Publicitat

martes, 16 de febrero de 2016

La OMS advierte que la contaminación causa cáncer

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, la enfermedad que más vidas se cobra en el mundo y que representa una de las mayores preocupaciones y problemas de la humanidad. Más de un tercio de los cánceres son prevenibles ya que son causados por nuestro estilo de vida. Los médicos nos recuerdan que medidas sencillas como dejar de fumar, comer menos carne roja y procesada, hacer ejercicio regularmente y reducir el consumo de alcohol pueden prevenir esta horrible enfermedad.

Pero de lo que los médicos muy pocas veces hablan, es que hay infinidad de cánceres relacionados con la contaminación y con la exposición continuada a agentes carcinógenos en nuestros lugares de trabajo.

La OMS advierte que la contaminación causa cáncer

La Organización Mundial advierte que la exposición a la contaminación atmosférica causa cáncer de pulmón y provoca un mayor riesgo de cáncer de vejiga. Esta decisión supone que la polución se eleva al Grupo 1 de la clasificación estándar de la IARC para evaluar los compuestos o factores físicos que pueden ser carcinógenos para los seres humanos, en función de las pruebas científicas.

Aunque la composición de la contaminación y los niveles de exposición varían radicalmente entre unas zonas y otras, las conclusiones son válidas para todas las regiones del mundo. Los estudios muestran que, a mayor exposición, el riesgo de cáncer va aumentando. Es una relación bastante lineal.

La OMS ya calificó el hollín del diésel como cancerígeno en junio de 2012. Si tenemos en cuenta que en nuestras ciudades la mayor causa de la contaminación del aire urbano es el tráfico rodado, la actuación de la OMS es muy coherente. De hecho algunos componentes como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (emitidos por la quema de combustibles fósiles y biomasa), el arsénico, el cadmio y el níquel están regulados en aire ambiente por una directiva europea traspuesta en España por el hecho de ser cancerígenos.

Efectos de la contaminación sobre la salud

Los contaminantes más dañinos son las partículas en suspensión y el ozono, aunque hay otros componentes que también influyen. El efecto cancerígeno es uno de estos efectos pero hay otros: respiratorios, cardiovasculares y cerebrovasculares.

La inhalación continuada de estas partículas va dañando las células que recubren nuestro sistema respiratorio y llega un punto en el que se acumulan deficiencias genéticas lo que hace que las células proliferen de manera descontrolada y, al final, puede aparecer el tumor.



El hollín de los motores diésel es cancerígeno

No hay comentarios:

Publicar un comentario