estos años y, por otra, la incorporación al arsenal terapéutico de 33 nuevos fármacos antitumorales en los últimos cuatro años.

Esfuerzo investigador

La incorporación al arsenal terapéutico de nuevos tratamientos antitumorales ha posibilitado que la mortalidad asociada al cáncer se haya reducido en hasta un 22,6% en menos de tres décadas –desde 1990 hasta la actualidad–. El porcentaje de pacientes con cáncer que sobrevive a día de hoy un mínimo de cinco años tras el diagnóstico se establece en un 70% –frente al 57% en el año 1990.

La razón para estos avances se encuentra en el esfuerzo investigador en el cáncer, que ha posibilitado que entre los años 2009 y 2016 se hayan aprobado en España 43 nuevos fármacos oncológicos –33 de ellos en los últimos cuatro años– con más de medio centenar de indicaciones. Además, en el momento actual están en marcha más de 3.000 proyectos de investigación para el tratamiento del cáncer.

    Entre los años 2009 y 2016 se han aprobado en España 43 nuevos fármacos oncológicos –33 de ellos en los últimos cuatro años– con más de medio centenar de indicaciones

Todo ello a pesar de que los procesos de investigación y desarrollo (I+D) de los fármacos antitumorales requieren, frente a los medicamentos para otras enfermedades, una media de 1,5 años adicionales dada la complicada naturaleza de las enfermedades oncológicas. No hay que olvidar que la investigación y desarrollo de un nuevo fármaco cuesta más de 2.400 millones de euros y supone un esfuerzo de entre 12 y 13 años de trabajo.

En España, el 37% de los ensayos clínicos que promueven tanto las entidades públicas como las compañías farmacéuticas se desarrollan en el ámbito de la Oncología –frente al 24% de la media europea–. Además, este porcentaje se eleva hasta el 50% cuanto se atiende en exclusiva a las investigaciones impulsadas directamente por la industria farmacéutica innovadora.


Los avances médicos están ganando la batalla al cáncer

lunes, 17 de julio de 2017

Un prometedor fármaco contra el cáncer provoca graves problemas cardiovasculares

Un estudio en ratones advierte que su uso puede provocar hipertensión y rotura de vasos sanguíneos como la aorta

El fármaco volasertib muestra resultados prometedores en el tratamiento, aún en fase experimental, de la leucemia mieloide aguda, un tipo de cáncer que ataca a la médula del hueso y del que en España se diagnostican 15 nuevos casos por millón de habitantes al año, según datos de la Fundación Josep Carreras.

Este medicamento, compuesto por una sustancia que bloquea a una proteína llamada Plk1, controla el crecimiento de los tumores, por lo que está siendo probado en algunos pacientes y se están obteniendo buenos resultados. La misma Agencia Reguladora del Medicamento de Estados Unidos (FDA) lo ha reconocido como "terapia innovadora en leucemias" debido al importante papel que tiene en la multiplicación de las células.

Sin embargo, científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y Cardiovasculares (CNIC) han estudiado el efecto de diferentes tipos de inhibidores de Plk1 tras su uso prolongado en ratones y han encontrado que produce hipertensión arterial, dilatación de las arterias (aneurisma) y la rotura de vasos sanguíneos como la aorta.

El estudio, que se ha publicado en la revista Nature Medicine este lunes, concluye que se debería revisar el protocolo que se sigue con este tratamiento para evitar estos efectos adversos.

"No sabemos si lo que observamos en ratones se puede producir en humanos pero, de producirse, seguramente ocurriría tras un uso prolongado y/o con dosis altas de tratamiento. Nuestros estudios no deben ocasionar intranquilidad alguna en los pacientes que reciben tratamiento con inhibidores de Plk1, sino estimular protocolos de seguimiento que permitan detectar y minimizar los efectos secundarios que se puedan producir", ha aclarado para este medio Juan Miguel Redondo, investigador del CNIC y coautor del estudio.
Ensayado en distintos tipos de cáncer

El principio activo del volasertib es un compuesto químico que bloquea a una proteína que es esencial para la vida, la proteína serina/treonina quinasa, también llamada Plk1. Sin embargo, esta proteína, que está implicada en el andamiaje que hace posible la división de las células, es también importante para el cáncer, ya que regula el crecimiento de los tumores.

