martes, 17 de enero de 2017

El tabaquismo altera elementos genéticos del ADN ligados a aparición cáncer

El tabaquismo altera elementos genéticos móviles del ADN vinculados con la aparición y evolución de del cáncer, según una investigación de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

La investigación abre un nuevo camino para obtener nuevas dianas terapéuticas, desarrollar nuevos fármacos y también para realizar una clasificación del cáncer desde una perspectiva más genética.

El cáncer de pulmón, a pesar de los avances de los tratamientos quimioterápicos, continúa siendo la causa más frecuente de muerte por cáncer en el mundo, con una tasa de supervivencia a los 5 años de aproximadamente el 16%.

Uno de los factores más influyentes para la aparición del cáncer de pulmón es el tabaquismo, y poco a poco los investigadores van vislumbrando los mecanismos que hacen que fumar favorezca el cáncer de pulmón.

Uno de ellos parece ser la modificación química del genoma producida por el consumo de tabaco que podría alterar la regulación de los elementos genéticos móviles.

"Esta investigación demuestra que muchos compuestos que aparecen en el tabaco ejercen una acción directa sobre los elementos móviles del ADN, y que estos a su vez intervienen tanto en el origen del cáncer como, especialmente, en su evolución", ha explicado la neumóloga del SEPAR, Macarena Arroyo Varela.

"Tanto en el cáncer como tras la respuesta a la exposición de productos tóxicos, se ha observado una clara hipometilación de los elementos LINE L1 y de los SINE Alu", ha añadido Arroyo.

Los transposones son secuencias de ADN capaces de moverse de manera autosuficiente de un lugar a otro en el genoma y el simple hecho de moverse, puede acabar rompiendo genes e incluso cromosomas.

Cuando se pierde el control epigenético de los transposones, estos se reactivan, mecanismo que se ha descrito en numerosas enfermedades, entre ellas el cáncer.

"Gracias al desarrollo progresivo de las tecnologías de secuenciación conocemos hoy el genoma humano completo, y con ello sabemos cada vez más sobre la estructura, función e importancia de los transposones", ha detallado Arroyo .

"Asimismo, -ha añadido la neumóloga- se ha observado que contribuyen a que determinados tratamientos contra el cáncer, como la inmunoterapia, dejen de ser eficaces".

Según la especialista, actualmente, aún se sabe poco sobre los elementos móviles del genoma debido a la dificultad tanto a la hora de secuenciarlos como a la hora de procesarlos, por lo que todavía existen muchos interrogantes tanto de su activación como de las consecuencias que tienen, así como de la importancia de los distintos tipos de elementos móviles que existen, lo que indica que aún queda mucho trabajo por realizar.

"Sin embargo, conforme las técnicas de secuenciación y de análisis van evolucionando, vamos descubriendo que los elementos móviles del ADN cobran cada vez mayor importancia en el abordaje del tabaquismo y del cáncer de pulmón", según Arroyo.

La investigación desvela aspectos clave tanto para el diagnóstico como en la obtención de nuevas dianas terapéuticas con el objetivo de disminuir al mínimo las consecuencias del cáncer con un diagnóstico más precoz y un tratamiento con métodos menos invasivos.

"La investigación en esta dirección es fundamental para seguir avanzando en las mejoras de los tratamientos y el diagnóstico del cáncer de pulmón. También permitirá desarrollar nuevos fármacos que actúen de forma más selectiva para frenar cada tipo de cáncer. Incluso pueden hacernos cambiar la forma de ver y clasificar el cáncer, tomando más peso la parte genética sobre la histológica", ha concluido Arroyo. EFE



El fumar altera el genoma humano

No hay comentarios:

Publicar un comentario