viernes, 7 de octubre de 2016

Expedientado el Hospital de Igualada por la muerte de un paciente

Un joven falleció de una peritonitis debida a una apendicitis diagnosticada tarde


El Departament de Salut de la Generalitat ha abierto un expediente sancionador al Hospital de Igualada (Barcelona) por la irregularidades detectadas en el caso de la muerte de un joven de 24 años a causa de una peritonitis provocada por una apendicitis que le fue diagnosticada con tres días de retraso.

El departamento de Salud, que a finales del mes de agosto abrió un expediente informativo para esclarecer las circunstancias de la muerte del joven, ha informado en un comunicado que ha detectado "presuntas irregularidades durante la investigación".

También ha recomendado al Servei Català de la Salut que inicie de oficio un expediente de responsabilidad patrimonial para indemnizar por los daños causados por esta muerte.

Fuentes del departamento de Salut han indicado que no se ha tratado de una negligencia médica sino de un asunto de "organización", aunque el Hospital de Igualada, del Consorci Sanitari de l'Anoia, ha cambiado a los responsables de Urgencias y de la Dirección Asistencial.

MEDIDAS DE MEJORA

En cualquier caso, Salut ha requerido al hospital que implemente una serie de medidas de mejora, que no ha detallado, y le ha anunciado que "realizará una supervisión de esta implementación".

La dirección del Hospital de Igualada ha reconocido que la Subdirección General de Evaluación e Inspección Sanitarias y Farmacéuticas del Departamento de Salud le entregó ayer su dictamen en el que les indican que "deberán introducir mejoras en algunos protocolos y en los mecanismos de coordinación y traspaso de información entre los profesionales del Servicio de Urgencias".

El Hospital de Igualada ha recordado que el pasado 7 de septiembre entregó a Salut un informe clínico del caso donde se detectaron "algunas carencias en los procesos dado que se produjo un retraso en el diagnóstico y disfunciones de coordinación entre los profesionales que atendieron al paciente".

En un comunicado, el Hospital de Igualada asegura que ya ha "tomado medidas de mejora" como cambiar los protocolos en Urgencias, "mejorar los registros de seguimiento, control y traspaso de los pacientes entre los profesionales". El centro también ha negado que se tratase de una negligencia médica la que causó la muerte del joven Gabriel P.E., cuyos padres se reunieron el pasado martes con el gerente del hospital que les informó de la investigación interna.

Los padres salieron de la reunión insatisfechos con las explicaciones y anunciaron que estaban estudiando la presentación de una denuncia, aunque esperarían al resultado del informe del departamento de Salud.

La madre del fallecido, Carmen E., ha explicado al diario 'Regió-7' que el gerente del hospital les reconoció que fue un error no haber hecho alguna prueba a su hijo el segundo día que acudió con dolores a urgencias del hospital.

"Alegaron que mi hijo parecía que estaba mejorando durante las dos primeras visitas y han acabado concluyendo que no hubo ninguna negligencia en la atención médica y que todo fue fruto de un cúmulo de complicaciones", ha revelado la madre del joven, que ha asegurado que le prometieron que cambiarían los protocolos "para que no vuelva a suceder".

JOVEN FUTBOLISTA

El caso sucedió el pasado 16 de agosto cuando el joven, que era futbolista, acudió a urgencias del Hospital de Igualada con fuertes dolores abdominales que le impedían sostenerse de pie, aunque los médicos le diagnosticaron una gastroenteritis.

Como los dolores persistían acudió de nuevo a Urgencias el día siguiente y también le dieron el alta, pero cuando acudió por tercera vez el día 18 los médicos le detectaron que tenía una apendicitis que ya había derivado en peritonitis y la infección se le había extendido.

El joven murió tres días más tarde en el Hospital Clínic adonde fue trasladado en estado crítico.



Hospital de Igualada, expedientado por negligencia médica

No hay comentarios:

Publicar un comentario