lunes, 1 de diciembre de 2014

Reflujo ácido aumentaría el riesgo de cáncer de laringe.

Las personas con reflujo ácido estomacal crónico tendrían más riesgo de desarrollar cáncer de laringe, sugirió un estudio. El reflujo gastroesofágico (RGE) siempre fue considerado un factor posible de riesgo del cáncer de laringe, en gran parte porque el RGE es frecuente entre las personas con ese cáncer.

Algunos estudios relacionaron el trastorno gastroesofágico con el cáncer de laringe, pero tenían limitaciones metodológicas, indicaron los autores de la nueva investigación. Para el nuevo estudio, publicado en American Journal of Medicine, los expertos compararon a 96 hombres y mujeres con cáncer de laringe con un grupo de adultos sin la enfermedad y con la misma edad, género y etnia, tres factores importantes en el riesgo de cáncer de laringe.

El estudio halló que las personas con RGE eran dos veces más propensas que aquellas sin la enfermedad a tener cáncer de laringe.

El riesgo fue independiente del tabaquismo, un factor de riesgo conocido del cáncer. Los fumadores del estudio corrieron seis veces más riesgo que los no fumadores de desarrollar cáncer de laringe.

El RGE ocurre cuando el músculo en la base del esófago no se contrae adecuadamente, lo que permite que los ácidos estomacales pasen al esófago.

La condición está relacionada con un trastorno llamado esófago de Barrett, que puede transformarse en cáncer esofágico.

En cuanto a si el RGE es un factor de riesgo del cáncer de laringe, "quedan estudios definitivos por hacer", dijo el autor principal del estudio, el doctor Michael Vaezi, gastroenterólogo del Centro Médico de la Vanderbilt University en Nashville.

Aun así, con los nuevos resultados, cada vez más evidencia indica que el RGE favorecería la aparición del cáncer.

Vaezi dijo a Reuters Health que en un estudio previo realizado junto a su equipo halló que los pacientes con cáncer de laringe que habían tomado medicamentos contra el ácido gástrico tuvieron menos probabilidades de recurrencia tumoral.

Esta es una señal de que el RGE favorecería no sólo el inicio del cáncer de laringe, sino también su reaparición, destacó el investigador.


El reflujo puede favorecer la aparición de cáncer de laringe

No hay comentarios:

Publicar un comentario