Publicitat

lunes, 23 de mayo de 2016

«Todo esto se va a la mierda»

La asociación de Laringectomizados cerró ayer sus puertas. Su presidente entregó en la Diputación una carta en la que Alle se desentiende de todos los enseres y obligaciones de la sede de Juan XXIII

León 21/5/16- Puede que esta vez sea cierto. El presidente de Alle (Asociación de Laringectomizados de León), la asociación de ayuda a los laringectomizados, Gumersindo Rodríguez, llevó ayer a la Diputación las llaves de su sede de Juan XXIII e hizo entrega de un documento en el que hacían entrega a la institución provincial de todos sus bienes y enseres, así como de las responsabilidades que disfrutar del inmueble les acarreaba.

Asimismo, en la carta indican que la caja fuerte de la asociación guarda la medalla de oro que el Ayuntamiento les concedió en 2006. «Ya ve, todo esto se va a la mierda después de 25 años», lamentaba ayer Gumersindo Rodríguez, que recordaba que durante los últimos tres años han subsistido gracias a los donativos de La Caixa, a las ayudas de un laboratorio farmacéutico, a los 25.000 euros del primer premio con el que Farma Industria les reconoció por tener la mejor atención de toda España y a las cuotas de los asociados.

«La hipoteca de 2014 y 2015 la hemos pagado con nuestro dinero», denuncia. El responsable de Alle hace hincapié en la importancia que ha tenido una asociación que «aquí no se valora». «Hemos ayudado a miles de personas a recuperar su voz», subraya. El presidente de Alle recordaba ayer los premios y reconocimientos que han recibido en estos 25 años. «Como cuando nuestra terapia para que los enfermos recuperaran el olfato y el gusto se publicó por la OMS y hoy se utiliza hasta el Japón. Aquí han venido investigadores de universidades de todo el mundo para ver cómo trabajamos y hemos tenido pacientes de decenas de países», sostiene.

Gumersindo Rodríguez asegura que el aval que la Diputación les exige para darles la subvención de 2014 está entregado en registro. ««Nos lo concedió La Caixa en abril de 2016. Ese aval se entregó en la Diputación tras pasar por el notario», defiende. El presidente de Alle denuncia que la razón por la que desde la institución provincial se empeñan en asegurar que el aval no ha sido presentado se debe a que intentaron que La Caixa cambiara los términos para que éste tuviera un plazo ilimitado. «Dijeron que era para que no dedicáramos el inmueble a otras cosas», lamenta.

Compromiso de la Diputación

Por su parte, el diputado Francisco Castañón aseguraba ayer que esta semana envió una carta a la asociación en la que les trasladaba el compromiso de la Diputación. «Queremos que Alle siga funcionando. Lo contrario no tiene sentido. Fíjese que hemos incluido en los presupuestos una partida de 9.000 euros para ellos. Espero verme con Gumersindo Rodríguez cuanto antes para llegar a una solución», precisaba el vicepresidente primero de la Diputación.



La dura lucha diaria de las asociaciones de laringectomizados

No hay comentarios:

Publicar un comentario