martes, 19 de julio de 2016

Cataluña reduce más de un 50% la mortalidad hospitalaria por tumores digestivos

Salud registra en la última década una disminución del 75% en las muertes a 30 días tras una cirugía de cáncer de esófago

La mortalidad por tumores digestivos se ha reducido considerablemente en la última década. Un informe de la Agencia de Calidad y Evaluaciones Médicas (AQuAS) del Departamento de Salud ha evaluado la evolución de la mortalidad a 30 días tras una cirugía oncológica por cáncer de recto, esófago, páncreas y metástasis  hepáticas y ha detectado que en la última década las muertes se han reducido más de un 50%. En cáncer de esófago, la disminución de la mortalidad un mes después de la intervención quirúrgica alcanza el 75%.

El AQuAS achaca estos resultados al éxito de reordenar la cirugía oncológica en torno a los grandes hospitales especializados. En 2012, una instrucción del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) centralizó la cirugía oncológica, que requieren un grado de experiencia elevado, en los hospitales más complejos, seleccionados por el volumen de caos y procedimientos realizados. El resultado en los tumores digestivos analizados, señala el AQuAS, es que la mortalidad se ha reducido más del 50% desde que se reordenaron estos procesos. Los fallecimientos por cáncer de páncreas disminuyeron un 52%; por metástasis hepáticas, un 57%; y por cáncer de recto, un 54%.

"Se decidió agrupar la masa crítica de pacientes y la experiencia de los centros especializados y el resultado fue una mejora ostensible de la mortalidad", ha concretado el director del AQuAS, Toni Dedeu, que este lunes ha presentado todos los informes de resultados del ámbito hospitalario, salud mental y adicciones, sociosanitario y atención primaria durante el 2015. El epidemiólogo y presidente del consejo de administración del AQuAS, Toni Trilla, ha añadido que no sólo se trata de concentrar las intervenciones en los equipo quirúrgicos, sino que el hospital también tiene que estar dotado "de un buen servicio de cuidados intensivos y de personal especializado".

El código ictus, el protocolo de Salud para dar una respuesta inmediata en el territorio catalán a esta patología, también ha mejorado los tiempos de intervención en esta enfermedad. La mediana de tiempo desde que el enfermo llega al hospital hasta que se le hace una trombólisis intravenosa (la técnica para destruir los coágulos que obstruyeron los vasos sanguíneos) se ha reducido un 20% desde 2011. El tiempo ha pasado de 55 minutos hace cinco años a 40 en 2015.

Suspenso en obesidad y tabaquismo

Pero aparte del éxito en cirugía oncológica, los resultados de la actividad sanitaria en 2015 también han arrojado carencias en algunos ámbitos, según Salud. Por primera vez en este siglo, aumenta el índice de mortalidad a 30 días (desde que ingresas en el hospital o eres dado de alto) por algunas enfermedades seleccionadas, como el ictus, la rotura de cuello de fémur o el infarto, entre otras. Las últimas dos veces que este índice cambió su tendencia a la baja y se disparó fue en 1918, por la gripe española,  y en 1939, tras la guerra civil. Los expertos señalan que no hay un motivo claro de este cambio tercio y apuntan a una fluctuación habitual de la mortalidad. "No es que los enfermos se hayan dado de alta precozmente y se vayan a a casa con una gravedad mayor y fallezcan", ha aclarado Trilla.

Pese a que las tasas de hospitalización por complicaciones de la diabetes están entre las más bajas de toda Europa, Dedeu y Trilla han insistido en que quedan algunas tareas pendientes en cuanto a mejorar los índices de obesidad y tabaquismo. "La obesidad en la población infantil está alta y tendríamos aque hacer mirar los hábitos culturales tradicionales. La reducción del tabaco, por su parte, tampoco se hace a la misma velocidad que otros países europeos", ha indicado el director del AQuAS.


La atención sanitaria bien organizada mejora sus resultados

No hay comentarios:

Publicar un comentario