Publicitat

jueves, 23 de julio de 2015

Sol, cáncer y piscinas

  • La exposición excesiva y despreocupada al sol, aumenta un 10% la incidencia de cáncer.
  • Dentro de la Campaña de Protección Solar Verano 2015 del Ayuntamiento de Madrid, que cuenta con la colaboración de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), MD Anderson Cancer Center Madrid ha repartido 3.000 sombreros en las piscinas municipales.
 Con la llegada del buen tiempo, las piscinas municipales de nuestro país comienzan a llenarse de personas tomando el sol al aire libre. Aunque los españoles empezamos a concienciarnos con el uso de protección solar, cada año se diagnostican cerca de 3.200 nuevos casos de cáncer de piel y la incidencia continúa aumentando un 10% anualmente.

Por este motivo, los expertos recuerdan la importancia de adoptar una serie de medidas que permitan prevenir los efectos nocivos de la radiación solar, así como minimizar su impacto sobre la piel. “Además de evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día y emplear un protector solar a partir del factor 30 en población general y factor 50 en el caso de los niños y pacientes crónicos, también debemos utilizar elementos de protección físicos, como gafas de sol, gorras o sombreros” explica la doctora Pilar López Criado, oncóloga médico de MD Anderson Cancer Center Madrid.

Con este objetivo, y dentro de la Campaña de Protección Solar Verano 2015 del Ayuntamiento de Madrid, MD Anderson Madrid ha repartido 3.000 sombreros en las piscinas municipales de la ciudad. La campaña, que también cuenta con la colaboración de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), trata de poner freno a la excesiva exposición solar de la población sin el empleo de una adecuada protección.

Por segundo año consecutivo, el centro oncológico participa en esta iniciativa para concienciar a la población sobre la necesidad de extremar las precauciones con el sol no solo en la playa o la montaña, sino también en la ciudad. “La radiación solar no entiende de lugares y sus efectos nocivos son siempre peligrosos, pudiendo provocar problemas de salud muy serios. Por ello, aunque nos quedemos en la ciudad, no podemos bajar la guardia durante a la hora de exponernos al sol” concluye la doctora López Criado.



La protección frente a la radiación solar, fundamental también en las piscinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario