martes, 5 de julio de 2016

Los telómeros, o cómo retrasar y combatir el cáncer y el alzhéimer

Graves enfermedades pueden ser combatidas entendiendo un poco mejor el funcionamiento de las células. Estos científicos españoles tienen la clave

La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, ha declarado ante los medios que las investigaciones sobre los procesos para reducir el envejecimiento de las células permitirán combatir y retrasar esta enfermedad, y también otras como el párkinson y el alzhéimer.

La científica ha afirmado que desde hace años se investiga el proceso por el cual se produce el envejecimiento molecular en las células, asociado al cáncer o al párkinson, y que entendiéndolo se podrían reducir dichas anomalías. "Entendiendo este proceso estamos intentando retrasar estas enfermedades", ha añadido.

Un estudio liderado por Blasco logró inhibir la telomerasa con efectos secundarios más tolerables de lo que se temía, un gran paso en la investigación

Fue el CNIO la institución que evidenció la importancia que pueden tener en esta lucha los telómeros, las estructuras protectoras que están en los extremos de los cromosomas y que facilitan la proliferación de células cancerígenas. El estudio de la propia Blasco, Paula Martínez, María García-Beccaria y Marinela Méndez demostró, experimentando con ratones, que se puede bloquear eficazmente esa reproducción celular descontrolada inhibiendo la telomerasa, una enzima que repara los telómeros, y además hacerlo con efectos secundarios más tolerables de lo que se temía.

El proceso para evitar el envejecimiento molecular, según Blasco, busca destruir los telómeros -los extremos de los cromosomas- de las células del cáncer, "ya que son inmortales", y evitar que se dividan y crezcan y así bloquear los tumores.

Otro hito reciente fue el estudio de la Universidad de Stanford que consiguió alargar los telómeros (los de las células sanas) retrasando nuestro 'reloj interno' en lo que estimaron se podía traducir en diez años más de vida.

Los pacientes tenían menos alzhéimer o menos cáncer, y ahora se ha aprobado un ensayo clínico para personas en riesgo de infarto

"Los cánceres que más matan son los asociados al envejecimiento, como el de pulmón o el de páncreas" y, según dice Blasco, la única manera de conseguir evitar estos tipos de cáncer es "entender este proceso de envejecimiento para bloquearlo".

La idea de que "el envejecimiento molecular" puede ser considerado una enfermedad "es una idea nueva en nuestro país", según indica Blasco, aunque ha afirmado que en EEUU se aprobó a finales del año pasado el primer ensayo clínico para retrasar el envejecimiento con una droga que se llama "metformina".

"Estos pacientes tenían menos alzhéimer o menos cáncer, y ahora se ha aprobado un ensayo clínico para personas que están en riesgo de infarto y que este fármaco va a evitar", ha concluido la científica.


Una esperanzadora técnica para reducir el cáncer y el alzheimer

No hay comentarios:

Publicar un comentario