"Si se elimina, o se inhibe su función mediante drogas, las células que están proliferando se mueren. Por eso se considera una buena diana anti-tumoral, ya que lo tumores tienen altos índices de proliferación", ha explicado Guillermo de Cárcer, científico del CNIO y primer autor del proyecto.

La carencia de Plk1 es letal, al impedirse la formación de nuevas células necesarias para la formación de órganos, el crecimiento o el mantenimiento de los tejidos. Pero su control puede resultar útil cuando el problema es el exceso de división de las células, lo que produce un tumor.

Inhibir a esta proteína ha sido, por tanto, el objetivo que se pretende con los tratamientos como el volasertib, que actúan impidiendo el desarrollo descontrolado de las células cancerígenas.

Por este motivo, los inhibidores de Plk1 se están probando en diferentes tipos de cáncer, como las leucemias mieloide aguda y monocítica crónica, el síndrome mielodisplásico, el cáncer de pulmón, sarcomas, carcinomas y linfomas con metástasis de mal pronóstico para las que no existe tratamiento actual.

Existen al menos ocho tipos distintos de estos inhibidores, desarrollados por distintas compañías farmacéuticas y que están siendo probados en análisis clínicos con pacientes que presentan esos tipos de cáncer.

"En nuestro trabajo hemos utilizado ratones modificados genéticamente en los que hemos eliminado el gen de Plk1. Esta modificación genética también induce problemas vasculares, con lo que podemos concluir que cualquier inhibidor químico de Plk1 podría, de una manera u otra, tener este efecto secundario", ha comentado Marcos Malumbres, jefe del laboratorio del CNIO en el que se ha realizado la investigación.
Efectos adversos y cómo evitarlos

El uso del medicamento volasertib, que se encuentra en fase experimental en ensayos clínicos, se remonta a 2010, cuando el médico Patrick Schffski, del Hospital Universitario de Leuven en Bélgica, hizo públicos los primeros resultados que se obtuvieron en pacientes enfermos de cáncer. Los principales efectos secundarios que se observaron durante su administración están relacionados con una disminución del número de células sanguíneas, como glóbulos rojos (anemia), plaquetas (trombocitopenia) y granulocitos (neutropenia).

Ahora, en ratones, el equipo de investigación de Guillermo de Cárcer, Marcos Malumbres y Juan Miguel Redondo ha demostrado que el fármaco produce alteraciones de la mucosa intestinal, hemorragias en la cavidad torácica y abdominal, aumento de la presión arterial y rotura de la aorta.

Guillermo de Cárcer, en todo caso, se muestra positivo pese a los resultados de su investigación en ratones, ya que, "aunque pueden comprometer el futuro del volasertib como droga anti-tumoral, y en general de las terapias basadas en la inhibición de Plk1, creemos que aún hay pacientes que se pueden beneficiar de esta estrategia anti-tumoral", ha aseverado.

De Cárcer ha afirmado que "en los ensayos clínicos con volasertib, en pacientes de leucemia mieloide aguda, no hay resultados claros de alteraciones cardiovasculares (sólo algunos casos aislados). Es posible que sea debido a que los tratamientos no sean muy prolongados. Otra posibilidad es que estos efectos adversos sólo sean visibles si los pacientes sufren de hipertensión o de alteraciones cardiovasculares previas".

"La principal estrategia que propondríamos para evitar posibles efectos adversos sería preventiva, y pasaría por vigilar la tensión arterial en los pacientes. Si procede, se deberían además realizar pruebas de imagen sencillas, como una ecografía, para descartar una dilatación aórtica", ha puntualizado Redondo. En caso de que se llegasen a producir riesgos asociados a hipertensión, "habría que valorar el uso de agentes antihipertensivos, posiblemente relacionados con la Angiotensina II, un fármaco que aumenta la presión arterial", ha añadido.

Para Malumbres, es demasiado pronto, no obstante, para responder a esta pregunta. Sin embargo, el investigador también ha destacado la importancia del uso de los inhibidores de Plk1 en pacientes que padecen alteraciones de la presión sanguínea. "La combinación de volasertib y angiotensina provoca aneurismas y roturas en las arterias, lo que sugiere que es muy importante evitar la combinación con otros fármacos que puedan provocar hipertensión. Por ahora, se requeriría un análisis más detallado de los datos en pacientes y esperamos que nuestro estudio en modelos celulares y animales provoque este tipo de medidas en los ensayos clínicos en desarrollo", ha concluido Marcos Malumbres.

