martes, 26 de enero de 2016

Los riesgos del tabaco para la salud

El tabaco es una planta. Sus hojas se fuman, se mastican o se aspiran para experimentar una variedad de efectos.
  •     El tabaco contiene el químico nicotina, que es una sustancia adictiva.
  •     El humo del tabaco contiene más de 7,000 químicos de los cuales se sabe que 69 causan cáncer.
  •     El tabaco que no se quema se llama tabaco que no se fuma. Incluida la nicotina, existen 29 químicos en el tabaco que no se fuma que se sabe causan cáncer.

RIESGOS PARA LA SALUD DEL TABACO PARA FUMAR Y DEL TABACO QUE NO SE FUMA
Conocer los riesgos serios para la salud por el uso del tabaco puede ayudar a motivarlo a dejar el hábito. Usar el tabaco durante un período tiempo puede incrementar el riesgo de muchos problemas de salud.

Problemas cardiovasculares:
  •     Coágulos sanguíneos y debilitamiento de las paredes de los vasos sanguíneos en el cerebro, lo que puede llevar a un ataque cerebrovascular.
  •     Coágulos sanguíneos en las piernas que pueden viajar a los pulmones.
  •     Arteriopatía coronaria, que incluye angina y ataques cardíacos.
  •     Hipertensión arterial temporal después de fumar.
  •     Riego sanguíneo deficiente a las piernas.
  •     Problemas con las erecciones debido a la disminución del flujo sanguíneo al pene.

Otros problemas o riesgos para la salud:
  •     Cáncer (más probable en el pulmón, la boca, la laringe, la nariz y los senos paranasales, la garganta, el esófago, el estómago, la vejiga, el riñón, el páncreas, el cuello uterino, el colon y el recto).
  •     Cicatrización deficiente de una herida después de una cirugía.
  •     Problemas pulmonares como EPOC o asma difícil de controlar.
  •     Problemas durante el embarazo, como bebés nacidos con bajo peso, parto prematuro, aborto espontáneo y labio leporino.
  •     Disminución de la capacidad para saborear y oler.
  •     Daño a los espermatozoides, lo cual causa esterilidad.
  •     Pérdida de la vista debido a un aumento del riesgo de degeneración macular.
  •     Enfermedades de los dientes y las encías.
  •     Arrugas de la piel.

Los fumadores que se pasan al tabaco que no se fuma en lugar de abandonarlo tienen riesgos de salud:
  •     Aumento del riesgo de cáncer nasal o bucal
  •     Problemas de las encías, desgaste de los dientes y caries
  •     Empeoramiento de la hipertensión arterial y la angina

RIESGOS PARA LA SALUD DEL TABAQUISMO PASIVO

Aquellos que a menudo están cerca del humo de otros (tabaquismo pasivo) tienen un riesgo más alto de:
  •     Ataques cardíacos y cardiopatía.
  •     Cáncer de pulmón.
  •     Reacciones súbitas y graves, incluso en los ojos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias bajas.

Los bebés y los niños que a menudo están expuestos al humo indirecto del cigarrillo están en riesgo de:
  •     Ataques de asma (los niños con asma que viven con un fumador son mucho más propensos a visitar el servicio de urgencias).
  •     Infecciones de la boca, garganta, senos paranasales, oídos y pulmones.
  •     Daño pulmonar (funcionamiento deficiente del pulmón).
  •     Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Como cualquier adicción, dejar el tabaco es difícil, sobre todo si usted lo está haciendo solo.
  •     Busque apoyo de los miembros de la familia, amigos o compañeros de trabajo.
  •     Hable con su proveedor de atención médica acerca de la terapia de reemplazo de nicotina y los medicamentos para dejar de fumar.
  •     Únase a un programa para dejar de fumar y tendrá muchas más probabilidades de éxito. Dichos programas se ofrecen en hospitales, secretarías de salud, centros comunitarios y sitios de trabajo.
Dejar el tabaco es difícil, pero menos de lo que parece

No hay comentarios:

Publicar un comentario