miércoles, 14 de mayo de 2014

No hay que tener sentimiento de perdida, sino de nueva oportunidad

Elisabet Gimeno, coautora de "Guía para laringectomizados"


"La superación y el trabajo, es la mejor recompensa"



La labor que realizan las diferentes asociaciones de Laringectomizados, significa una gran ayuda para todos los que hemos superado ese tumor que nos ha llevado a una situación difícil y complicada.

Asociaciones como ABL (Associació Barcelonesa de Laringectomitzats) suponen un punto de apoyo en este nuevo estado en el que uno trata de buscar todo tipo de información acerca de su desconcertante nuevo futuro. Cualquier tema de los que circulan por internet sirve para saciar la curiosidad.

Paginas especializadas como la de Josep Maria Miró Llull (bitácora.mirollull.com) registran un tráfico de consultas tan importante que su autor alterna sus actividades como escritor y pintor con consejos y conferencias. Su experiencia personal, le ha llevado a ser monitor especializado en voz esofágica y a redactar la GUÍA BREVE PARA DESPUÉS DE UNA LARINGECTOMÍA, un folleto editado por la Asociación Española contra el Cáncer y que es una de las pocas publicaciones que facilitan el saber vivir en el mundo de la cánula.

De la redacción del folleto es coautora, Elisabet Gimeno, una enfermera diplomada en la Universitat Ramon Llull de Barcelona, especializada en Enfermería Familiar y Comunitaria y por experiencia familiar (su padre José Gimeno sufrió una intervención de laringectomía) convertida en “activista” del tema.

Conociendo las consecuencias del tumor, Elisabet Gimeno, también ha estudiado y difundido los efectos nocivos del tabaco, principal causante de los males del afectado. En cualquier caso, la mayoría de la documentación existente se debe a iniciativas privadas o particulares, ya que oficialmente no existe ninguna entidad o plataforma dedicada exclusivamente al mundo de los laringectomizados

  • Y si existe, lo desconozco. Solamente sé de las diferentes asociaciones, entidades creadas principalmente por los propios afectados y que realizan una labor social muchas veces demasiado anónima.

Sobre la falta de información o de material sobre el tema, Elisabet Gimeno coincide en señalar en que existe muy poca en general en la sanidad española. 

  • En general es muy escasa y casi siempre depende de los profesionales que estudian los diferentes motivos y casos. Eso, también influye en la concienciación en las diferentes sanidades; sí, existe mucha diferencia entre una y otra Comunidad. 

Hay una imagen del laringectomizado que lo sitúa en un plano casi marginal. La mayoría de ocasiones, apartado de sus anteriores actividades profesionales, de los amigos y casi de la familia, con la que es difícil convivir. Una imagen que según Elisabet Gimeno, en la realidad esta deformada y olvidada.

  • Posiblemente, esa percepción se deba a que hace años los enfermos que se convertían en laringectomizados eran pocos, ya que muchos no superaban el tumor. Esa imagen ya ha desaparecido porque ahora son mas los enfermos que después de la operación continúan luchando pese a no tener laringe. No es que sea una enfermedad común pero si más habitual y que va en aumento incluso entre las mujeres

La falta de información actual casi va en consonancia con la carestía de medios que no encuentra el profesional para combatir este tipo de tumores: en todos los casos, son escasos.

  • El aumento de la esperanza de vida, ha hecho que también existan mayor numero de casos. Esta circunstancia seguro que propiciará una mayor atención en un futuro cercano para prevenir y solventar el tema.
Mientras eso llega, el laringectomizado se encuentra con una realidad, a veces frustrante y compleja. El consejo de una persona que conoce bien el tema, es esencial.

  • Yo le diría que no tenga nunca sentimiento de pérdida al verse desposeído de su laringe y de su voz. Que lo vea como una nueva oportunidad para recuperarla a base de esfuerzo y de una recompensa que solamente se consigue con el trabajo diario. La nueva situación exige la máxima autoestima de la persona, el saber valorar las pequeñas cosas y hasta saber conectar con el autentico yo, muchas veces olvidado en la vida actual. La superación es la fuerza necesaria para continuar la lucha.

Santiago Gargallo
Periodista

Elisabet Gimeno leyendo nuestra revista

No hay comentarios:

Publicar un comentario