miércoles, 7 de junio de 2017

El consumo de tabaco y alcohol provoca el 95% de los casos de cáncer de laringe

 El consumo de tabaco y alcohol es la principal causa de la aparición del 95% de los casos de cáncer de laringe, una patología cuya incidencia en Canarias es la más alta del mundo, con un total de 18 afectados por 100.000 habitantes, afirma el otorrinolaringólogo de Hospital Parque Francisco Redondo.

 Francisco Redondo puntualiza que “fumar más de diez cigarros al día y una ingesta moderada y habitual de alcohol son factores determinantes para la aparición del tumor”. Al mismo tiempo aclara que la combinación de ambas sustancias “incrementa exponencialmente su aparición así como la de tumores de faringe y boca”. En este sentido, insiste “en la eliminación de estos hábitos como uno de los elementos clave de cara a la prevención”.

 Añade que la exposición a productos químicos industriales, como el níquel o el cemento, así como el reflujo gastroesofágico y la infección por el virus del papiloma humano son otros de los factores que también repercuten en el desarrollo de esta patología.

 Francisco Redondo aclara que el cáncer de laringe representa el 2% de los tumores en varones y el 0,4% en mujeres, aunque en este segundo grupo se está detectando un repunte como consecuencia del incremento del tabaquismo que se experimentó en años pasados.

 Explica que una de las peculiaridades de este tipo de tumores es que buena parte de ellos se detecta de forma precoz. Este es el caso de los ubicados en las cuerdas vocales, que representan la mitad de los casos. La aparición de síntomas como alteraciones de la voz por espacio de más de tres semanas que no están vinculadas a procesos infecciosos, dolor de garganta y dificultad al tragar, así como la aparición de bultos duros en el cuello que crecen y que no duelen son algunas de las señales que alertan de la presencia de un tumor de laringe. A ellos se suma la obstrucción nasal, el sangrado nasal y oral y el dolor de oído persistente.

 El otorrinolaringólogo de Hospital Parque afirma que los tumores ubicados por encima de las cuerdas vocales se detectan con más dificultad, ya que su aparición va unida a síntomas más inespecíficos.

 No obstante, señala que la habitual detección precoz de esta patología hace que sea uno de los tumores que presenta mayor porcentaje de curación, con un índice de supervivencia por encima del 90%.

 Matiza que, además, el riesgo de metástasis a distancia en el cáncer de laringe es muy poco frecuente, ya que su localización en el cartílago laríngeo impide que se disemine fuera, a excepción de las zonas próximas, como la región cervical o los ganglios del cuello, lo que mejora las posibilidades de curación del paciente.

 Explica que la exploración de la zona afectada a través de un nasofibroscopio permite detectar los tumores y poder establecer el tratamiento más adecuado.

 Añade que los estadios más precoces requieren tan solo de cirugía mínimamente invasiva o tratamiento con radioterapia. En aquellos casos más avanzados, que en estos momentos apenas representa un 25% del total, se recurre a la laringectomía.


Tabaco y alcohol, más peligrosos de lo que parece

No hay comentarios:

Publicar un comentario