"Nuestros datos, añaden una nota de precaución para evaluar con antelación la salud cardiovascular de los pacientes", ha insistido de Cárcer.


Algunas medicinas tienen efectos secundarios peligrosos

jueves, 13 de julio de 2017

Dejar el tabaco no es imposible

AECC retoma los cursos de deshabituación tabáquica de forma gratuita, flexible y adaptada a la situación de cada fumador, que en cinco sesiones lo puede dejar

Hay tantos tipos de fumadores como personas. Los hay que consumen dos cajetillas de cigarros al día, otros solo una y los hay que apenas un cigarro o dos en cada jornada. Existen los que solo fuman cuando van de bares, y otros nada más levantarse o antes de acostarse. Algunos lo dejan pero vuelven al tiempo, y otros apenas han intentado dejar de fumar. Pero todos tienen en común que necesitan nicotina diariamente. Y lo que es peor: piensan que jamás podrán aparcar esta rutina que daña los pulmones y los bolsillos.

Pero en la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de León tienen claro que sí se puede dejar de fumar. Para ello, desde este martes se van a retomar los cursos gratuitos de deshabituación tabáquica, que serán impartidos a partir de ahora en la sede de este colectivo (en Plaza Santo Domingo, 4) por la psicóloga Tamara Prieto en grupos de diez personas como mínimo.

Los cursos se ofrecen de forma flexible: martes, miércoles o jueves en turno de mañana o tarde.  El objetivo es por tanto dejar de fumar, pero hacerlo con la garantía de que existe el "compromiso" del fumador, según resalta la responsable del curso, que apela a la "motivación" de cada uno de los inscritos para lograr la meta. "Es un tratamiento de deshabituación cognitivo conductual multicomponente, que se centra sobre todo en la deshabituación comportamental", explica Prieto sobre un taller que al fin y al cabo intenta "trabajar con los recursos y fomentar las habilidades" de cada fumador para que "la deshabituación" deje de ser un problema. "Se tiene la idea de que es difícil quitar el mono, pero el síndrome de abstinencia es muy fácil, porque pasas el tiempo y se termina, pero el verdadero problema es la deshabituación", incide la psicóloga, que intentará que los usuarios de estos cursos sean capaces de dejar el tabaco sin ninguna fórmula mágica, "sin pastillas, chicles o parches", solo con el compromiso y la implicación de cada persona.

Para ello, una vez que empieza el tratamiento, los fumadores van a reducir el consumo paulatinamente hasta que en la quinta sesión ya hayan dejado el tabaco completamente. Son sesiones semanales cuyas primeras seis veces se realizan de forma continua, siempre el mismo día a la misma hora, y después se hace un seguimiento al mes, a los tres meses y al medio año para así asegurar que el fumador persiste en su idea de dejar atrás los malos humos.

La reducción gradual de tabaco se hace según la circunstancias de cada fumador, ya que "no es igual que fumen 15 cigarrillos al día o dos cajetillas", detalla la psicóloga, para la que "es más fácil" en el primero de los casos, como es obvio, pero que con estas sesiones de una hora y media aproximadamente se logra que en la quinta reunión ya se llegue al consumo cero.

Cada fumador tiene que tener el compromiso de que quiere dejarlo, porque no es un curso obligatorio  "Lo importante es la motivación", insiste Prieto, que aclara que no existe en estos cursos "una técnica, sino que es el trabajo en grupo, porque ayuda que vean que hay personas en su misma situación y que se vean identificados". "Algunos te preguntan si se utiliza algo complementario como el parche o el chicle, incluso algún fármaco y se derive al médico, pero no", especifica la psicóloga de AECC, que afirma que "es fundamental que no vengan pensando que vienen a por la píldora mágica".

Uno de los aspectos clave es que los cursos son "muy flexibles", puesto que cada sesión puede ser martes, miércoles o jueves en turno de mañana o tarde. Eso sí, en el momento en el que cada persona se inscribe, tiene que acudir siempre en el mismo horario para así no perder la costumbre y el compromiso por acabar con el tabaco.

Otro aspecto a tener en cuenta es que estos cursos están abiertos a cualquier persona, independientemente que tengan alguna relación con AECC o no, por lo que solo es necesario para inscribirse acercarse a la sede de la asociación o por teléfono (987 27 16 34). Y lo que es más importante, tener claro que "es muy difícil dejar de fumar pero no es imposible", como remarca Prieto. 


