miércoles, 20 de enero de 2016

Cáncer y problemas de memoria o de concentración

Tener problemas relacionados con la memoria o la concentración (a veces descritos como niebla mental o quimiocerebro) depende de factores como el tipo de tratamiento que recibe así como también su edad y otros factores de salud. Los tratamientos del cáncer como la quimioterapia pueden causar dificultad para pensar, para concentrarse o recordar cosas. Lo mismo ocurre con algunos tipos de terapias biológicas y la radioterapia al cerebro.

Estos problemas cognitivos pueden comenzar durante o después del tratamiento del cáncer. Algunas personas notan cambios muy pequeños como un poco más de dificultad para recordar las cosas, mientras que otras tienen problemas mucho más grandes de memoria o de concentración.

Su doctor evaluará sus síntomas y le aconsejará formas de controlar o de tratar estos problemas. El tratamiento de situaciones como desnutrición, ansiedad, depresión, fatiga e insomnio también puede ayudar.

Control de efectos
Es importante que usted o un miembro de su familia diga a su equipo de atención de salud si usted está teniendo dificultad para recordar cosas, para pensar o concentrarse. A continuación hay algunas medidas que puede tomar para controlar problemas menores de memoria o de concentración:

  •     Haga un plan de su día. Haga las cosas que requieren más concentración a la hora del día cuando se siente mejor. Descanse más y duerma bien por la noche. Si necesita descansar durante el día, las siestas cortas de menos de una hora son las mejores. Las siestas largas pueden hacer que le resulte más difícil dormir por la noche. Mantenga una rutina diaria.
  •     Ejercite el cuerpo y la mente. El ejercicio puede ayudar a reducir la tensión y a que se sienta más alerta. El ejercicio libera endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad, que mejoran su humor y dan una sensación de bienestar. Pregunte qué ejercicios ligeros se recomiendan para usted. Las prácticas de mente y cuerpo como la meditación o los ejercicios mentales como rompecabezas o juegos ayudan a algunas personas.
  •     Ayúdese para recordar cosas. Anote y guarde una lista a mano de información importante. Use una agenda, una grabadora u otro dispositivo electrónico que le ayude a recordar las actividades importantes. Haga una lista de nombres, números de teléfono importantes. Guárdela en un lugar que sea fácil de encontrar.

Preguntas para su equipo de atención de salud
Es importante que usted o un familiar informe a su doctor o a su enfermera sobre cualquier cambio cognitivo o de memoria que usted pueda tener. Prepárese para su visita con una lista de preguntas para hacer. Piense en agregar estas preguntas a su lista:

  •     ¿Tengo yo mayor riesgo de presentar problemas cognitivos de acuerdo al tratamiento que estoy recibiendo?
  •     ¿Cuándo podrían empezar a ocurrir estos problemas? ¿Cuánto podrían durar dichos problemas?
  •     ¿Existe alguna medida que pueda tomar para reducir estos problemas?
  •     ¿Cuáles síntomas u otros problemas debo yo o un pariente reportarles?
  •     ¿Podría reunirme con un trabajador social para obtener más ideas sobre tipos de apoyo y recursos adicionales?
  •     ¿Hay algún especialista que pueda evaluar, tratar o aconsejarme sobre estos problemas (como  neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, terapeutas vocacionales y otros)?

La pérdida de memoria no afecta a todos los pacientes por igual

No hay comentarios:

Publicar un comentario