martes, 10 de febrero de 2015

El tratamiento foniátrico de un laringectomizado

El ser sometido a una cirugía como una laringectomía total, cambia la vida de las personas en diferentes aspectos, tales como: familiar, social, sexual, económico y cultural. Para conocer más a fondo este tema veamos primero qué es una laringectomía total: se llama así al procedimiento quirúrgico por el cual se extirpa la laringe en su totalidad, ocasionando la alteración de dos funciones muy importantes: la respiración y la fonación; sin mayor perturbación de la función digestiva. Durante el acto operatorio, el cirujano practica una traqueotomía permanente mediante la desviación de los últimos anillos traqueales hacia el exterior a la altura de la base del cuello asegurando con esto la respiración.

Como consecuencia de esta operación la función fonatoria desaparece, por lo cual se debe dar inicio a la rehabilitación de la voz, sin esperar demasiado tiempo ya que esto pudiera ocasionar un periodo depresivo y de ansiedad. Como resultado de la evaluación inicial, tendremos la decisión definitiva del método a usar para adquirir la “nueva voz”. Entre los más conocidos tenemos:

1) Voz erigmofónica: Voz producida por la vibración de la boca del esófago al paso del aire que fué previamente introducido en el tercio superior del mismo.Este aire sonorizado será empujado hasta la boca donde se producirá el habla.

2) Voz alaríngea con prótesis fonatoria: Emisión fonatoria producida por la vibración de la boca esofágica gracias al aire proveniente de los pulmones, y que entra a través de una válvula que comunica la tráquea con el esófago.

3) Voz alaríngea producida con laringe eléctrica: Producción fonatoria emitida con la ayuda de un aparato electrónico apoyado en la parte anterior del cuello y que en el momento del contacto produce una vibración que es transmitida a través de los tejidos blandos hasta el interior de la boca donde se produce el habla.

Para un tratamiento exitoso se debe considerar todos los factores que condicionan el entorno de cada individuo y su familia. Esto será posible mediante una buena anamnesis y los exámenes clínicos necesarios para determinar la adecuada funcionalidad de los órganos que van a intervenir en la fonación.

Sólo queda recordar la importancia que tiene el enfoque multidisciplinario para la rehabilitación integral y la posterior reincorporación a la sociedad del laringectomizado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario