lunes, 22 de mayo de 2017

5 errores a evitar cuando tomes un medicamento

Todos, en algún momento, hemos usado o tomado un medicamento para remitir una dolencia, disminuir alguna molestia y, en definitiva, sentirnos mejor.

Es probable que, en este sencillo acto, hayas podido cometer alguno de los 5 errores que comentamos en este post.

Te invitamos a continuar leyendo y comprobar si haces un uso responsable del medicamento o si, por el contrario, deberías corregir alguno de tus hábitos sanitarios.

   1) No cumplir los horarios y pautas de los tratamientos que nos han prescrito. A menudo se abandona el tratamiento cuando nos sentimos mejor, lo que supone un importante riesgo de volver a recaer. Cuando nos prescriben un tratamiento, debemos cumplir la frecuencia de las dosis y la cantidad a tomar, así como respetar el tiempo estimado para dicho tratamiento, lo que garantizará su eficacia.

   2) No consultar la fecha de caducidad cuando volvemos a usar o tomar un medicamento del botiquín. Bajo ningún concepto se debe tomar un medicamento cuya fecha de caducidad haya expirado. Para evitarlo, es recomendable revisar nuestro botiquín cada 6 ó 12 meses.

   3) No leer el prospecto cuando se va a consumir un medicamento. Tanto si es la primera vez que consumimos un medicamento, como si ya se ha tomado con anterioridad, es importante leer el prospecto. De esta manera, podemos conocer información de utilidad, como la manera correcta de tomarlo o sus posibles reacciones con otro medicamento que estemos usando. Para ello, es importante conservar el medicamento en su envase original y con su prospecto.

   4) No tener en cuenta las condiciones especiales de conservación de cada medicamento.  Las condiciones especiales de conservación figuran en el envase de cada medicamento. Aunque, en general, los medicamentos se conservan en un sitio fresco, seco y preservado de la luz, hay algunos que requieren de unas condiciones especiales. Las más habituales son las de medicamentos que se conservan entre +2°C  y +8°C. Aquellos medicamentos que no mencionen condiciones específicas de conservación pueden conservarse a temperatura ambiente. Cumpliendo las adecuadas condiciones de conservación de cada medicamento, garantizamos su buen estado y, por tanto, eficacia.  

    5) Tirar a la basura los envases, vacíos o con restos de medicamentos, es un error. Estos residuos precisan de un tratamiento ambiental específico, por lo que deben depositarse en los Puntos SIGRE de las farmacias para garantizar su correcta gestión medioambiental.



¿Sabes consumir correctamente los medicamentos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario