viernes, 31 de octubre de 2014

Mitos y realidades sobre la prevención del cáncer

La palabra «cáncer» despierta miedo en los corazones de los estadounidenses. Mucha desinformación sobre el cáncer alimenta dicho miedo. ¿Podemos realmente hacer algo para evitar estas enfermedades? ¿De todas maneras, no son la mayoría de los cánceres inevitables? Aquí detallamos algunos de los mitos sobre la prevención del cáncer y las últimas realidades:


MITO: No hay nada que yo pueda hacer para prevenir el cáncer.
REALIDAD: ¡Equivocado! Hasta dos tercios de todos los cánceres pueden ser evitables si usted evita el tabaco, come saludablemente, hace ejercicio regularmente, se protege del sol, limita o evita el consumo de alcohol y se hace los exámenes de detección precoz recomendados.


MITO: La mayoría de los cánceres son hereditarios.
REALIDAD: Se estima que solo un 5 al 10% de todos los cánceres son verdaderamente hereditarios. En la actualidad, las pruebas pueden determinar si una persona con marcados antecedentes familiares de cáncer de mama o colon es portadora de los genes alterados que la ponen en alto riesgo de contraer estas enfermedades.


MITO: Qúe comer—o no comer—para evitar el cáncer es demasiado complicado para que la gente normal pueda seguirlo.

REALIDAD: Seguir ciertas pautas básicas sobre cómo comer saludablemente puede ayudarle a prevenir el cáncer, además de una serie de otros problemas de salud. Coma por lo menos cinco porciones de frutas y vegetales todos los días, además de cereales completos. La investigación ha demostrado que la gente que come más frutas y vegetales tiene menor riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. Consuma de dos a tres porciones de productos lácteos bajos en grasa o sin grasa todos los días por su calcio. El calcio puede proteger contra el cáncer colorrectal.

La obesidad ha sido asociada con un riesgo mayor de muchos tipos de cáncer. Una alimentación nutritiva combinada con actividad física regular puede ayudarle a mantener un peso saludable y a disminuir su riesgo de cáncer. La actividad física moderada se define como 30 minutos o más, cinco veces a la semana.


MITO: He fumado por más de 20 años y el daño ya está hecho. Es demasiado tarde para dejar de fumar.

REALIDAD: Nunca es demasiado tarde. Los fumadores que paran antes de los 50 años reducen a la mitad su riesgo de morir en los próximos 15 años, en comparación con aquellos que siguen fumando. Fumar es la causa individual más evitable de enfermedad, responsable del 87% de todos los cánceres de pulmón y del 30% de todas las muertes por cáncer. También pone a la familia del fumador en riesgo de contraer enfermedades pulmonares.


MITO: Se ha demostrado que el consumo de alcohol disminuye el riesgo del cáncer.
REALIDAD: A pesar de que algunos estudios han demostrado que el consumo limitado de alcohol puede ser beneficioso para el corazón, su consumo ha sido vinculado al cáncer de colon, mama e hígado. Cuando se combina con el fumar, el alcohol aumenta considerablemente el riesgo de cáncer de cabeza y cuello. Si usted bebe, es mejor limitar el consumo a una copa diaria para las mujeres y no más de dos para los hombres.


MITO: Tabaco para mascar y el rapé son alternativas inocuas a los cigarrillos.
REALIDAD: El rapé y el tabaco para muscar no tienen nada de saludables. Son tan adictivos como el cigarrillo, y pueden causar cánceres de garganta y boca.


MITO: El uso de las camas solares no causa cáncer de piel.

REALIDAD: Las camas solares producen la misma radiación ultravioleta que el sol. Cualquier bronceado (no importa como lo haya conseguido) es una señal de piel dañada. Para prevenir el cáncer de piel, limite su exposición al sol o a los salones de bronceado, use un filtro solar SPF 15 o más alto cuando está afuera, y cúbrase con ropa protectora y anteojos.


MITO: Solo la gente con un alto riesgo de cáncer necesitan hacerse exámenes de detección precoz.
REALIDAD: Todos los adultos deberían hacerse exámenes de detección precoz de cáncer, ya que la detección precoz ofrece la mejor posibilidad de un tratamiento exitoso.



Nunca es tarde, aunque parezca lo contrario

No hay comentarios:

Publicar un comentario