viernes, 17 de junio de 2016

Por qué las bebidas calientes producen cáncer

La Organización Mundial de la Salud asegura que el té, el café o el mate eleva el riesgo de tener un tumor de esófago si se consumen a más de 65 grados

Después de años de debate y de numerosas investigaciones científicas, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) concluye que no hay razones para pensar que el café eleva el riesgo de sufrir un cáncer y que, por el contrario, podría tener cierto efecto protector en ciertos tumores. El informe de este organismo dependiente de la Organización Mundial de Salud (OMS) es tranquilizador para los millones de personas que cada día se toman un café al día, aunque también llega con una advertencia: consumir cualquier bebida muy caliente, ya sea café, té, mate o incluso agua de forma continuada puede elevar el riesgo de tener cáncer de esófago. He aquí diez preguntas y respuestas para entender los detalles del análisis del IARC
  • ¿Qué dice exactamente el informe IARC?

Tras estudiar minuciosamente más de un millar de estudios científicos concluye que «no hay evidencia científica que demuestre su efecto carcinógeno» y que, por tanto, no debería clasificarse como una sustancia capaz de desencadenar la aparición de un tumor. Hace 21 años, la misma agencia elaboró un informe similar pero entonces lo clasificó como una sustancia «posiblemente cancerígena», por estar relacionada con el cáncer de vejiga y lo situaba en el Grupo 2B, en el mismo nivel de peligrosidad de la carne procesada. Ahora el café pasa a la categoría 3

  • ¿Eso significa que beber café es totalmente seguro y beneficioso para la salud?

Dana Loomis, una de las responsables de esta nueva monografía del IARC no lo afirma claramente. «(El trabajo) no muestra que sea totalmente seguro... pero hay razones para estar más tranquilos que hace unos años», dijo durante la presentación del análisis. Los estudios que se han evaluado muestran que beber café no eleva el riesgo para cáncer de páncreas, de mama, próstata y de vejiga y que incluso puede proteger frente a los tumores endometrio y de hígado. No hay una evidencia clara para otros 20 tipos de tumores, ni a favor ni en contra.
  • ¿El informe es tranquilizador?

Miquel Porta, investigador del Instituto de Investigación del Hospital del Mar (IMIM) coincide con Loomis en que el estudio es «tranquilizador» y sus conclusiones deben interpretarse de forma «muy positiva». «La mayoría de los efectos de salud del café son positivos, pero como siempre hay que consumirlo con sentido común. Puede tener efectos positivos en la diabetes, la enfermedad cardiovascular y en otras patologías crónicas, pero sabemos que si se abusa puede generar intranquilidad, nerviosismo y causar cierta dependencia», recuerda.
  • ¿Y si el café se toma muy caliente, entonces sí es peligroso?

El estudio indica que el café por sí mismo, por sus componentes, no es carcinogénico. Pero también confirma que las bebidas calientes sí pueden serlo, no por sus ingredientes sino por la temperatura a la que se ingieren. Ya sea café, té, agua, mate... Tomarlas a una temperatura superior a 65 grados favorece la aparición de cáncer de esófago. El IARC califica este riesgo al mismo nivel que la carne roja. «No pasa nada por tomarse un día un café o un té muy caliente. Eso no va a desencadenar la aparición de un tumor. El problema es cuando se toma de forma continuada como se hace en algunas poblaciones de América del Sur, Turquía, China, Irán o Japón.
  • ¿Por qué una bebida caliente puede causar cáncer? ¿Cuál es el mecanismo de acción?

«El calor produce irritación y si se toman bebidas de forma continuada a alta temperatura, esa irritación se convierte en una inflamación crónica del tejido del esófago que genera a su vez una proliferación celular para repararlo y un mayor riesgo de que se produzcan mutaciones cancerígenas», explica Josep Ramón Germá, director científico del Instituto Catalán de Oncología (ICO). Esa relación entre el consumo de bebidas muy calientes y el cáncer ya se sospechaba, «pero el análisis de la Agencia de Investigación del Cáncer lo confirma», apunta Germá.
  • ¿Y por qué no produce cáncer oral?

«La Naturaleza es sabia. Probablemente, el tejido que recubre la cavidad oral tiene una mejor respuesta al calor o al frío», indica el director científico del ICO.
  • ¿Es peligroso el cáncer de esófago?

Suele tener mal pronóstico porque no se suele identificar en las etapas más precoces. «El primer síntoma suele ser la incapacidad para tragar bien, y en ese momento el tumor ya puede tener un tamaño de 3 o 4 centímetros», señala el director del ICO.
  • ¿Y el carajillo, ese café tan español que añade un chorrito de brandy, es peligroso?

El informe de la agencia de la OMS no dice nada al respecto, «pero esa bebida tan española se toma caliente y añade alcohol, un carcinógeno conocido, por lo que sí que podría elevar las posibilidades de sufrir un cáncer de esófago» 


Hay que tener precaución con las bebidas demasiado calientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario