Publicitat

martes, 31 de marzo de 2020

¿Por qué quedarse confinado es clave para parar el coronavirus?

Quedarse en casa confinado es clave para detener el coronavirus por varias razones:

  • Puedes estar infectado, y no saberlo:
    • En algunos casos, el coronavirus no produce síntomas. De hecho, la transmisión de la infección se puede dar 1-2 días antes de los síntomas, durante todo el período sintomático y hasta 5-6 días después.
    • Desde que se contrae hasta que hay síntomas pasan 4-7 días en la gran mayoría de casos, pero pueden llegar a pasar hasta 2 semanas.

  • El virus puede sobrevivir fuera del cuerpo humano. Los estudios demuestran que el coronavirus SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta un máximo de 3 horas al aire, 4 horas sobre superficies de cobre, hasta un día en el cartón o hasta 3 días sobre plástico o acero inoxidable. El riesgo de transmisión baja, sin embargo, rápidamente con el paso del tiempo. Hay que limpiar bien las superficies y lavarse siempre las manos.

  • Si sales pones en riesgo tanto las personas con las que convives como las personas con las que estás en contacto. Cada vez que sales a la calle te expones a contraer el virus y, por tanto, incrementas las posibilidades de contagio de la familia y / o compañeros de piso y, en general, de todas las personas con las que puedes tener un contacto puntual, y pones en riesgo su salud.

  • En algún momento puedes bajar la guardia. Te puede pasar a ti o a las personas con las que tienes contacto si salid. Por mucho que conozcas las medidas de prevención, te puedes despistar y ponerte en riesgo. Tocarse la cara antes de lavarse las manos, no lavarse las manos al llegar a casa o no respetar la distancia de seguridad con otras personas son olvidos que pueden acabar pasando factura.

  • Sin saberlo, podrías ser la fuente de infección de otras personas. Si estás infectado y no lo sabes, puedes transmitir el virus a otras personas. Por lo tanto, mejor tener el mínimo contacto cercano posible con otra gente y que sea siempre de corta duración. También puedes poner en riesgo otras personas si no te tapas la boca con la parte interna del codo al toser o estornudar o si tocas objetos o superficies sin haberte lavado las manos.

  • Aún no se sabe con certeza si las personas pueden transmitir el virus una vez curadas ni se conoce bien el riesgo de reinfección. Algunos estudios indican que las personas infectadas pueden seguir excretando el virus durante más de un mes, pero aún se desconoce su viabilidad.

  • Entre todos hemos de evitar la saturación del sistema sanitario. Si todos hacemos un buen confinamiento estricto podremos colaborar a interrumpir la transmisión y reducir las personas contagiadas. El objetivo es que el número de personas infectadas sea el menor posible para no saturar el sistema sanitario y que las personas infectadas puedan recibir la mejor atención. La saturación de los recursos sanitarios favorece la expansión del virus y la letalidad asociada, a la vez que pone en riesgo la salud del resto de la población, especialmente de las personas mayores y las personas con otras enfermedades.



El confinamiento rebaja las posibilidades de contagio


No hay comentarios:

Publicar un comentario