En tan solo 5 sesiones se puede dejar el tabaco según la AECC

miércoles, 12 de julio de 2017

El Área de Gestión Sanitaria Sur pone en marcha una unidad de rehabilitación de la voz

  • El nuevo servicio buscará el cuidado integral, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la voz
El Área de Gestión Sanitaria (AGS) Sur de Córdoba ha puesto en marcha el pasado mes de junio una unidad de rehabilitación de voz, ubicada en el Hospital Infanta Margarita de Cabra (Córdoba) y dependiente de la Unidad de Gestión Clínica de Otorrinolaringología Intercentros del área. La función principal de esta unidad, dirigida a personas que sufren patología de voz, es el cuidado integral, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la voz.

Así lo indica la Junta de Andalucía en una nota que detalla que los pacientes se derivan desde la consulta de otorrinolaringología. En esta unidad, una logopeda lleva a cabo la rehabilitación de las funciones comunicativas, del lenguaje, de la voz, del habla y de las funciones orales asociadas como la respiración ,la masticación o la deglución.

Esta profesional lleva a cabo pautas de higiene vocal, hábitos saludables, alimenticios, respiratorios o posturales, entre otras, poniéndose en práctica ejercicios 'in situ' para comprobar la integración del paciente. Además, se realizan sesiones de tipo grupal que permiten que cada paciente haga una autovaloración de su voz y la de otros asistentes, teniendo una visión diferente.

El tabaco es el gran enemigo de la voz, no solo porque contribuye a aumentar las inflamaciones agudas y cronificarlas, sino porque es responsable de la aparición del cáncer de laringe. Con este tipo de pacientes que sufren cáncer de laringe, el área viene trabajado en estrecha colaboración desde el año 2015, junto a la Asociación de Laringectomizados y limitados de la voz de Córdoba, con la que tiene suscrito un convenio, por el que la asociación pone a disposición del área personal voluntariado con formación y con funciones de acompañamiento, participando activamente en el proceso educativo de la rehabilitación de voz para conseguir su plena integración.

Este monitor, junto a la logopeda colabora, en temas como rehabilitación física, hábitos de vida higiénicos y prácticas para nueva situación, convivencia familiar, técnicas del habla en los laringectomizados, técnica de enseñanza del habla esofágica, dificultades más habituales en los neohablantes, impacto emocional por perdida de voz en operados, visitas domiciliarias y en hospital a los recién operados, prótesis y avances tecnológicos.


Una nueva unidad de rehabilitación vocal para los "larys" cordobeses

martes, 11 de julio de 2017

No comas mejor, deja de comer peor

  • La ciencia muestra que es mejor renunciar a comida poco saludable antes que incluir alimentos sanos
  • El riesgo de mortalidad se multiplica ante un elevado consumo de alimentos malsanos.
Hay frases que nos transportan directamente a la infancia. Hoy, al escucharlas de nuevo, no podemos evitar pensar cuánta razón tenían nuestros padres al pronunciarlas. Una de ellas es la siguiente: “No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”. Pues bien, aunque la ciencia no debe basarse en refranes (no tardaríamos en encontrarnos con este otro: “Gente refranera, gente embustera”), las investigaciones rigurosas legitiman el refranero consejo, al menos en el ámbito de la nutrición. Es el caso del artículo científico publicado en la edición de junio de 2017 de la revista American Journal of Clinical Nutrition por el doctor Lukas Schwingshackl y sus colaboradores. De él puede extraerse la conclusión de que tiene más sentido disminuir el consumo de alimentos insanos que aumentar el de los saludables.

En la investigación se constata que el riesgo de mortalidad se duplica ante un elevado consumo de “alimentos que incrementan el riesgo”

El objetivo de la revisión de Schwingshackl y su equipo (metaanálisis de estudios prospectivos) ha sido sintetizar el conocimiento disponible sobre la relación que existe entre la ingesta de doce grupos de alimentos con el riesgo de mortalidad por todas las causas. Su estudio tiene mucha relevancia, dado que una dieta sana es, según leemos en el artículo “uno de los factores más importantes en la prevención de la muerte temprana y la discapacidad en todo el mundo”. Estiman que el 70% de la mortalidad es atribuible a enfermedades no transmisibles, cuya relación con el estilo de vida (y eso incluye el patrón de alimentación) es incuestionable. Añaden, además, el siguiente cálculo: las personas que no fuman, son físicamente activas y siguen un patrón dietético saludable suelen vivir de 10 a 15 años más, de media, que el resto. No solo es cuestión de vivir más, desde luego, sino más bien de vivir mejor, es decir, con mayor calidad de vida, algo que también se observa en quienes siguen un buen estilo de vida.

