martes, 20 de enero de 2015

¿Cómo puede recuperar la voz una persona laringectomizada?


Un laringectomizado puede hablar claramente después de la intervención. Hay tres métodos diferentes para conseguir hablar de nuevo:

  • Voz esofágica, que se produce sin instrumentos externos de ninguna clase. Dado que los pulmones no pueden expeler aire hacia la boca, los laringectomizados deben aprender un nuevo método para hablar. El paciente es enseñado a tomar aire en su boca y forzarlo hacia el esófago, cerrando con la lengua contra el techo del paladar. Cuando el aire es expulsado por medio de eructos, produce la vibración de las paredes del esófago y de la faringe, produciendo un sonido de tono que es la voz de los laringectomizados. Entonces el paciente articula este sonido grave con la lengua, dientes y paladar, como lo hacían al hablar normalmente.

  • Procedimiento de fistuloplastia esofágica. Las fistuloplastias con o sin prótesis se han convertido en una alternativa importante en el desarrollo de voz esofágica. Consisten en una pequeña abertura en la pared posterior de la tráquea que comunica con el esófago. La entrada a la abertura queda justamente detrás del estoma en su parte superior. Esta abertura es llamada punción, fístula o derivación traqueoesofágica. En la mayoría de los casos una pequeña válvula de silicona es mantenida en la abertura a fin de:
    • Evitar que la abertura se cierre.
    • Evitar que los alimentos y los líquidos entren en la vía respiratoria.
    Cuando el estoma está cubierto y la persona exhala, el aire pulmonar pasa a través de la prótesis y hacia dentro del esófago suministrando el aire necesario para la producción del habla esofágica.

  • Mecanismos artificiales. Existen varios tipos de aparatos para ayudar a los laringectomizados a hablar. El laringófono habitual es el de uso externo, que puede parecerse a una linterna de bolsillo. Funciona con pilas o acumulador y tiene un disco vibrador en la punta y se coloca presionando la parte exterior del cuello. Cuando se aprieta el interruptor vibra el disco, produciéndose un sonido que viaja a través de los tejidos del cuello hasta la cavidad oral. Este sonido se convierte en la voz del laringectomizado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario