Publicitat

miércoles, 8 de octubre de 2014

Ejercicio y cáncer

Existen suficientes evidencias científicas que demuestran que una vida activa físicamente puede proteger, fundamentalmente, frente al cáncer de colon y de mama. Además, la actividad física regular contribuye a mantener el peso en los límites adecuados.

Por qué es saludable. Se ha observado que, independientemente de la edad a la que se comience a realizar ejercicio físico, se obtiene un beneficio frente al cáncer. Nadie es demasiado joven o demasiado mayor para mantener una vida activa y beneficiarse de los efectos positivos de la realización de una actividad física de forma regular. 

¿Se necesita un chequeo médico? La mayoría de los adultos no necesitan un chequeo médico para comenzar a realizar una actividad física moderada, sin embargo, para deportes que requieran un gran esfuerzo es aconsejable que ante determinadas circunstancias consulte con su médico:
  •     Enfermedad crónica como alteraciones cardiacas, hipertensión, diabetes, obesidad u osteoporosis.
  •     Mujer mayor de 50 años o varón de más de 40.
 
Recomendaciones para mantener una vida activa

Adultos: es recomendable que realicen ejercicio moderado al menos durante 30 minutos, cinco días a la semana.

En niños y adolescentes: es recomendable al menos 60 minutos.


Incorpora actividades físicas en tu vida diaria como:
  •     Subir y bajar escaleras a pie.
  •     Si es posible, ve andando a tu trabajo. Si utilizas metro o autobús bájate una parada antes y finaliza el trayecto a pie.
  •     Cuando estés viendo la televisión, aprovecha para hacer ejercicio (bicicleta estática, por ejemplo).
  •     Elige el deporte que más te guste e intégralo como parte de tus actividades diarias.



Una vida activa físicamente puede proteger frente al cáncer

No hay comentarios:

Publicar un comentario