Publicitat

martes, 24 de mayo de 2016

Preguntas de uso frecuente antes y después de una laringectomía total

¿El cáncer laríngeo es contagioso?

Ningún cáncer es contagioso y el de laringe tampoco. No hay ningún problemas por el uso común de los baños, servicios etc. Incluso las mucosidades que a veces pueden quedar en algún sitio afectan para nada a quien las toque.



¿Qué es una laringectomía total y sus consecuencias?
Es la extirpación total la laringe, en cuyo ámbito se encuentran las cuerdas vocales que también quedan extirpadas por lo que perdemos la voz. Por la laringe también pasa el aire que entra y sale de los pulmones, por la nariz o por la boca y que permite respirar.

Las principales consecuencias son que el cuello se queda un poco más plano, se pierde la voz y respira por la abertura del cuello llamado estoma, se pierde parte del gusto y el olfato.



¿Podremos comer con normalidad?

La función de comer no queda afectada de forma significativa, los alimentos llevaran el mismo camino que antes. La radioterapia suele afectar a la boca de modo provisional. Una vez terminadas las sesiones, a los pocos días, la normalidad vuelve a ser total. Tan solo puede quedar algún resquicio de falta de salivación. Pero de forma poco significativa.



¿En que grado afecta al olor?

Como queda dicho, después de la cirugía espiramos por el estoma, el aire no pasa por la nariz, que es donde están las glándulas olfativas lo cual dificulta el poder oler. Hay algunos olores como la gasolina, el humo, el tabaco y otros que si se perciben. De cualquier manera hay métodos para ejercitar el paso del aire por la nariz a la boca y poder recuperar, al menos en parte, el sentido del olfato.



¿Cuánto tiempo deberemos usar la cánula?

Después de la operación se coloca una cánula para evitar que el estoma se cierre y que tendremos que usar mientras el médico otorrino lo considere oportuno. Solo dicho médico puede decidir cuando dejar de usarla. En caso de duda una manera de valorar su necesidad es si al meterla y sacarla nos raspa. En caso positivo significa que es necesario y en caso negativo podremos prescindir de ella a ratos. Pero dejarlo de modo definitivo solo el médico nos lo puede decir. Dependiendo de cada uno de nosotros puede quitárnosla en meses, años o nunca.



¿Cómo se limpia la cánula?

La cánula debe limpiarse varias veces al día para evitar que la mucosidad se pegue. Está compuesta de dos partes, una exterior y otra interior, una dentro de otra. Se puede limpiar solo la interior o las dos. La interior se limpia cada vez que notemos que tiene moco y se puede hacer pasando agua del grifo con un poco de presión y después secarla, siempre, con papel, por ejemplo. Una o dos veces al día, por lo menos, hay que limpiar las dos partes retirándola del estoma y con agua y jabón. Igualmente hay que secarla totalmente. Existen unas escobillas apropiadas para la limpieza de la cánula. Nunca limpiar con objetos que puedan lijar y rallar la cánula.



¿Cómo mantener aseado el estoma?

Mientras se esté usando la cánula hay que usar un babero especial para estos caso o una gasa preparada con un agujero en el medio. De este modo impedimos que la cánula, generalmente de plata, roce con la piel y a la vez no deje salir la mucosidad. Por otra parte la boca del estoma debemos limpiarla con un paño húmedo teniendo mucho cuidado de que no escurra agua hacia dentro. También se puede cuidar con un poco de aceite lubricante para niños. El resto del cuello se puede cuidar con un poco de crema hidratante, Nivea o similar.



¿Tenemos que llevar el cuello tapado?

Dado que respiramos por el estoma este debe llevarse siempre tapado para evitar que nada entre a los pulmones o que salgan mocos al exterior. A parte de eso nada es imprescindible. Por estética o comodidad se pueden usar toda clase de prendas que consideremos apropiadas teniendo muy en cuenta que estén hechas con material transpirable. También hay filtros muy apropiados que a la vez hacen efecto nariz, filtrando el aire. En caso de que algún objeto extraño entre en el estoma hay que procurar toser fuertemente hasta que salga expulsado.



¿Hay que recibir radioterapia después de la operación?

Si en la mayoría de los casos, no todos. A veces también quimioterapia. Depende de los oncólogos tanto la decisión como las dosis. Se hace para prevenir posibles expansiones de los tumores.

Los efectos de la radioterapia se centran en el cuello, boca y cansancio general. El cuello se cuida con cremas especiales, la boca hay que protegerla con comidas suaves y no ácidas, todo según consejos de los enfermeros. Hay que procurar llevar vida normal, dentro de lo posible. Los efectos empiezan a desaparecer a los 10-15 días de terminado el tratamiento. No suele afectar al cabello.



¿Volveré a hablar?

Este es el principal problema con el que se enfrenta el Laringectomizados. La respuesta es positiva. Una gran mayoría de los laringectomizados consigue hablar, más o menos bien, después de la correspondiente adaptación y aprendizaje. Se puede empezar a aprender cuando terminen los efectos de la radiología.

Hay varias maneras de aprender a hablar que trataremos de resumir.

La principal es la voz esofágica. Consiste en inyectar aire en nuestro esófago para soltarlo inmediatamente. El sonido que produce es parecido a un eructo y modulándolo debidamente producen el habla. La mayoría de los laringectomizados consigue hablar por esté método. No es fácil decir cuanto dura el aprendizaje. Lo mejor es tomárselo con calma y no imponernos metas.

Otro método muy conocido es a través de una prótesis que permite que el aire pase a la boca y de ese modo articular las palabras. Es más fácil pero tiene contraindicaciones que en muchos casos lo hacen desaconsejable.

Por medio de un aparato electrónico llamado laringófono o laringe artificial. Es parecido a un pequeño micrófono que se coloca bajo la barbilla y al hacer el efecto del habla vibra produciendo un sonido metálico y monótono pero inteligible. Solo se recomienda cuando los otros dos métodos no funcionan.



¿Qué cuidados debemos tener con el agua?
Por el estoma puede entrar agua con facilidad si no tenemos mucho cuidado. En principio no podremos nadar ni estar en aguas donde una caída nos lleve a que el agua nos cubra. Entraría por el estoma y sería muy peligroso.

Para la ducha y limpieza en general vasta procurar que el agua resbale por los laterales del cuello sin que pueda entrar. El lavado del pelo se puede hacer con el cuerpo en ángulo recto, mirando hacía abajo y la ducha, de teléfono siempre, por encima de la cabeza. Es muy importante que la espuma no entre por el estema.

Al principio es un poco engorroso y tiende a ponernos nerviosos pero con el tiempo se puede hacer con total comodidad. También venden unos aparatos protectores, pero que no evitan el tener que poner todo el cuidado posible.



¿Podremos hacer ejercicios físicos?

Una vez recuperada la normalidad, terminada la radioterapia y sus consecuencias, no hay impedimento alguno para hacer ejercicios de todo tipo. Siempre teniendo en cuenta nuestro estado de forma, es decir, podremos seguir haciendo los ejercicios que hacíamos antes y los que correspondan a nuestra edad. Incluso se recomiendan ejercicios suaves para el cuello y los hombros a practicar a diario. Con la cánula puesta podremos sentir falta de aire en algunos momentos. En ese caso acomodarnos a ejercicios menos costosos.



¿Se puede seguir trabajando después de la operación?

Depende mucho de donde trabajásemos antes. Aún después de aprender a hablar nunca tendremos la fluidez de antes, tampoco podremos hacerlo en ambientes de polvo o demasiada humedad, en ocasiones la movilidad de los hombros queda reducida. Normalmente después de este tipo de operación conceden la incapacidad laboral permanente sin ningún tipo de problemas. En cualquier caso si deseamos seguir trabajando será conveniente consultar al médico antes de tomar una decisión al respecto.



¿El clima puede influir en la recuperación?

Es aconsejable permanecer en un clima o ambiente con humedad adecuada para mantener las secreciones aguadas, donde no haya polvo, olores fuertes u otra forma de contaminación. Para mantener la humedad basta con usar un vaporizador o colocar un recipiente con agua caliente evaporándole. También es conveniente beber bastante líquido.

 

¿Es peligroso que me salga sangre al toser?

A veces, sobre todo por la mañana, puede que las mucosidades se acumulen y sequen. Al expulsarlas puede ocurrir que salgan con un poco de sangre, sobre todo durante las primeras semanas. Esto no lleva ningún peligro ni riesgo. Para facilitar la secreción de estos mocos es bueno hacer vahos y si son muy persistentes podemos usar unas gotas de suero fisiológico para ayudar a disolverlos.

Si la sangre es más fluida y persistente habrá que ir a urgencias rápidamente.



¿Podremos volver a hacer vida normal?

Por supuesto que si. Desde que nos dan la noticia de que tenemos cáncer hasta pasados unos meses de la operación no es fácil conseguir esa vida normal. Pero una vez que se pasan los síntomas de la radio/quimio y empezamos a soltar las primeras palabras podemos hacer una vida como antes o parecido.

En familia será mucho más fácil que fuera de ella. Para empezar hay que comentar que la labor de la familia es fundamentas en este proceso. Sobre todo de los más cercanos. Necesitarás todo el cariño y cuidado que se te pueda dar. Incluso la vida íntima no tiene por qué cambiar, incluida la relación sexual.

Fuera de casa hay que procurar no romper con las amistades. Al principio puede haber un cierto distanciamiento pero hay que hacer todo lo posible por recuperarlo cuanto antes. Otro tipo de relaciones también se debe recuperar, como hacer gestiones en Bancos o comercios. Si no nos entienden con gestos procuraremos llevar siempre una libreta para escribir lo que deseemos. También es importarte cuidar el aspecto físico, ir tan arreglados como antes o más. Nunca dar la impresión de estar inválidos o decaídos. 




Estar bien informado es muy importante para el laringectomizado

No hay comentarios:

Publicar un comentario