Los doce grupos de alimentos que los investigadores relacionaron con el riesgo de mortalidad fueron los granos integrales, los refinados, las hortalizas, las frutas, los frutos secos, las legumbres, los huevos, los lácteos, el pescado, la carne roja, la carne procesada y las bebidas azucaradas.

Del estudio puede concluirse que priorizar en la dieta el consumo de “alimentos que disminuyen el riesgo”, de entre los que destacan los granos enteros (como el arroz integral o pasta integral), las hortalizas, las frutas, frutos secos o las legumbres, se relaciona con una disminución en el riesgo de mortalidad de un 56%. Son, en sus palabras, alimentos que suelen formar parte de patrones dietéticos de referencia como la dieta mediterránea o la dieta vegetariana.

Antes de seguir, es importante leer el punto en el que los investigadores afirman lo siguiente “No estamos argumentando que el consumo de los grupos de alimentos investigados esté per se causalmente relacionado con la mortalidad”. Y es que, al tratarse de una evaluación de estudios observacionales (no de intervención) existe el riesgo de que estén presentes factores de confusión. Así, y también en boca de los autores, “las personas con un alto consumo de granos enteros, frutas, verduras, pescado, frutos secos o legumbres pueden tener diferentes estilos de vida o un estatus socioeconómico diferente de aquellos con menor consumo”.

Es necesario comprender bien este aspecto, ampliado en investigaciones como la de Darmon y Drewnowski (Am J Clin Nutr, 2008), o en el libro “Más vegetales, menos animales”, para no caer en equívocos. En el caso del pescado, por ejemplo, es posible que su elevado consumo no solo sea un marcador de un mayor nivel socioeconómico (claro factor de protección de la mortalidad) sino que sea beneficioso porque su ingesta desplaza el consumo de carnes rojas o procesadas. Pero tomar mucho pescado no solo desplazará el consumo de alimentos superfluos y de carnes rojas y procesadas, también puede desplazar al consumo de alimentos protectores: los de origen vegetal poco procesados. Es más, el doctor Schwingshackl y sus colaboradores no se olvidan de indicar que “la presencia inevitable de contaminantes ambientales [en el pescado] también debe tenerse en cuenta cuando se consumen cantidades mayores”. Probablemente, al menos en este caso, más no sea mejor. Más clara parece la relación entre la elevada ingesta de carnes rojas o procesadas y el mayor riesgo de mortalidad, algo que han confirmado numerosos estudios, como el recién publicado por la doctora Ligia Juliana Domínguez y sus colaboradores en la revista Clinical Nutrition.

Sea como fuere, hemos indicado que el riesgo de mortalidad podría disminuir un 56% elevando la ingesta de alimentos protectores. Pues bien, y creemos que esto es más importante, en la investigación se constata que el riesgo de mortalidad se eleva un 100% (es decir, se duplica) ante un elevado consumo de “alimentos que incrementan el riesgo”, como es el caso de carnes rojas, carnes procesadas o bebidas azucaradas. Es decir, es más arriesgado “comer mal” que beneficioso “comer bien”.

No es un concepto novedoso, al menos en el ámbito científico. En 2013, la entidad American Institute for Cancer Research, propuso como consejo para controlar el peso corporal disminuir el consumo de alimentos insanos, en vez de sumar “hortalizas, frutas o granos integrales”. Y es que la suposición de que si la población toma más frutas y verduras reducirá su consumo de alimentos superfluos no parece funcionar. Existen múltiples razones que explican esta constatación, pero no podemos dejar de lado que las políticas alimentarias dejan, en general, mucho que desear.

En resumen, de igual manera que tiene más sentido no ensuciar que limpiar, no maltratar que tratar bien o no fumar que respirar aire puro, también parece más importante no consumir a menudo alimentos insanos, que obsesionarnos en seguir una dieta sana.


No hace falta inflarse a verde, con no comer mal, ya hay suficiente