lunes, 15 de septiembre de 2014

Recuperación del gusto y el olfato de las personas laringectomizadas

Aunque no de forma directa, tanto el gusto como el olfato también se ven alterados a causa de la laringectomía. Son deficiencias menores pero que no por eso deben dejarse de lado ya que se pueden corregir con bastante facilidad, si no del todo si en buena parte.
 
El olfato no se ve perjudicado para nada con la operación, pero dado que el aire deja de pasar por la nariz que es donde está ubicado el sentido del olfato, este no estimula. A pesar de esto hay olores que se perciben con total nitidez, como el tabaco, la gasolina y alguno más. Eso nos dice que el olfato no lo hemos perdido. 

Para conseguir que con el tiempo no quede atrofiado lo que tenemos que hacer es ejercicios para incitar a que el aire pase por la nariz a la boca y así estimular el olfato. Hay diversos sistemas para estos ejercicios que podrán consultarse en el enlace que está al final de esta página. 

Aquí solo vamos a hablar de uno que es muy sencillo y práctico. Se trata de colocar un espejo bajo las fosas nasales y hacer sonar la nariz, que el aire salga por ella, hasta conseguir que el espejo se empañe con el vaho. Al principio se empañará muy poco o nada pero con el tiempo veremos que es empaña cada vez más. Se puede hacer con las dos fosas nasales a la vez o tapando una y otra alternativamente.
 
El gusto tampoco se ve afectado directamente por la operación, a no ser que esta implique extirpación total o parcial de la lengua. Sin embargo como el olfato y el gusto están muy unidos al no oler el sabor pierde intensidad. Por eso la importancia de no dejar que el olfato se duerma demasiado. 

Por otra parte la mayoría de los laringectomizados recibimos bastantes sesiones de radioterapia precisamente en el cuello y boca y eso sí que afecta directamente al gusto. Al terminar de recibir la radio todo vuelve a recuperarse y el gusto también si no al 100% si en su mayoría. 

También el gusto se puede estimular para que no pierda intensidad. Por ejemplo se pueden probar distintos tipos de comidas o bebidas saboreándolo en la boca como haría un jurado en un concurso gastronómico. 




El gusto no se ve afectado por la operación

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario