jueves, 18 de junio de 2015

En cáncer de garganta, la ubicación es importante

Dependiendo del lugar donde se desarrolle, algunos tumores quedan aislados, crecen sin dar síntomas y otros se dispersan rápidamente
       
Los tipos de cáncer que afectan a la boca y garganta del ser humano pueden tener un comportamiento radicalmente diferente sólo por el hecho de haber surgido en lugares diferentes, con apenas un centímetro de distancia. Mientras algunos de estos cánceres quedan aislados, no crecen y no dan síntomas, otros se dispersan rápidamente a los ganglios linfáticos y además impiden que el paciente coma y respire.

Lo anterior fue explicado en entrevista con SUMEDICO por el doctor Snehal Patel, uno de los diez cirujanos más prestigiados de Estados Unidos en el tratamiento de tumores de garganta, apoyado en rayos láser.

El doctor Patel visitó México, invitado por la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Ante ellos explicó los avances en cirugías mínimamente invasivas de cáncer de laringe, las cuales ya pueden ser realizadas en este país.

El término cáncer de cabeza y cuello es muy extenso. Abarca una variedad de enfermedades y tejidos diferentes que están involucrados en funciones respiratorias, digestivas, nerviosas y de circulación de la sangre. Son decenas de tejidos diferentes  agrupados en una sola área.

Dependiendo de dónde empieza el cáncer, se comporta de manera muy distinta y afecta también diferentes funciones. Una distancia mínima, de apenas un centímetro puede implicar una diferencia radical que justifica o no una cirugía.

“Por ejemplo, un cáncer de la boca, si empieza en el paladar o techo de la boca, por lo general no produce metástasis, es decir que no sale de una pequeña área de influencia. Se distingue también porque tarda en detectarse ya que no produce tantos síntomas porque está oculto en el domo vestibular, a menos que se agrande que es cuando sí empieza a presentar síntomas”, indicó a SUMEDICO el doctor Patel, quien es también profesor en la Universidad de Cornell, localizada en el poblado de Ithaca, en el estado de Nueva York, Estados Unidos.

“Pero si el cáncer de boca estuviera localizado en la lengua, en lugar del paladar, sería descubierto mucho antes, porque entonces sí produciría muchos síntomas tempranos. Además, un cáncer de lengua seguramente se diseminará hacia los ganglios linfáticos muy rápido. Este es un comportamiento muy diferente, aunque se haya originado a unos pocos centímetros del otro cáncer que está en el paladar”, añadió

Este mismo cambio de comportamiento biológico entre dos tumores, con apenas una separación de unos centímetros, se presenta en los cánceres que son detectados en el cuello, como indica el doctor Patel. 

Los cánceres del cuello se pueden agrupar en dos grandes conjuntos: los que afectan a la laringe y a las funciones respiratorias, y los que afectan a la faringe y funciones digestivas. La mayoría de estos cánceres están relacionados con fumar y beber, particularmente los de la laringe.

“Si un cáncer empieza en las cuerdas vocales, obviamente afecta la voz de la persona, desarrollando una ronquera y por eso se podría detectar de manera temprana si la persona va al doctor. Pero si el cáncer está apenas un centímetro arriba de las cuerdas vocales, seguramente esa persona nunca verá a un doctor, hasta que el tumor esté muy grande y le afecte la respiración y la deglución. Nuevamente vemos que una distancia de sólo un centímetro dentro de la garganta resulta en dos desenlaces muy diferentes.

¿Virus Papiloma en la garganta?

El doctor Snehal Patel, explicó que en Estados Unidos la mayoría de los cánceres de cuello se presentan en la faringe y están relacionados con el hábito del tabaquismo, pero que actualmente se puede ver una tendencia nueva y muy preocupante, de aparición de tumores en la faringe, que es la parte trasera de la garganta.

“Hay muchos jóvenes que están presentando tumores en la garganta, en particular en la faringe y hoy tenemos una buena cantidad de evidencia científica acumulada para decir que este tipo de tumores es el resultado de una infección prolongada con el Virus de Papiloma Humano, el cual era conocido por provocar el cáncer cérvico uterino.

“Se trata de tumores que tienen un origen infeccioso, no como otros cánceres que tienen origen desconocido, pero esto nos permite ver que el cáncer en el cuello no es una sola enfermedad sino una colección de enfermedades con orígenes, procesos de evolución y tratamientos diferentes”, sostuvo.

El doctor Patel insistió en que los casos de cáncer de garganta relacionados con VPH han sido conocidos por datos muy recientes pero añadió que son datos tan sólidas que sí sería recomendable comenzar a pensar que esas infecciones de VPH en la garganta podrían estar relacionadas por prácticas sexuales diferentes que deberían ser hablados e incluidos en la educación de los jóvenes.

“Hay que educar a los jóvenes, a los profesores y a los padres de familia, para que conozcan la posible relación entre VPH y cáncer de faringe”, explicó.

A pesar de que el número de casos de cáncer de garganta no es tan elevado como otros tipos de cáncer, sí es posible decir que es uno de los que causa mayor daño a la calidad de vida de las personas porque les afecta la manera de hablar, respirar y comer.

Para la mayoría de estos cánceres de laringe y faringe el tratamiento tradicional incluye cirugía, radiación y quimioterapia. Esta última, la quimioterapia, no se usa como tratamiento primario, generalmente se usa combinándola con radiación.



Un centímetro puede justificar o no una cirugía

No hay comentarios:

Publicar un comentario