miércoles, 16 de julio de 2014

Consejos para prevenir el cancer de piel este verano

El riesgo de cáncer de piel es alto si te expones al sol durante un tiempo prolongado, fuera de las horas recomendadas, y sin tomar las precauciones necesarias. Inevitablemente, queremos disfrutar el verano y si estamos en la playa, los beneficios de los baños de mar y el sol pueden ser muy tentadores. Por ello, veremos algunos consejos para la prevención del cáncer de piel, para que disfrutes de tus vacaciones de una manera responsable.

No tomar sol en horas de riesgo

Prevenir es curar. La forma más simple de prevenir quemaduras solares y disminuir el riesgo de cáncer de piel por exposición al sol es evitar el horario de mayor riesgo. Por ello, te recomendamos que entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde te protejas del sol directo, y si estás descansando al aire libre busca un lugar con sombra. Llevar una sombrilla es igualmente fundamental.

Si quieres un baño o prácticar deportes en la playa, hazlo a primeras horas de la mañana o espera a las horas cercanas a la salida del sol.

Asimismo, debes llevar vestimenta todo el tiempo; cuantas más partes del cuerpo estén cubiertas, mayor será la protección y menor el riesgo de cáncer de piel. Siempre debes usar sombrero y lentes de sol; además de vestimenta especial contra el sol de ser necesario.

Usar protector solar

A la hora de prevenir el cáncer de piel es fundamental cuidar la piel del sol y evitar las quemaduras. Por ello, debes usar protector solar para que los rayos ultravioletas provoquen un daño menor a la piel. ¿Qué protector solar elegir? En este asunto, el factor de protección solar (FPS o SPF en inglés) no debe ser menor a 15. Este factor indica cuántas veces más demorará el sol en quemar tu piel.

Si bien elegir el FPS depende del tipo de piel, es recomendable usar un protector solar factor 50, ya que de esta manera evitarás que hasta un 98% de los rayos UV afecten tu piel. Además, cuanto mayor sea la barrera puesta contra el sol, menor será el envejecimiento de la piel.

Para que el protector solar cumpla efectivamente con su cometido debes aplicarlo sobre tu piel media hora antes de salir de tu casa y cada dos horas. En caso de que te des un baño de mar o si transpiras al hacer ejercicio, entonces deberás aplicarlo nuevamente.

Evitar las camas solares

Los bronceados pueden ser fatales. Además de los riesgos de exponerse al sol, hay quienes visitan el spa para usar las camas solares y salir con un estupendo bronceado. Sin embargo, el costo de esta vanidad es alto, ya que la emisión de rayos ultravioletas de las camas solares es 12 veces más grande que al exponerse al sol. Por eso mismo, las posibilidades de desarrollar los distintos tipos de cáncer de piel, es decir, carcinoma basal,espinocelular, y melanoma se multiplican en 1.5, 2 y 3 veces respectivamente.

Revisa tu cuerpo

Además de prevenir el cáncer de piel como te hemos indicado, es importante la detección temprana para actuar de inmediato y evitar mayores consecuencias.

En este sentido, además de ir al dermatólogo una vez al año para un examen de rutina, es fundamental que revises tu cuerpo por entero una vez al mes, desde la planta de los pies hasta la cabeza, usando espejos para ello. Debes incluir las axilas, los genitales y el cuero cabelludo.

Si notas un lunar o una mancha que no tenías, que no se ha ido en semanas, o que ha cambiado de tamaño y color, debes consultar a un médico.

Esperamos que tomes nota de estas precauciones para la prevención del cáncer de piel. Protege la piel del sol y no dejes que los niños pequeños tengan exposición directa, ya que son mucho más sensibles a los efectos dañinos del sol. Asimismo, recuerda que si bien el sol es bueno para producir vitamina D, no es la única manera, hay varios alimentos ricos en vitamina D que puedes incorporar a tu dieta.


 
Prevenir es curar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario