miércoles, 17 de junio de 2015

A la garganta también le puede dar cáncer: ¡cuídala!

¿Cada cuánto piensas en tu garganta? ¿Cuándo te acuerdas de ella? Tengo algunas respuestas que quizás encajen con las tuyas. Muchas personas piensan en su garganta cuando tienen gripe y sienten malestar o garraspera. Otras se acuerdan de su garganta cuando han ido a conciertos o a eventos deportivos en donde han gritado tanto que al día siguiente amanecen sin voz y con un fuerte dolor de garganta. Pero te apuesto a que muy pocas veces has pensado que el cáncer también puede dar en la garganta. Aquí te cuento más sobre el cáncer de la garganta.

La garganta es como los pies: sólo te acuerdas de ella cuando aparece un dolor u otra molestia como tos, o dificultad para tragar. ¿Qué tal que la molestia se tratara de cáncer de la garganta? Si fumas, tomas alcohol, eres hombre, y tienes más de 50 años, estás en alto riesgo de desarrollar cáncer de la garganta.

Es probable que no conozcas a mucha gente que lo padezca, pero eso no significa que el cáncer de la garganta no exista.

Como con cualquier otro tipo de cáncer, el cáncer de la garganta se desarrolla cuando se da una mutación genética que ocasiona un crecimiento descontrolado de las células de la garganta. ¿El resultado? La acumulación de células y formación de tumores. Esto puede estar propiciado por algunos de los factores mencionados anteriormente (fumar, beber, etc.).

Pero antes de entrar en materia, es bueno aclarar qué es la garganta. Seguro piensas que es ese tubo que está adentro de tu cuello, pero ¡te equivocas! La garganta es mucho más grande: es un músculo en forma de tubo que se extiende desde la parte trasera de la nariz hasta la parte final del cuello. El cáncer de la garganta puede afectar diferentes partes, teniendo en cuenta que la garganta se extiende por aproximadamente 5 pulgadas. Es por eso que cuando se habla del cáncer de la garganta, se hace referencia a diferentes tipos de cáncer, de acuerdo con la parte afectada:
  •     Cáncer nasofaríngeo: este cáncer se sitúa justo detrás de la nariz, al inicio de la garganta.
  •     Cáncer orofaríngeo: este se refiere al cáncer que comienza en la mitad de la garganta desde las amígdalas hasta donde termina la caja que contiene las cuerdas vocales.
  •     Cáncer hipofaríngeo: se da origen en el inicio del esófago y la tráquea.
  •     Cáncer glótico: se enfoca en las cuerdas vocales.
  •     Cáncer supraglótico: afecta particularmente la epiglotis, esa parte de tu garganta que te ayuda a que los alimentos sigan su camino y no se vayan a la tráquea. Este tipo de cáncer, como su nombre lo indica, comienza en la parte superior de la laringe.
  •     Cáncer subglótico: se localiza en la parte inferior de  las cuerdas vocales.

¿Cuáles son los posibles síntomas del cáncer de garganta?

Toma nota. Estas señales son una alerta que te puede indicar que puede haber cáncer en la garganta:
  •     Tos persistente
  •     Dolor de garganta que no se va
  •     Dolor de oído
  •     Dificultad para tragar y dolor al tragar
  •     Pérdida de peso
  •     Quistes o bolitas en la parte de atrás de la boca, el cuello o la garganta
  •     Dificultad para respirar o cambios en la voz
  •     Sangrado en la garganta

Como siempre, no me canso de repetir que la mejor medicina para cualquier enfermedad, es la prevención. Para prevenir el cáncer de garganta, sigue estos consejos:
  •     Lleva una dieta saludable, especialmente abundante en frutas y verduras.
  •     Si estás expuesto a químicos en tu trabajo, usa las protecciones recomendadas para evitar estar en contacto directo con ellos.
  •     Uno de los consejos mas sencillos es: evita el cigarrillo. Si no has empezado a fumar, no empieces. No sólo ahorrarás dinero, olerás mejor, y, como por si fuera poco, evitarás la aparición del cáncer en tu garganta y en la de aquellos que amas.
  •     Si eres fumador, deja el cigarrillo. No sólo te ayudará a reducir el riesgo del cáncer de la garganta en  ti, sino en aquellos que viven contigo.
  •     Si te gusta el alcohol, bébelo, pero con moderación o, de ser posible elimínalo de tu dieta.

Otros factores de riesgo para desarrollar cáncer de la garganta y que debes considerar son: el consumo de yerba mate (popular especialmente en Argentina, Uruguay y Brasil) y el tener el virus del papiloma humano (VPH).

El cuidado de la salud de tu garganta está en tus manos. No te esperes a que se presenten síntomas para acordarte de ella. La garganta es una parte muy importante de tu cuerpo que merece tu atención.

Y como siempre, consulta con tu médico si tienes dudas sobre este tema.


¿Cada cuánto piensas en tu garganta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario