jueves, 20 de abril de 2017

El Hospital Can Ruti practica la primera laringectomía total con robot que se realiza en España


  •     La operación, para tratar el cáncer de laringe, se llevó a cabo el 20 de febrero.
  •     Consistió en extraer toda la laringe sin incisiones y a través de la boca utilizando un nuevo robot quirúrgico.
  •     La técnica permite hacer intervenciones menos agresivas para el paciente y garantizar una mayor seguridad y una recuperación más rápida.


Médicos del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona (Barcelona) han practicado con éxito la primera laringectomía total transoral robótica que se lleva a cabo en España para tratar un cáncer de laringe.

La operación pionera se llevó a cabo el pasado 20 de febrero y consistió en extraer toda la laringe sin incisiones y a través de la boca utilizando el nuevo robot quirúrgico que ha incorporado este año el hospital badalonés, lo que le permite hacer intervenciones menos agresivas para el paciente y garantizar una mayor seguridad y una recuperación más rápida.

Según ha explicado el coordinador del bloque quirúrgico del Hospital Germans Trias, Jordi Asencio, estas operaciones se enmarcan dentro de un programa específico de cirugía robótica de cabeza y cuello que tiene este hospital, el único en el ámbito catalán.

Mediante este programa, Can Ruti es el primer centro catalán con cirujanos que, además de estar formados en estas técnicas, operarán regularmente cirugías de cabeza y cuello.

El robot adquirido por el Hospital Germans Trias es un Da Vinci con el que se practican operaciones mínimamente invasivas de diferentes especialidades como otorrinolaringología, urología, cirugía general, ginecología, cirugía torácica y cirugía pediátrica.

Se trata de un sistema quirúrgico robotizado con visión tridimensional que realiza una cirugía mínimamente invasiva mediante brazos articulados, controlados por el cirujano desde una consola, lo que permite aumentar la precisión y la seguridad.

Los profesionales que han de llevar a cabo esta cirugía asistida han recibido una acreditación después de haber seguido un período de formación indispensable para el manejo del robot.

Gracias a esta nueva tecnología, los médicos pueden disminuir la pérdida sanguínea y el dolor postoperatorio, obtener una menor tasa de complicaciones perioperatorias y patologías nosocomiales, además de reducir la estancia media y acelerar la recuperación del paciente.

"Las ventajas que ofrece la cirugía robótica están más que contrastadas a todos los niveles, y la apuesta por la cirugía robótica es un hito muy importante para este hospital, ya que, por ejemplo, marcará los planes de trabajo de nuestros profesionales", según Asencio.

"La posición ergonómica del cirujano en la consola y la visión tridimensional, junto con el manejo a distancia de los brazos del robot, permiten una actuación precisa que evita el temblor manual y disminuye en conjunto el estrés del cirujano de forma considerable", ha añadido el doctor.

El cirujano ha precisado que, además, "los instrumentos conectados a los brazos del robot, que se fabrican con diámetros de 5 a 8 milímetros, permiten llegar a lugares difícilmente accesibles. La libertad de movimientos que da esta cirugía robótica, similar al movimiento de la mano humana, compensa las limitaciones que presenta la cirugía laparoscópica convencional".



La cirugía robótica, el futuro de las laringectomías


No hay comentarios:

Publicar un comentario